A gusto del consumidor

¿Planchar? No, gracias

Por: Ana Llorens

24 may 2016

Jeff
Imagen de la web de Mr. Jeff.


O la amas o la odias. La plancha es esa tarea del hogar que se estira y se encoge en función de lo mucho o lo poco que nos guste llevarla a cabo. Hay quien se esmera mucho al sacar la ropa de la lavadora, la dobla cuidadosamente cuando se seca y se ahorra la tarea, hay quien lo plancha todo (hasta la ropa interior) y emplea horas en dejarla lisa como una tabla. Para solucionar la papeleta nacen nuevas apps que ofrecen el servicio a precios low cost.

Es una tarea con poco atractivo, está claro. No tiene el glamour de la cocina, no nos sirve como excusa para ‘airearnos’ como cuando hacemos la compra, ni nos genera una catarsis existencial como cuando nos arremangamos para una limpieza general. Planchar no mola. Bueno, va en gustos... hay quien reconoce que le relaja y hay a quien ‘no le disgusta’, o ‘lo prefiere antes que otras cosas’, pero, en general, es una tarea a la que se le tiene cierta manía.

Por eso se ha convertido en el nicho de mercado de nuevas startups, apps móviles que te ofrecen el servicio completo: ir a tu casa, llevarse tu ropa sucia y entregártela limpia y planchada. ¿Precio? La app Mr. Jeff lo hace por 19 euros a la semana. “Nuestra misión desde el inicio es que nuestros usuarios disfruten de su tiempo libre, por ello, hemos querido dar un paso más allá y lanzar un servicio de lavandería y planchado, totalmente nuevo”, explica, Eloi Gomez, CEO de Mr Jeff.

Mr. Jeff limita la cantidad de ropa a 50 kilos de ropa mensuales y 25 camisas (la distinción es porque las camisas se entregan en percha y el resto de la ropa doblada), "el equivalente a unas 10 lavadoras", aseguran.

Se trata de una opción interesante aunque quizás la alternativa de contratar a una persona que vaya a nuestro domicilio a hacer la colada y planchar dos horas a la semana, nos saldría apenas un poco más caro: por entre 10 y 12 euros la hora podemos encontrarlo en una ciudad como Madrid.

Pero apps como Mr. Jeff juegan también con factores como la intimidad al no tener que abrir nuestra casa a personas externas, dejarles las llaves o estar en el domicilio mientras realizan el trabajo. De ahí su éxito con una media de 1000 clientes a la semana y la expansión desde Valencia (su ciudad natal) a Madrid y próximamente Barcelona.

¿Desventajas? El principal riesgo que corremos es que se produzcan desperfectos en las prendas como teñidos,roturas o que no se utilicen productos adecuados al tejido o calidad de las mismas. Desde Mr. Jeff nos explican que, “la ropa delicada requiere un servicio de lavado en seco que también se ofrece” pero no nos especifican el coste del mismo. Sobre los posibles desperfectos disponen de dos tipos de seguros:“uno para el transporte y otro en el centro de lavado”.

Otra app que ofrece este servicio es Washrocks que por la recogida, limpieza y doblado de cinco kilos de ropa cobra 10 euros, más 5,50 euros por el reparto a domicilio. Washrocks tiene acuerdos con tintorerías de Madrid y Barcelona que son las que realizan el servicio, y subcontratan el transporte a otra empresa, así que ellos actúan básicamente como punto de encuentro. 

Para los creadores de estas apps planchar es sinónimo de pérdida de tiempo. Y para demostrarlo Mr. Jeff ha hecho sus propios cálculos: los españoles empleamos de media 500 horas al año, casi 20 días enteros dedicados a la colada o, como nos explican, “el equivalente a unas vacaciones de verano, 334 partidos de fútbol, leer aproximadamente unos 30 libros, ver alrededor de 200 películas en el cine, acudir a casi 600 clases de aeróbic o, por el contrario, disfrutar de hasta 250 conciertos de nuestros artistas favoritos”. Y como el tiempo es nuestro mayor activo, nosotros podemos elegir en qué lo empleamos.

Hay 5 Comentarios

Yo siempre opto por utilizar tejidos que no se arruguen fácilmente. Elegir un centrifugado corto y extender bien la ropa antes de tenderla ayuda a que la plancha luego sea más fácil y sencilla.

Ahora según tengo entendido hay algunos tejidos que llevan un tratamiento que ya no hace falta plancha, creo que se llama easy care.

Lo mejor para no tener que planchar es no centrifugar la ropa demasiado y tenderla al momento. Yo también soy de esas que odian la plancha, sobre todo en verano que con el calor es una auténtica pesadilla.

Odio tanto planchar que directamente no compro ropa que haya que plancar. Siempre procuro elegir tejidos que no se arrugan.

!!!me encanta este artículo!!!! yo debo ser uno de esos ""bichos raros!! al que le gusta planchar, efectivamente como dice el artículo me relaja.
, lo prefiero mil veces que cocinar, bueno, para gustos. y soy de las que tardo un poco mas en tender la ropa porque después tardo en menos en planchar. por tanto creo que esa app que comenta el artículo no estaria hecha para mi. pero reconozco que hay que personas que dicen que es uno de los trabajos mas odiados de la casa, entonces van dejando la ropa hasta que ya la altura de la mismA SE REBELA.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Si te indigna que tu operadora móvil te suscriba al servicio SMS Premium sin avisar, si te enfurece que te llamen diez veces para que cambies tu tarifa de internet (a las 8 de la tarde!), si no entiendes la factura de la luz o no sabes dónde denunciar a esa aerolínea por dejarte en tierra, no lo dudes, eres de los nuestros. En este espacio queremos ayudarte a elegir con criterio, ahorrar un poquito, quejarte cuando toca y, en definitiva, a que vivas a gusto del consumidor. Y si tienes una consulta, envíala a agustodelconsumidorblog@gmail.com y te daremos solución en formato vídeo.

Sobre el autor

Ana LLorens

Ana Llorens es periodista de información económica con más de doce años de experiencia en medios audiovisuales y prensa digital. Entre datos, cifras, balances y porcentajes saca un hueco para otra de sus pasiones: informar y defender a los consumidores.

Archivo

septiembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal