Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Ciudades en las que poder vivir

Por: | 02 de septiembre de 2012

Esta entrada ha sido escrita por Miquel Carrillo, miembro de Ingeniería Sin Fronteras. Miquel participa en el VI Foro Urbano Mundial (organizado por UN-Habitat) y el II Foro Urbano Social, que se inauguran hoy.

Habitat

¿Saben en qué se parecen Barcelona y Maputo? Pues en que un apartamento de tamaño medio a una hora del centro puede costar unos dos cientos mil euros. En Barcelona hay esperanzas de que bajen los precios, pero en Maputo tenemos la certeza de que seguirán subiendo en los próximos años: entre 2005 y 2010 el crecimiento estimado de la capital mozambiqueña fue del 23% de su población y el déficit de nueva vivienda y suelo no remite.

El dato nos lo dio el vereador de infraestructuras (algo así como el arquitecto municipal) cuando discutíamos cómo desarrollar la ordenación del barrio donde Ingeniería Sin Fronteras interviene desde hace seis años. “Con esos precios, todos sabemos lo que va a pasar si los vecinos no logran legalizar su situación. Y si lo consiguen, van a tomar el dinero del primer comprador que pase y se van a ir a buscar una parcela a los límites de la ciudad, não é?

La escena resume algunos de los conflictos y de las dinámicas que se dan en las ciudades de todo el mundo. También en eso se parecen Barcelona y Maputo: el derecho a la ciudad, a unos servicios básicos mínimos, a una vivienda digna, está en continua disputa. Por mucho que tenga rango constitucional el derecho a la vivienda o la tierra sea de propiedad estatal, la economía manda. Los desalojos por impagos de hipotecas abusivas en un lado, en otro son debidos a la construcción de infraestructuras para grandes eventos deportivos o a la inflación que vino del Lejano Oriente. Es necesario anteponer la construcción de espacios urbanos inclusivos a la generación de réditos macroeconómicos, o convertiremos a las ciudades en máquinas de generar exclusión y pobreza. Y eso sólo se consigue con la participación y la implicación de sus habitantes, que en ese mismo proceso ven afianzada su condición ciudadana.

En América Latina han tocado techo: más del 80% de la población viven en ciudades mal planificadas, con escasos servicios y graves problemas de transporte o contaminación. Toda África, como Maputo, está experimentando idéntica transformación urbana, que la llevará a la misma situación en las próximas décadas. A menudo, pensamos que las intervenciones en desarrollo deben concentrarse exclusivamente en el ámbito rural, donde se hace más evidente la pobreza. Sin embargo, de cómo se conformen nuestras ciudades depende en gran medida el tipo de sociedad global que tendremos y las posibilidades de avanzar hacia modelos más equitativos y democráticos. Si ese barrio de Maputo no consigue articularse socialmente, si sus habitantes no logran organizarse para decidir sobre su futuro, haciendo valer sus propuestas sobre cómo deben ser sus espacios públicos o su trama urbana, la próxima vez que hablemos con el vereador se los habrá llevado la corriente a otro lugar. También en Barcelona tenemos que recuperar la organización y las luchas pasadas, contra las prácticas y los proyectos excluyentes de ciudad en marcha.

Hoy empiezan en Nápoles el VI Foro Urbano Mundial, organizado por UN-Habitat, y el II Foro Urbano Social, en manos de la sociedad civil. Se hablará de estas cuestiones y esperemos que se avance porque una de las principales conclusiones de la pasada edición del FUM fue que el debate sobre el derecho a la ciudad se estaba vaciando de contenido.

Claro que hay que erradicar los tugurios, donde vive el 72% de los africanos urbanitas, pero no como si fueran una plaga de insectos: hay que aprovecha la oportunidad que nos brindan las ciudades, debemos construir ciudadanía activa y organizada, como eje central de un proyecto emancipador para África y todo el mundo. Não é?

Hay 2 Comentarios

La ciudad es el reflejo de la sociedad. Y la exclusión urbana es el fruto de una sociedad dual y excluyente.

Los suburbios y tugurios donde vive ya un tercio de la humanidad es sólo el síntoma; la enfermedad es la injusticia, si concentramos esfuerzos en atacar los síntomas y no incidimos sobre la causa de la enfermedad, se nos morirá el enfermo...

Por eso comparto el artículo de Miquel Carrillo, y creo con él, que el problema de los suburbios no es de infraestructuras ni tratamiento del espacio público, sino de justicia.

La última frase es de risa: debemos construir ciudadanía activa en África para su emancipación? Si dejáramos de esquilmar su futuro, tal vez lo harían ellos solos, y mucho mejor.

http://casaquerida.com/2012/08/29/tiempo-de-madurez/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal