Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado

Noche de Oscar

Por: | 26 de febrero de 2012

Hoy domingo tendrá lugar la 84 edición de los Premios de la Academia de Cine, en Los Ángeles. Como sabemos, en este evento se dan cita las estrellas más brillantes del firmamento. Los Oscar reúnen a lo mejor de la pantalla. Queremos echar un vistazo a algunos de los nominados de este año y su relación con el continente africano.

Image1        George Clooney y Brad Pitt. Foto Africa.com

GEORGE CLOONEY: candidato a mejor actor por la película Los descendientes. Es famoso por su implicación en Sudán a través de la ONG Not On Our Watch, formada junto a Don Cheadle, Matt Damon, Brad Pitt, Jerry Weintraub (todos ellos relacionados con el filme Ocean’s Eleven) y el activista de derechos humanos David Pressman. Este grupo ha denunciado el genocidio de Darfur, los ataques del gobierno de Sudán sobre las tribus que viven en la frontera con Sudán del Sur y supervisó el referéndum de independencia de este país. De hecho, la presencia del actor durante el plebiscito y la noticia de que contrajo la malaria hizo que se hablase del acontecimiento un poco más en los medios de comunicación españoles.

 

 

Trailer de Los descendientes

BRAD PITT: También nominado en la categoría de mejor actor, por la película Moneyball. Es bien conocido por sus obras de caridad alrededor de todo el mundo. Centrándonos en África, podemos recordar su trabajo con el grupo Make Poverty History para llamar la atención sobre los problemas relacionados con el hambre y los países más pobres. Junto a su pareja Angelina Jolie, ha creado la Fundación Maddox Jolie-Pitt, que ayuda a distintas organizaciones, tipo Médicos sin Fronteras, en la lucha contra varias enfermedades. Angelina es también conocida por su trabajo en África como embajadora de las Naciones Unidas.

 

Trailer de Moneyball

STEVEN SPIELBERG: su War horse (Caballo de batalla) está nominada a mejor película. El tres veces ganador del Oscar, ha hecho varias películas con referencia a África. Así, a los trece años, Spielberg ganó un  premio por una película de 40 minutos llamada Escape to Nowhere (Escapada a ninguna Parte) que se basa en una batalla en el este de África. Sin embargo, no  hay duda de que la película que más le une al continente es Amistad, la historia de Sengbe Pieh y la rebelión de esclavos que este sierraleonés lideró.

 

Trailer de War Horse

Yo no soy un experto en cine, así que la mayoría de esta información la he sacado de Africa.com.

Detrás de todo esto yace un tema de no fácil respuesta: el de los famosos y su relación con las causas humanitarias. Existe una larga disputa que empezó allá por los años 90 del siglo pasado, cuando ante el cansancio expresado por los donantes tradicionales, Naciones Unidas propició la participación de las celebridades en las actividades de cooperación. La capacidad de transmitir mensajes que tienen estas personas y sus contactos sirven para recaudar fondos y llamar la atención sobre distintos problemas. Con el tiempo, se empezó a plantear que muchos “no tan famosos” o personas necesitadas de limpiar su imagen, utilizaban este medio para hacerse publicidad.

Hoy día, cualquier ONG que se precie o causa que se estime importante necesita de una celebridad para ser conocida.

Personalmente no tengo el tema muy claro. En Sierra Leona he recibido a todo tipo de políticos, periodistas, artistas, bailarines, cantantes, porteros… y la experiencia ha sido muy distinta según la persona. La mejor de todas, la visita de David Bisbal, que primero apareció con un séquito de periodistas y fotógrafos y al año volvió sin ellos, para “enterarse de verdad de lo que allí sucedía”. A partir de entonces hace todo lo que está en su mano para dar a conocer el tema de los menores soldados, sin ser protagonista él. Ahora sigue colaborando siempre que puede. Con otros, la experiencia no ha sido tan positiva.

 

David Bisbal donó los derechos de esta canción, Soldado de papel, a la Coalición Española para acabar con los niños y niñas soldados.

Ser famoso, conocido y tener dinero ayuda y abre muchas puertas. Por ejemplo, la semana pasada Bill Gates visitó España y el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le recibió sin demora. Traía un mensaje claro: que España debe seguir manteniendo su ayuda al desarrollo, haciendo esfuerzos para alcanzar la meta del 0’7% del PIB, a pesar de la crisis y la recesión. Además, insistió en que había que invertir, prioritariamente, en los países más pobres y no dejarse llevar por las razones políticas. Somos muchos los que nos gustaría transmitir el mismo mensaje al mismo Presidente, sobre todo que no se recorte la ayuda a África y que esta se destine a los más necesitados, pero al no ser conocidos mundialmente y no tener tanto dinero como el señor Gates, evidentemente, las puertas del Palacio de la Moncloa no se nos abren.

Es un tema de esos que hay que reflexionar y darle muchas vueltas. Aquí van tres textos que pueden ayudar a ello:

  1. ¿Famosos con causa?, de John Carlin, en El País.
  2. Celebridades y cooperación al desarrollo: manejar con cuidado, un ARI de Rafael Domínguez Martín, para el Real Instituto Elcano.
  3. Famosos y ONG, del blog de medicosmundi.

Yo sigo confundido, mientras busco algún famoso que esté libre para apoyar mi próximo proyecto.

Hay 11 Comentarios

Carmela, gracias por todos los datos que aportas a la reflexión. Totalmente de acuerdo contigo.

Pues si, tema peliagudo donde los haya, porque a veces una foto, un video, un discurso de un famoso puede hacer maravillas. Pero también puede hacer estragos!!!!!
He visto los dos casos; recuerdo a Ana Torroja haciendose fotos tocando cabecitas de negritos, tipo que enrrollada soy me junto con los pobres, o al de Jarabe de Palo con su versión de "depende" rodada en Bamako, en la que se añadía el discurso "ser pobre es una putada, esto es gris y no hay salida" ...y otras lindezas que seguro que aun sigue en youtube, os invito a buscarla, es terrible.
Y he visto a Iker Casillas dejándose el pellejo, midiendo cada acto, siendo consciente de que no se puede hacer cualquier cosa por la foto, que hay que preguntar, qué es correcto y qué no. ¿Cual es el mensaje a pasar? ¿Qué imágenes o discursos echan por tierra años de trabajo?
Creo que falta un código deontológico (aunque la coordinadora de ONG española es bastante clara en este aspecto) al que debe de adherir todo famoso que quiere participar en el sector. Ellos son profesionales en su sector,¿ no? deberían de entender que el desarrollo tiene sus expertos, aunque parezca mentira, los hay muy buenos! y en estos casos es mejor dejarse guiar y no ir por libre.
Quise ser breve, pero se me fue....un saludo

Ángeles, gracias por recordarnos el libro de H. Fielding. Está basado en hechos reales y es divertido e irónico. Está traducido al castellano con el título Ricos y famosos en Nambula.

Para lecturas y en plan algo ficción y bastante más frívolo, Cause Celeb, de Helen Fielding. Gracias por el artículo, Chema, y besito.

De los actores el Oscar va a ser para George Clooney y de las actrices para la más que famosas Meryl Streep

Fernando, gracias por tu aportación. Vamos aclarando posiciones. Por ahora parece que la participación de los famosos puede ser positiva.

Hola amigos..tras haber leído los enlaces q citaba Chema soy d la idea d q los famosos q apoyan buenas causas suelen dejar un impacto positivo (a nivel general). A veces se desvía la atención de lo fundamental pero no citar a los niños soldado o la sangría d Darfur es mucho más atroz q no hacerlo. Lo q me saca d quicio son las portadas d famosos como las d la Bordiú y otr@s cogiendo a niños moribundos en brazos mientras afirman lo mucho q hacen por el 3er mundo.. la realidad es q a la media hora están volando d regreso en primera y lejos d esos negritos tan pobres. Indignante. Por cierto, la peli q + me ha gustado hasta ahora q tiene q ver con Africa es "Hotel Ruanda", muy dura pero muy real. Saludos!

Gracias Txema, muy buena reflexión. Estamos en la misma línea: la realidad es gris. A ver si conseguimos más reflexiones que aporten luz sobre el tema. Buen domingo a ti también.

Ok, no me había percatado de que te referias a los de este año, como ha hablado de Bisbal, me ha venido a la mente J Bardem. Totalmente de acuerdo con los compromisos del 0.7% que es mas simbolico que otra cosa. La realidad es a menudo gris y si bien es cierto que los haceres de la A Jolie ( que se paga ella misma todos sus desplazamientos como embajadora de ACNUR) son mas loables que el show que nos monto la Madonna en Malawi cuando fue adoptar un niño. Es una espada de doble filo y hay que tener mucho cuidado con ella. Pero en realidad todo esto que creemos que es nuevo no lo es tanto. Este fenómeno lo inventaron los americanos allá por los años 30 cuando la polio hacia destrozos en la población americana y el Presidente Roosvelt ( que había sufrido la polio y estaba incapacitado de sus piernas) fue su primer embajador. Después de esto muchas otras causas sociales imitaron las ideas de marketing y relaciones publicas con personajes famosos. Claro que ahora tenemos internet. Buen domingo

Txema, Bardem no está nominado este año. Y gracias por la opinión sobre el papel que pueden desempeñar los famosos para llamar la atención sobre distintas causas. A ver si se crea un diálogo y sacamos algunas ideas en claro sobre el asunto.

Te has olvidado de Javier Bardem y su apuesta cinematografica de "los olvidados" sobre el Sahara Occidental y un film hecho para MSF. Lo que mas resalta de este tema es la predominancia de la cultura anglosajona. Y aunque nadie es perfecto es preferible ver al G Clooney hablando sobre Darfur que nuestros famosos locales payaseando sus modelitos por Marbella. Para bien y para mal vivimos en el mundo de la farándula.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Beatriz Leal Riesco Beatriz Leal Riesco. Investigadora, docente, crítica y comisaria independiente. Nómada convencida de sus virtudes terapéuticas, desde 2011 es programadora del African Film Festival de NYC. Sissako, Mbembe, Baldwin y Simone la cautivaron, lanzándose a descubrir el arte africano y afroamericano. Su pasión aumenta con los años.

Otros autores

Facebook

MAPA

mapa de África

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal