Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Un sistema electoral que fomenta la injusticia

Por: | 23 de noviembre de 2011

Votoindignado
Foto de Nathalie Paco

Si usted cree que le han robado las elecciones, tal vez es porque se las han robado. Una vez más, la peculiar traducción votos-escaños del sistema electoral español ha creado un sistema de castas entre los electores, en donde PP, PSOE y nacionalistas se llevan el gato al agua a costa de todos los demás. En esta ocasión el asunto se ha aireado más de lo habitual, porque al protestante tradicional (Izquierda Unida) se le han unido dos partidos de implantación nacional cuyos votantes también han caído víctimas de la ley d’Hondt: UPyD y Equo. (Pueden ver en esta pieza de J.L. Aranda cómo habría quedado el Congreso con otra ley electoral).

El espinoso tema de los escaños no sería tan importante si no determinase hasta un punto insoportable la agenda política de nuestro país, casi siempre en detrimento de asuntos como la pobreza, el medioambiente y, sorpresa, la reforma electoral. Les pongo un ejemplo: Equo-Compromís ha obtenido en toda España un total de 340.926 votos, 7.298 más que Amaiur. Sin embargo, los votantes abertzales estarán siete veces más representados en el Congreso que el partido ecosocial. ¿De qué creen ustedes que oiremos hablar más en las sesiones de control al Gobierno, de los últimos 200 años de Euskal Herria o de los próximos cien años del planeta más caliente de la historia?

En el caso de los Centros de Internamiento de Extranjeros (otro asunto que preocupa a este blog), los tres partidos con representación parlamentaria que habían abogado públicamente por una reforma (IU, UPyD y Equo-Compromís) suman con sus 3.161.978 votos un total de 17 escaños; mientras que el PSOE se embolsa con algo más del doble de votos la friolera de 110 actas de diputado. Considerando que han sido los socialistas quienes sostuvieron esta excepción al Estado de Derecho, ¿creen que harán mucho para que el PP acabe con los CIE?

La regeneración democrática ha sido una de las banderas de las movilizaciones que han inundado España durante los últimos meses: asuntillos como la reforma de la Ley Electoral, el acceso a la información pública o la independencia de las instituciones de control al Gobierno. Es difícil que estos resultados les hagan cambiar de opinión. De hecho, un vistazo rápido a la relación completa de votos por partido sugiere que más de 3,6 millones de votantes habrían optado por el voto en blanco o por partidos que defienden posiciones abiertamente críticas con el modo en el que funciona nuestro sistema. Cierto que la Corte de los Milagros de los partidos pequeños mezcla opciones dignas –como el Partido por un Mundo Más Justo o el Partido Animalista- con patriotas pálidos como Plataforma per Catalunya (animalistas por otras razones). Pero el número es suficientemente relevante para ser tenido en cuenta por un gobierno cuya holgada mayoría absoluta se sustenta en menos de un tercio de todos los que estaban llamados a votar.

Millones de personas han demostrado su insatisfacción democrática antes de las elecciones y en ellas. Y harán bien en seguir haciéndolo. Una mayoría absoluta no resuelve una crisis de valores.

Hay 10 Comentarios

Sere breve pues estoy leyendo comentarios donde, con buena intencion sin duda, nos vamos por los cerros de Ubeda.
En las ultimas elecciones un diputado le " costaba" al PP 58.229 votos.
A IU un diputado le "cuesta" 152.800 votos.
Increible.
Un simpatizante del PP o del PSOE vale por tres de Izquierda Unida?
Esta claro que no.
El gran problema es la dejadez, conformismo, desgana, apatía, cachaza que estan demostrando los partidos afectados sobre todo IU.
Si nuestro voto no vale nada, hemos de luchar para canviar esta tasación.
Manifestaciones una y mil si es necesario, boicots electorales, sentadas, huelgas de voto, exposicion clara a la poblacion de que su voto esta considerado como basura.
Nadie regala nada, ante esta injusticia hemos de estar claramente convencidos de que la podemos vencer.
Suena a discurso progre de los setenta pero como decimos en Catalunya: es lo que hay ¡ ¡

Una cámara con las competencias del actual Congreso, debe conservar su carácter de representación territorial. La circunscripción unica elimina este carácter, y pretende que representen lo mismo cien mil votos repartidos por todo el estado, que cien mil votos en una comunidad determinada; una negación de la existencia de comunidades diferenciadas dentro del estado. Es cierto que el número de circunscripciones es demasiado elevado. La provincia como unidad política apenas tiene ya significado. Sería mucho más lógica una circunscripción por comunidad autónoma. Beneficiaría a todos los partidos minoritarios, incluídos los nacionalistas españoles de UPyD.

Además de todo lo dicho, me parece realmente alarmante que no haya un debate paralelo sobre el modelo de estado español, que tendrá mucho que ver con la reforma del sistema electoral.
Se dice que el Senado es una cámara que no sirve de nada: y si en vez de eliminarlo (como algunos proponen) se convirtiera en un cámara realmente territorial? Donde las decisiones de competencias, financiación, etc. se discutieran allí? El problema es que si TODAS estas decisiones se toman en el Congreso de los Diputados, es normal que los partidos "nacionalistas" (tendríamos que matizar esto, o ¿a caso UPyD no es un partido claramente nacionalista español?) tengan que jugar un papel y tener la representación que les corresponde a su territorio.

En fin, como siempre, si los debates no se enmarcan en un conjunto más amplio, quedará sesgado, incompleto y sin fundamentos.

El sistema electoral tiene cosas malas pro tiene una cosa buena, el sistema D´Hondt.

Lo malo, la división territorial donde un voto en una provincia pequeña vale mucho mas que en una provincioa grande, ademas del alto nu,mero de circunscripciones.

Lo bueno es el sistema D´Hondt que es un sistema PROPORCIONAL aunque os duela, donde al dobre de votos le corresponde el doble de escaños.

Pero claro, se critica D¨Hondt y se olvida ¿premeditadamente? todo lo demás ¿acaso con la intencion de que se instaure el sistema mayoritario?.

Yo no me atrevo a decir como sería una ley electoral ideal, porque entre otras cosas seguro que no existe. Pero que esta es una injusticia manifiesta tambien.
Y los que aplican leyes injustas a sabiendas ¿como se llaman?
Por cierto ademas de hablar, algunos como ACTUABLE ya andan recogiendo firmas para cambiar esto.

Item más. Si el sistema cambiara a un distrito único, tened por seguro que pasaría lo que ya sucede en las elecciones europeas: que los partidos nacionalistas juntarían listas para tener mejor resultado. Así, podríamos tener una lista PNV+CiU+CC+FAC+GBai+PA que habría obtenido un 6,57% de los votos y otra lista Amaiur-ERC+BNG que les daría 3,17%. O sea cifras equivalentes a las de IU (6,92%) y UPyD (4,69%).
A lo que voy, que pensar que quitando el sistema D'hont, o la circunscripción provincial íbamos a arreglar la democracia (y de paso la pobreza y el cambio climático), es un poco atrevido.
Y mira que creo que además del sistema D'hont y de la circunscripción provincial, habría que cambiar el senado, quitar las diputaciones y prohibir los toros y la peleas de gallos. Pero, con argumentos sólidos.

Esta reflexión va camino de ser un trending topic, pero está llena de trampas.
La primera es la que la inefable Rosa Diez utiliza para criticar ahora el sistema electoral (porque no le recuerdo críticas mientras estuvo en el PSOE). A saber, comparar sus votos con los de Amaiur, PNV o Cenvergencia. Ya sé que para quien hace del antinacionalismo la columna vertebral de su opción política es golosa esta demagogia. Pero para quien se molesta en hacer una comparación, verá que el 4,17% de los votos de CiU se corresponde con el 4,5% de los diputados; que el 1,37% de los votos de Amaiur le han dado el 2% de los diputados; pero que el que el 1,05% de los votos que tiene el ERC les da sólo el 0,86% de los diputados.
Lo que tendría que denunciar Rosa Díez es que el PP tiene el 44% de los votos, y con eso ha obtenido el 53% de los diputados. Porque esta vez, hasta el PSOE ha sido poco beneficiado: con el 29% de los votos ha tenido el 31% de los diputados.
Pero toda esta discusión parte de base de que lo que es bueno es que haya una proporcionalidad exacta. ¿Debe ser ese el único criterio? ¿Ni siquiera el principal? Creo que no.
Un criterio es la representación territorial, porque nuestra democracia es también un pacto entre territorios. ¿Dónde está la coherencia de IU que defiende un Estado Federal y luego propone un distrito electoral único? Erosionar la vinculación de representantes con territorios puede tener su coste.
Otro criterio es la vinculación entre electores y parlamentarios. Si aquí no sabemos quien va de número 3 de una lista, y la relación de los diputados con su provincia no existe ¿será mejor con una circunscripción nacional, o con un sistema de restos? Los británicos, que tienen un sistema de distritos uninominales que distorsiona la proporcionalidad de manera brutal rechazaron en referendum cambiar el sistema, porque no están dispuestos a renunciar a conocer, votar y exigir al diputado de su distrito. Igual que pasa en el congreso de EEUU. Esto además debilita el poder de los partidos sobre sus diputados y refuerza su independencia.
No menos importante es el tema de la gobernabilidad. Se dice que la gente no se siente representada y se aleja de la política. ¿Estaría más cerca con gobiernos inestables al estilo de Italia?
Sistemas hay muchos, pero todos tienen problemas. ¡Pero si hasta el sistema alemán, con dos votos, que combina un sistema mayoritario uniniminal con una representación exquisitamente proporcional tiene que ser modificado por una sentencia de sus Tribunal Constitucional!
En definitiva, que no pretendo que el sistema que tenemos sea el mejor ni que no haya que cambiar nada. Pero hacerlo con un debate en el que escamoteen importantes implicaciones y en el que se manipulen argumentos, me parece poco edificante.

Hola a todos. Antes de que arrecien las críticas, aclaro el asunto que os preocupa a los dos comentaristas: soy consciente de que son los dos partidos mayoritarios los que se benefician de la inflación artificial de escaños. Pero los partidos nacionalistas tienen un claro beneficio indirecto al quedarse en solitario como partidos-llave.

Tal vez no tengan muchos más escaños de los que obtendrían en un sistema más proporcional, pero es evidente que sí obtienen un beneficio político. Porque, ¿a cuántos de ellos habéis escuchado reclamar una reforma del sistema?

Un saludo y gracias por vuestros comentarios.

Gonzalo,

Comparto la reflexión de fondo (sobre el grave impacto en la calidad democrática por el sistema electoral actual) pero en la expresión del texto induces a un error habitual: dar a entender que la infrarepresentación de IU, UPyD y Equo es causada por la sobrerepresentación de fuerzas como CiU, Amaiur, ERC, etc.

No sé si lo compartes o solo es un tema de expresión pero la realidad no es así. La sobrerepresentación afecta a PSOE y PP. Algunos de los partidos denominados nacionalistas, incrementarían sus escaños con un sistema más proporcional.

Saludos

Estoy de acuerdo con que el sistema electoral español no es justo, pero hay matices importantes que hacer a lo aquí expuesto:
1. El principal problema del sistema electoral español es la magnitud del distrito (número de escaños por circunscripción) y no la ley D'Hondt. Es discutible cuál es el tamaño ideal, aunque muchos apuntan a que la comunidad autónoma sería una magnitud más correcta (más que el distrito único). La proporcionalidad aumentaría con un mayor número de escaños (pero hay que pagar a los diputados, claro). La fórmula D'Hondt no es de las más proporcionales pero con distritos amplios suele dar resultados aceptables.
2- Los principales beneficiados del sistema actual son PP y PSOE, no los nacionalistas. Con un sistema más proporcionalidad, éstos se quedarían prácticamente igual.
3- El número de votos obtenidos por cada partido debe obtenerse de la cantidad de votos depositados y no de la totalidad del censo electoral. Los que se quedaron en casa decidieron así su voto. Yo soy partidaria del voto, precisamente porque el Parlamento sigue siendo fundamental en el devenir del país, pero entiendo a los que no quieren contribuir a que los políticos sigan en sus a menudo discutibles posiciones.
4- Blogs como este suele demostrar que más allá de una poco probable reforma de la ley electoral (al fin y al cabo beneficia a los partidos mayoritarios), lo más importante es intentar que los escaños cada vez cuenten menos y que las iniciativas ciudadanas vayan teniendo más peso. Así evitaríamos tener que votar a programas electorales que son en realidad un cheque en blanco para hacer lo que quieran.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal