La batalla Valenciana

Blog de Adolf Beltrán desde la Comunidad Valenciana

Sobre el blog

El atractivo de la batalla valenciana del 27m reside en que la izquierda disputa al PP una pieza clave del tablero autonómico. Además, ofrece el morbo del duelo entre Rita Barberá y Carmen Alborch por la alcaldía de Valencia.

Autores

Adolf Beltran (Valencia, 1958), debido a su trabajo en la redacción de El País, lleva años observando con atención la realidad valenciana. Aunque ha escrito novelas (Les llunes de Russafa), ensayos (Els temps moderns. Societat valenciana i cultura de masses al segle XX) y libros de reportaje, la suya es fundamentalmente la mirada de un periodista, oficio que ejerce desde mediados de los años ochenta.

mayo 2007

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Votar importa | Inicio

28 mayo, 2007 - 10:55

Goleada final

El 27 de mayo deparó lo que, en términos futbolísticos, puede calificarse como una goleada antológica. Como indicaba la encuesta del CIS, al final no hubo pelea; apenas la resitencia de Etelvina Andreu en Alicante frente al alcalde Luis Díaz Alperi (a quien tuvo a tiro en todo momento) y el ascenso de Juan Maria Calles en Castellón, insuficiente para derrotar a Alberto Fabra porque el Bloc perdió uno de sus dos concejales. Tampoco el nuevo estilo de Carmen Alborch consiguió hacer mella en Valencia a una alcaldesa Rita Barberá que desbordó sus mejores registros. La derecha aguantó la endeble ofensiva de la izquierda y goleó sin contemplaciones. Ni corrupción, ni urbanismo salvaje, ni nada de nada. Una mayoría social muy amplia se movilizó en bloque y dio un salvoconducto indiscutible a la política, prepotente y demagógica pero también muy contundente y efectiva, de los populares valencianos.

Francisco Camps obtuvo los mejores resultados en 25 años de historia autonómica. Superó, incluso, los niveles de voto de 1983, cuando Joan Lerma ganó las primeras elecciones a la Generalitat en el momento en que el PSOE cabalgaba la cresta de la ola del cambio. El PSPV de Joan Ignasi Pla, incapaz de hacer frente a la agresividad y la falta de complejos del PP en la defensa pública de sus propuestas, ha quedado aniquilado en la brega. Su liderazgo está hecho añicos y la estructura de la organización pide una completa reforma de caras, programas, actitudes e ideas.

La coalición Compromís pel País Valencià, por otro lado, que era la gran esperanza de la izquierda para arañar la mayoría absoluta al PP, no dio la talla. Especialmente grave es la situación para uno de sus componentes, Esquerra Unida, que ha perdido su representación municipal en todas las capitales de provincia. La utilización del debate sobre la negociación del acuerdo electoral con el Bloc para ventilar la lucha de poder interna, que ganó Glòria Marcos con muchas víctimas, y la incapacidad de trasladar al ámbito municipal el pacto han pasado una factura importante. No tanto al Bloc, que entra en las Cortes y, aunque ha visto mermada su presencia en algún ayuntamiento, conserva casi intacto su poder municipal (hoy los nacionalistas son, sin lugar a dudas, la tercera fuerza política valenciana en ese ámbito).

Como vaticinó el periodista Ximo Ferrandis en un libro, L'esquerra al sofà (editorial Bromera), que la mayoría de los dirigentes valencianos se ve que no han leído, "las tres legislaturas de gobierno del PP en el País Valenciano (además de los cuatro mandatos consecutivos en ciudades clave como Valencia y los dos en España) han dado tiempo a la izquierda para sentarse en el sofá y repensarse. A veces con propuestas que se adelantaban a su tiempo y otras, la mayoría, con iniciativas que llegaban tarde a demandas de la sociedad. Unas asincronías que han sido provocadas, casi siempre, por una visión excesivamente orgánica de la política, demasiado pendiente de las luchas internas de los partidos, y por la incapacidad para conectar con las principales inquietudes de la ciudadanía". Concluía Ferrandis en su ensayo que el 27 de mayo de 2007 marcaría la continuidad o el cambio de un escenario político que va más allá de la Comunidad Autónoma Valenciana, "un escenario en el que la izquierda que conocemos estará obligada a reinventarse".

Al final, el PP conserva una de sus piezas más valiosas, junto a Madrid, en el tablero autonómico, lo que dibuja un panorama reñido entre Rodríguez Zapatero y Rajoy para las próximas elecciones generales.

Comentarios

Poco se puede decir después de los aplastantes resultados de ayer en València. Quizás todo lo que surgen son interrogantes que tienen difícil respuesta. Solo quiero lanzar esta pregunta al aire: ¿Qué tiene que pasar para que la izquierda se movilice en masa? No son suficientes todos los casos de corrupción, los intentos de ppucherazo en muchos pueblos, especialmente en Castelló, la política desppótica a favor de la élite valenciana y el absoluto desprecio hacia los ciudadanos de base (degradación de la sanidad pública, de la enseñanza pública, del transporte público...), la inmensa deuda contraida por el Consell a favor de grandes eventos, la absoluta degradación de barrios que quedan fuera del epicentro turístico...

Desde la más absoluta indignación, quiero, sin embargo, felicitar a Adolf Beltrán por este magnífico Blog. Para mí ha sido una fuente de información y un vehículo para canalizar mi malestar. Muchísimas gracias por dejarnos expresar libremente.
Un saludo

Gràcies Adolf, per mantindre aquest espai de reflexió amb aportacions tan acurades com valuoses.

No me parece afortunada aquella conclusión según la cual hay que reinventar la izquierda. No hay nada que reinventar, porque la clave no es refundar partidos como si lo ideológico fuera lo dirimente. Vean, si no me creen, el caso de ‘Ciutadans’, en franco declive. En la sociedad de la comunicación de masas, lo ideológico –que algunos líderes pueden asumir con sinceridad-- es algo inevitablemente secundario que sirve para maquillar el apetito de poder o para revestir el circo mediático. Vean, si no me creen, lo sucedido con Sarkozy. Aceptado esto, aquí, en Valencia, la izquierda deberá hacer autocrítica.

Pero esa idea --me reinvento ya que no he tenido los resultados apetecidos o ya que he fracasado estrepitosamente--sólo tiene sentido si de ello se saca rendimiento mediático, si se produce un acontecimiento que llame la atención. Por otra parte, en polos de crecimiento económico (por ejemplo, Madrid y Valencia) que la gente percibe como tales, gana inexorablemente el partido gobernante si su acción ejecutiva se hace con populismo. Populismo más crecimiento económico es una fórmula imbatible. Estudiar de qué forma se expresa hoy el populismo es la clave. Eso no es cinismo. Es realismo.


Creo que las claves expresadas por Justo Serna son acertadas en el sentido de que esta victoria se puede explicar como una conjunción de una bonanza económica redimensionada y de un populismo más descarado, pero no nuevo en nuestra derecha. El problema es que no creo que se pueda reducir a una fórmula mágica que haya que descifrar.

Parece que cuando se habla de realismo se quiera decir que la izquierda debe utilizar las mismas formas populistas, pero con distinta fachada. Ese parece el camino rápido y fácil, pero no detendrá la caída democrática de la política valenciana y en la que siempre ganará el partido más rastrero, sea de izquierdas o de derechas.

No sólo ha habido errores políticos -como el estatuto-, sino también una falta de fuerza política (ideológica, carismática, como quieran llamarla) de los líderes capaz de evitar, al menos, este naufragio.

Reconozco que es difícil encontrarla cuando estamos en un contexto político y comunicativo tan asfixiado. Pero, maldita sea, atrévanse a decir con "realismo" que Pla no era el candidato más adecuado para el cambio.

más que autocrítica, por aquí veo que lo que hace falta es sacar la cabeza del culo y pararse a pensar qué querra decir que un partido político haya arrasado de esta manera ¿de verdad alguno había fumado suficiente manzanilla como para pensar que la COMUNIDAD VALENCIANA (que así creo que se llama oficialmente) quería cambiar algo?
Es patético ver a los mal perdedores cuestionar las reglas del juego cuando el resultado no les favorece.
Tanto que gusta a las minorías hablar en plural y hacer eco de un respaldo popular que notiene, a ver si se quita la mierda de los ojos y se da cuenta que la VERDADERA y aplastante mayoría de los valencianos está realmente hasta el culo de un puñado de paletos con cacerolas y pañoleta palestina al cuello que debería pensar en ponerse a trabajar de verdad y no perder el tiempo intentando engañar al personal. En fin, ha sido un placer. Dentro de cuatro años, volveré a seguir las apasionantes e imaginativas fantasías eróticas del amigo Adolf, que entretienen mucho; chavalín deja el cocktail molotov y sal de las barricadas, que la transicción acabó hace ya más de treinta años.
Au cacau

Lamentable ver a Ignasi Plá diciendo: vale yo he perdido pero ahora vendrá el primo del zumosol (ZP) y vereis vosotros. Ya lo dije en otro comentario Ignasi Plá está puesto como sparring, o sea como pagano de las bofetadas que le daríamos la mayoría de los valencianos a ZP y si tuviera un poquito de dignidad se iría a casita o sinó que continuara en el puesto para leerle la cartilla a Zapatero por su antivalencianismo. No creo que haga esto último, es demasiado "fluix i venut".

para yo . Me pareces patetico e insultante,un critico con muy mal gusto.Y si dentro de cuatro años estas pensando en volver a leer al señor Adolf ¿no sera que te falta imaginacion y fantasia?,eso es malo,malo ,malo.

Bueno como dice mi nick claramente estoy de acuerdo con yo menos si en contenido pero no en la forma. quitaria algunas palabras groseras. En fin de verdad alguien se piensa que la izquierda tiene algo que hacer en valencia con un lider politico que solo le falta declararse antivalenciano. Seamos coherentes señores. Agua, apoyo a la America´s cup y ese lamentable y asqueroso peloteo por los radicaklles catalanes qiue lo unico que quieren es ver a valencia estancada en el siglo X y undida economicamente y no como lo estan viendo a dia de hoy una de las mejores ciudades del mundo y la Comunitat Valenciana uno de los destinos turisticos mas eleguidos por los extranjeros. No gracias Zapateros en Valencia no.Señores quien no se hadado cuenta que Rita Barbera lleva a Valencia corriendo por sus venas. En fin Veremos que pasa en las generales pero como dijo ZP quien ganara en votos la municipales ganaria las generales y espero que asi sea porque ya teng bastante con ver a un asesino que ha amtado a 25 personas dando paseitos y riendose de los Españoles.Me retuerce el estomago. Pero bueno me cosuela que solo ns queda algo menos de 1 año. Un saludo

Supongo que "Yo" y "Yotb" no serán de los valencianos que tienen que esperar hasta ocho meses para ser operados de una simple catarata; tampoco serán de los valencianos que envían a sus hijos a estudiar a colegios-barracones públicos; tampoco serán de los que cojen la línea 1 de metro para ir a trabajar todas las manañas...Solo así se entiende su apoyo incondicional a la gestión del gobierno del Pp en esta ciudad. Los fastos, los grandes eventos están muy bien, siempre y cuando se hayan cubierto todas las necesidades básicas de los ciudadanos. Defender esa idea no es ser "antivalenciano", simplemente es ser coherente con la situación que vivimos de manera cotidiana. Les invito, ya que se han introducido en las páginas de El País para instigar a los que intentamos reflexionar sin insultos, que lean y escuchen enfoques distintos de lo que ocurre en nuestro país. Solo así podrán cuestionar consignas tan simples como erróneas que postulan un claro vínculo PSOE-ETA, tal y como defienden la COPE y Pedro J, o, por ejemplo, que se nos niega el agua porque nos tienen "envidia" y cosas así.
Por cierto, yo soy valenciana y quiero que mi ciudad sea referente en el mundo, pero no por ser exponente de grandes fastos, sino porque todos los ciudadanos, por igual, tengamos los mismos derechos, las mismas oportunidades y la misma dignidad.

Enhorabuena por este blog de opinión, que enriquece y conduce a la reflexión sobre nuestra realidad social. Esperemos que la moderación en nuestro territorio y las fuerzas políticas lleguen al acuerdo dar a cada ciudadano la oportunidad de vivir dignamente

Un saludo

me da pena ver la izquierda como llora y no reconoce la situacion de la comunidad valenciana que hoy x hoy esta de moda y nunca estuvo tan bien y felicito alos valencianos por querer ser una comunidad de primera y puta envidia de los catalanes y pla segui participando ,seras siempre el eterno segundo .por cierto perdieron apesar de la manipulacion y eso dementir e inventar y manipular sobre el accidente del metro y la subestacion asi les fue .sigan agitando fantasmas que asi les va y van a seguir perdiendo como patraix y torrent

me da pena ver la izquierda como llora y no reconoce la situacion de la comunidad valenciana que hoy x hoy esta de moda y nunca estuvo tan bien y felicito alos valencianos por querer ser una comunidad de primera y puta envidia de los catalanes y pla segui participando ,seras siempre el eterno segundo .por cierto perdieron apesar de la manipulacion y eso dementir e inventar y manipular sobre el accidente del metro y la subestacion asi les fue .sigan agitando fantasmas que asi les va y van a seguir perdiendo como patraix y torrent

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d8357eb8f469e2

Listed below are links to weblogs that reference Goleada final:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal