La gestión de la crisis es como la del Prestige

Por: | 22 de noviembre de 2012

España se gestiona igual que se gestionó la crisis del Prestige, casualmente con el mismo protagonista al frente, Rajoy

Ahora que se celebra el juicio por el Prestige, diez años después de aquella tremenda catástrofe, un experimentado marino mercante ha dicho que se le pueden dar muchas vueltas a las cosas pero que cuando a alguien se le rompe una botella de aceite en la cocina no se va con ella al salón, sino que procura depositarla inmediatamente en el lavadero, para minimizar los daños. Del mismo modo, razona que si hubiesen llevado el Prestige a una playa, ésta habría resultado muy dañada pero no todas las costas de Galicia y de otras comunidades de España, e incluso de Francia y Portugal. Su razonamiento no se detiene ahí, al concluir con la impresión de que el país se gestiona ahora igual que se gestionó la crisis del Prestige, casualmente con el mismo protagonista al frente: Mariano Rajoy. ¿Y cuál sería la playa en el caso de la crisis? Todo parece indicar que sería el rescate o la salida del euro, ya que la solución alternativa –una ayuda alemana- parece poco probable, aunque tal vez no haya que descartarla en el último segundo. "Es intentando lo imposible –escribió el novelista francés Henri Barbuse- como se realiza lo posible".

Dice un importante economista germano, que conoce bien España, que en esta salida de la crisis tampoco hay que olvidar que el euro es la moneda de Alemania y que ésta, más tarde o más temprano, tiene que asumir la defensa de su propia moneda, a la que no puede dejar caer. Pero el problema, para España, es que una salida por las alturas puede llegarle ya tarde. Su economía precisa dinero ya y tropieza con que Alemania no acepta darle a la máquina de los billetes, como hace EE UU, porque Berlín no quiere asumir la inflación resultante. El Gobierno de Merkel, que a finales del año que viene tiene elecciones, ni siquiera abandera políticas de crecimiento en su propia casa, de forma que pudiese contribuir a tirar de países como España. Tan poco margen hay que la economía de la zona euro entró en recesión en el tercer trimestre de 2012, mientras que el conjunto de los Veintisiete apenas crece. Pero algo tiene que pasar. El mundo no se va a hundir a los pies de España. Y si se quiere salir de esta, se puede. Bastaría que los países triple A (Alemania, Finlandia, Holanda y Austria) asumieran que los que están al borde del precipicio financiero (Italia, España, Portugal y Grecia) también son Europa, porque solo los poderosos pueden ser generosos.

La semana pasada el país se fue a la huelga. Poco importa si fue un poco más o un poco menos que otras veces. La gente salió a la calle en busca de soluciones. Hay desesperación. Mucha. Cada vez más. Según el Premio Nobel Paul Krugman, "los manifestantes tienen razón". Los ciudadanos de Grecia y España protestan contra unos sacrificios que sólo posponen lo inevitable. El también profesor de Princeton cree que imponer más austeridad "no va a servir de nada”. Y los primeros datos le avalan: a pesar de los recortes torpemente aplicados en sanidad, educación e infraestructuras, el déficit no desciende y el gobernador Linde ha enfriado la expectativa de recuperación que airea el Gobierno de Rajoy.

Las protestas son solo el principio. Los sociólogos explican que el “silencio de las víctimas” se acabará en breve. Las sociedades pueden resistir devaluaciones internas siempre que vean un horizonte de salida; de lo contrario, el jaleo está asegurado, pronostica el analista Claudi Pérez. Y puede que no le falte razón. Algo así pasó con el Prestige por no arrastrarlo hacia una playa. @J_L_Gomez

Hay 4 Comentarios

Lo pero, lo mas sangranet es que tanto en el caso del Prestige como en el de la crisis la solución está clara. Cadaaño hya accidentes de petroleros ocmo el PRestige, se llevan a puerto y se reprarn y se acabó. EN los últimos 30 años ha habido 12 o 15 crisis financieras y siemrpe se ha salido igual. Lo de Merkel es puro sectarismo, lo de Rajoy, la aplicación de su esencial incompetencia, al que probó sin lugar a dudas como ministro de Interior, de Cultura, y en el Prestige.

Lo pero, lo mas sangranet es que tanto en el caso del Prestige como en el de la crisis la solución está clara. Cadaaño hya accidentes de petroleros ocmo el PRestige, se llevan a puerto y se reprarn y se acabó. EN los últimos 30 años ha habido 12 o 15 crisis financieras y siemrpe se ha salido igual. Lo de Merkel es puro sectarismo, lo de Rajoy, la aplicación de su esencial incompetencia, al que probó sin lugar a dudas como ministro de Interior, de Cultura, y en el Prestige.

Solo a los españoles se nos ocurre poner de presidente de gobierno al mismo inútil que se atrevió a declarar que el fuel del Prestige se solidificaría bajo las condiciones de temperatura y presión que a él le interesaban en ese momento, hablar de la plastilina y otras lindezas. En fin, los tontos tienen lo que se merecen, la pena es para los que no picamos

Los mercados continúan ofreciendo claras señales de fortaleza y no les importo la rebaja en la calificación Francesa ni las dudas sobre GRECIA; cruce euro dólar al alza, índice de volatilidad VIX a la baja, bonos americanos a 10 años a punto de ruptura de soporte clave a la baja al igual que el Bund Alemán, y los principales índices en rally de corto plazo pero a punto de cambiar el sesgo principal de la subasta a alcista. Vea todos los detalles en el siguiente Video Análisis:

http://www.experium.es/video-analisis/

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

A vueltas con España

Sobre el blog

Este blog tiene por objeto el análisis económico y político, combinado con la aportación de claves informativas de la realidad española. Su autor es un convencido de esa máxima que dice que periodismo es todo aquello que los poderosos no quieren que se sepa y que lo demás es propaganda. En este oficio de contar las cosas, el modo de hacer periodismo puede cambiar pero su esencia siempre es la misma.

Sobre el autor

José Luis Gómez

, gallego de Brión (A Coruña), es columnista de El País y OTR/Europa Press, así como colaborador de TVG, Radio Galega y La Región. Es editor de Mundiario. Fue director de La Voz de Galicia, Capital y Xornal de Galicia, cuya versión digital fundó en 1999. También fue director editorial del Grupo Zeta. Es autor y coordinador de varios libros de economía, entre ellos 'Cómo salir de esta'.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal