Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado

Pescadores piratas

Por: | 23 de octubre de 2012

Los países de África Occidental pierden más de 1.500 millones de dólares cada año debido a la pesca ilegal o pirata que, en la mayoría de los casos, es comercializada en la Unión Europea (UE). Así lo pone de manifiesto el último informe de Enviromental Justice Foundation (EJF), publicado recientemente bajo el título de Pirate Fishing Exposed. The Fight against Illegal Fishing in West Africa and the EU.

El documento señala que Sierra Leona es el país más afectado por esta actividad pirata y que la mayoría de las capturas obtenidas en sus aguas son exportadas a la Unión Europea o a países del Sudeste asiático.

Image1
Diferencia de tamaño entre un barco pirata y una canoa dedicada a la pesca artesanal.

En enero de 2010 entró el vigor el Reglamento europeo 1005/2008 por el que se establece un sistema comunitario para prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR). Su artículo 2 establece que “la política pesquera común (…) es garantizar una explotación de los recursos acuáticos vivos que facilite unas condiciones económicas, medioambientales y sociales sostenibles”.  Y el 3 que la pesca INDNR “es una de las mayores amenazas para la explotación sostenible de los recursos acuáticos vivos y socaba los cimientos mismos de la política pesquera común y los esfuerzos internacionales por lograr un mejor gobierno de los mares. Además, es una gran amenaza para la biodiversidad marina, a la que debe hacerse frente conforme a los objetivos fijados en la comunicación de la Comisión titulada ‘Detener la pérdida de biodiversidad para 2010, y más adelante”.

A pesar de normas como esta, el informe de EJF prueba que el pescado obtenido ilegalmente en aguas de África occidental sigue entrando en los puertos europeos, poniendo de manifiesto que las salvaguardas establecidas por la UE no son suficientes o no se aplican con toda su fuerza.

También demuestra que hay evidencias de que cada vez más capturas ilegales son transbordadas en alta mar desde los pesqueros implicados a buques frigoríficos que transportan el pescado hasta los puertos europeos o asiáticos. También, en el caso de Europa, se utilizan barcos de transporte de contenedores. Una vez que el pescado obtenido ilegalmente se traspasa a uno de estas naves resulta muy difícil rastrearlo y lograr su incautación al llegar a un puerto, ya que los buques transporta-contenedores están exentos de gran parte del sistema de control establecido en el reglamento europeo.

El informe habla de que muchos de estos buques que están envueltos en la pesca ilegal reciben subvenciones de los fondos al desarrollo de la UE.

Image1
Traspaso de las capturas.

Como ya apuntábamos en la entrada de este blog titulada Piratas (III), toda esta actividad ilegal tiene un importante impacto humano. Los grandes arrastreros industriales acaparan el pescado de las zonas costeras lo que supone que los pescadores artesanales que viven es esas áreas cada vez tienen menos oportunidades de hacer capturas que les permita vivir y conseguir su principal fuente de alimentación y proteínas. En los últimos años el número de personas dedicadas a esta actividad en los diversos países de África occidental ha ido disminuyendo, lo que ha obligado a muchos de ellos a emprender la aventura de la migración. Al mismo tiempo, esta práctica también se traduce en un riesgo para la soberanía alimentaria de la zona.

A esto también contribuye el hecho de que el 90% de los barcos pesqueros piratas que operan en aguas de África occidental sean arrastreros que están devastando el medioambiente al arañar fuertemente, con sus artes de pesca, los fondos marinos.

Todo esto es posible porque las autoridades que deberían defender las aguas reservadas por ley a los pescadores artesanales ignoran la situación o incluso protegen a los agresores. EJF sostiene que, a menudo, las empresas pesqueras sobornan a los oficiales locales para poder pescar en sitios prohibidos o evitar la detención o multa.

La corrupción de los oficiales, espoleada por los sobornos de los operadores, es un elemento clave en el desarrollo de las actividades de pesca INDNR.

EJF también tiene pruebas del acoso y las agresiones que sufren muchos de los pescadores locales. Por ejemplo, un pescador sierraleonés fue golpeado con una barra de hierro, al intentar desenganchar sus anzuelos que habían quedado atrapados en las redes de un arrastrero, y cayó inconsciente al mar. Gracias a la ayuda de un compañero, que acudió en su ayuda, pudo salvar la vida.

Image1
Vigía.

Durante 18 meses EJF ha mantenido una iniciativa de vigilancia que ha involucrado a 23 comunidades dedicadas a la pesca artesanal en Sierra Leona. Las denuncias cursadas por estas tuvieron como consecuencia el desplazamiento de los buques piratas dedicados a la pesca ilegal desde las aguas de Sierra Leona a las de los países vecinos. Los resultados de este ejercicio han sido enviados a los gobiernos de Sierra Leona, de Corea del sur y a la Unión Europea.

Por todo ello EJF pide a la Unión Europea que enmiende las debilidades que presenta su legislación para poner fin a la pesca pirata practicada por barcos europeos y comercializada en su territorio.  Las medidas establecidas por la UE  para evitar la entrada de la pesca INDNR son bastante torpes y presentan muchos agujeros cuando se intentan implementar. Por ejemplo, aunque se pide a los estados de abanderamiento de los buques que certifiquen que el origen de cada cargamento es legal, EJF tiene constancia de que muchos países (sobre todo los que venden banderas de conveniencia) expiden el certificado automáticamente, sin emplear medios de control creíbles. El reglamento sobre pesca INDNR establece medidas para punir a estos estados y EJF ha pedido, en reiteradas ocasiones, a la UE que las use. Sin embargo, desde la entrada en vigor de este documento, en 2010, nunca se han aplicado.

Una de las buenas noticias con respecto a este tema es la referente a que el puerto de Las Palmas, que durante años fue uno de los principales puntos de desembarco de las capturas ilegales, en los últimos 18 meses ha mejorado mucho los controles y ha hecho un verdadero esfuerzo de inspección y rastreo, sobre todo a partir del asunto del Seta 73. Debido a esta opción el puerto ha perdido parte de su actividad económica ya que los operadores menos escrupulosos que operaban desde allí se han desplazado a puertos africanos desde donde pueden operar más libremente.

Serie Piratas sobre la pesca INDNR, sus consecuencias humanas y la implicación de empresas españolas y europeas publicada en este blog: I, II, III, IV

FOTOS EJF

Hay 4 Comentarios

Otro buen artículo, Chema. Un abrazo. Fernando Ibáñez.

Los verdaderos piratas, las flotas pesqueras industriales. Una practica que ya esta demostrado es insostenible, en solo 40 años de seguir el actual ritmo de capturas, no quedaran pesces en el oceano. Es el resultado de un estudio encargado por la ONU a prestigiosos cientificos.... pero es mejor ignorarlo y seguir comiendo pescado de fuentes insostenibles. Y asi hasta que acabemos con todo

¿Las Palmas ha perdido parte de su actividad económica en los últimos meses por la pesca ilegal? ¿No será más bien por la ruptura de los acuerdos de pesca con algunos países?

Estimado Chema: dos recomendaciones a la hora de traducir "1.5 billion dollars". Escribes: "pierden más de 1.5 miles de millones de dólares cada año." A) ¿No es más fácil decir 1.500 millones de dólares? B) el decimal en español se escribe con coma: 1.5 no existe.
Buen artículo. Saludos

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Beatriz Leal Riesco Beatriz Leal Riesco. Investigadora, docente, crítica y comisaria independiente. Nómada convencida de sus virtudes terapéuticas, desde 2011 es programadora del African Film Festival de NYC. Sissako, Mbembe, Baldwin y Simone la cautivaron, lanzándose a descubrir el arte africano y afroamericano. Su pasión aumenta con los años.

Otros autores

Facebook

MAPA

mapa de África

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal