Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

¡Me gusta pagar impuestos!

Por: | 26 de noviembre de 2015

Por Miguel Gorospe, de la Alianza Española Contra la Pobreza.

Captura de pantalla 2015-11-25 a las 23.28.36A este paso, un Estado del bienestar de juguete. 

En época electoral los partidos incluyen en sus programas todo aquello que le puede gustar a los electores, así que algunos de ellos plantean reducir los impuestos porque creen que a todos nos suena bien pagar menos.

Pero ¿qué ocurre actualmente en España?:

- que nos chirría mucho el hecho de que tantos políticos corruptos cobren dinero negro y se lo lleven a paraísos fiscales, cobrando además por concesiones que inflan el gasto público.

- que nos indigna que las grandes empresas y grandes fortunas apenas paguen impuestos y nosotros paguemos religiosamente nuestros impuestos a través de la declaración de la renta,

- que no existe una conciencia social clara de que de nuestros impuestos sale todo el bienestar social del que disfrutamos en España y que gracias a nuestros impuestos funcionan los organismos que construyen carreteras, aportan seguridad física y jurídica a la ciudadanía y tantos otros servicios públicos.

¿Por qué no nos gustan los impuestos? Primero, porque no nos gusta pagar nada, pero, sobre todo, porque no se nos ha explicado suficientemente para qué son necesarios. Apenas tenemos cultura tributaria, no somos conscientes de que sin ellos sería imposible hacer funcionar colegios, hospitales, cobrar pensiones, tener derechos democráticos o hacer justicia distributiva.

También porque vemos que los gobiernos abusan de los ciudadanos no implantando un sistema fiscal en que los que más tienen sean los que más paguen. Porque se pone alfombra roja al dinero, planteando que los impuestos sobre el capital sean más bajos que los del trabajo, se facilite pagar menos impuestos a las grandes empresas y grandes fortunas y no se apliquen impuestos a la especulación financiera.

Cuando empresas tecnológicas como Apple, con 238 € millones de ventas en España, solo declara un beneficio de 9 millones de euros (es decir, del 4%, cuando a nivel global su beneficio sobre ventas está en el 23%), somos conscientes de la enorme ingeniería financiera que hay detrás de esas cifras. Frente a ella, está la inspección tributaria española, con la mitad de inspectores que la media europea y dedicada primordialmente a los pequeños contribuyentes.

Nos encontramos que los gobiernos de España han permitido los abusos de grandes defraudadores, como en el caso Falciani, en el que al descubrirse una lista de 4.000 defraudadores la Agencia Tributaria, en lugar de comenzar la inspección, les advierte a muchos de ellos para que regularicen su situación.

Con la llegada de la crisis se ha visto que “era necesario” llevar a cabo recortes en el Estado del bienestar porque los ingresos fiscales no eran suficientes, al haber disminuido la actividad económica, y se ha puesto de manifiesto, claramente, que no era un problema de que los tipos fueran bajos, sino que la evasión y la elusión fiscal es enorme. Aspecto que, hasta ahora, no había resultado tan evidente.

Con un fraude fiscal en España en torno al 23% (unos 60.000 €M, casi el doble de la media de los países de nuestro entorno), solo con que los ingresos por impuestos estuviesen en la media europea se hubieran cubierto todas nuestras necesidades, sin recortes.

Desde la nueva Plataforma por la Justicia Fiscal, creada este mes de noviembre por diversas organizaciones de la sociedad civil, nos proponemos exigir al próximo gobierno:

  • Cambiar la imagen de los impuestos para que exista conciencia de la necesidad de pagar impuestos y de exigir justicia fiscal.
  • Mayor progresividad del sistema tributario.
  • Mayor dotación de medios humanos y técnicos a la Agencia Tributaria para la lucha contra el fraude, enfocando la inspección a grandes defraudadores.
  • Mayor transparencia de las empresas en materia fiscal.

Si abogamos por una justicia distributiva, es imprescindible que todos paguemos impuestos y tengamos justicia fiscal.

Hay 2 Comentarios

Yo el tema de la fiscalidad no lo tengo muy claro. Quería entenderlo e ir mas allá, y estaba buscando en internet si se podia crear una empresa en Andorra por ejemplo, y he visto esta pagina http://www.andorra-solutions.com/ y bueno tras leyendo, he entendido que domiciliar sur empresa en Andorra no tenia nada de ilegal. Así que no se, si hay gente que quieren crear e invertir y si les sale mas fácil hacerlo en otro país... quizás haría lo mismo

Hay que decir que el fraude fiscal es la consecuencia de la corrupción de las clases políticas dominantes. A níngún ciudadano le place pagar sus impuestos sabiendo que SU dinero irá a engrosar los bolsillos de los funcionarios de turno. De modo que cada cual se amaña por donde puede para pagar lo menos posible. Y el otro mal ejemplo viene dado por la ICAR, la cual muy graciosamente se ha arrogado mas de 5 mil inmuebles y no paga un euro por ninguno de ellos. Si fuese que esos inmuebles los tienen para dar techo a los que carecen de él, sería aceptable. Pero ni eso !

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal