Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

¿Queremos que se acabe el hambre en el mundo?

Por: | 12 de diciembre de 2013

Esta entrada ha sido escrita por Violeta Assiego, que coordina los estudios sobre vulnerabilidad social, pobreza y derechos humanos en Metroscopia. Los datos aquí expuestos han sido elaborados para el informe de Oxfam Intermon "Acabar con el hambre está en nuestras manos" presentado ayer. 

@oxfamintermon.Por Pablo Tosco

@oxfamintermon. Por Pablo Tosco

Las estimaciones más recientes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) indican que el número total de personas subalimentadas en todo el mundo ha disminuido un 17 % en las últimas dos décadas. Sin embargo, ocho de cada diez españoles (79 %) -datos de Metroscopia- opina que hay cada vez más personas que pasan hambre en el mundo. El ritmo de los avances en la lucha contra el hambre es lento y la propia Naciones Unidas reconoce que la meta fijada -con motivo de los Objetivos del Milenio- de reducir a la mitad el número de personas hambrientas, es inalcanzable en este momento. El logro es insuficiente y los ciudadanos más que percibir el progreso que menciona la FAO observan que sigue habiendo demasiadas personas que pasan hambre en el mundo y que los organismos responsables están lejos de dar con la solución definitiva.

En este momento, uno de cada ocho habitantes en el mundo -842 millones- sigue pasando hambre crónica. Organizaciones como la ONU, el Banco Mundial y las ONG coinciden en que es posible acabar con el hambre siempre y cuando se redoblen los esfuerzos en la dirección adecuada, y que piensen más en el interés común y menos en los intereses de las grandes corporaciones.

Los avances en la reducción del hambre son significativos pero existe un alto riesgo de que la situación alimentaria empeore si no se promueven cambios radicales en la forma en la que se producen, distribuyen y consumen los alimentos, tal y como explica Oxfam Intermón en el informe "Acabar con el hambre está al alcance de nuestras manos".

Tres de cada cuatro españoles coincide con esta ONG en que si existiera un compromiso serio por parte de todos, sería posible solucionar este problema de manera definitiva.  Los primeros en reconocer que todavía pueden hacer mucho más para luchar contra el hambre son los propios ciudadanos, tal y como afirman siete de cada diez. Sin embargo, cabe la duda de que los ciudadanos sepan bien qué hacer más allá de canalizar su indiscutible solidaridad en acciones e iniciativas dirigidas a dar, o hacer llegar, alimentos a las personas y los lugares donde no los hay. Es posible que falte  conocimiento, además de implicación, en un problema que solo parece preocupar cuando es propio o cercano.

Los Estados -mal valorados por los ciudadanos en el papel que desempeñan para que haya menos personas que pasan hambre- y las ONG -que sí cuentan con el reconocimiento y estima de la sociedad española en la lucha eficaz contra este problema- tienen mucho que hacer y mucho que decir a los ciudadanos sobre cuáles son las acciones y el formato de ayuda que resolverá definitivamente el problema del hambre a escala mundial y a nivel nacional.

Se saben cuáles son las causas y se afirma conocer las respuestas que terminarían con el hambre mundial. Puede que sea el momento de repensar y cambiar las preguntas: ¿quieren los países, las empresas, las organizaciones sociales y los ciudadanos acabar con el hambre en el mundo habiendo alimentos suficientes para toda la población? Si es que sí, hagámoslo y asumamos que quien algo quiere algo le cuesta.

Hay 11 Comentarios

casi podemos decir que después de 65 años, los Derechos Humanos siguen siendo un deseo, un camino, un proyecto que no termina nunca de realizarse.

Se acabará con el hambre en el mundo cuando los derechos sociales sean una ley obligatoria y universal.
Que ningún país no tenga por ley universal asegurados
esos derechos, la sanidad la enseñanza y una renta básica universal. Mientras que sigamos con las mismas costumbres recogiendo limosnas para alimentar millones de personas que lo único que esperan porque no se lo permiten por falta de infraestructuras, porque a otros no les interesa porque viven de esas limosnas para manejar millones y millones de dineros y de personas. Mientras que trabajen millones de personas por salarios inhumanos de esclavos y que tampoco les da derecho a una sanidad a una vivienda digna y a la enseñanza pública democrática.
Muchas ciudades que ahora les podemos decir ciudades fantasmas muy bonitas pero que no vive nadie, mientras que en otros países no tienen ni infraestructuras, con riesgo de desaparecer como pueblos y sus gentes por culpa de estas políticas dictatoriales esperando que la gente muera o desaparezcan se marchen o los echen cuanto antes para volver a engañar otra vez a millones de personas volvíendose a quedar con sus ilusiones sus viviendas sus infraestructuras y sus vidas. Eso tiene un nombre en el siglo en que vivimos y es que no quieren cambiar que no son democráticos y que solo quieren salarios de esclavos engaños y dictadores gobernando.
Dejen nos vivir dejen nos trabajar dignamente, y aquí los únicos que sobran son estas políticas dictatoriales reaccionarias.
Ahora les preocupa la competencia de si los hijos de obreros tienen que seguir siendo obreros o si los hijos de no se quien serán como sus padres, o si las viviendas siempre son de los bancos.
En realidad tienen miedo, no solo a la competencia si no a ser menos que otros a no poder tener gente que manejar como les de la gana a estos dictadores de masas miserables empobrecidas y sumisas.
Con la enseñanza universal democrática se pueden solucionar muchos problemas terapéuticos de políticos tiranos. Pero tienen miedo y los animales (dictadores)con miedo son muy peligrosos.
Si queremos podemos cambiar limosnas por derechos sociales universales.

Aparte de mejorar el desarrollo economico, aumentar la democracia, mejorar la educacion, etc, una medida importante seria controlar el crecimiento demografico y establecer un permiso de maternidad para tener hijos de modo que se exija a todos los padres los mismos requisitos economicos y psicologicos para el bienestar del niño que se exigen para adoptarlos, lo demas es discriminatorio http://populationmatters.org/

Otra prueba de que nos interesa más bien poco son los 6 comentarios que registra el artículo...

Yo no diría "por supuesto", ¿no os asombra la cantidad de comentarios a favor de las concertinas? Pues no creo que a esa gente le interese nada más allá de mantener nuestro nivel de bienestar...

Al fin un articulo logico en lugar del de los empleados publicos, el preguntarse el porque de la riqueza en el mundo y de la pobreza que lleva aparejada.

Cobn lo sencillo que es acabar con el hambre en el mundo. Vosotros sabeis la cantidad ingente de comida que sobra a diario en los restaurantes del mundo y que son literalmente enviados a la basura? Se que la solución no es darles comida sin enseñar, pero como método de choque y para evitar la desnutrición sería un primer paso facil.
Con la cantidad de restaurantes que existen en este mundo tan exquisitos nosotros recogemos una gran cantidad de ellos y os los recomendamos en http://xurl.es/b28u7 mucha gente pide al final la comida que le sobra en los restaurantes y se la entrega a gente necesitada al salir a la calle, esperemos que cada dia cunda más el ejemplo.
Para ello si encima reservais por este enlace os saldrá la comida o cena al 50%, descuentos espectaculares http://xurl.es/3vwut

LA PRECARIEDAD SE DISPARA: EL 40% DE LOS CONTRATOS DURA YA MENOS DE UN MES: http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2013/12/la-precariedad-se-dispara-el-40-de-los.html

Hola:
Estoy hecho un lío. Noticia de 2010: "El número de personas que actualmente padece hambre en el mundo, 1.200 millones, es el mayor que se haya registrado jamás en la historia de la humanidad, según el informe sobre Objetivos de Desarrollo del Milenio presentado hoy aquí. En el mundo, el número de personas que padecen hambre aumentó de 842 millones en 1990-1992 a 873 millones en 2004-2006 y a mil 200 millones en 2009, nivel que nunca se había alcanzado antes", dijo el secretario general de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, en su informe entregado a la Asamblea General." http://www.cronica.com.mx/notas/2010/494640.html

¡¡¿A quién creer?!!
Quizá de ahí viene la confusión. ¿Utiliza cada organismo de la ONU un criterio diferente para medir el hambre?
Gracias por el artículo.
Un abrazo

La pregunta es casi ofensiva...
http://cuidadoconloshuevos.blogspot.com/

Por supuesto que queremos.
Qué impotencia, por Dios, qué vida más triste. Muchísimos ciudadanos ya hacemos algo, lo que podemos, aunque siempre se puede hacer más, está claro, gracias por recordárnoslo.
Si nosotros estuviéramos pasando hambre, no entenderíamos por qué el resto del mundo no hace nada o casi nada por evitarlo. Mientras tanto, andamos preocupados pensando en qué poner de especial en la mesa estas Navidades...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal