Ángeles Espinosa

Oro a cambio de grasa (perdida)

Por: | 18 de julio de 2013

ACTUALIZADO EL LUNES 22 DE JULIO con una nota al pie

Sí, como lo lee. Un gramo de oro por cada kilo de sobra que se logre perder. Al menos eso es lo que promete la campaña que, con el lema Su peso en oro, acaba de lanzar la municipalidad de Dubái. Su objetivo potenciar los hábitos de vida saludables y animar a los habitantes de este emirato, uno de los siete de la federación de Emiratos Árabes Unidos, a hacer ejercicio. Y con ese incentivo, es más fácil animarse. ¿O no?

La mayoría de los países desarrollados, y cada vez más muchos de los en vías de desarrollo, se enfrentan al problema de la obesidad. No es una cuestión de estética (vale, no solo); sino sobre todo de salud. Y de dinero. Un reciente estudio ha estimado en 33.900 millones de dólares (unos 26.000 millones de euros) el sobre coste que añaden los hábitos de vida sedentarios e insalubres (fumar, beber, comer comida basura y no hacer ejercicio) a la lucha contra tres tipos de cáncer con los que están directamente vinculados.

El asunto es especialmente grave en esta parte del mundo, donde la opulencia parece haberse incorporado al espíritu nacional. A menudo, la prensa local informa de las altas tasas de diabéticos del tipo II (el que se adquiere de adultos) y de hipertensos en los países de la zona. Los médicos relacionan ambas enfermedades con el exceso de peso y la falta de actividad.

Hay que reconocer que el clima no ayuda. Con 50º C a la sombra, a ver quién es el guapo (o la guapa) que sale no ya a correr, sino a pasear. Eso y la influencia del American way of life. La comida rápida, en coche a todas partes... Sólo los curritos utilizan el transporte público y mueven el esqueleto. En consecuencia, padecen en mucha menor medida los efectos del sedentarismo.

Arabia Saudí se lleva la palma. Sus ciudadanos están considerados los menos que menos se ejercitan del mundo. El 61,5% de sus hombres y el 76,2% de sus mujeres, entre los mayores de 18 años, llevan vidas sedentarias, es decir que hace ejercicio menos de tres veces al mes. Un 29,5% de los saudíes y un 43,5% de las saudíes están clasificados como obesos. Sus vecinos cataríes no les van a la zaga.

Saudies
 

 

 

 

 

 

 

 

Saudíes en un partido de fútbol. / Emirates 24/7

De hecho, todas las monarquías de la península Arábiga tienen campañas de concienciación al respecto. Pero sólo a Dubái podía ocurrírsele incentivar con oro que sus habitantes se pongan en forma. Porque la campaña no se limita a los nativos del emirato, apenas una décima parte de su población, sino a todos los residentes.

Para participar hay que, además de tener grasa de sobra, registrarse, comprometerse a seguir las pautas alimentarias de los médicos y nutricionistas que vigilan el programa, y bajar un mínimo de dos kilos. Se dispone desde el viernes 19 de julio hasta el 16 de agosto. Ese día se sorteará una moneda de oro por valor de 20.000 dirhams (unos 4.250 euros) entre las tres personas que hayan perdido más peso, y el resto recibirá un gramo por cada kilo rebajado.

¿Con qué límite? “No lo hemos fijado”, asegura Hussain Lootah, el director general de la Municipalidad, citado por The National. Las dos asociaciones que copatrocinan la iniciativa, el Gold and Jewellery Group y el Multi Commodities Centre, han donado monedas de oro por valor de 100.000 dirhams. Si se descuenta la que se sorteará, quedan 80.000 dirhams que a 152 dirhams el gramo dan para compensar…

NOTA: Un total de 3.500 personas se han inscrito para el reto, cinco veces más de las que esperaban los organizadores. Según cálculos realizados por The National, si todos los que han firmado pierden el mínimo de 2 kilos exigido para tener derecho a los prometidos gramos de oro, la Municipalidad de Dubái tendrá que entregar 7 kilos de oro, lo que al actual precio de mercado equivale a un millón de dirhams (unos 220.000 euros).

 

Hay 4 Comentarios

Si los cerdos cambiaran su grasa por oro, la carne del cerdo sería exquisita. Simplemente, mutaría a otra especie, de nombre cerdiflaco. Esta claro que el problema de la gordura procede de los hábitos de vida... no caminar, comer demasiado, en especial la comida basura, estar muchas horas sentado o acostado y pensar solo en tener y no ser. Tal es el resultado de la avaricia de tener mas y mas dinero y tener mas y mas cosas.

Pues podían hacer algo parecido en España, es una muy buena idea. Miren en este video el resultado del experimento: http://xurl.es/h2jx8

Sara Builes, la novia del narco colombiano
http://www.warrantsyquinielas.com/p/la-chica-de-wyq.html
Sara Builes es una modelo colombiana, novia del famoso narco colombiano
Jhon Fredy Manco, alias El Indio, detenido en Brasil cuando se dirigía a ver un partido de la Copa Confederaciones
Vivía con él en una lujosa urbanización de Madrid, donde también reside Cristiano Ronaldo y otros famosos y futbolistas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

lleva dos décadas informando sobre Oriente Próximo. Al principio desde Beirut y El Cairo, más tarde desde Bagdad y ahora, tras seis años en la orilla persa del Golfo, desde Dubái, el emirato que ha osado desafiar todos los clichés habituales del mundo árabe diversificando su economía y abriendo sus puertas a ciudadanos de todo el mundo con sueños de mejorar (aunque también hay casos de pesadilla). Ha escrito El Reino del Desierto (Aguilar, 2006) sobre Arabia Saudí, y Días de Guerra (Siglo XXI, 2003) sobre la invasión estadounidense de Irak.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal