A este paso, el FMI se nos hace de izquierdas

Por: | 11 de noviembre de 2012

La austeridad amenaza con ser “políticamente y socialmente insostenible” en los países de la periferia europea, según el FMI

Lo que decía la izquierda, lo dice ahora el Fondo Monetario Internacional (FMI): la austeridad es un riesgo. Y es que esta calamitosa práctica económica amenaza con ser “políticamente y socialmente insostenible” en los países de la periferia europea, como reconoce el propio FMI, a menudo entregado a la causa neoliberal. ¿Por qué? Entre otras razones, porque las reformas fiscales y estructurales tardarán años en completarse, como también escribí en la página ‘Cuenta de resultados’ que publica cada domingo el diario La Región.

El Gobierno de Madrid ya no puede mirar más para otro lado, ni siquiera aunque se lo imponga Alemania. Sea como sea, el Ejecutivo de Mariano Rajoy debe abordar la complicada tarea de complementar las políticas de austeridad con otras de apoyo a la reactivación económica y la creación de empleo, para llevar esperanza a millones de hogares que sufren la crisis de forma dramática. Hay gente que se suicida cuando le vienen a desahuciar. Otros no tienen que comer. Millones de personas están en paro. Cada vez más no tienen ingresos.

La radicalización neoliberal, siguiendo la terminología del profesor de la USC Xavier Vence, se asienta sobre unos argumentos legitimadores absolutamente insostenibles: parece que el problema es que vivimos durante muchos años por encima de nuestras posibilidades y, en consecuencia, todo pasa ahora por un plan de austeridad en todos los campos -en el privado y en el público-, excepto en el sector financiero, cuyo rescate debe ser la prioridad de todos, junto con el mantenimiento del gasto militar. Siendo realistas, el reto pasa por un equilibrio entre contracción fiscal, reformas estructurales y que los Estados de la eurozona que crecen no sean tan austeros, para que tiren de la menguante economía española. Pero lo que es evidente es que ya no basta con austeridad, ni con el cuento simplista de que no se puede gastar más de lo que se ingresa, porque todo depende de cómo se invierta.

La mutualización de la deuda, es decir, la emisión de eurobonos, sería el camino más sencillo y rápido para conseguir una mayor integración fiscal en Europa, pero la Alemania de Angela Merkel, que tiene elecciones a finales del año que viene, poco o nada quiere saber de todo ese plan. Prefiere, eso sí, reiterar su llamada hoja de ruta para España, que comprende infinidad de sacrificios.

A la canciller alemana se le echa mucha culpa de la crisis europea actual, seguramente con razón, pero también hay que reconocer que es ella la que impulsa más Europa en lo político, económico y fiscal; por ejemplo, cuando pide un ministro de Finanzas europeo. En ese caso, por lo general es Francia la que bloquea, por no hablar de Gran Bretaña, reticente a todo lo que suponga más Europa. Digamos que en el viejo continente está todo muy liado, con muchos intereses encontrados y poco liderazgo, y que todo ello no hace más que dificultar la salida de la crisis en España, ahora sujeta a una devaluación interna cada día más demoledora. Es el precio por seguir en la eurozona, pero una salida de España del euro desencadenaría un proceso no menos traumático y enormemente peligroso para el país, su economía y su propio futuro.

Por momentos, parece que estamos ante un callejón sin salida. Pero tiene que haber salida, porque si bien la situación económica de España no es buena, en esta crisis -institucional, de modelo de Estado y de valores-, el país también tiene una gran oportunidad de cambiar las cosas que funcionan mal. @J_L_Gomez

Hay 3 Comentarios

Espero que el PSE y el PP se pongan de acuerdo para arreglar lo de las hipotecas.

El cambio ocurrido en el FMI es una vuelta a la sensatez. De hecho, es difícilmente explicable que tantos economistas, gurús y charlatanes defiendan políticas procíclicas. Y el caso es que entre los economistas son minoría, pero entre los gurús y los charlatanes son mayoría. ¿No explican a todo estudiante de economía que en época de vacas flacas el Estado tiene que endeudarse y suplir la demanda que el sector privado abandona?


A ver si sube el SPD al poder y cambian a una política económica anticíclica. La mutualización de la deuda, por supuesto, es lo que más nos conviene como españoles, pero no es realista pedirlo si no hay confianza en que manejemos bien nuestro presupuesto, así que tendría que venir de la mano de mecanismos de control de los presupuestos por parte de Europa. Pero será lento, lioso, producirá fricciones. En verdad, lo razonable sería transferir todo el poder al parlamento europeo, algo improbable.


Mientras tanto en España podríamos limpiar nuestra casa, luchar contra el fraude (pero apuntando arriba también, a grandes empresas, grandes fortunas y a profesionales liberales, y no sólo a negocios chinos, PIRMI y subsidio de desempleo), reformar la fiscalidad, perder toda la grasa política que nos sobra (excesivos cargos públicos, excesivos contratos lucrativos de las administraciones públicas con empresas amigas) y sobre todo, reforzar la transparencia y la democracia (listas abiertas, régimen de incompatibilidades estricto, participación ciudadana).


Y por último, me gustaría recordar que la culpa del despilfarro no es del sector público, como argumenta la derecha. El dinero que los políticos malgastaron en las cajas de ahorro lo malgastaron precisamente en dejación de sus funciones públicas, en favor de intereses privados, y ese dinero ya ha salido del país hacia paraísos fiscales. No es de recibo decir que fue todo el mundo que lo despilfarró, o culpa de los excesivos servicios públicos, o de los funcionarios. A algunos en Europa también habría que aclararles esto. Que ni somos vagos ni disfrutamos de demasiados servicios públicos. Si de algo tenemos culpa todos es de permitir la excesiva corrupción.

? porque ningun econosmista hace un calculo de las consecuencias de la politica de austeridad que nos impone alemania, a un plazo por ejemplo de 5 años y las consecuencias de la salida del euro, en el mismo plazo, para que sepamos cual es la diferencia y asi decidir que hacemos¿

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

A vueltas con España

Sobre el blog

Este blog tiene por objeto el análisis económico y político, combinado con la aportación de claves informativas de la realidad española. Su autor es un convencido de esa máxima que dice que periodismo es todo aquello que los poderosos no quieren que se sepa y que lo demás es propaganda. En este oficio de contar las cosas, el modo de hacer periodismo puede cambiar pero su esencia siempre es la misma.

Sobre el autor

José Luis Gómez

, gallego de Brión (A Coruña), es columnista de El País y OTR/Europa Press, así como colaborador de TVG, Radio Galega y La Región. Es editor de Mundiario. Fue director de La Voz de Galicia, Capital y Xornal de Galicia, cuya versión digital fundó en 1999. También fue director editorial del Grupo Zeta. Es autor y coordinador de varios libros de economía, entre ellos 'Cómo salir de esta'.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal