Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Ante la reforma sanitaria, desobediencia civil

Por: | 17 de mayo de 2012

Hace pocos minutos quedó aprobado en el Congreso el Real Decreto que formaliza el apartheid sanitario español. A partir de este momento, 160.000 seres humanos vivirán una vida menos digna y más insegura. Algunos de ellos enfermerán gravemente y otros morirán como consecuencia de una norma que impide su acceso pleno a la sanidad pública o lo deja en manos de la beneficencia. El conjunto de nuestra sociedad se hace más triste y se envilece.

La única buena noticia de esta mañana es que el Partido Popular se ha quedado solo en la votación. Ningún otro grupo político se ha hecho cómplice de esta medida miserable. Y tenemos la certeza de que tampoco cuenta con el respaldo de una parte de los ciudadanos y ciudadanas que apoyaron al PP durante las pasadas elecciones (además de algunos diputados/as populares en activo; eso también lo sabemos). Durante las últimas semanas y a través de diferentes campañas, la sociedad española ha demostrado tener una catadura bastante más digna que la de algunos de sus representantes. Es de esperar que los profesionales de la salud y el resto de ciudadanos desarrollen a partir de ahora una objeción de conciencia activa a una norma injusta.

A lo largo de este semana @3500M ha publicado varias entradas que denunciaban la medida y apoyaban la enorme movilización social que se ha producido para intentar frenarla. Hoy cerramos con un texto escrito por el jesuita Daniel Izuzquiza SJ, miembro del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM)-España y coordinador del Centro Pueblos Unidos de Madrid. El recuerdo de MLK no puede ser más pertinente.

MLK
Martin Luther King

Hace casi cincuenta años, Martin Luther King Jr. escribió su famosa Carta desde la prisión de Birmingham, un clásico de la literatura contemporánea y un aldabonazo a la conciencia de sus lectores. Allí decía el líder del movimiento de los derechos civiles: “Una ley injusta es una norma por la que un grupo numéricamente superior o más fuerte obliga a obedecer a una minoría pero sin que rija para él. Esto equivale a la legalización de la diferencia”.

He recordado este texto ahora que la votación en el Congreso de los Diputados del Real Decreto-Ley 26/2012 que, pretendiendo garantizar la sostenibilidad del sistema nacional de salud, introduce una serie de medidas que legalizan la diferencia, consagran la discriminación y fomentan la fractura social. Al menos 160.000 personas quedarán fuera de la atención sanitaria normalizada, por el mero hecho de ser migrantes en situación irregular (no son “turistas sanitarios”, sino “residentes de facto”). Además de violar un derecho básico y universal como es el de la salud, además de introducir serios problemas de salud pública, además de ser ineficiente desde el punto de vista económico, la medida presenta graves dificultades desde la perspectiva ética.

Hace exactamente cien años, en 1912, un abogado indio llamado Mohandas K. Gandhi residía en Suráfrica y luchaba por los derechos de sus conciudadanos, sometidos a un régimen laboral de semiesclavitud (el llamado “indenture system”). Curiosamente, ese mismo año sufrieron una grave epidemia de varicela. Señalo esto no por un prurito de curiosidad histórica, sino para indicar que –entonces como ahora— salud pública, discriminación laboral y dificultades de las personas migrantes están entrelazadas. Y que, en estas situaciones, la coherencia ética pide un compromiso de no-cooperación con el mal y, llegado el caso, una desobediencia cívica.

Hoy jueves 17 de mayo, los diputados españoles tuvieron una oportunidad para oponerse al apartheid sanitario. En los últimos dos días, más de 20.000 ciudadanos se lo han hecho saber, a través de la iniciativa www.sanidadparatodos.org. Más concretamente, los diputados del Partido Popular pudieron mostrar si siguen la voz de su conciencia o si siguen los dictados de su formación política.

En otro texto memorable, Martin Luther King Jr. afirmó: “Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad”. ¿Habrá llegado ese día a nuestro país, o deberemos escribir una carta desde Birmingham, España?

Hay 22 Comentarios

Que verguenza de noticia y de comentarios, somos tan buenos que somos gilipollas, queremos lo mejor siendo unos hipocritas, al igual que el resto de Europa, para solucionar las cosas hace falta valor y vatuta de mando. Como no, una buena vara, y el respeto mutuo entre todos, pero de verdad no en casa digo una cosa, en la calle otra y en el trabajo lo que mas me convenga. No señores esto no es así. Piensenlo.

Lo triste de todo esto es que estamos en manos de un puñado de politicos que en resumidas cuentas viven de esto y lo demas y los demas como veis les importa muy poco. No paran de compararnos con otros paises europeos, donde ni por lo mas remoto tienen este comportamiento antisocial y sectarista. Estan torpedeando a los que con su trabajo y esfuerzo han levantado este pais durante años, nuestros padres y abuelos que al final en vez de tener una vida en condiciones, les negamos una asistencia sanitaria y social digna que por otro lado les corresponde por derecho. Acercaros a Francia, Alemania o Inglarerra y comprovareis lo que os digo.
Nos estan apretando demasiado el cuello y todo tiene un limite. y España no es Grecia, respetando al pueblo griego.

La salud y educación son 2 pilares fundamentales de un país. Recortando esto, se recorta su futuro...¿Porque no se recortan los politicos , da igual del "color" , sus sueldos y demas "extras"??? Que de todo modo no se merecen cobrar un sueldo por su incapacidad de guvernar... Unos "van de listos" y otros son incompetentes...

Se desmoronan los derechos humanos, se extirpa la cobertura de necesidades más básicas.

Esta medida fascista, propia de un monstruo despiadado, lleva a este país a una involución nauseabunda.
A todos aquellos que han votado por la decapitación de los derechos humanos, les exijiría levantar la mano y salir a la calle, reconocer el error y manifestar su repulsa.

Buen trabajo, A ver si vamos abriendo los ojos un poco más y no nos acojonamos como siempre.

Gran artículo, si señor. Opino que la poblacion española debe de concienciarse de estos temas. Que miles de personas van a empeorar su forma de vida, su estado de salud e incluso algunos pueden llegar a morir solamente por no haber nacido "españoles" o simplemente no tener el dinero suficiente. Aqui todos nos olvidamos de "turismo de salud" en el que miles de ciudadanos europeos vinieron a España a operarse mediante nuestro sistema de sanidad publica. ¿Acaso un europeo tiene mas derechos que un inmigrante no comunitario?
Como siempre, debemos de buscar en el pasado ha grandes figuras de la Humanidad que nos dejaron escritos y frases tan maravillosas como Martir Luther King. Un gran recuerdo y una leccion para toda la humanidad

Yo debo ser un "facha" a pesar de haber vitado siempre a izquierda. pero a un residente ilegal, la verdad, no me parece de recibo ponerle medico de cabecera.

Esto dice la ley;


"Artículo 3 ter. Asistencia sanitaria en situaciones especiales.
Los extranjeros no registrados ni autorizados como residentes en España,
recibirán asistencia sanitaria en las siguientes modalidades:
a) De urgencia por enfermedad grave o accidente, cualquiera que sea su
causa, hasta la situación de alta médica.
b) De asistencia al embarazo, parto y postparto".

vamos que no vas a ver a un inmigrante herido o tirado en la calle, y nuestra seguridad social no lo atienda y hasta hospitalice. No hace mas que recoger lo que la jurisprudencia del tribunal supremo dicta, y lo que se realiza en TODA LA UE.

Recordemos que ese ilegal, por nuestra ley de extranjería aprobada por el PSOE en 2009, podría incurrir en infracción grave y ser repatriado, Además de tener multazo mínimo de 500 euros. Es triste leer estos artículos de opinión tampoco informados. Que tristes años de periodismo se viven en España, en los que se invierte mas tiempo en buscar citas y fotos que en leer sobre lo que se escribe.

La tarta no son los 160.000 inmigrantes jóvenes y sanos que apenas usan la SS, sino los 400.000 jubilados extranjeros de la U.E. que si la usan intensivamente, y a los que se les busca poder pasarle la factura a su Seguridad Social de origen.

"3. En aquellos casos en que no se cumpla ninguno de los supuestos
anteriormente establecidos, las personas de nacionalidad española o de algún
Estado miembro de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza
que residan en España y los extranjeros titulares de una autorización para residir
en territorio español, podrán ostentar la condición de asegurado siempre que
acrediten que no superan el límite de ingresos determinado reglamentariamente."

Pero ya veremos como esos ingresos al final son super altos, y el ahorro no va a ser tal, y al jubilado alemán, yo, con mis impuestos, le pagaré el médico.

--- Carlos:
Un poco de respeto por favor; ¿cómo puedes decir que PP y PSOE son iguales? Los socialistas nunca nos engañaron tan descaradamente y siempre se preocuparon de dar a los que más necesitaban, justo lo contrario de lo que están haciendo los actuales gobernantes, por llamarles de alguna forma; el desengaño es tremendo, espero que el socialismo pueda volver cuanto antes, agur!

¡Abajo con los recortes en sanidad!

El PP, y también el PSOE, engaña a quien se deja engañar, a quien no lee, no escucha, no investiga, no pregunta, piensa solo en el beneficio propio, y así otras lindezas. ¿Por qué algunos son capaces de verlo y otros no? ¿Que es lo que nos nubla la mirada y nos enceguece? Los que ahora están "desengañados", en qué mundo vivían? ¿O solo están escondidos por vergüenza ante lo que hacen los suyos, y no están tan desengañados? Vamos... que somos grandecitos como para hacernos los tontos.

Entre las filas del PP hay miedo, mucho miedo. Votar en contra por, por respeto a la propia conciencia, o simple conveniencia, significaría el descrédito y el oprobio de su gente, y con ello perder los privilegios adquiridos y volver a integrar la ingente masa de perjudicados que se está generando cada día.
Es difícil, dado que todos los humanos buscamos lo que creemos mejor para nosotros, que esas personas cambien su voto, al menos mientras subsista el actual estado de perplejidad y desorientación del pueblo. El día en que la protesta sea ya incontenible, ellos serán los primeros en mostrarse como objetores de conciencia dentro de su partido. Pero nosotros no deberemos ser tan ingenuos como para creerles y premiarlos con nuevos cargos.
Finalmente: si imperara el respeto a la conciencia cívica en esos diputados, ya hubieran votado en contra. Gandhi o MLK lo hubieran hecho.

Es claro,el PP no está haciendo nada de lo que dijo en su programa electoral. ¿eso es legal?

Muy poco convincente que diputados del PP vean con malos ojos estos recortes en Sanidad. La mayoría absoluta de su partido la ha llevado a cabo y la Sra. Mato se apunta un 10 en becas para el subdesarrollo de España. La sociedad española ha otorgado un cheque en blanco a Rajoy y CIA y, salvo una revuelta social -que no se augura descabellada, según vayan aflorando los frutos de tanto recorte-, disponen de casi cuatro años para hacer lo que les de la gana. ¡Hala, simpatizantes del PP, aaaa jugaaaaar!

Esto que esta pasando frente a nuestros atónitos ojos no es mas que un golpe de Estado a lo democrático, donde un grupo bien definido y basándose en un discurso perfectamente tejido en el engaño, esta haciendo una brutal política partidaria con el mas desvergonzado irrespeto a la pluralidad, obviando con total desprecio cualquier tipo de consulta al resto de los representantes políticos que se supone representan a un importante numero de ciudadanos.
¿Que nos queda? Pues solo la rebeldía activa y la insumisión, cada vez me da mas pena y vergüenza ser español.

Rajoy ¡¡¡¡DIMISION¡¡¡¡

iAbajo el apartheid sanitario en España!
http://bici-electrica.blogspot.com/

Juega con el mejor simulador económico, político y militar; gratuito y por navegador: http://xurl.es/n2yw0

Si al final es sencillo hay buena gente y mala gente. Quienes aprueban esta medida son simplemente mala gente. Y ya sabemos que podemos esperar de ellos. Ni siuiera es un problema de perras, estoy seguro que hasta se regocijan iteriormente.

La ultima ciudadela de la moralidad está en el pueblo de a pie de calle, el que paga todo y el que representa el País - pero que no es representado por el Gobierno de turno. A éste caberá, como siempre en la Historia del mundo, interponerse entre los más fuertes y los desvallidos, siempre con la arma más fuerte, que es la desobediencia civil, ya decía Henry Thoreau.

La miserable catadura de nuestro gobierno se sabía desde que mentian, acosaban y ponian dificultades a cualquier iniciativa del gobierno anterior. La gente no tan inocente los voto. Y todavía no he visto a nadie de ese partido devolver el carnet y escupirles en la cara como se merecen.
Claro que tampoco los llamados socialistas y obreros hicieron nada por mantener la fuerza sindical.
Pesoepepe la misma mierda es. Solo nos queda la buena gente que reacciona contra el crimen.

¡¡¡ Que esta pasando en España !!! ¿ El PP anunciaba estas medidas en su programa electoral ? Dudo que asi fuese, luego nos esta engañando, y quizás, tambien nos esta engañando con el disfraz que llevan puesto, y cuando se quiten la mascara, decubramos horrorizados, que pertenecen a las mas extremas politicas de exterminio.
!!! Pues esas son las consecuencias, a que nos aboca ese tipo de actuaciones. ¡¡¡

Muy bien artículo, Enhorabuena....!Abajo el apartheid sanitario en España!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal