La batalla Valenciana

Blog de Adolf Beltrán desde la Comunidad Valenciana

Sobre el blog

El atractivo de la batalla valenciana del 27m reside en que la izquierda disputa al PP una pieza clave del tablero autonómico. Además, ofrece el morbo del duelo entre Rita Barberá y Carmen Alborch por la alcaldía de Valencia.

Autores

Adolf Beltran (Valencia, 1958), debido a su trabajo en la redacción de El País, lleva años observando con atención la realidad valenciana. Aunque ha escrito novelas (Les llunes de Russafa), ensayos (Els temps moderns. Societat valenciana i cultura de masses al segle XX) y libros de reportaje, la suya es fundamentalmente la mirada de un periodista, oficio que ejerce desde mediados de los años ochenta.

mayo 2007

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« El feo asunto de los censos | Inicio | El estilo Alborch »

06 mayo, 2007 - 13:00

La manifestación como termómetro

La batalla de Almansa, como consecuencia de la cual se abolieron los Fueros valencianos, se conmemora cada año con una manifestación que ha adquirido con el paso del tiempo un aspecto de "procesión laica" en la que desfilan los diversos matices del nacionalismo valenciano y del valencianismo, términos que pueden parecer sinónimos pero que no lo son, ni en lo político ni en lo civil. La tarde del sábado día 5 de mayo esa "procesión" recorrió las calles de Valencia (ya que la entidad organizadora, Acció Cultural del País Valencià, retrasó la convocatoria para eludir los puentes festivos). Y, como era de prever, bajo un mar de banderas, reunió a mucha más gente de lo que resulta habitual en una cita "patriótica" de contenido tan ritual y simbólico.

Se cumplen justo 300 años de la desfeta de Almansa, pero no brotaba del aniversario el caudal de la marcha. Una marcha que, más allá de la inevitable discusión de las cifras (70.000 según los organizadores, 6.000 según la polícía local, 20.000 según El País), resultó una "señora" manifestación. Sin duda, no fue el recuerdo de la Guerra de Sucesión de hace tres siglos lo que incrementó la afluencia. Fueron las elecciones. O mejor dicho, el clima caldeado que las precede. El lema de la convocatoria lo expresaba con claridad. "Ja n'hi ha prou!" (versión autóctona del "¡Basta ya!"), en evidente alusión al gobierno autonómico del PP.

Había un catalizador. El intento de los populares de clausurar los repetidores de TV3, propiedad precisamente de Acció Cultural, que los valencianos podemos sintonziar desde hace tiempo sin problema alguno, ha soliviantado a una parte de la ciudadanía, singularmente aquella que está más indignada con el férreo control "informativo-propagandístico" que se ejerce sobre la televisión valenciana Canal 9. Y se notó en la manifestación. Una indignación que se añade a otras muchas acumuladas en el discurrir de una legislatura áspera, marcada por la polarización inducida desde el propio Consell de la Generalitat (el mismo sábado, Francisco Camps presentaba el programa autonómico del PP como si él fuera David Crockett; sus afiliados y votantes, los resistentes de El Álamo, y la oposición, el temible ejército del general Santa Ana).

De otro lado, la presencia destacada en la manifestación de los dirigentes de la coalición Compromís pel País Valencià, --Glòria Marcos (Esquerra Unida), Enric Morera, (Bloc Nacionalista Valencià), Joan Francesc Peris (Els Verds), Carles Arnal, (Verds- Esquerra Ecologista)...--, revelaba con claridad en qué aguas se mueve el personal más militante.Así pues, en la medida en que sea prudente usar la manifestación a modo de termómetro político, se puede decir que la temperatura electoral de la izquierda valenciana ha subido bastantes grados. Es evidente que los sectores más críticos con el PP se muestran muy movilizados. Lo que, esta vez, cuando sus votos se contarán todos (ya no quedará fuera de las Cortes el Bloc por no superar el 5%) es un dato a tener en cuenta, pese a que conviene no magnificarlo, porque las elecciones no se ganan en la calle sino en ese ámbito mucho más sutil y complejo donde habita lo que conocemos como "opinión pública".

Comentarios

Buenas.
Durante muchos años esta manifestación anual ha sido utilizada por el pp para recordarnos el “fantasma” catalanista. Posiblemente desde el partido en el gobierno se aproveche de nuevo esta situación. Debemos de dejar de acomplejarnos por el vecino y pensar en lo que somos, aceptarlo y sentirnos orgullosos de ello. Si esto no se consigue siempre tropezaremos en la misma piedra hasta abrirnos la cabeza.

Los partidos a la izquierda del soe siempre se movilizan más en manifestaciones, saraos e intenciones de voto que posteriormente en las urnas. Queda por ver si los correligionarios del bloc en las locales siguen siendo fieles en las autonomicas (hay que recordar que los miles de votos perdidos en las anteriores les impidieron acceder al parlament por la puerta grande, y ahora pretenden entrar por la puerta de atras de esquerra unida, de la mano de la omnipresente gloria marcos, y eso puede notarse. Yo del soe no cantaría todavia victoria, por muy mal y nerviosos que anden en el pp, con tanta herida abierta en su seno. Se avecina una larga campaña, en la que algún 'efecto sorpresa' de última hora puede decantar el resultado final.

Querido Adolf, Tu caracterización del discurso de Camps como actor dentro de la película de El Alamo es correcta. Pero también lo es la imagen de los partidos de izquierda como el general Santa Ana. Lo más triste es que ni unos ni otros se han renovado desde hace años. El PSOE, Izquierda Unida y el Bloc siguen con dirigentes que se formaron durante los años de finales de la transición y la primera democracia, en un mundo cerrado y falsamente progresista de niños y niñas bien, donde la cuestión fundamental no era tener ideas sino ser fiel, estar callado y prietas las filas, y esperar premios de poesía en valenciano, subvenciones culturales o solidarias, cargos públicos y, por qué no, alguna pequeña canonjía en la universidad, si en la agrupación había un catedrático de izquierdas, de los de verdad. El que se movía en la foto no salía. Y así fueron quedando fuera de la foto muchas personas que se movieron hacia lugares más interesantes. Muchos y muchas se fueron al exilio exterior/a o interior/a. Y ahora volvemos a los años de la regeneración, a soñar que vuelvan los liberales (ahora de izquierdas), como vuelve la cigüeña al campanario. La cuestión es mucho más profunda y no tiene solución, ni a corto ni a medio plazo, mientras la dirección económica del país la siga llevando adelante la construcción y el turismo depredador, con sus ya bien conocidos métodos clientelares, nacidos en la famosa empresa familiar valenciana, donde de lo único que no se habla es del enchufe. Porque no existe. La "opinión pública" tampoco, al menos en el sentido habermasiano, como conciencia crítica, sujeto autónomo y no alienado de su propia conciencia. Sería lamentable que hicieran falta 4 años más de PP para crearla.

Muy interesante la opinión de Joan de Arriba.
En relación a la movilización de la izquierda y aledaños es verdad que algo parece que se agita. Por ejemplo en la página de JA EN TENIM PROU desde ayer a hoy se han producido más de 1.500 entradas, luego imagino que alguna movilización habrá. Y luego está el contenido, lo que se denuncia en los Cortos, que tiene una profundidad desoladora.

Me gustaria pensar que Carmen Alborch es mucho más que una simple inercia endogámica, y por ejemplo, su mundo cibernético así lo representa.

Que el bloc e IU vayan juntos es una buena estrategia electoral.

Y tristemente hay que recordar que la izquierda lucha NO por ganar, sino para que el PP no consiga la mayoria absoluta.

Creo que es necesario un cambio en Valencia, son demasiados años con mayorias absolutas...y siempre es más bello ir a la contra, intentar derribar a los que se creen omnipotentes, y donde una televisión pública se dedica a devolverles siempre el reflejo que ellos quieren.

Tant de bo, un futur diferent a l'actual per al PaÍs Valencià, en llibertat.

Pense que aquestes eleccions al País Valencià, van a estar molt ajustades. La presència d'ERPV, a la vida política valenciana, és molt positiva. Però ha sigut un gran error, no haver-se presentat, junt EUPV i Bloc. Potser, i com que es quasi segur que ERPV no pase del 5%, els vots d'Esquerra podríen donar la victòria al PP. I d'aquesta manera, els populars portaríen ja, camí cap als 16 anys, a la Generalitat. Seria una llàstima.

Estreno blog, os espero: http://enlaxarxa.blogspot.com/

NACIONALISMO VALENCIANO, FUTURO INCIERTO SI NO SE UNEN EN UNA SOLA CANDIDATURA A TODAS LAS ELECCIONES (MUNICIPALES, AUTONÓMICAS, GENERALES, EUROPEAS, ETCÉTERA)
En las elecciones autonómicas de 2007 se ha demostrado que si no se presentan unidos: Coalición Valenciana, Unió Valenciana, Unitat del Poble Valencià, Partit Valencià Nacionalista-Partido Nacionalista Valenciano, Nacionalistes d’Alco, Renovació Valencianista, Alternativa Valenciana, Partido Regional de la Comunidad Valenciana, Iniciativa de Progrés de la Comunitat Valenciana, Identitat Regne de Valencia, Opció Nacionalista Valenciana, Unió de Progrés, Partido Demócrata Español, Organización Independiente Valenciana, Grupo Independiente Valenciano, Partido Blasquista Autonomista, en definitiva todos los partidos nacionalistas-regionalista de la Comunidad Valenciana no tienen nada que hacer en elecciones autonómicas, generales ni europeas, ni en las capitales de provincia ni en diputaciones provinciales (necesitarían 5 escaños asamblea autonómica, 1 en Congreso Diputados, 1 Senado, 1 Cámara Europea, representación en los principales ayuntamientos, como mínimo para poder reivindicar algo) al ser muchos partidos nacionalista los que se presentan y ninguno tener ni tan siquiera un escaño en la asamblea autonómica, totalmente desligados de PSOE-PSV, PPE-PPV, IU-IRV, el cual tomar como referencia para votarle.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d8353577b869e2

Listed below are links to weblogs that reference La manifestación como termómetro:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal