A gusto del consumidor

¿Nos pueden dar ecológico ‘por liebre’?

Por: Ana Llorens

27 abr 2016

Repera
Productos en un establecimiento de fruta y verdura ecológica. / CARLOS ROSILLO


El consumo de productos ecológicos va en aumento. Supermercados, tiendas especializadas o productores que venden sin intermediarios facilitan el acceso a ellos. Para asegurarnos de que lo que compramos es ‘eco’ debemos identificar el sello que lo certifica pero, ¿puede haber ‘fraude’?

El consumo ‘eco’ cada vez gana más adeptos. Es una tendencia en aumento y sigue la estela de lo que sucede en otros países europeos donde está mucho más generalizado. Llegan nuevas cadenas de supermercados, nuevos conceptos de negocio que acercan lo ‘eco’ al consumidor más concienciado.

Según el último estudio sobre el consumidor de alimentos ecológicos realizado en 2014 por el ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el 29,3% de los españoles consumimos al menos una vez al mes algún producto de producción ecológica, un 3% más que en 2011.

Este estudio refleja, además, un aspecto clave para los consumidores, identificar correctamente los productos ecológicos. En este sentido, la encuesta refleja que el 37,4% sabe cuál es el sello o el etiquetado que debe encontrar en estos productos. Aunque el dato mejora respecto a tres años antes, revela que todavía hay cierta confusión y eso, es susceptible de fraude.

Los sellos que deben aparecer en cualquier producto ecológico son estos dos:

SellosEn el de arriba encontraremos información relativa al Estado de la UE de dónde procede el producto,la referencia a la producción (ECO/BIO/ORG) dependiendo del país, el número de la entidad certificadora y por último la Comunidad Autónoma. El de la abajo es el específico de cada Comunidad Autónoma.

La producción ecológica está estrictamente controlada, como nos explica, en conversación telefónica Carlos Álvarez, gerente de la finca ecológica La Noria. “La normativa es bastante restrictiva, pero yo no quitaría nada” y añade que, “cada cuatro meses me avisan de que van a realizar una inspección ocular y posteriormente una con papeles”.

Estas inspecciones corresponde hacerlas a diferentes organismos según la comunidad autónoma, en unas son públicos y en otras son privados. Desde FACUA, de hecho, rechazan esta privatización. Isabel Moya, miembro de su equipo jurídico explica que ellos abogan “por que ese control sea público y no a través de organismos privados, aunque no tenemos constancia de que se levante la mano ni de que haya fraude en la certificación”.

Si la producción ecológica garantiza que el producto que llega a establecimientos y tiendas cumple con la legislación comunitaria, ¿puede haber fraude en la comercialización? O lo que es lo mismo, ¿puede el consumidor estar seguro de que lo que le están vendiendo es ecológico? En un producto envasado en el que figure este sello, en principio, todo es correcto pero, ¿y en la venta a granel?

El sobreprecio que paga el consumidor por el alimento ecológico está justificado, como explica Carlos Álvarez, porque el productor incurre en dos tipos de costes: “Al no poder utilizar herbicidas las malas hierbas hay que retirarlas a mano y al no poder utilizar abonos químicos la producción ecológica es un 50% inferior a la intensiva”. Es más, en su opinión, el precio aumenta tanto más cuanto más intermediarios intervengan en el proceso que va de la huerta a la mesa.

Pero este sobreprecio también puede ser una tentación para que un comerciante coloque el cartel de ‘eco’ en una caja de manzanas o peras no ecológicas. ¿Quién le vigila? En este caso, la mejor forma de asegurarnos que el establecimiento en cuestión vende producto ‘eco’ es comprobar, en el caso de la Comunidad de Madrid, que se encuentra en este registro de CAEM (Comité de Agricultura ecológica de la Comunidad de Madrid) donde figuran todos los puntos de venta de productos ecológicos, tanto tiendas especializadas, herbolarios, grandes superficies como comercios online o productores.

Si les sucede como a servidora, que en alguna ocasión ha dudado de la autenticidad de la certificación ‘eco’ en una caja de fruta a granel en una tienda de barrio, podemos acudir a este listado y comprobarlo. En caso de no encontrar el establecimiento en cuestión, no podemos tener garantía de que este comercio nos esté dando ecológico ‘por liebre’ y, en consecuencia, nos estén cobrando un precio superior por un producto convencional.

Hay 1 Comentarios

Lo mejor es comprarlo directamente al productor y así se asegura uno que el producto realmente es ecológico.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Si te indigna que tu operadora móvil te suscriba al servicio SMS Premium sin avisar, si te enfurece que te llamen diez veces para que cambies tu tarifa de internet (a las 8 de la tarde!), si no entiendes la factura de la luz o no sabes dónde denunciar a esa aerolínea por dejarte en tierra, no lo dudes, eres de los nuestros. En este espacio queremos ayudarte a elegir con criterio, ahorrar un poquito, quejarte cuando toca y, en definitiva, a que vivas a gusto del consumidor. Y si tienes una consulta, envíala a agustodelconsumidorblog@gmail.com y te daremos solución en formato vídeo.

Sobre el autor

Ana LLorens

Ana Llorens es periodista de información económica con más de doce años de experiencia en medios audiovisuales y prensa digital. Entre datos, cifras, balances y porcentajes saca un hueco para otra de sus pasiones: informar y defender a los consumidores.

Archivo

septiembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal