Claves pendientes de la reforma financiera

Por: | 02 de septiembre de 2012

El presidente de NGB y su consejero delegado publicaron una carta de disculpa por 'lo que se hizo mal en la etapa anterior'
Ya hay guía financiera, incluso dinero para el viaje y ahora queda ver dónde se invierte y cómo. Quien lo paga parece evidente: por una vía o por otra, el contribuyente. Al fin, Merkel y sus empleados de Bruselas le han impuesto a Rajoy el memorando que guiará la recapitalización de los bancos y ahora se pondrán a ultimar otro MoU capaz de rebajar los intereses de la deuda. De momento, la Unión Europea ha resuelto a su manera el problema de las entidades en apuros, que no es poco, y ha sentado las bases para evitar que se repita lo sucedido en España con muchas cajas y algunos bancos. De lo que se trata es de que antes de que los contribuyentes aporten recursos públicos a través del Estado se produzca una asunción de pérdidas por parte de los accionistas y acreedores. Pero eso estará más garantizado en el futuro que en el presente.

De entrada, el proceso de saneamiento financiero, dotado hasta con 100.000 millones de euros, lleva aparejado el llamado banco malo, al que irán a parar los activos tóxicos, es decir, créditos en situación de difícil cobro y activos inmobiliarios (viviendas y suelo). El FROB –léase Economía- gestionará los fondos y el Banco de España vigilará las operaciones, siguiendo las indicaciones de Bruselas que contiene el memorando. Por tanto, se han sentado las bases generales para que llegue el dinero del saneamiento y ahora toca actuar, proceso ante el que ya se observan más dudas, puesto que hay cosas que están sin definir, como los detalles del banco malo: su composición público-privada, los precios de compra de activos tóxicos, la catalogación de los mismos, etcétera. Peor aun: no está claro cuando volverá a fluir el crédito ni qué coste tendrá todo este inmenso lío para los contribuyentes. Suenan buenas palabras pero faltan hechos.

Para tener conclusiones será necesario conocer el valor de transmisión de los activos tóxicos y hasta qué punto la banca podrá conceder créditos a empresas y familias, fruto de la nueva liquidez. En la práctica será casi imposible evitar que los contribuyentes paguen al menos una parte de estas complejas operaciones en marcha, ya que si el banco malo compra caro es un mal asunto para el Estado y si apura mucho la jugada le causará más pérdidas a la banca, que al final serán cubiertas con dinero del rescate que pagamos entre todos. Es mucho lo que está en juego, tanto por el dinero que hay que poner como por la necesidad de que vuelva a fluir el crédito.

Todo esto en Galicia, donde pronto habrá elecciones, tiene complejidades añadidas, como se explica en el diario La Región. Por un lado, la viabilidad de Novagalicia Banco se estrecha y enfila lo que el ministro Guindos llama "subasta abierta", y por otro, los miles de titulares de preferentes lo seguirán pasando mal. Novagalicia tiene cuesta arriba su viabilidad, salvo que demuestre que puede devolver casi 10.000 millones en un tiempo razonable, y en cuanto a los titulares de las preferentes también se imponen las cautelas; máxime cuando la casuística es muy diversa. Y no digamos si le añadimos los titulares de deuda subordinada. En general, los afectados están más cerca de cobrar la mitad de lo que invirtieron que de recuperar el 100%, como consecuencia de aplicársele el precio de mercado más un 10%. Todo sigue abierto, pero el memorando acota las soluciones más favorables para los intereses gallegos. Quizá hasta las elecciones no pase nada, pero después del 21-O cualquiera sabe… @J_L_Gomez

Hay 1 Comentarios

La gran banca ya tiene a las Cajas para comprar barato, convertidas en bancos que es lo que reclamaban hace décadas. Eso es la reforma financiera, pagar a quien te paga.

http://casaquerida.com/2012/08/29/tiempo-de-madurez/

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

A vueltas con España

Sobre el blog

Este blog tiene por objeto el análisis económico y político, combinado con la aportación de claves informativas de la realidad española. Su autor es un convencido de esa máxima que dice que periodismo es todo aquello que los poderosos no quieren que se sepa y que lo demás es propaganda. En este oficio de contar las cosas, el modo de hacer periodismo puede cambiar pero su esencia siempre es la misma.

Sobre el autor

José Luis Gómez

, gallego de Brión (A Coruña), es columnista de El País y OTR/Europa Press, así como colaborador de TVG, Radio Galega y La Región. Es editor de Mundiario. Fue director de La Voz de Galicia, Capital y Xornal de Galicia, cuya versión digital fundó en 1999. También fue director editorial del Grupo Zeta. Es autor y coordinador de varios libros de economía, entre ellos 'Cómo salir de esta'.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal