Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

¿Qué dirá España en la Cumbre del Clima?

Por: | 16 de septiembre de 2014

Esta entrada ha sido escrita por Anna Pérez Català. La próxima semana se celebra la Cumbre del Clima convocada por el Secretario General de la ONU.

Captura de pantalla 2014-09-15 a la(s) 23.35.18Cumbre del Cambio Climático 2020: "¿El camino a Copenhague, por favor?" - "Esto es Copenhague".

"Estoy en paro, no me hable del clima": La respuesta demuestra la confusa opinión española sobre el cambio climático. La crisis económica parece disminuir el interés en temas ambientales, aunque no sólo podemos culpar a la economía, sino también a la manca de acción para reducir emisiones, y a los mensajes confusos que recibimos de nuestros dirigentes políticos. Algunos confundían tiempo y clima, otros lo consideraban el nuevo comunismo preparado para restringir libertades. La verdad es que el último informe del IPCC, el panel mundial de expertos en cambio climático, confirma por enésima vez la influencia que los humanos tenemos en el clima, y pide acción urgente para evitar consecuencias alarmantes.

Este 23 de Septiembre, el secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon convoca en Nueva York un evento sin precedentes: la Cumbre sobre el Clima. El encuentro pretende acelerar la adopción de medidas para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y movilizar la voluntad política. Dos días antes, está convocada una movilización global, la Movilización Climática de los Pueblos para reivindicar un mundo a salvo del cambio climático.

Según el secretario general, la manca de acción es preocupante: hay un amplio consenso que la acción antropogénica genera cambios en el clima y la tecnología para conseguir una descarbonización de nuestras economías ya existe, pero falta voluntad política y metas claras de reducción. Esta Cumbre pretende que los diferentes países fijen objetivos reducción para periodos concretos y abra camino para un acuerdo global en París 2015, con una reducción ambiciosa de emisiones y vinculante como el protocolo de Kioto.

El Estado Español, como cualquier otro país del mundo, debe implicarse en la lucha contra el cambio climático de manera activa y ambiciosa. Por su situación geográfica, será uno de los países europeos más afectados por el cambio climático, debido a la subida de temperaturas y el nivel del mar, desertificación, e impactos en la economía y la salud. Como miembro de la Unión Europea, España tendría que involucrarse en la política marco en energía y clima 2030, que propone una reducción del 40% en gases de efecto invernadero, incrementar la eficiencia energética en un 30% e incrementar la energía consumida procedente de renovables hasta 27%.

Además, hay muchas más acciones que podrían ser promovidas a distintos niveles de gobernanza para fomentar la reducción de emisiones y una mejor adaptación al cambio climático. El sector que más emite es la generación de electricidad, que representa el 28% de las emisiones en España. Por eso, es necesario recuperar una política energética que priorice las energías renovables. España ha sido criticada por la Comisión Europea por sus recortes retroactivos aplicados a este tipo de energía, y las trabas puestas a la inversión privada que imposibilitan el autoconsumo. Con la excusa de reducir el déficit público, 1.600 millones de las primas a las renovables fueron recortados, mientras se sigue subvencionando carbón y nuclear, y se planean prospecciones petrolíferas en las Islas Canarias, alargando así un modelo energético obsoleto.

El transporte representa un 22% de las emisiones totales, por eso es importante fomentar el transporte público y un consumo local. En los últimos años las tarifas del transporte público han subido más del doble que el IPC generando muchas protestas, cosa que no facilita su promoción, cuando las diferentes municipalidades deberían adaptar los precios a la realidad de sus habitantes y los diferentes sectores sociales. Los gobiernos a distintos niveles también pueden promover el consumo local con subvenciones para licencias de apertura y contratación, o campañas de promoción y sensibilización, medidas que ya se están aplicando en distintas ciudades.

La agricultura también es una gran generadora de emisiones, un 11% en España, debido a la cantidad de maquinaria que utiliza, pero también a los fertilizantes, pesticidas, riego, transporte y almacenamiento. Por eso son necesarias políticas que fomenten la agricultura ecológica, que preserva la biodiversidad y el suelo, a la vez que mitiga los efectos del cambio climático. Al tratarse de un sistema que no depende de inputs externos para mantener la fertilidad del suelo (utiliza rotaciones, abonos verdes, leguminosas, etc.) y la ausencia de fitosanitarios y fertilizantes, reduce las emisiones de CO2 emitidas a la atmosfera comparado con la agricultura tradicional, a la vez que aumenta la eficiencia en retención de carbono. España es el país europeo con mayor extensión de tierras con producción ecológica: 1’84 millones de hectáreas, producción nacional a la que le falta un fomento del mercado interno, recuperación de subvenciones o políticas para promocionarlo, como podría ser la introducción de alimentos ecológicos en comedores escolares.

Hay muchas otras medidas que podrían incluirse en la lista de cómo combatir el cambio climático, ya que este afecta casi todos los aspectos de nuestra cotidianidad, y es verdad que las acciones individuales suman en la batalla para reducir emisiones. Sin embargo, el papel de los gobiernos es clave para conseguir un descenso constante de las emisiones, ya sea sancionando a los que más contaminan o promoviendo políticas respetuosas con el clima. Como sociedad civil, nuestro deber es exigir que nuestros representantes tomen esta responsabilidad, ya sea manifestándonos (como la marcha para el clima en Nueva York), escribiendo en los periódicos y en las redes sociales, cartas y peticiones… en definitiva haciendo presión para que los que van a tomar decisiones en la Cumbre Sobre el Clima entiendan que queremos vivir en un planeta donde se cambie el mundo, pero no el clima.

Hay 1 Comentarios

Tema peliagudo éste... no sé como acabará la cosa pero la verdad, no soy muy optimista con ello :-(

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal