Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado

¿Qué hace a una ciudad especial?

Por: | 17 de enero de 2012

Por fin encuentro un momento para descansar. He venido hasta la playa. Bajo las escaleras del Osekan Resort, aquí en Accra, y me siento en una mesa cerca del mar. Evidentemente, pido una cerveza Star y me dispongo a relajarme. El líquido, bien frío, baja por mi garganta, una música reggae suena de fondo y el sol calienta. Empiezo a percibir paz a mi alrededor. Miro el hermoso paisaje que me rodea: acantilados, playas, árboles, algunas construcciones desperdigadas aquí y allá. Las olas rompen contra las rocas y me producen una sensación de balanceo que me sumerge en una ligera inconsciencia.

Image1              Entrada al Osekan Resort en Accra (Ghana). Todas las fotos Chema Caballero.

Todo parece perfecto hasta que, entreabriendo los ojos, miro más de cerca el mar. Entonces descubro que el agua es grisácea y que en ella flota una multitud de bolsas de plástico y otros restos de basura que se extienden hasta donde me alcanza la vista.

Image1              Vista del mar desde el Osekan Resort en Accra.

 

 
Esta imagen, además de destruir el encanto del momento, contrasta con el resto de la ciudad. Una de las cosas que más me sorprende de Accra es la limpieza de sus calles. Da gusto pasear por ellas. Todo está inmaculado, ni siquiera las vendedoras de naranjas verdes dejan caer las cascaras al suelo, como sucede en muchas otras ciudades africanas. Y al atardecer, una multitud de contenedores verdes son sacados a la calle en espera de que pase el camión de la basura.

A lo mejor esto no debería llamarme la atención, pero estoy acostumbrado a Freetown, en Sierra Leona, donde la suciedad domina todo el paisaje urbano. Hay pilas de basura por todas partes, cloacas llenas de aguas residuales… Tengo una imagen similar de algunas ciudades de Nigeria, de Monrovia (Liberia) o, aunque algo menos, de Conakry (Guinea).

Image1              Kissy Road, una de las principales arterias de Freetown (Sierra Leona).

Cuando Cheihk Séne escribía aquí su carta a Papa Noel, le pedía una ciudad limpia porque, al parecer, Dakar, la capital de Sengal, tampoco brilla por su higiene. En su entrada hace referencia a Uagadugú, Burkina Faso, como una ciudad muy distinta. Otras personas hablan de Asmara, la capital de Eritrea; de Windhoek, la de Namibia, o de Kigali, la de Ruanda, como ciudades muy bonitas y cuidadas.

 

Este vídeo presume de Kigali como la ciudad  más limpia y segura de África. Lo que se ve parece ser el centro.

De la descripción que José Miguel Calatayud hace de Nairobi, Kenia, intuyo que cuando se abandona el centro de la ciudad la suciedad empieza a ser un problema. Por su parte, mi amiga Marga, que acaba de regresar de Mozambique (no podéis imaginar qué regalo me ha traído), dice que Maputo no es una ciudad especialmente sucia, todo depende de la zona donde te encuentres. En cierta medida es una sensación similar a la que transmite Tania Adam, cuando habla de la misma ciudadParece que muchas de las urbes africanas son como Madrid, por poner un ejemplo, donde solo está medianamente limpio el centro, en cuanto sales de él, es otra cosa.

Image1              Calle de Accra.

En los últimos años, algunos ayuntamientos han empezado a considerar muy en serio el tema de la limpieza y están tomando cartas en el asunto. Lagos, en Nigeria, se está beneficiando de estas nuevas políticas. Ha sufrido una gran transformación: de ser una de las ciudades más sucias del continente a ser la número uno en materia de reciclaje. Además, su basura se ha convertido en una fuente de ingresos para el municipio: 10% de ella se transforma en fertilizantes o bolsas para la compra.

Dentro de esta ola, Kampala, capital de Uganda, se lleva la palma. Allí las autoridades municipales han lanzado una operación de limpieza de la ciudad. Y no se andan con chiquitas. Han optado por medidas de choque y han publicado una ordenanza que contempla penas de hasta dos meses de prisión o fuertes multas para aquellos que tiren basura a la calle. Como contrapartida, el ayuntamiento se ha comprometido a instalar 600 nuevos contenedores en toda la ciudad.

Esto me recuerda que, durante muchos años, en Sierra Leona estuvieron vigentes los llamados Cleaning Saturday (sábados de limpieza). Fue una medida aprobada por la Junta militar del NPRC. El primer sábado de cada mes, todos los ciudadanos, de seis a doce de la mañana, estaban obligados a asear las calles de sus ciudades y aldeas. Los militares primero y la policía más tarde, cuando se restauró la democracia, tenían toda la autoridad (que muchas veces ejercitaban de la forma más violenta) de hacer cumplir la norma. Ese sábado las ciudades brillaban, pero el resto del mes la suciedad lo volvía a invadir todo.

En diciembre pasado, el organismo de Naciones Unidas UN-habitat publicó el Índice Verde de África, donde trata de responder a preguntas como: ¿Cuáles son las ciudades más limpias del continente? ¿Cuáles tienen más espacios verdes y mejores transportes públicos? o ¿Cuáles son las más sucias o consumen más agua? El estudio afirma que las principales ciudades africanas están por debajo de la media mundial. Dicho esto, concluye que la más limpia del continente es Accra. Por lo que he hecho bien en dejarme sorprender. La siguen Ciudad del Cabo (Sudáfrica), Casablanca (Marruecos), Durban (Sudáfrica), Johannesburgo (Sudáfrica) y Túnez (Túnez).

En el otro extremo estarían Dar es Salaam (Tanzania) y Maputo (Mozambique), dos urbes donde más del 70% de la población vive en asentamientos informales que carecen de todo tipo de infraestructuras.

¿Es posible que la limpieza de un lugar sea un indicador del nivel cultural y económico de los ciudadanos? No lo sé, lo que sí es cierto es que cada día, en todo el continente, hay más personas que son conscientes de este problema y que van surgiendo iniciativas para darle una solución. Otro ejemplo de cómo las cosas están cambiando en África.

¿Qué hace a una ciudad especial? No es su limpieza, por supuesto, ni su belleza, aunque eso pueda ayudar, sino los amigos, las experiencias vividas... Por todo eso, para mí, a pesar de la suciedad, el caos del tráfico, la aglomeración de personas, los olores, el ruido ensordecedor de los generadores eléctricos… mi ciudad africana es Freetown.

Este es un tema muy subjetivo, tiene mucho de corazón. Por eso, como bastantes de los/las que nos seguís conocéis muy bien África, podríais contarnos cuáles son vuestras ciudades favoritas y por qué.

Hay 36 Comentarios

¡Hurrra! ;)

Resultados finales: ciudad más especial de África. Ha quedado demostrado que cada ciudad es especial para los que han vivido en ella y que el corazón manda sobre la limpieza y la belleza del lugar. A pesar de ello, la votación ha quedado como sigue:
1.- Maputo con 5 votos.
2.- Dar es Salaam y Freetown con 2.
3.- Con un voto: Bata, Muela, Stonetown, Luanda, Podor, Uagadugú, Dakar y Entebbe.

Maputo consigue un punto más y aumenta su ventaja. Dar es Salaam entra en pugna con dos votos y se coloca segunda junto a Freetown.

Mi ciudad es Maputo... una Arquitectura increible, su color, su gente, sus calles... Maputo es especial

Dar es Salaam es una ciudadad a la que siempre volvería. Un tráfico infernal, inundaciones en época de lluvias, suciedad... Pero tiene un algo inexplicable. No sé si son sus habitantes, tranquilos y hospitarios, los edificios decadentes, el puerto, la playa, el Indico, las estaciones de autobuses, el mercado de Kariakoo, la universidad, los dallas-dallas,.. Trato de buscar el panafricanismo, las independencias, el ubuntu... Y detrás del giro neoliberal aún encuentro algo de aquel espíritu en la gente...

De todas las ciudades africanas que conozco, voto por Dar Es Salaam, no especialmente "bonita" y se necesita tiempo para entrar en su magnetismo. La nación mas limpia, Tanzania y la mas sucia Senegal, al menos según mi experiencia, así discrepo con la encuesta que se menciona en el artículo.

A petición de Ángeles publico el recuento provisional de votos (la votación la mantenemos hasta el domingo, si os parece):
1.- Maputo 4
2.- Freetown 2
3.- Empatadas con 1 voto: Bata, Mueda, Stonetown, Luanda, Podor, Uagadugú, Dakar y Entebbe.

¿No puedes hacer un comentario de recuento? Seguro que Maputo, con su olor a sargazo y su feria popular y sus flamboyanes en flor, está en cabeza, pero quiero tenerlo claro ;)

Gracias Alejandra. Una nueva ciudad se une a la carrera. Entebbe, puerta de entrada a Uganda, si llegas en avión.

Mi ciudad favorita es Entebbe, en Uganda.

Gracias a Ima y a Lola, dos nuevas ciudades entran en la competición: Uagadugú y Dakar. Se sigue confirmando que lo que hace a una ciudad especial pertenece a lo más íntimo del corazón.

Pues yo voy a votar por Dakar...
Me pierde la pasión. Y su gente. Aunque sea una ciudad relativamente nueva y mas bien fea... Pero engancha... Y enfrente esta Goree!

Para mi Ouagadogou; por su gente, maravillosa, y por confirmar in situ el amor que sentía por Africa en la distancia

Gracias Pili. A pesar de repetir el comentario, solo le damos un voto a Freetown.

Yo también me quedo con Freetown: como a Marga, me abrió las puertas de África... Las fotos que vi antes de ir y los contrastes de cultura, de espacios... me sedujeron y deseo con muchas ganas volver. El primer día de llegar a la capital había un partido de fútbol y todos los generadores de la ciudad parecían alumbrar el estadio que estaba detrás de donde nos alojamos... Pero, sin lugar a dudas, me encantan sus playas... Chema: ¡¡qué inolvidables las puestas de sol, a pesar de que casi no las vimos por culpa de las lluvias!! y acompañadas por la Star Beer...

Tania, por supuesto que cuenta. Maputo aumenta la ventaja. Me preguntó dónde estarán mis amigos, aquellos a los que invité a cervezas Star en las playas de Freetown. Pensé que iban a apoyarme y votar por esa ciudad, pero no hay manera, se han escondido.

Chema, yo estoy enamorada de Maputo, de su brisa, de sus calles, olores, de la comida... Bueno, mi voto talvez no cuente porque naci allí, pero el sentimiento lo llevo en mis venas. Y, estoy totalmente de acuerdo en no dar ningun voto al del Congo.

Parece que no hay duda, Maputo se va imponiendo como la ciudad más especial de África

Yo me quedo con Maputo, tiene algo....
Creo que el Índico, hace ambientes especiales

Gran mérito de los mozambiqueños, por otra parte :) Arriba Maputo :)

Gracias Anna por los piropos. Le damos un punto más a Maputo. Al final, a pesar de lo que dicen Naciones Unidas, va a resultar la ciudad africana que más engancha.

Coincido con algunas personas que afirman que se ama a las ciudades por lo que vives en ellas y por las personas con quien compartes lo vivido. Por eso, me quedo con la "Ciudad de las Acacias", Maputo.
Sin duda, Ilha de Moçambique y Goré -en Senegal- ocupan también un sitio muy especial en mí...
Gracias Chema y Lola por este espacio, es un gusto reencontrar cada día esa maravillosa riqueza africana de la que tan poco se habla en los medios.

Vale, un punto para Luanda y otro para Podor. Al señor que piensa que África se reduce a (imagino que quiere decir) la República Democrática del Congo, no le damos ninguno.

Cualquiera de las ciudades que están en la orilla del río Senegal (sólo conozco las de la parte senegalesa). En Podor se está super agusto!

Mi ciudad africana es sin lugar a dudas Luanda, en Angola, desde hace 5 años mi segundo hogar. No es muy conocida por su limpieza, mas lo contrario, pero su colorido multicultural, sus magníficas playas y el lavado de cara que esta sufriendo desde un par de años la hacen algo especial. Es una ciudad de extremos, se odia ó se ama, y que se siente, no se explica.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Beatriz Leal Riesco Beatriz Leal Riesco. Investigadora, docente, crítica y comisaria independiente. Nómada convencida de sus virtudes terapéuticas, desde 2011 es programadora del African Film Festival de NYC. Sissako, Mbembe, Baldwin y Simone la cautivaron, lanzándose a descubrir el arte africano y afroamericano. Su pasión aumenta con los años.

Otros autores

Facebook

MAPA

mapa de África

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal