La batalla Valenciana

Blog de Adolf Beltrán desde la Comunidad Valenciana

Sobre el blog

El atractivo de la batalla valenciana del 27m reside en que la izquierda disputa al PP una pieza clave del tablero autonómico. Además, ofrece el morbo del duelo entre Rita Barberá y Carmen Alborch por la alcaldía de Valencia.

Autores

Adolf Beltran (Valencia, 1958), debido a su trabajo en la redacción de El País, lleva años observando con atención la realidad valenciana. Aunque ha escrito novelas (Les llunes de Russafa), ensayos (Els temps moderns. Societat valenciana i cultura de masses al segle XX) y libros de reportaje, la suya es fundamentalmente la mirada de un periodista, oficio que ejerce desde mediados de los años ochenta.

mayo 2007

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« La escoba y el victimismo | Inicio | Matrix en Burjassot »

15 mayo, 2007 - 00:29

La despolitización de la política

Ayer quedó vacío el sitio de Rita Barberá en el debate de la Cadena SER sobre la ciudad de Valencia. Con Carmen Alborch, la candidata socialista, y Amadeu Sanchis, el candidato de Esquerra Unida (en las tres capitales valencianas la coalición Compromís pel País Valencià no se presenta y el Bloc lo hace en la lista del PSPV en Valencia) sentados en el estudio, el periodista Bernardo Guzmán atribuyó al miedo su ausencia y recordó muy oportunamente a la alcaldesa afirmaciones anteriores en las que defendió con ardor la bondad del contraste de ideas y programas.

Tampoco el presidente Francisco Camps se ha prestado al contraste de opiniones. Por lo visto, esta campaña sólo nos deparará (hoy mismo en Canal 9), un simulacro de discusión política pautado y sin réplicas entre los aspirantes a la Generalitat (mañana, entre los candidatos a la alcaldía). Si tenemos en cuenta que hace meses que Camps no se deja preguntar por los periodistas en la mayoría de los actos en los que comparece, no es exagerado decir que algo sustancial se está hurtando a la opinión pública.

Ya dejó claro en su día Hannah Arendt, esa filósofa cuyo pensamiento no hace más que revalorizarse en los últimos tiempos, que el espacio público, ámbito de realización de la ciudadanía, no tiene sentido sin deliberación, sin confrontación de posturas y propuestas. De alguna manera, asistimos a un proceso inexorable de despolitización de la política. Los dirigentes del PP rehuyen el cara a cara y se agazapan tras la propaganda oficialista, el mensaje de partido y la nota de réplica (normalmente muy burda, como demuestran a diario Adela Pedrosa y Ricardo Costa, secretaria y vicesecretario regionales de los populares) para preservar su hegemonía.

Anida en esa actitud una descalificación del adversario, la laminación de los actores políticos y sociales discrepantes, lo que contribuye a apuntalar ese maniqueísmo que niega a los "otros" cualquier legitimidad (es importante observar la creciente tendencia de la derecha a tratar como valencianos imperfectos o inauténticos a quienes contradicen, o sencillamente no comparten, sus principios).

Si insertamos esta tendencia en el viciado panorama de los medios de comunicación autóctonos, más que de un empobrecimiento, estaremos hablando de un expolio. No es un tema menor. Aunque las elecciones lo acentúan con toda su gravedad, infecta desde hace tiempo el funcionamiento cotidiano de nuestra vida pública.

Comentarios

Pluralidad es que exista la posibilidad de debates. PLuralidad no significa que esos debates tengan que ser en un medio del Grupo Prisa.

Habrá debate en la televisión pública, y esta gente del PP sigue con su no a PRISA hasta que Polanco simplemente se disculpe por una barbaridad. No es tan dificil de entender creo yo.

¿Qué televisión es pública? No será Canal 9, pagada por los valencianos y aprovechada por Camps y los suyos para lloriquear sobre el agua necesaria para regar campos de golf y llenar los jacuzzis de las nuevas urbanizaciones. Ése es el debate que rehuye Paco el de l'Aigua. Para colmo, es incapaz de contestar con argumentos cualquier pregunta. Hata ahora no se le conoce capacidad para el debate. Nunca dio la cara en los debates en las cortes si no era para usar el "tu más" de los demagogos.
Todo un tipo gris, el tal Francisco Camps (de golf), por no hablar de la zafia candidata a la alcaldía que, en un memorable mitin en Mestalla, usó un Akuna Batata como grito de guerra. Pasen y vean, esto es el circo mediático del PP y sus palmeros, es Canal 9, la televisión a su (el suyo propio) servicio. En otro momento nos ocuparemos del TBO de Pedro J y de su insistente teoría del complot, aunque no le funcione como a Goebels. ¡Eso es periodismo y no lo de PRISA! ¡Que malos, estos rojos!

Está muy bien que la televisión pública realice un debate, pero si realmente es pública, es decir, pagado por TODAS Y TODOS, ¿porqué no todos los candidatos tienen las mismas oportunidades? ¿porqué se han impuesto unas condiciones que sólo favorecen a uno en detrimento de los otros dos candidatos? Me parece mucho más perverso esto que los debates de la Cadena SER, donde, independientemente si estamos de acuerdo o no con el grupo a la que pertenece, da las mismas oportunidades de debate a todos. Está claro que esto es un ejemplo más de la diferencia entre la cultura democrática de unos y de otros.

Si la ciudadanía se realiza en el espacio público y no tiene sentido sin deliberación, la opinión pública no se forma cuando los medios circulan en paralelo, como portavoces de sus respectivas posturas políticas, en un territorio.

Bastante de esto ocurre en la Comunidad Valenciana, donde los mecanismos de transmisión entre partido y medio de comunicación local (empezando por El País CV) son rígidos y refuerzan esa sociedad invertebrada tan típica.

Si la ciudadanía se realiza en el espacio público y no tiene sentido sin deliberación, la opinión pública no se forma cuando los medios circulan en paralelo, como portavoces de sus respectivas posturas políticas, en un territorio.

Bastante de esto ocurre en la Comunidad Valenciana, donde los mecanismos de transmisión entre partido y medio de comunicación local (empezando por El País CV) son rígidos y refuerzan esa sociedad invertebrada tan típica.

Es un peligro evidente para la democracia, sin duda alguna.
Lo de ayer y lo de anteayer (y lo de tantos días) fue lamentable, al igual que el ninguneo continuo a les Corts Valencianes del President de la Generalitat (y no lo digo por el desplante a su presidente, sino al órgano democrático de los valencianos). Camps prefiere un partido de tenis a un acto institucional conmemorativo, una reunión (aunque salga escaldado) con tio Gilito Ecclestone que un debate con los otros candidatos.
Esto hay que pararlo ya.

Canal 9 es peor que el NODO.

Hace miles de años que no puedo escuchar diez segundos seguidos las noticias de este canal sin que me entren arcadas.

Encima, el reto de la programación no es mucho mejor. Y esto encima lo estamos pagando todos los valencianos, así que la solución por la que he optado hace tiempo es la de desintonizarlo.

Lo mejor de la tele es Cuatro. Iñaki Gabilondo, te sales!!!!!!

A pesar de lo encorsetado del debate de canal-9, a estado
bien, al señor camps le mostraban datos de las deudas
publicas, de la deficiencia sanitaria de que estamos
a la cola en casi todo, menos en lo que no deberíamos estar.
Pongan ustedes el nombre, pero este señor Camps, ni se entera ni se inmuta,
sigue su discurso preescrito como si nada fuera con el,
Solo tengo el consuelo de no haber votado nunca a esta
Derecha,

Al Sr. Motes: (extraido de la Real Academia Española de la Lengua)
DEBATE: 1. cONTROVERSIA SOBRE UNA COSA ENTRE DOS O MÁS PERSONAS.
2. CONTIENDA, LUCHA, COMBATE.

Pues eso. Lo de esta noche no ha sido un debate, ha sido una sucesión de espacios electorales gratuitos. Ninguna controversia, ninguna contienda.
Aunque por fin ha servido de algo (momento histórico en Canal 9): se ha hablado de los casos de corrupción y de los cargos públicos imputados en la cadena pública valenciana.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d8354d27e969e2

Listed below are links to weblogs that reference La despolitización de la política:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal