Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Gobernar para las élites

Por: | 20 de enero de 2014

Esta entrada ha sido escrita por Teresa Cavero, investigadora de Oxfam Intermón. La publicación de estos informes coincide con el comienzo de la cumbre de Davos en Suiza.

Captura de pantalla 2014-01-19 a la(s) 23.09.46Foto: EL PAÍS.

Solo 85 personas, las 85 más ricas del mundo según la lista Forbes, con sus nombres y apellidos, tienen una riqueza igual a la que comparte la mitad de la población mundial, es decir, a la de 3.600 millones de personas.

La de ochenta y cinco personas igual a la de tres mil seiscientos millones” son cifras que deberíamos repetir como un mantra durante toda esta semana mientras los líderes de la economía mundial se reúnen entre las montañas suizas de Davos. La desigualdad económica mundial es la gran amenaza del siglo XXI, una amenaza insostenible y una receta para el desastre económico y social. Tanto en países ricos como en países de renta media y baja, el 10% más rico de la sociedad ha aumentado sus ingresos de manera exponencial en los últimos 30 años, mientras que los del 40% más pobre de la población han disminuido. Hoy, siete de cada diez personas viven en países donde la desigualdad ha aumentado durante dicho periodo. España no se queda al margen de esta plaga: 20 personas poseen una fortuna similar a los ingresos del 20% de la población más pobre, y es el segundo país más desigual en la Unión Europea (sólo por detrás de Letonia). La crisis no ha hecho sino acentuar esta tendencia.

¿Cómo es posible que la mitad de la renta mundial esté en manos del 1% de la población? ¿y que la riqueza de este 1%, que asciende a 110 billones de dólares, sea 65 veces superior al total de la renta que posee la mitad más pobre de la población mundial? Porque la desigualdad no es sólo el problema de una distribución aberrante del dinero y la riqueza. La acumulación de riqueza corroe las instituciones y los procesos democráticos, de manera que las decisiones políticas en vez de procurar el bienestar de la mayoría, sirven a los intereses de la minoría. Esta intromisión de los intereses económicos en el discurso mediático y en la agenda política fortalece sus privilegios y redunda en más acumulación de riqueza y mayor desigualdad, perpetuando así la injusticia a lo largo de generaciones.

Allá donde se mire, desde las negociaciones para combatir el cambio climático, los acuerdos comerciales, las negociaciones de paz, la regulación financiera y del secreto bancario, la disponibilidad de alimentos, los sistemas fiscales, los derechos sobre la tierra, la gestión de la crisis financiera, la salud o la educación, la desigualdad está minando los principios de justicia y consolidando privilegios para unos pocos y desventajas para una amplia mayoría. En España, ocho de cada diez españoles opina que las leyes favorecen a los más ricos.

No se puede ganar la lucha contra la pobreza si no se ataja el problema de la desigualdad económica.  Es posible hacerlo y promover al mismo tiempo el crecimiento económico; hay ejemplos en la historia donde se ha hecho así. Con nuestro informe Gobernar para las élites: Secuestro democrático y desigualdad económica, desde Oxfam instamos a los líderes reunidos en el Foro Económico Mundial a poner en marcha las bases para la fiscalidad del siglo XXI, donde la evasión y la elusión fiscal no tengan cabida, se ponga fin a los paraísos fiscales, se acabe con la opacidad y se hagan públicas todas las inversiones, y donde los ricos jamás contribuyan menos que las personas con menos recursos; un futuro donde se garanticen salarios y condiciones dignas para todos los trabajadores, donde los gobiernos inviertan el dinero público en sistemas de salud, educación y protección social universales y calidad, y donde se garantice la igualdad de oportunidades y se refuercen las democracias, que son patrimonio de la ciudadanía. Reconocidos líderes de opinión en España avalan este diagnóstico; recomendamos la lectura de sus opiniones en el informe Reflexiones para España.

Hay 7 Comentarios

Ya. Critica al neoliberalismo y su oligarquía financiero-inmobiliaria, pero pasa de largo a otros culpables de la crisis: políticos corruptos, despilfarradores, regentando Cajas con unos agujeros económicos que estremecen, a los nacionalistas, economistas, ongs, islamistas, obispos, perioditas, jueces, etc. metidos hasta las trancas en las burbujas inmobiliarias e inflamiento de población con inmigración masivo-invasiva e ilegal -máxima neolibera-, sosten de sus negocios basados en la explotación, neoesclavitud, consumismo, subvenciones, votos, files, invasión-islamización, afiliaciones etc, generando una gigantesca deuda pública y privada, y sus consiguientes rescates a cambio de reformas y recortes. Todo un tinglao de neogocios oscuros que, a parte de destrozar la soberanía nacional, manifiestamente en contra, leyes laborales, ha llevado a la ruina empresas, empleo, sanidad, educacíón, ss y pensiones. En el mundo, nada hablan del islamismo que tiene en la miseria, hambre, atentados, guerras y edad media, y que es patrocinado por reyes, emires, jeques, imanes, sultanes, subidos sobre montañas de oro y petrodólares. De líderes marxitas-leninistas en China y Corea del Norete, etc. De los narcos- Y un largo etc

Por mas que este de acuerdo en que la pobreza es erradicable hoy en dia o que la concentracion de riqueza en un nueva generacion de magnates ladrones es una atrocidad, los terminos manejados por la articulista son confusos y erroneos.

No se puede pretender "investigar", mezclando patrimonio con renta. La renta puede provenir del trabajo o el patrimonio (o una mezcla de ambas, como en el caso de emprendedores exitosos como Bill Gates), pero NO son equiparables.

La inequidad en la distribucion del patrimonio es corregible igualando los impuestos sobre la renta sin discriminar el origen (toda la OCDE tiene menores tipos para los beneficios del capital), mientras que la inequidad en la distribucion de la renta se combate utilizando esos mismos impuestos en educacion o sanidad, por ejemplo generando igualdad real de oportunidades.

Sin embargo mezclar ambos terminos, es como si un medico mezclase antibioticos con el virus de la gripe o un ingeniero utilizase clavos en lugar de tornillos, carece del mas minimo rigor.

La respuesta a la concentración de la riqueza mundial en manos del 1% está en lo que yo llamaría el "Modelo de Humpty Dumpty".

Humpty Dumpty cuando elegía una palabra también se otorgaba el derecho de adjudicarle a ésta su significado. Alicia se maravillaba de que una misma palabra entonces pudiese significar muchas cosas diferentes, siendo que los significados ya estaban acotados por consenso.

Humpty Dumpty zanjaba la discusión recordando a Alicia que la única cuestión que importaba es saber quién manda.

El 1% de la población detenta la mayoría de los recursos porque detenta el poder, el poder de elegir el significado de las palabras, cambiarlos cuando conviene y, si esto no es convincente, dejar claro que son ellos los que mandan.

Sus mayores éxitos son la cooptación, que mantiene al 1% unido, y la debilitación de la resistencia a su poder mediante el miedo, la represión y la violencia.

Nuestra incapacidad para establecer un nuevo rumbo debería eliminar el sapiens sapiens de nuestro nombre de especie.

"¿Cómo es posible que la mitad de la renta mundial esté en manos del 1% de la población?"

Evidente respuesta: porque el 1% controla el capital ($) de este planeta. Y el capital en este sistema tiene solo una razon de ser: reproducirse, aumentar. El 99% dependemos de que el 1% invierta su capital en la economia real. Asi nos dan trabajo (que amorosos). Si no les conviene no lo invierten y no hay trabajo.

El capital privado es la causa de toda desigualdad y la unica solucion es democratizar el capital: capital de propiedad publica.

Se necesitan establecer garantías efectivas Universales de independencia económica para que todos los seres humanos podamos satisfacer nuestras necesidades esenciales de consumo, inclusive las comunes por medio de los estados. Mientas no se cambie el actual modelo económico productivo, seguiremos en graves desigualdades que llevará al desastre a la humanidad, inclusive a los que están en lo alto del Olimpo que se creen a salvo.

Al llegar al poder todos los partidos se vuelve iguales y al final el pobre cada vez es más pobre http://xurl.es/9ik46

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal