Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

¿Podremos consumir productos electrónicos éticos?

Por: | 18 de julio de 2012

Esta entrada ha sido escrita por las periodistas Nazaret Castro y Laura Villadiego. Han puesto en marcha la iniciativa Carro de Combate contra el trabajo esclavo.

Electrónica
Foto: Meter 2, tomado de Greenlandoceanblue y publicado originalmente por old valve mic.

Desde su aparición en los años 60, el comercio justo ha dejado de ser una etiqueta reservada para la artesanía o el café y ha incrementado poco a poco la gama de productos que ofrece. Desde el textil a las flores, cada vez es más fácil encontrar una versión ética de lo que consumimos. Pero no para la tecnología. ¿Por qué?

La respuesta no es que sus prácticas laborales sean mejores. Según un informe de la consultora Oekom, las empresas tecnológicas son las que mayores abusos laborales registran, por delante del textil, y el informe apunta además a las fabricantes de teléfonos móviles como las empresas menos éticas.

Una de las principales dificultades es la compleja cadena de producción de estos productos. Los aparatos electrónicos tienen miles de pequeños componentes que son manufacturados en diferentes países para luego ser ensamblados en otro país. Las materias primas también se consiguen en localizaciones dispersas en una cadena en la que es casi imposible identificar la procedencia de cada una de las piezas. Ante la dificultad de conocer el proceso con exactitud, la atención se ha centrado principalmente en dos pasos: la extracción de los minerales y las condiciones de las fábricas de ensamblaje.

Los minerales necesarios en la electrónica están a menudo asociados a sangrientos conflictos y a duros abusos laborales. Uno de los casos más conocidos es el de República Democrática del Congo, país donde se encuentra el 80 por ciento de las reservas mundiales de coltán, fundamental en estos dispositivos. El coltán se ha convertido en una maldición para el país, cuya extracción sigue alimentando un conflicto que ha provocado más de cinco millones de muertes en los últimos 15 años.

Para presionar a las empresas a que se aprovisionen en “minas éticas” han surgido diferentes iniciativas, como el ranking realizado por “Raise Hope for Congo” sobre la procedencia del coltán utilizado. Según la página web, aún no hay compañías totalmente libres del  mineral sangriento, pero algunas como Dell, HP o Nokia van por buen camino.

La preocupación social por las condiciones en las fábricas de ensamblaje se disparó en 2010, después de que varios trabajadores de Foxconn, una subcontrata de origen taiwanés que trabaja en China, se suicidaran en pocos meses. Las largas jornadas de trabajo, la presión constante en las fábricas o la falta de una remuneración adecuada fueron señaladas como las causas principales de los suicidios. El hecho de que Foxconn trabajara para la popular Apple levantó la polvareda y el fabricante del iPhone terminó por contratar a la Fair Labor Association para revisar las condiciones en la subcontrata. La industria ha puesto en marcha otras iniciativas conjuntas, como la Electronic Industry Citizenship Coalition (EICC), para mejorar las condiciones laborales en la manufactura de productos electrónicos.

Menos se habla de la gestión de los residuos electrónicos, a pesar de que, según la ONU, cada año se producen unos 50 millones de toneladas de estos desechos que, en su gran mayoría, terminan en países del tercer mundo a pesar de la prohibición internacional de exportar este tipo de chatarra. O del impacto ambiental de la fabricación, aunque, en este caso, la conciencia ecológica ha hecho mella. Según Greenpeace, los fabricantes han hecho esfuerzos durante los últimos años para hacer sus dispositivos más ecológicos, pero aún están lejos de ofrecer productos respetuosos con el medio ambiente. El último ranking publicado por la ONG en noviembre de 2011 sitúa a HP como la empresa más sostenible, seguida de Dell y Nokia.

Sin duda, la siguiente pregunta es evidente. ¿Cuánto le costaría al consumidor un móvil o un ordenador totalmente ético? ¿Es posible conseguirlo sin cambiar las reglas del juego? ¿Qué pasaría si los fabricantes empiezan a abandonar la obsolescencia programada y a fabricar productos más duraderos? ¿O si a los consumidores dejara de importarles el último modelo y pensaran en su impacto social y ecológico? Sin duda, una electrónica justa dependerá de ambas partes.

 

Hay 15 Comentarios

Me encanta el tema pero hecho de menos, en respuesta a la pregunta del artículo: ¿Cuánto le costaría al consumidor un móvil o un ordenador totalmente ético? una meción al Fairphone, teléfono supuestamente etico.
Está comercializado y cuesta 310 euros [http://www.fairphone.com/]
A mi me preocupa el tema y me costo bastante dar con esta solución, por lo que me pregunto si hay algún motivo para no mencionarlo aquí. Me gustaría saber si se ha estudiado y resulta no ser tan etico como proclama.

Gracias!

Otro problema añadido al ya muy pernicioso sobre los efectos para la salud que tiene, en concreto, la tecnología que utiliza métodos inalámbricos de funcionamiento. ¿Es ético que no exista información al respecto para el consumidor? ¿Es ético que la Ley permita niveles de radiación que están en contra de las recomendaciones de la UE, desprotegiendo el derecho fundamental a la salud, el derecho de protección a los niños y en contra de la ciencia? (Informe REFLEX, Bioinitiative... y más de 22 llamamientos internacionales de científicos en todo el mundo durante los últimos 12 años advirtiendo del peligro) ¿Es legítimo que la nueva Ley, recién aprobada contemple la expropiación forzosa de la propiedad privada para la instalación de antenas? Nada esto es ético ni es legítimo, pero es LEGAL.

La pobreza en gran parte del mundo debe tener muchas causas, y no podemos simplificarlas.
Pero cuando sabemos que solo el 5% de todos los movimientos de capital que se efectúan a nivel mundial se invierte en la producción de bienes y servicios, y que la mayoría del 95% restante se invierte en especulación financiera.
Cuando sabemos que casi el 50% de las transacciones financieras mundiales, legales, se realizan sin ningún control gubernamental y además se invierten en productos de alto riesgo.
Habrá que pensar que la desregulación financiera y la plena libertad para especular, tienen mucho que ver con la pobreza.

Me parece muy interesante el articulo! En general el concepto de consumir productos éticos me parece muy interesante y polémico al mismo tiempo.

Por un lado existen casos como este en el cual es evidente que cuando el producto viene de el congo estamos haciendo donaciones para promover los conflictos en ese país. Sin embargo, cuales son las opciones realistas. En un mundo consumista los consumidores siempre encontraran una excusa, algún motivo para seguir comprando ciertos productos. La "necesidad" de tener lo mas nuevo es mayor que la ética personal. La única solución realista seria que los gobiernos multen a las compañías si usan productos que sean tan extremos como provenientes del Congo. Sin embargo tanto control por parte del gobierno también seria éticamente problemático. Sobre todo porque fácilmente eso se podría volver una meca de corrupción. Por lo pronto, al menos, aumentar la divulgación de esta información podría ayudar a ciertas personas a tomar una decisión mas ética.

Gracias por este articulo tan interesante.

Antoni Sallas: felicidades, era difícil decir más de ti en menos palabras.

Disculpad las molestias.

Muy buena entrada!
Si alguien quiere saber más sobre el caso de Foxconn y las condiciones laborales en la fabricación de productos Apple: http://albertsales.wordpress.com/2011/10/06/apple-a-xina-condicions-de-treball-occidentals/

En vez de repetir como loros lo del coltan alguien se tendria que mirar que paises exportan tantalo, a que precio esta y cuantos miligramos se usan en los condensadores de un telefono. Como pista un condensador pesa 0.028 gramos y menos de un 1% es oxido de tantalo y el mineral esta a unos 500$ el kilo.
Asi que si, el conflicto se financia con tantalo y con madera y con congoleñas y con cualquier cosa que se pueda vender y no necesite refrigeracion (que si no exportarian riñones para trasplante).

Alexandre Alfonso: Tú llora porque no tienes ni dinero ni sesos para comprar buena tecnología.

tranquilo Antoni de Sallas... en breve este país será muy parecido con respeto a las condiciones laborales... entonces ya nos daremos cuenta... y nadie habla de no comprar... si no de pagar el precio real del mvl... y no comprarlo por 100 euros cuando se sabe de sobra que su valor real es mil veces mayor... pa luego tirarlo al año... en fin...así está el mundo oO

Antoni de sallas, profundiza, tu ignorancia te evidencia

La solución es facililla: NO COMPREN NADA NUEVO. A ver quien entrega su iPad o su iPhone (los que tienen) y usa una antigüedad de 1979. Es que es de dar risa leyendo estas idioteces. La tecnología avanza a diario, y los productos se hacen obsoletos a gran velocidad. Bueno, hacer como CUBA (España ya casi llega al nivel de atraso y pobreza de Cuba) y pasar una ley que prohíba las importaciones.

Nada tan tonto como el socialismo descerebrado. Ay, ay, que horror, que desperdicio.

Muy bueno, os dejo una reflexión sobre un aspecto muy poco ético de la tecnología, eso de la obsolescencia programada, ¿hay algo más villano que construir algo para que se destruya y sigas consumiendo? ¿Sabemos los millones de toneladas de residuos que deja esta fantástica ocurrencia? Aunque todo producto es susceptible de esta idea, los productos electrónicos y demás se llevan la palma: mirad en Cuba, como funciona lo que aquí es una reliquia http://losmundosdehachero.blogspot.com.es/2012/07/viaje-cuba-donde-la-obsolescencia-de.html

Nos ha encantado el artículo y lo compartimos en nuestras redes sociales. Nosotros somos una empresa que intentamos practicar el consumo responsable y nuestros seguidores nos demandan este tipo de información sobre qué compañías son más éticas o menos malas. Cualquier estudio al respecto es bienvenido. Gracias!!

¡Excelente tema! Si bien es algo de lo que se habla desde hace muchos años, POCOS lo tienen claro y realmente se preocupan por averiguar un poco más, a fin de darse cuenta de cuán asburdo es el comprar para desechar y volver a comprar, como MUY CLARAMENTE lo explica el documental de RTVE.es del cual pongo el enlace, para quienes les pueda interesar (dura poco más de una hora, 77 minutos, pero es una JOYA). Entre otras cosas, muestra que se fabricaron bombillas eléctricas de tan larga duración, que una de ellas LLEVA MÁS DE 100 años encendida. O la perversidad de Apple con el I-Pod y otras maldades, o cómo las impresoras están programadas para "fallar" pasada cierta cantidad de copias, al margen de trato recibido.
Es decir: Se hizo un pacto para que las cosas NO DUREN, así la gente está obligada a llenar los bolsillos de los fabricantes.

http://www.rtve.es/television/documentales/comprar-tirar-comprar/directo/

Necesitamos que las administraciones y, en su caso, las organizaciones ecologistas involucradas, hagan un esfuerzo por "enseñarnos" a reciclar los aparatos y componentes electrónicos. Sé que están los "puntos limpios", peor no vas allí para tirar unos auriculares o un trozo de cable de antena. En este sentido el reciclaje está muy poco desarrollado y África lo sabe bien.
Me han gustado mucho el último párrafo y sus interrogantes, especialmente plantear un cambio de mentalidad en los consumidores; es tan necesario...
http://pasosypedales.blogspot.com.es/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal