La batalla Valenciana

Blog de Adolf Beltrán desde la Comunidad Valenciana

Sobre el blog

El atractivo de la batalla valenciana del 27m reside en que la izquierda disputa al PP una pieza clave del tablero autonómico. Además, ofrece el morbo del duelo entre Rita Barberá y Carmen Alborch por la alcaldía de Valencia.

Autores

Adolf Beltran (Valencia, 1958), debido a su trabajo en la redacción de El País, lleva años observando con atención la realidad valenciana. Aunque ha escrito novelas (Les llunes de Russafa), ensayos (Els temps moderns. Societat valenciana i cultura de masses al segle XX) y libros de reportaje, la suya es fundamentalmente la mirada de un periodista, oficio que ejerce desde mediados de los años ochenta.

mayo 2007

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Matrix en Burjassot | Inicio | Partidos en el tercer entorno »

17 mayo, 2007 - 00:48

'Too much, too much'

¡Oiga! ¡Increíble! El Ayuntamiento de Valencia cede súbitamente, en medio de la campaña electoral, todas sus competencias en cuanto a la ordenación de actividades y la concesión de licencias en la ciudad al Gobierno de Rodríguez Zapatero o, más concretamente, a su ministro Joan Clos (que, para más inri, es catalán, el hombre). ¡Como lo oye! Según la alcaldesa Barberá, la culpa de que en el barrio de Patraix funcione la subestación eléctrica que sufrió el martes una explosión y soliviantó a unos vecinos bastante escaldados es del Ministerio de Industria. La secretaria general del PP valenciano, Adela Pedrosa, lo ha explicado bien clarito (me encantan sus notas de prensa, he de reconocerlo): "Pla tendrá que comer rabos de pasas para recuperar la memoria que ha perdido definitivamente, ya que el propio ministerio, tras una pregunta realizada en las Cortes, recordó que la autorización es totalmente válida salvo que sea anulada por sentencia judicial".

Too much, too much hypocrisy...

El alcalde de Alicante, arrebatado por la indignación, le montó un pollo a Carles Francino porque en su Hoy por hoy de la cadena SER, que emitió en directo desde la ciudad, había comentado que Luis Díaz Alperi está imputado por dos supuestos delitos.

Too much, too much morality...

La juez de Nules ha ordenado que se investiguen las cuentas, las tarjetas de crédito y las cajas de seguridad de Carlos Fabra y toda su familia. Al mismo tiempo, ha indicado que se remitan los cuestionarios correspondientes a tres ex ministros del Gobierno de Aznar que tienen algo que decir sobre las "gestiones" del presidente de la Diputación de Castellón para agilizar autorizaciones de productos fitosanitarios por las que, según la acusación, supuestamente cobraba de las empresas.

Too much, too much promiscuity...

La Generalitat anuncia que el Consell que preside Camps aprobará de inmediato el pago de las indemnizaciones a las víctimas contagiadas de hepatitis C por el anestesista Juan Maeso. Llevan una década sin ver un euro (cuatro se han muerto por el camino) y el fiscal que ha llevado el caso, Javier Carceller, declara en El País que la Consejería de Sanidad, si hubiera actuado a tiempo ante las irregularidades detectadas en el frenético encadenamiento de intervenciones que desplegaba el médico en hospitales públicos y privados, habría evitado una buena parte de los contagios.

Lo canta Manu Chao: "Too much, too much hypocrisy, can drive to calamity...".

Comentarios

Creo que Canal 9 haría bien en cambiar el título del programa "Debates políticos" a la vista de su contenido.

Puesto que los candidatos se dedican a exponer su programa de forma monologada, sin debate, sin contraste, ni preguntas ni respuestas sería mejor un nuevo título:

"El club de la comedia política".

¿La Rita no tiene guiñol en Cuatro? La verdad es que viéndola ayer, pensé que necesitaba uno. Qué persona más ridícula, madre mía.

Oiga, este blog, como que imparcial no es, ¿verdad?

Lo de Plá es lamentable. Está posat ad hoc per rebre les galtades que molts valencians li donariem a ZP. I es que els valencians no tenim aigua pero si que tenim memória per vore lo nefastos que han sigut sempre els socialistes cap a la nostra terra. Lo dit quatre anyets mes a l´oposició. No escarmenteu

Pues no se en que te basas Pere, si su autor es todo un periodista de lo mas imparcial...Que malo es el sectarismo y la demagogia...

estimat Raül (per cert, en català el teu nom porta dièresi)

no vull començar unaltre vegada amb la tonteria de l´aigua, però si que et dic que si la necesitat fós la set, la penúria, la mancança, l´hort sec, la dessertització i la despoblació, jo mateix baixaria amb cisternes plenes d´aigua cap al Païs valencià.
Ara be, per copes Loui Vuitton, per macro urnbaitzacions, per piscines, per camps de golf, per Polaris world, per conrear fruites exòtiques al desert de Tavernes, per que la UE continuï posant en solfa la política urbanistica de l´amic camps, per que vingui un desarrapat tirà com l´Ecclestone des d´Anglaterra per condicionar una campanya electoral espanyola (per cert, aquest no regala res...on són les contra ofertes), donçs amic valencià, VA A SER QUE NO.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d8351d7f0d53ef

Listed below are links to weblogs that reference 'Too much, too much':

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal