Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado

Inmigrantes: el camino de retorno

Por: | 12 de noviembre de 2011

_ALS4958

Guet Ndar, Sant Louis (Senegal). Autor: Ángel López-Soto, Geaphotowords

Versión en francés

Europa es siempre un sueño ... para aquellos que no la conocen. En Dakar, donde yo vivo, no pasa ni un sólo día sin que mantenga una discusión sobre la inmigración, sobre el sentido de dejar toda tu vida atrás y partir en un viaje hacia lo desconocido. Este deseo de una nueva vida está tan presente aquí que he llegado a creer que nadie quiere quedarse en Senegal. Personalmente, trato de convencerles de que Europa ha cambiado; que hay grandes oportunidades también aquí, que se pueden cambiar las cosas quedándose en casa, pero al final de cada discusión, la respuesta es la misma: “... sí, pero necesito irme”. En verdad, es difícil convencer a la gente, porque el famoso "mito del inmigrante" se mantiene con fuerza.

Todos hemos crecido en Senegal viendo a esos hermanos, hermanas, primos, vecinos, amigos retornar de Europa durante las vacaciones con un gran coche, ropa de marca, dinero o que se han construido una casa después de dos años pasados en el Viejo Continente... Este mito, como he dicho, persiste, y la mayoría de los senegaleses se lo cree. Tanto, que se niegan a ver otro fenómeno reciente ligado a la inmigración: muchos de los que habían partido están retornando para trabajar e invertir en Senegal.

   

Vídeo de una de las campañas de la International Organization for Migration.

En el mes de julio, hablé brevemente por teléfono con una de mis amigas que vive en Italia desde hace 12 años y ella me habló de su deseo de regresar permanentemente a Senegal. Para ser honesto, no me lo creí demasiado al principio hasta que tuve el coraje de hurgar en el motivo de su decisión ... Bueno. Ella está en Senegal desde hace dos semanas con su hijo. Desde entonces, ella está buscando una tienda bien situada en la ciudad para iniciar un negocio de hardware y mantenimiento. Por supuesto, su familia, que ha vivido a su costa todos estos años no entiende su decisión.

Cuando hablé con ella, sin embargo, me confesó que tenía la sensación de haber perdido doce años de su vida, lejos de su país, su familia, amigos, de haber trabajado sólo para mantener con vida a otros. Y esto es lo peor para ella, haber trabajado como camarera en bares y casinos, limpiadora en los hoteles, obrera en las fábricas... de haber ganado mucho dinero y darse cuanta la final que no había guardado nada para sí misma. Y ahora, con 40 años, dice, "quiero trabajar para mí y para mi hijo en Senegal". Esto es especialmente importante ya que se ha pasado los últimos dos años en Italia sin trabajo y no disponiendo del salario de su marido, la vida allá le ha sido muy difícil ...

Mamy (el nombre de mi amiga) ha regresado a Senegal y es una nueva partida para ella, un nuevo comienzo. Al igual que cuando se marchó a Italia en 1999, ella tiene de nuevo el corazón repleto de esperanza, la cabeza llena de sueños. Sólo que esta vez, sus sueños los desea hacer realidad en casa. Como ella, cientos, miles de inmigrantes senegaleses han vivido la misma o parecida aventura. Muchos de ellos han comprendido finalmente que los mismos esfuerzos empleados para trabajar o mejor dicho sobrevivir en Europa, garantizan una vida digna en su país sin el acoso policial, el racismo, etc.

Sin embargo, de este retorno de los senegaleses a su tierra, nadie habla. Ni los medios de comunicación ni el Gobierno, que a su vez no hace nada para apoyar a los retornados que llegan para crear puestos de trabajo. Estas historias podrían haber sido utilizados, no para detener el fenómeno de las pateras que marchan hacia España, quizá, pero sí para disminuirlo. Habrían podido servir para salvar a muchos de los que han muerto en el mar, demostrandoles que es posible invertir y ganarse la vida en este país, que Europa está cada vez más ahogada por sus propias dificultades y menos dispuesta a acoger a los inmigrantes a los que no puede proporcionar trabajo y con los que a fin de cuentas no quiere mezclarse.

 

Numerosos músicos, como el rapero Didier Awadi, se han sumado a las campañas contra la emigración.

Más información: A brief migration history of Senegal 

 

 

Hay 9 Comentarios

Igual que el American Dream es falso, también el migrar a Europa.
Un sistema centrado en la máquinas o lo material, como lo es Occidente, no es ambiente donde den acogida a migrantes.

En seneweb salía hace tres días un artículo sobre los migrantes senegaleses que se dedican a recoger chatarra en Barcelona, http://www.seneweb.com/news/Immigration/senegalais-a-barcelone-destination-ferraille_n_54033.html por cierto artículo escrito por Emmanuel Haddad en cafebabel.fr, es interesantísimo ver las discusiones que se generan en los comentarios al artículo para ver también las diferentes posiciones, justificaciones, etc.

Ahora mismo, las autoridades senegalesas, sólo piensan, en como ganar las próximas elecciones de febrero 2012... No les importa la emigración, aunque si la inmigración, pues muchos guineanos (G. Bissau), están consiguiendo sin ningún problema, su documento de identidad senegalés... todo sea por conseguir esos votos.
Mientras piensan y lo ponen en práctica, la gente de Dakar hemos ganado algo en calidad de vida... tenemos electricidad las 24 horas!!! no en todo Dakar, pero si en la mayoría.
El Gobierno, sigue buscando financiación para la campaña, entre otros con adjudicaciones de obras a las empresas afines o amigas, no hay más que leer esas adjudicaciones en el diario Soleil, con autentico color gubernamental. Aunque con la autopista de peaje al nuevo aeropuerto de Djass, les ha salido el tiro por la culata y han tenido que adjudicar la obra a los chinos, de los cuales... de una manera u otra, seguro que tambien sacarán "tajada".
Como siempre, triste, muy triste !
Ahí queda la respuesta, a que piensan las autoridades senegalesas de la emigración.

Pues yo estaba pensando emigrar a Senegal

La Europa que antes los ocupaba ahora no los quiere.Los poderosos de su pais que antes los empujaban ahora tampoco quieren su vuelta ,mas presión demográfica sobre sus escasos recursos.Si los ciudadanos del sur de Europa se ven de nuevo obligados a emigrar, ¿ alguien se cree que los africanos retornarán para quedarse ?. ¿ Cuantos lo hacen ? Menos remesas ,mas desempleo ,mas natalidad .....mas tensión . Sería interesante conocer lo que piensan las propias autoridades senegalesas .


en 2009 llevamos a cabo el proyecto "mareas migratorias" entre Senegal y Canarias.. Se expuso en el CAAM de Las Palmas. Nuestra intencion: desentrañar el poder de "la imagen" en los movimientos migratorios. "la imagen" televisiva,publicitaria, la del familiar que regresa exitoso, la que te se crea el emigrante por si mismo a partir de todos estos condicionantes, ..
Mi madre, gallega, emigró a Alemania en los 70 desde una ruralidad similar en ignorancia a la de muchos pueblos africanos. En su cabeza ,me lo confesó, estaba una imagen de una frase que le dijo una amiga suya . Esta era : " En Alemania el dinero se recoge del suelo". literalmente mi madre recreó en su cabeza como con un rastrillo (ese que el campo ella sabia usar bien) podria recojer alli en alemania. Literalmente.
Recorrimos los colegios de Dakar pidiendo a niños y jovenes que nos dibujaran "como imaginaban Europa". El resultado lo podeis ver en la web www.mareasmigratorias.com. La Europa de ensueño.
Luego junto con un colectivo de Dakar llevamos a cabo dos de estos dibujos a gran escala sobre la arena de las playas de la costa senegalesa de donde parten a cruzar el atlantico. Dibujamos sus imagenes en marea baja para que al subir las borrara,..buscando esa imagen directa y clara que el propio mar nos da con el sueño borrandose inevitablemente, y volviendose a dibujar al bajar de nuevo la marea, metafora de lo inevitable que es y seguirá siendo los movimientos migratorios, sobre todo cuando se inyectan imagenes tan potentes en las cabezas de gente , a la que todavia no se les ha privado del derecho a soñar.

Una gran entrada y un gran blog. Mucha suerte.

Efectivamente, a mi como toubab (blanco), residente en Senegal, mucha gente me dice que quiere irse. Que del sueño español o europeo, se habla cada dia en sus casas y toda la familia, participará para que alguien pueda salir, pues como bien dices Cheikh, si ese alguien consigue llegar, podrá "salvar" a toda la familia, ya que su "obligación", es hacerlo.
Sigue siendo muy triste, conocer y vivir la realidad senegalesa. Es muy difícil de creer para ellos, que en Europa, ya no hay dinero tirado en el suelo esperando a que los inmigrantes lo recojan, que los perros ya no se atan con longanizas..., no se lo creen. Tan sólo piensan que lo que queremos es que no vayan !
Muchas horas de espera, en los aeropuertos de Lisboa y sobretodo Casablanca, me han hecho conocer a los senegaleses que vuelven a casa; los trajes grandes, abotonados hasta el último botón, las corbatas de flores con las camisas de cuadros, los zapatos dos números más grandes y los maletines repletos de nada, aún con la etiqueta del Carrefour colgando y que no quitarán nunca... ese es el cuento que muestran cuando llegan a Sénégal, pues no pueden explicar la cruda realidad de su vida en Europa, eso sería el símbolo del fracaso. No es el caso de todos, pero si el de muchos.
Las mujeres, por desgracía (en letras mayúsculas), y con el índice de paro que tenemos, ya sabemos a que tienen que dedicarse en las carreteras y clubes. Por suerte no son todas, pero por desgracia, si son muchas.
Todo esto es muy diícil de explicar aquí y mucha gente no me cree, pero... por desgracia otra vez, es la verdad. Tania, puedo confirmarte, que a un lado y a otro... nos hemos vuelto locos y lo que queda !

Siempre me ha sorprendido la diáspora Senegalesa, sobre todo por su sentido de comunidad y corresponsabilidad con la familia. Esta responsabilidad, impuesta o adquirida, choca de forma directa con el individualismo de las sociedades a donde van, como puede ser la española, lo cual desquicia a más de uno y le crea verdaderos conflictos emocionales. Han llegado a mis oídos historias de personas, más o menos cercanas, que ese peso familiar le resta su libertad individual hasta el punto de preferir vivir aquí mal antes que asumir el "fracaso" de la vuelta.

Desde luego el viaje al "dorado" es todo un sacrificio que muchos no estaríamos dispuestos a hacer. Yo les aplaudo, de verdad. Pero también me pregunto, ¿nos hemos vuelto locos?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Beatriz Leal Riesco Beatriz Leal Riesco. Investigadora, docente, crítica y comisaria independiente. Nómada convencida de sus virtudes terapéuticas, desde 2011 es programadora del African Film Festival de NYC. Sissako, Mbembe, Baldwin y Simone la cautivaron, lanzándose a descubrir el arte africano y afroamericano. Su pasión aumenta con los años.

Otros autores

Facebook

MAPA

mapa de África

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal