Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Las escuelas eran los únicos lugares seguros

Por: | 19 de agosto de 2014

Esta entrada ha sido escrita por Valeria Méndez de Vigo @vmendezdevigo, responsable departamento Estudios e Incidencia de @entreculturas

Captura de pantalla 2014-08-19 a la(s) 02.25.51

¿A dónde vamos a ir? ¿Qué refugio nos queda? Las escuelas de la ONU eran los únicos lugares donde nos creíamos seguros”, sollozaba, desolada, Rania Oud, madre de siete hijos, en el hospital de la zona de Beit Hanún, una localidad al norte de Gaza, después de que hace algunas semanas varias explosiones mataran a 17 personas e hirieran a  más de 200 que se encontraban refugiadas en las instalaciones de la escuela primaria. El 30 de julio un nuevo bombardeo a una escuela mató a 20 personas e hirió a 60. Las fotos del dolor, miedo y desesperación de niños, niñas y mujeres, que han dado la vuelta al mundo, son absolutamente estremecedoras. Los colegios bombardeados son algunos de los 84 que la ONU habilitó como refugio para las  150.000 personas desplazadas por la operación militar israelí en Gaza. 

Lamentablemente, no son los únicos casos. Tal y como viene denunciando UNESCO, en su informe Conflictos armados y educación, en los últimos años, ha habido un considerable aumento de los ataques a la educación en países en conflicto.   La Coalición Global para proteger la educación de ataques ha publicado recientemente un estudio, señalando que durante 2009-2013, se han producido ataques armados a la educación en 70 países del mundo, entre otros, en los Territorios Palestinos ocupados, Siria, República Democrática del Congo, Nigeria o Afganistán.

De hecho, de los 58 millones de niños y niñas  que no tienen acceso a la escuela primaria, la mitad vive en países afectados por conflictos. De los 69 millones de adolescentes que cursan el primer ciclo de secundaria, 20 millones viven en países en conflicto. 

Es evidente que los niños, niñas y jóvenes que no tienen acceso a la educación o la abandonan tempranamente en los países en conflicto pierden toda oportunidad de labrarse un futuro y una vida digna pero, además, se vuelven enormemente vulnerables al reclutamiento por parte de grupos armados o a la violencia sexual. Por el contrario, la educación les protege y previene contra éstas y otras amenazas y proporciona orden, estructura, una impresión de normalidad y una cierta esperanza en el porvenir que atenúa los efectos traumáticos derivados del conflicto o el desarraigo.  Es evidente también el relevante papel que puede jugar la educación en la construcción de una cultura de paz y también lo contrario, el resentimiento, hostilidad, discriminación o divisiones sociales que puede ocasionar o exacerbar una deficiente educación o su ausencia.

¿Qué se puede hacer en Gaza y en otros lugares afectados por conflictos armados para proteger la educación?

Como señala UNESCO, resulta fundamental proteger el derecho a la educación de los niños y niñas en caso de conflicto y las escuelas como espacios seguros, tal y como dispone el derecho internacional humanitario,  así como reforzar los sistemas de supervisión y elaboración de informes sobre violaciones de derechos humanos que afectan a la educación e imponer las sanciones apropiadas a los culpables. Los Estados deben suscribir los denominados Principios de Lucens, para prevenir el uso de las escuelas en zonas de conflicto y asegurar la protección de las infraestructuras educativas.

Hay que reconocer el papel fundamental de la educación en emergencias relacionadas con conflictos armados y destinar, al menos, un 4% de la ayuda humanitaria a educación básica (actualmente llega a un ínfimo 2%). Además, en las fases posteriores, la ayuda a educación debe ser previsible y a largo plazo para poder construir sistemas de educación de calidad.  Asimismo, es preciso reconocer el papel de la educación en la construcción de la paz, creando sistemas de educación inclusivos, en los que se aprendan valores de tolerancia, respeto mutuo y la capacidad de convivir pacíficamente.  Como declara Ban Ki Moon,”Las escuelas no deben ser nunca escenarios de guerra, sino espacios seguros para los niños y las niñas”.

  

Hay 1 Comentarios

”Las escuelas no deben ser nunca escenarios de guerra, sino espacios seguros para los niños y las niñas”. Bonita frase la de Ban Ki Moon. Brillante! Pero, los terroristas de Hamas que almacenan misiles y otro tipo de armamento en ellas (Ya hemos visto como los mismos funcionarios de la ONU les devolvieron sus armas cuando todo ello fue descubierto), decía que los terroristas de Hamas ¿saben leer? Porque desde esas escuelas se disparan misisles (y cohetes). Y luego envían a sus ciudadanos(?) a estarse en ellas. Es cierto que los ataques israelíes provocaron víctimas no deseadas pero no fue Israel quie les pidió que se quedaran ahí. Además de que la UNRWA sirve para que muchos funcionaros se alimenten del bote de ella durante tantos años, qué tiene que decir la autora invitada de Siria, por ejemplo. Ah! por supuesto! Allí no hay israelíes NI judíos. Porque cuando dice: "¿Qué se puede hacer en Gaza y en otros lugares afectados por conflictos armados...? con esta generalización les está quitando importancia, protagonismo. Total ¿qué son 170.000 muertos en Siria? comparados con la enormidad de 2.000 en Gaza. Y no nos preocupemos que las víctimas en Afganistan sean niñas privadas de educación, atención médica, etc. Total son mujeres! Para qué vamos a protestar?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal