Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Las personas antes que las fronteras

Por: | 18 de junio de 2015

Esta entrada ha sido escrita conjuntamente por el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) Europa y el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) de España sobre la agenda europea de migración

Dv2017219

Los inmigrantes, esencialmente somalíes y eritreos, serán luego transferidos tras ser identificados a los centros de acogida diseminados en toda la península, en Roma, Milán o Nápoles. AFP

Según estimaciones oficiales, más de 1.200 personas han perdido la vida en el Mediterráneo en lo que va de año mientras intentaban alcanzar seguridad en Europa. La Organización Internacional para las Migraciones ha señalado que son cifras nueve veces superiores a las del año pasado para el mismo período. Estas terribles muertes representan las calamitosas consecuencias de las políticas migratorias europeas previas, más preocupadas por medidas de control y seguridad que por maneras de salvar vidas y proteger la dignidad humana.  

Los trágicos naufragios de barcos en abril, incluyendo el del día 19 en el que se ahogaron más de 800 personas, conmocionaron a los europeos y movieron a la Unión Europea a actuar. El 13 de mayo la Comisión Europea publicó un comunicado sobre la nueva agenda europea de migración. Aunque el documento contiene algunas medidas diseñadas para salvar vidas y proteger los derechos humanos de los migrantes, otros aspectos de la misma han levantado las preocupaciones de las organizaciones sociales, incluyendo JRS Europa y SJM.   

Es cierto que la agencia europea de fronteras Frontex ha recibido más dinero y recursos para continuar sus operaciones en el Mediterráneo. El presupuesto y área de intervención equivalen ahora a los de la operación italiana previa de búsqueda y salvamento Mare Nostrum. Podría pensarse que más recursos y un área geográfica más amplia significan que más migrantes serán rescatados en el mar. Sin embargo, aún se está discutiendo si la búsqueda y salvamento caen o no bajo el mandato de Frontex. Incluso el director de la agencia ha dicho que el mandato de Frontex es gestionar las fronteras y no salvar vidas. Estas discusiones entorpecen una operación que podía de lo contario implementarse de forma rápida y eficaz.

En segundo lugar, la agenda prevé un plan de reubicación por el que 40.000 personas eritreas y sirias llegadas a Grecia e Italia serán ‘redistribuidas’ en otros Estados Miembros. Sin embargo, varios países europeos –España entre ellos- ya han dicho que se oponen a esta medida. Y a pesar de la voluntad de la Comisión de sacar adelante este plan, las discusiones internas continúan. Además, la propuesta de reubicación y los criterios de distribución  se centran en la situación demográfica y económica de los estados miembros pero ignoran las necesidades e intereses personales de los solicitantes de asilo.

Como proyecto piloto, el plan tiene ciertas ventajas. Si los estados miembros consiguen alcanzar un acuerdo para trabajar juntos, el plan podría generar nuevas ideas que sustituyan al sistema actual –“sistema Dublin”- de reparto de refugiados en Europa, que tantos fallos ha mostrado. Sin embargo, JRS Europa y SJM creemos que para que cualquier plan de reubicación tenga éxito debe tomar en consideración las necesidades y deseos de los propios solicitantes de asilo.

El reasentamiento proporciona una vía legal y segura para traer a refugiados desde los conflictos hasta Europa en cooperación con ACNUR, la agencia de Naciones Unidas para los refugiados. Hasta ahora solo la mitad de los 28 estados miembros han participado en el pasado en programas de reasentamiento. La propuesta de la Comisión Europea de reasentar a 20.000 personas en los próximos dos años es una cifra muy baja para una crisis global de refugiados como la actual. JRS Europa y SJM pedimos a todos los estados miembros que participen en este plan y que amplíen sus programas de reasentamiento.

Por último, la agenda pone demasiado énfasis en la lucha contra traficantes y apenas ofrece detalles de cómo abrir más vías de acceso legal y seguro a Europa a los migrantes forzados. Si la Unión Europea decide destruir los barcos de los traficantes, ello no cambiará la situación de quienes están  decididos a alcanzar Europa a toda costa. Sin abrir más vías de acceso legal y seguro, esta medida puede poner en peligro la vida de estas personas forzándolas a permanecer en países que no brindan la adecuada protección.

http://www.jrseurope.org/

Hay 5 Comentarios

Sherazade: no soy quien ha creado la Ley de Causa y Efecto. Solo os lo menciono, por si alguien quiere buscar las causas por las cuales esto sucede. ¿Por qué Europa no ayudó a los africanos en los pasados siglos? ¿Tienes idea de cuánto dinero aportamos las familias católicas para el "bautismo de un niñit@ africano? Mucha mentira se ha montado por este Mundo!

Bergante, voy a meter mi nariz brasileño, con permisso: No estoy de acuerdo con usted. Quieren saldar deudas carmicas? Ajudenlos en Africa, no en Europa. Europa va a ser una grande Africa islamizada en 100 años, se for receberlos todos. Y como habló Zamarrón, ellos no dan nada en troca. Imaginese como seria, para saldar una deuda karmica los brasileños decidicen invadir Portugal? :) :)

Es una pena que los humanos no tengamos presente la Historia que nos enseñaran en la escuela. Así recordaríamos que nosotros, europeos, colonizamos otros Continentes, les arrebatamos cuanto de valor nos apetecía por la fuerza de las armas, les contagiamos nuestras enfermedades y como esos pueblos originales carecían de inmunidad para esos males, pues murieron de a cientos. Y esto como se llama? Karma. Nos hemos ganado un karma que ahora nos corresponde pagar por tanto miedo, tantos estragos, tanta maldad que hemos cometido en los siglos pasados y también en el presente.Así que, abracemos a estos inmigrantes que nos dan la oportunidad de saldar nuestras deudas kármicas.

Europa asalto por siglos fronteras, y a África en particular, y es el mas responsable de la fragmentación de ésta hoy. la bonanza que construyeron fue expoliando por el mundo. Tiene débil memoria...

Cuando se producen hechos en las sociedades fuera de la lógica, que se pueden llamar fuera de lo normal, ocurre como con los recipientes que se van llenando de agua, hasta que justo les cae solo una gota de más y entonces se desbordan.
Los movimientos migratorios masivos de gente en la miseria propiciados y ayudados desde las mafias.
De una parte de las poblaciones en países quebrados y sometidos al expolio indiscriminado por gobiernos sin control, por guerras endémicas o por el bandolerismo impuesto desde el fanatismo.
No se puede asumir en Europa de forma indefinida por ser el continente vecino sin que estalle la burbuja humanitaria antes o después.
Porque esas personas que se embarcan en busca de un futuro mejor ya, comprando un pasaje aun grupo de traficantes de personas, quieren una vida resuelta en logros sociales y libertades que en sus países de origen no consiguen conquistar.
Prefiriendo abandonar sus casas en ruina y asentarse en otros lugares con unos acondicionamientos humanitarios dignos, que quieren compartir gratis saltando las fronteras como si fueran de vacaciones.
Sin dar nada a cambio, sin documentación, sin normas reguladoras, sin controles.
Solo con la garantía de los derechos humanos que obligan solo a una parte por ser gente civilizada.
Sufriendo las consecuencias de la represión de grupos extremistas que empujan a las poblaciones indefensas contra las cuerdas de la desesperación y la huida.
Contra una Europa que es el desafío de la vida democrática y civilizada. No comprendiendo que una cosa es ser solidarios y otra muy distinta es arruinar nuestras instituciones acogiendo sin medida hasta el punto de entrar en pérdidas e irnos a pique todo el mundo.
Pues lo de asaltar fronteras es algo que a nosotros no nos está permitido desde Europa.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal