Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

La amenaza de la Ley del Aborto a las mujeres pobres

Por: | 16 de enero de 2014

Esta entrada ha sido escrita por Luis Morago, director de campañas de Avaaz.

Screen Shot 2014-01-16 at 7.30.42 AM

Para disgusto del Gobierno, la reforma de la ley sobre el aborto va camino de convertirse en el debate público más caliente, y electoralmente arriesgado, de esta legislatura. Y es que más allá de las consideraciones morales de cada cual, lo que más nos preocupa a la mayoría de las ciudadanas y ciudadanos es la realidad, pura y dura, a la que habremos de enfrentarnos si la Ley Gallardón sale adelante.

El tema tiene miga. El ministro dice que la nueva ley busca defender "a los más débiles", y eso es encomiable. Sin embargo, al apostar por una protección a ultranza de los concebidos y no nacidos, su propuesta opta por ignorar todo un universo de riesgos y desigualdades que amenaza con borrar de un plumazo la libertad y el bienestar de millones de mujeres, sobre todo las que sufren una mayor marginación socio-económica. 

Estudio tras estudio confirma que, lejos de reducir significativamente el número de abortos, el establecimiento de leyes restrictivas dispara los casos de muerte y enfermedad entre las mujeres que se ven forzadas a abortar clandestinamente en pésimas condiciones sanitarias, a menudo por personas sin suficiente formación. Se estima que cada año se producen unos 20 millones de abortos inseguros en el mundo, y que casi 70.000 mujeres mueren anualmente como consecuencia de dichas intervenciones.

Pero no hay que irse muy lejos para darnos cuenta del siniestro panorama que nos podría tocar vivir de nuevo. Un informe de la Fiscalía del Tribunal Supremo de 1974 estimó que el número de abortos voluntarios en España durante 1973 ascendió a unos 300.000. Otros informes hablaban de 114.000. En cualquier caso, llama la atención la comparación de dichas cifras, correspondientes a un periodo en el que aborto era ilegal, con las 112.390 interrupciones voluntarias del embarazo que se produjeron legalmente en 2012 bajo la ley de plazos actual. 

Sabemos también que la introducción de prohibiciones como la que pretende la nueva ley suele venir acompañada de la explosión del "turismo abortivo” 30.000 mujeres volaban cada año a Londres para abortar en 1976), y de la utilización de peligroso fármacos y remedios abortivos en casa... Pero, sobre todo, sabemos que las mayores perjudicadas serán de nuevo las mujeres que viven en situación de pobreza y marginación, las que no podrán ni costearse ni un viaje low cost, las que tendrán que ponerse en manos de prestamistas para poder afrontar los gastos de un aborto, las que más sufrirán el estigma, el aislamiento y la falta de apoyo.

Así resume el anteproyecto la experta en Diagnóstico Prenatal, Pilar Martínez Ten: "Está planteado como una 'carrera de obstáculos' imposible de cumplir, y propiciará el que las 100.000 mujeres que abortan al año en España lo sigan haciendo pero con más dolor, más sufrimiento, más tarde y sin equidad económica".

¿Forma todo esto parte de la visión de nuestro ministro de Justicia y de los que apoyan su proyecto?

No es de extrañar la enorme oposición social, pero también política y mediática, que está generando la Ley Gallardón. Más de 200.000 ciudadanos ya se han movilizado en apenas una semana pidiendo la retirada del anteproyecto a través de una campaña de Avaaz a la que se han unido las voces de destacados líderes políticos, profesionales de la salud y del mundo de la cultura*. Dentro del PP ya se han producido las primeras escaramuzas de desacuerdo interno. Nos esperan meses de agitado debate.

Corren malos tiempos para la libertad en nuestro país. La respuesta de los gobernantes a la crisis no sólo está minando nuestro acceso a los servicios esenciales, sino que también está erosionando derechos tan importantes como el de poder expresarnos y protestar pacíficamente (de lo que hablaremos en una próxima entrada). Ahora, el anteproyecto de Gallardón amaga con arrebatarle a millones de mujeres la libertad de decidir sobre su vida, su cuerpo y su salud, condenando a muchas a una tragedia mayor que la que se trata de evitar. Depende de todos nosotros, y de nuestro coraje y creatividad como ciudadanos, que esto no suceda.

* Elena Valenciano (PSOE), Juan López de Uralde (EQUO), Rosa Díez (UPYD), Ascensión de las Heras (IU), Pilar Martínez Ten (experta en diagnóstico Prenatal), Isabel Serrano Fuster (ginecóloga y portavoz de la plataforma Decidir Nos Hace Libres), Rosa Montero (escritora y periodista).

Hay 9 Comentarios

Es increible.

Ciertamente, me parece muy injusto!

Me llama poderosamente la atención que ninguna de loas firmantes se refiera al hecho de que en la ley administrativa no se tenga en cuenta al progenitor o semental. ¿Es que tienen capacidad de autoconcepción?
Si es cuestión de dinero, que se diga. (Si tan caro es identificar al varón). Y es ahí donde voy.
Porque tampoco ninguno de los firmantes pide coherencia y responsabilidad a un gobierno que no ha aprobado una política social en consecuencia a la ley que aprueba.
Yo entiendo que un gobierno que está en contra del aborto, no legisle a su favor. Lo que no se todavía es cómo va a garantizar los derechos fundamentales de los recién nacidos.
Por otra parte, y en relación al post, comentar que en 1974 no se divulgaba el uso del preservativo femenino. Tampoco lo hicieron las políticas de prevención intransigentes posteriores basadas en el póntelo, pónselo en masculino, cuando las que se embarazan son ellas y al parecer, sólo ellas, en lo que coinciden todos: firmantes y detractores.
Por último: la pobreza se aprecia cuando se comprueba que la clase media se comporta como víctima-adepta del sistema económico que critica: Cobarde, mediocre, utilitarista y capitalista.

Vendrá bien recordar que en noviembre pasado se presentaron 170.000 firmas de ciudadanos españoles en apoyo de "One of Us", una iniciativa legislativa europea que quiere fortalecer la protección a las personas concebidas y no nacidas. De las 8 iniciativas presentadas hasta ahora en la historia de la UE, sólo tres llegaron a la cifra necesaria, y esta recogió el mayor número visto ahora, casi dos millones. Muchos, aquí y en toda Europa, pensamos que se debe defender la vida humana, antes y después del nacimiento. Si, por motivos tan justos como se quiera -y hay mucho que hablar sobre esos motivos-, es aceptable acabar con la vida de un inocente antes de nacer, también lo sería después, no? ¿Cuál es la diferencia?

Vaya por delante que estoy a favor de que las personas tengan la mejor atención médica posible.

Esta ley puede ser injusta en parte, pero también pienso que puede favorecer la responsabilidad antes de exponerse a un embarazo no deseado. Si no hay problema para abortar, porque es gratis y nadie me va a pedir explicaciones, se fomenta el aborto como medio anticonceptivo, en lugar de tomar las precauciones ANTES de que se produzca.
Qué interés tiene en tomar medidas ANTES porque "qué más da si luego tenemos el aborto" (sin explicaciones, ni siquiera a los padres aunque sean menores), o "el cóctel hormonal de la píldora del día después".
Y son medidas DESPUÉS que sí tienen repercusión en la mujer.
Actualmente sólo se fomenta la irresponsabilidad, no se protege a la mujer, se la presiona, no para que sea dueña de su sexualidad, decidiendo A PRIORI como quiere que sea, sino ofreciéndole salidas 'fáciles' que seguramente tendrán repercusiones en su salud.

¿Alguien se cree que de verdad estamos en una democracia con estos sinvergüenzas que nos gobiernan? http://xurl.es/9ik46

Es inconcebible que en pleno siglo XXi siga debatiéndose si la mujer vive o muere, una verdadera CANALLADA.

Es una ley para someter al pobre. Como la del ministro Jorge ese, y todas las de esta gente.
¿Porque no legislan contra la corrupción y el saqueo pero de verdad?. Esto no es crisis, es estafa y contra esto no hacen nada. A no ser que lo hagan en Suiza, claro. Defienden la vida si; pero la suya, la vida padre.

Pues claro, eso lo ve cualquiera.
Y en mayor grado para la gente humilde, que es injusticia para la gente desfavorecida que pagará con más riesgos para sus vidas.
Bajando la garantía sanitaria bajo mínimos.
Nos recuerda a otros lugares este presente inmediato nuestro, donde se proponía a la gente por ley el tener solo un hijo, lo contrario de la necesidad actual.
Para no bajar la natalidad, forzando a los pobres a pasar a la fuerza por las horcas gaudinas de sacar adelante partos al por mayor en cuanto les toca la china, por quedarse en estado a la mujer que le toque.
Te ha tocado, pues te aguantas.
Por ley.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal