Ángeles Espinosa

Calzoncillos antibalas y tanques con 'diamantes'

Por: | 25 de febrero de 2013

Calzoncillo
Calzoncillo antibalas expuesto en IDEX 2013./ The National

Testosterona, mucha testosterona es lo que desprendía la International Defense Exhibition and Conference (IDEX, o traducido, Exposición y Conferencia Internacional de Defensa) que la semana pasada se celebró con gran fanfarria en Abu Dhabi. Entre los cacharros de hacer la guerra que, no nos engañemos, es lo que se vende en estos saraos, llamaba la atención el empeño de varias de las 1.112 empresas participantes en proteger no ya la vida de los soldados para los que fabrican sus carísimos juguetes (ça va de soi!), sino en especial las delicadas partes privadas de los susodichos.

¿De qué si no esos calzoncillos antibalas que mostraba con orgullo uno de los stands? Como en el caso de los chalecos (de traje) a prueba de puñal de una empresa escocesa, o del guiño local de una compañía colombiana que ofrecía kandoras blindadas, no había equivalentes para uso femenino. Y eso que se contaba con la presencia de mujeres: un cartel a la entrada pedía tanto a las miembros de las delegaciones como a las visitantes que llevaran la cara descubierta. Pero dentro, nada de abayas blindadas ni bragas antibalas. (Nota: kandora es como se llama aquí a las túnicas, generalmente blancas, que usan los hombres de la zona; abaya es la capa negra con las que se envuelven las mujeres).

Gandora
Kandora blindada presentada por una empresa colombiana./ The National

No creo que fuera por machismo, sino más bien porque quienes siguen teniendo la chequera para estos menesteres son ellos. Sin duda eran hombres la mayoría de los 80.000 visitantes y todos los 6 ministros de Defensa (incluido el español Pedro Morenés), los 12 jefes de Estado Mayor y 15 líderes militares de cuya presencia se hizo eco la prensa local. Es difícil saber cuál ha sido el volumen total de contratos firmados, pero sólo las Fuerzas Armadas de Emiratos Árabes Unidos (EAU), el país anfitrión, han comprado armas, munición y servicios a compañías locales por valor de 14.000 millones de dírhams (casi 3.000 millones de euros).

La información no especifica si eso incluye algún blindado Marauder como el que se mostraba en el recinto de congresos de la capital emiratí pintado en oro, cromo y bronce y cubierto de cristales Swarovski. Lo firmaba nada menos que Gavin Rajah, un diseñador que suele vestir a famosas como Cameron Díaz o Beyonce. Tampoco está clara la utilidad de los falsos diamantes en el desierto, pero al menos la empresa se ganó la atención de los medios y numerosas fotografías de los asistentes.

En cualquier caso, las cifras de negocio que se desprenden de las compras emiratíes no están mal en una época de crisis generalizada como la actual. Tal como me explicó, Morenés ésta es una de las pocas regiones del mundo que está gastando en defensa. No sólo eso, si no que la feria se presentó como una forma de “impulsar el sector industrial y contribuir a la diversificación y competitividad de los productos fabricados en EAU”.

Amnistía Internacional (AI) no lo tiene tan claro, ya que ha denunciado la presencia en la feria de empresas cuyos productos se han utilizado en países donde se producen violaciones de derechos humanos. En muchos casos se trata de material antidisturbios como gases lacrimógenos, porras o cañones de agua, pero que se están empleando para reprimir los levantamientos populares que desde 2011 sacuden la región, como en Bahréin, Egipto o Libia (donde por cierto alude a bombas de racimo de fabricación española).

Hay 14 Comentarios

Es necesario que una periodista se meta en un vestuario de hombres para informar. Que saca una periodista de de una exposición de material militar, pues eso que hay mucha testosterona porque exiben calzoncillos antibalas.

"No creo que fuera por machismo, sino más bien porque quienes siguen teniendo la chequera para estos menesteres son ellos"... con esta gente el mundo está seguro!!

¿ Qué me dice Vd. de los condones de triple protección a prueba de balas ?
pjmelián

Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate en gratis en [ http://bit.ly/123Estra ] desde tu navegador.

los calzoncilos antibalas tienen una explicación: en caso de explosión de una mina antipersonal, una de las zonas mas expuestas a la metralla es la entrepierna

La moda llega a la guerra... lo que nos quedaba por ver.

Con Irán en frente todos compraríamos armas, no se puede uno esperar nada bueno de esos locos con armas nucleares. Me temo que al final esas armas se terminarán utilizando.

Curioso que un país rodeado de aliados haga una inversión tan brutal en armamento.

La guerra es uno de los mayores negocios del mundo. Y además en un país que tiene dinero y paranoia por la seguridad.

comprar armas y no fabricarlas, esa es la cuestión, deberían aprender de Irán, que las fabrica, dile a los golfos si conocen al apostol Salman el PERSA, que ayudó al profeta del islam a desarrollar armas hace 1400 años, si es que....

lo que me gustaría que hicieran son los calzones con seguro contra la infidelidad y que solo tu pareja tenga la llave http://dineroyyo.blogspot.com/2013/02/trucos-y-consejos-para-tener-el-abdomen.html

la verdad, es que estos y los derechos humanos no se entienden muy bien jejej
saludos

Jjaajaj desde luego es un evento muy, muy curioso
muy bueno

Abaya también puede ser una prenda masculina, quizá no en el golfo pero en un país normal si

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

lleva dos décadas informando sobre Oriente Próximo. Al principio desde Beirut y El Cairo, más tarde desde Bagdad y ahora, tras seis años en la orilla persa del Golfo, desde Dubái, el emirato que ha osado desafiar todos los clichés habituales del mundo árabe diversificando su economía y abriendo sus puertas a ciudadanos de todo el mundo con sueños de mejorar (aunque también hay casos de pesadilla). Ha escrito El Reino del Desierto (Aguilar, 2006) sobre Arabia Saudí, y Días de Guerra (Siglo XXI, 2003) sobre la invasión estadounidense de Irak.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal