Ángeles Espinosa

Pakistán, un país a oscuras

Por: | 07 de mayo de 2013

Tumblr_m1kh0hsyPN1r4vpxio1_500
Manifestantes atacan una gasolinera en Lahore para protestar contra los cortes de luz./  pakistan.onepakistan.com.pk

“As salam aleikum. Buenas tardes. Estas son las noticias de las cua…”. Es sistemático. Cada vez que intento escuchar el informativo, la electricidad me hace un corte de mangas. Cierto, en el hostal en el que me alojo hay un gran generador, pero lleva dos o tres minutos ponerlo en marcha. Así que para cuando el televisor vuelve a la vida, ya me he perdido las dos primeras noticas, en buena lógica periodística, las más relevantes.

Es una pequeña contrariedad si uno la compara con lo que sufren los paquistaníes. Sólo los más acomodados pueden permitirse un generador. Al margen del coste del aparato, el litro de combustible para alimentarlo ronda el equivalente a un euro, un poco menos que en España. Sin embargo, los salarios, para quienes tienen una fuente de ingresos fija, son significativamente más bajos. Muchos obreros se dan con un canto en los dientes si ganan 100 euros al mes.

O sea, que cuando se va la luz, se quedan sin ventilador (el aire acondicionado es otro lujo para la mayoría). “Y tienes que ver lo que es esto a partir del mes que viene”, me recuerda Pau Miranda, el corresponsal de Efe en Islamabad. Me hago una idea porque también me ha tocado trabajar aquí en pleno verano y aunque al final del día pudiera volver al confort de mi habitación refrigerada, durante la jornada he sudado la gota gorda en Peshawar (donde conocí a Pau en 2001), Rawalpindi, Lahore y Karachi.

Y no es sólo el calor. Es que a menudo se echa a perder lo que se tiene en la nevera. No digamos ya el efecto sobre cualquier pequeña o mediana empresa, en un país donde el sector textil es clave y que quiere desarrollar su industria para ofrecer puestos de trabajo a sus numerosos jóvenes. Porque los cortes de hasta ocho horas diarias (en varias veces) que he contado en Islamabad, llegan a las 20 en localidades menos afortunadas.

A lo que se suma, que conseguir una bombona de gas para cocinar exige hacer colas interminables. Es lo que me cuenta Shabbir Imam, un querido colega paquistaní, desde Abbottabad. En su opinión, la crisis energética tendría que haber sido uno de los asuntos clave en estas elecciones. Pero los políticos se ha dedicado a debatir asuntos de seguridad, sobre si la guerra contra los talibanes es cosa de los americanos o también les incumbe a ellos, algo que a la mayoría de los paquistaníes no les produce ni frío ni calor. O han prometido acabar con los cortes sin explicar cómo piensan hacerlo, suscitando el escepticismo generalizado.

El problema radica en que el país necesita unos 14.000 MW diarios y sólo produce 9.500 MW. De ahí, los apagones. Qais Akbar Omar, a quien conocí en la tienda de alfombras de su padre en Kabul, ha sugerido en un artículo en The New York Times que si Estados Unidos hubiera invertido en construir plantas eléctricas en Afganistán, su país no sólo dispondría de electricidad sino que tal vez pudiera exportarla a Pakistán y contribuir a mejorar las relaciones.

Es una idea. Pero si los gobernantes paquistaníes no fueran tan corruptos, ni siquiera necesitarían importar esa energía. Al parecer, la provincia de Sind dispone de un corredor de viento perfecto para una instalación eólica. Anoche en una cena me enteré de que una empresa española estudio el proyecto, pero tuvo que desecharlo porque las comisiones y sobornos exigidos lo hacían inviable.

Lo que añade sal a la herida es que el Gobierno interino haya anunciado que desbloquea una partida de fondos para que pueda aumentar el abastecimiento de electricidad en los días previos a las elecciones y que intentará que el día de la votación no haya cortes.  ¿Y después qué? Todos a oscuras.

 

Hay 7 Comentarios

Hola Buenas ! Antes de todo respetamos mucho lo que usted ha escrito en este artiiculo y os decimos gracias para escribir sobre este tema tan serio.
Pues yo estoy en conforme y lo dire que la situcaion es mas peor hoy en día y encima las falsas elecciones que van a hacer los políticos en lo que habrán todo decidido para su propio bien. Yo pretendo mucho a este sistema no como un slogan sino para traer un cambio de verdad lo que ha dicho Dr. Tahir-ul-Qadri, el fundador de Minhaj-ul-Quran, varias vezes y voto para ninguno. Lo ruego que la escribes sobre los piensamientos de Dr. Tahir-ul-Qadri en su blog como un buen imagen del Pakistan y Islam.
...#vote4none

NOOOTROS QUEREMO SALVAR NUESTRA NACION, POR ESO NO VAMOS A DAR VOTO A NINGUN PARTIDO POLITICO. QUEREMOS RFORMAS EN EL SIISTEMA ELECTORAL PRESENTE. CON ESTE SISTEMA NADIE PUEDE SER UN POLITICO FIEL I TRABAJAR PARA EL PUEBLO. I NO ESTE SISTEMA COORUPTO LES HACE VOLER CORRUPTOS A ESAS BUENAS PERSONAS K E REALIDAD SI QUE KIEREN UNA REVOLUCION. ERO ETAN INCONCIENTES , TIENEN LOS OJOS CERRADOS. NO VEN QUE HASTA QUE NO HAYA CAMBIOS EN LA REFORMA ELECTROAL NO SE PUEDEN HACER ELECIONES LIMPIAS.

Muy Buenas.....
Yo personalmente admiro su conocimiento sobre Pakistan y también sé que todo es verdad. Eso es decepcionante todo lo que está pasando en Pakistán. Pero yo creo que toda la culpa no es de los Políticos pero también de la gente quien les eligen para gobernar les y luego ellos como siempre no cumplen su palabra y el pueblo Pakistan se empero cada vez mas. Ahora la situación mas dramática que va a parecer en Pakistan son las elecciones. La gente piensa que habrá cambio pero en presencia de un sistema electoral actual nunca puede haber cambio. Yo creo que el Dr Tahir ul Qadri tiene razón y todo lo que dijo el parece verdad. Por eso yo nunca votaría en presencia de ese sistema electoral corrupto y participaría en las protestas que se van a hacer de parte del partido de Dr Tahir ul Qadri. Dr Qadri dijo que su marcha de enero será pacifico y todo el mundo ha visto que sus seguidores enseñaron a todos, una forma de hacer la protesta pacíficamente.Pues mi voto es para nadie...#vote4none

MUY BUENAS,, Estoy totalmente de acuerdo con usted, la situación de Pakistán es mucho peor que lo que ha explicado en este articulo....los culpables de todos estos problemas son los políticos ,,,el sistema electoral es corrupto, hasta los jueces son vendidos..
Después de que el corte supremo haya rechazado a los candidatos por falsa graduación para que no puedan presentarse en las elecciones, a pesar de esto les permiten que la gente les vote. Otra cosa que me sorprende mucho es que no hay opción de votar a nadie, y eso antes lo dijeron que si habrá esta opción de votar en blanco, pero al final lo quitaron para que la gente vote a algún partido…
Ahora la gente está más consciente y sabe la importancia de su voto gracias a Dr Tahir ul qadri y su gran esfuerzo.
El 11 de MAYO PAT (Pakistán Awami Tehreek) hará una SENTADA que sería un VOTO en contra del sistema de la corrupción, la anarquía, el nepotismo, el hooliganismo y el terrorismo.
En mi opinión se tiene que cambiar el sistema del proceso de elecciones para que haya verdadera democracia donde pueda participar la gente que realmente se preocupa de su país y de la gente y sobre todo Educación, sanidad, seguridad, empleo, y la luz como usted mencionó.

vote 4 none
Vote por ninguno

En este momento Pakistán está viviendo la época de elecciones….la mayoría de la gente no quiere votar porque siempre son los mismos partidos políticos corruptos que ganan haciendo promesas que después no lo cumplen.
Por eso el día 11 de mayo habrá una protesta en contra del sistema electoral del cual el líder es DR TAHIR UL QADRI que es un verdadero líder que puede sacar Pakistán de oscuridad a la luz.

La solución de Pakistán esta en cambiar su sistema electoral, porque es la fuente por el cual entran los gobernantes corruptos, por esta razón el 11 de mayo se llevaran a cabo en mas de 100 ciudades protestas pacificas en contra del sistema electoral. Dr Tahir ul Qadri es el lidera estas protestas, y todo lo que el predijo el día 23 de diciembre del pasado año se ha convertido, desgraciadamente, en verdad. Por eso yo creo que el Dr Tahir ul Qadri será clave en el futuro próximo de PAKISTAN.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

lleva dos décadas informando sobre Oriente Próximo. Al principio desde Beirut y El Cairo, más tarde desde Bagdad y ahora, tras seis años en la orilla persa del Golfo, desde Dubái, el emirato que ha osado desafiar todos los clichés habituales del mundo árabe diversificando su economía y abriendo sus puertas a ciudadanos de todo el mundo con sueños de mejorar (aunque también hay casos de pesadilla). Ha escrito El Reino del Desierto (Aguilar, 2006) sobre Arabia Saudí, y Días de Guerra (Siglo XXI, 2003) sobre la invasión estadounidense de Irak.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal