Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

La dificultad de ser joven en el siglo XXI

Por: | 02 de septiembre de 2014

Esta entrada ha sido escrita por Santi Bueno y Cristina Celda, de la Fundación Mainel.

Screen Shot 2014-09-01 at 9.53.22 PM

No es fácil ser joven en el siglo XXI. El debilitamiento de la recuperación mundial ha agravado la crisis del empleo, dificultando aún más el acceso para los jóvenes. El 13’1% del total de los jóvenes del mundo están desempleados, lo que se traduce en que a 74’5 millones de jóvenes les faltan motivos para celebrar su juventud.

Estudios recientes demuestran que la experiencia del desempleo en las primeras etapas de la juventud puede tener secuelas en los salarios hasta 20 años después. Además, los trabajos a tiempo parcial y el empleo informal siguen ganando enteros en detrimento de los empleos de calidad y seguros, que han pasado a ser más difíciles de conseguir para los jóvenes. Paralelamente, es notable el desajuste de competencias. Hay un elevado número de jóvenes con mucha preparación en puestos en los que no se les necesita.

Otro indicador a tener en cuenta es la tasa NINI, que en 2010 era del 15’8, lo que se traduce en que uno de cada seis jóvenes de todo el mundo ni reciben formación ni trabajan. Este es el panorama más reciente que ofrece la Organización Internacional del Trabajo (OIT):

Europa (UE) y EE.UU.

En las economías avanzadas la tasa de desempleo juvenil no bajará del 17% antes del 2016 -en países como España y Grecia, se registraron en 2012 valores que superan el 50% de la población activa joven-. A esto hay que sumarle que la duración del desempleo y la precariedad en los trabajos. Los datos nos dicen que en 2011 un 40’5% de los jóvenes europeos tenía contratos de trabajo temporales, frente al 14’5% de los jóvenes norteamericanos.

Europa central y sudoriental (no UE) y CEI

Llevándole la contraria a la evolución negativa que está sufriendo el empleo a nivel mundial, los países de Europa Central y Sudoriental –los que no pertenecen a la UE- asoman la cabeza. Del 20’4% en 2009, al 17’9% de 2012 y que según las previsiones de la OIT se mantendrá hasta 2018 a pesar del azote que la crisis esta propinando a nivel mundial.

Asia

En Asia Meridional y en contraposición a las tendencias de las economías avanzadas, las tasas aumentan conforme aumenta el nivel de estudios. Existe una gran desconexión entre los centros de formación y los empleadores. Además, los jóvenes tienen una probabilidad 5 veces mayor que los adultos de estar desempleados. Y a esto hay que sumarle que en esta región el trabajo a tiempo parcial ronda tasas del 35%. Y son muy destacables las marcadas diferencias por género. Las mujeres jóvenes tienen el doble de posibilidades de estar sin empleo.

Y cabe añadir la precaria situación de muchos trabajos. Alrededor de 15 millones de personas en el mundo trabajan en el sector textil, concentradas la mayoría en India. Tal y como manifiesta la Campaña Ropa Limpia en SETEM, un salario digno debería ser suficiente para que una trabajadora del sector textil compre comida para sí misma y para su familia y para que pueda costearse la vivienda, la atención médica y posibles imprevistos".

ChinaCorea del NorteCorea del SurJapón, Mongolia y Taiwán conforman la región de Asia Oriental, donde el desempleo juvenil está, según los últimos datos, en torno al 9%. Aunque es un porcentaje bajo, se prevé que la tasa aumente en los próximos años.

América Latina

Durante los últimos años se ha registrado un fuerte crecimiento económico en toda la región pero los jóvenes no se han beneficiado demasiado del mismo. Aunque el desempleo juvenil ha descendido del 17’5% hasta el 12’9% en la última década (actualmente la tendencia se prevé al alza) cada vez hay más jóvenes desempleados en comparación con los adultos. Además, seis de cada diez jóvenes que consiguen un empleo se encuentran en condiciones de informalidad. Y más preocupante es el número de NINIS, que alcanza niveles cercanos al 20%.

África

En África del Norte la tasa de desempleo alcanza el 23’7% para 2012. Cifra más elevada si hablamos de mujeres. En 2012, sólo el 19’7% de las mujeres jóvenes trabajaban frente al 46’8% de los hombres. En África Subsahariana, el 40’1% de los trabajadores de esta región vive con 1’25$ al día. Y al nivel de 2 dólares al día, la tasa aumenta al 60%. Y, por supuesto, esto afecta en gran medida a los trabajadores jóvenes.

Oriente Medio

La tensión que se acumula en estas regiones es un factor determinante. En 2012 Oriente Medio registraba una tasa de desempleo juvenil de un 28’3%. En Jordania y los territorios ocupados de Palestina la tasa alcanzaba niveles superiores al 30%. Y más significativo es el desempleo de las mujeres. Mientras los hombres jóvenes de esta región registraban una tasa de desempleo del 25% las mujeres jóvenes soportaban valores del 43%.

¿Qué es lo que hace falta?

Ante este panorama, se precisan medidas urgentes, como facilitar el acceso a la formación a todos los jóvenes (algo que ya se contemplaba en las ODM y ahora previsiblemente en los ODS), y además, minimizar las diferencias entre las competencias obtenidas y las que demanda el mercado de trabajo. Para ello es necesaria la cooperación entre los gobiernos, los educadores y el sector privado.

También es importante asegurar la financiación para los jóvenes que deseen emprender sus propios negocios. Y es indispensable asegurar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, y eliminar las diferencias salariales por género.

Y, por supuesto, asegurar el acceso global a una adecuada protección social, de acuerdo a las normas laborales de la OIT. Esto debería ser indispensable también en trabajos informales, que en determinadas regiones suponen, la mayor parte de las veces, la única salida. Como afirmaba Shantayanan Devarajan, economista en jefe de la Oficina Regional de África del Banco Mundial, "para ayudar a la juventud, es imprescindible que prospere el sector informal. No se trata de que los Gobiernos no tengan la infraestructura instalada para crear trabajos en el sector formal, sino que es demasiado difícil absorber el gran número de jóvenes, que, además, va en constante aumento". Dejar a estos jóvenes fuera de las coberturas sociales supone mirar hacia otro lado y una falta de valentía por parte de muchos gobiernos.

[Los datos que aparecen en este artículo pertenecen al informe “Tendencias mundiales del empleo juvenil 2013” realizado por la Organización Internacional del Trabajo, OIT. Los jóvenes están comprendidos entre 15 y 24 años.]

Hay 2 Comentarios

http://www.youthemploymentdecade.org/es/

Por una Década del Empleo Juvenil 2019-2028

La juventud actual de nuestro tiempo, recoge el resumen de todas las contradicciones que se dan en nuestra sociedad y en nuestra cultura.
Exponiendo de forma clara con su sola presencia todos los fallos sociales en los que nos precipitamos desde la controversia de llamarnos civilización avanzada.
Sin previsión de soluciones acordes con el desarrollo actual, para quienes han de seguir mañana sosteniendo la marcha del mundo.
Creando una vertiente de frustración en quienes se han preparado para ser adultos.
Se suele observar que todas las especies cuidan de sus crías hasta que pueden valerse por si mismas.
Para que se incorporen preparados al mundo adulto.
En nuestro caso, se utiliza a la juventud como un mercado que durante todo el período de desarrollo consume de forma importante y produce rendimientos económicos.
Hasta que llegan a la edad adulta.
Entonces se quedan a las puertas de la vida, con la mayoría de las salidas cerradas.
Sin una planificación previa social que de alternativas en el momento crítico de pasar a la vida adulta.
Al momento de producir.
De ser activos y rentables en función de su preparación, derrochando el gasto e infra utilizando el potencial cuando se está en la flor de la vida.
Diciendo que no hay trabajo para tantas personas preparadas.
Como la fábula de la zorra, que no pudo alcanzar la uvas y dijo que estaban verdes.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal