Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado

Capoeira para los niños de la calle

Por: | 06 de noviembre de 2012

Pedro Gil Herranz pisó África por primera vez en 2007. Fue en Senegal, durante unas vacaciones con sus padres. Una de las primeras cosas que le impresionó fue la cantidad de niños y niñas que había en la calle vendiendo, pidiendo, paseando, jugando, desocupados… Esta imagen le persiguió durante todo el viaje y empezó a darle vueltas a la idea de hacer algo para ayudar a estos menores a cambiar su suerte.

La gran pasión de Pedro es la Capoeira, que practica desde muy joven. Conocía la enorme labor social que en Brasil se hace a través de este deporte. Gracias a ella niños de la calle o menores provenientes de favelas han tenido una oportunidad para salir de la situación en la que vivían, no caer en las drogas o en la violencia, poder estudiar o aprender un oficio… En el mismo grupo al que él pertenece, Capoeira Gerais (cuya matriz está en Belo Horizonte, en el estado de Minas Gerais, en Brasil) ha conocido muchos de esos casos. Por eso, Pedro decidió utilizar lo que mejor sabe hacer para trabajar con los chavales. El azar y unos amigos son responsables de que terminase poniendo en práctica su idea en Ghana .

Image1

La Capoeira, me comenta Pedro mientras compartimos unos vinos en el Bar Miau de la Plaza de Santa Ana, de Madrid, es una forma de arte brasileño que combina facetas de artes marciales, música y deporte, así como expresión corporal. Tiene su origen en los esclavos africanos que llegaron a Brasil procedentes de África.

Pedro empezó a practicarla de la mano de Leandro Reis Ladeira (Contramestre Pregriça), el cual le puso en contacto con Willian Douglas Guimaraes (Maestre Mao Branca) fundador de Capoeira Gerais. Siempre ha combinado el deporte con los estudios universitarios (Universidad de Alcalá de Henares) y justo un intercambio de la Universidad le permitió viajar a Brasil  por segunda vez y residir allí un largo periodo.

Image1

Fue en febrero de 2011 cuando Pedro desembarcó en Ghana. Eligió este país porque era da habla inglesa y por haber sido origen de muchos de los esclavos que fueron trasladados a América. Gracias a algunos contactos llegó a Sogakope, un pequeño pueblo y capital del distrito de South Tongu, en la Región del Volta.

La idea de Pedro era utilizar la Capoeria como una herramienta para ayudar a los jóvenes a luchar contra la falta de libertad debida a la carencia de oportunidades educativas, sanitarias, laborales… a las que se enfrentaban. Poco a poco, fue contactando con los niños de la calle y consiguió que unos 4 o 6 chicos y chicas entrenasen en una pista de baloncesto, todos los días.

Los dos primeros meses fueron cruciales para Pedro. Lo primero que le sorprendió fue lo rápido que los jóvenes avanzaban. Enseguida conocían la música, tenían el ritmo… en pocos  meses consiguió de ellos lo que en Europa se tarda años. Pero también fue un momento duro porque empezaron a caérsele muchos de los tópicos que tenía sobre África. Me dice, mientras charlamos, que lo primero que más le sorprendió fue la falta de afecto de los padres hacia sus hijos. Luego, tuvo que enfrentarse a la pobreza de los  niños. La mayoría comían solo una vez al día y los padres no cuidaban de ellos, por eso estaban en las calles. También, le llamó la atención que todos los jóvenes con los que hablaba soñasen con migrar a Europa. En aquellos días él se sentía como “una estrella de rock” porque todo el mundo le observaba.

Image1
Pedro durante una exhibición de Capoeira en Ghana.

Fueron meses duros. Vivía solo en una pequeña casa y tenía que aprender deprisa a  moverse y a relacionarse con las personas con las que convivía. Pero como creía que la idea que quería poner en marcha servía y empezaba a ver que los primeros chavales avanzaban y se entregaban al proyecto, decidió seguir adelante. La alegría llegó cuando vio que los chicos y chicas ya podían iniciar a otros en el arte de la Capoeira, que ellos mismos se iban convirtiendo en profesores y el número de los que querían aprender crecía.

Es por eso por lo que Pedro decidió viajar a Accra, la capital, e instalarse en el barrio de Jamestown, uno de los más antiguos de la ciudad, habitado mayoritariamente por personas de etnia Ga y cuya actividad gira, principalmente, en torno a la pesca.

En la ciudad acudió a la embajada de Brasil y allí le permitieron dar clases de Capoeira en la Casa de Brasil de Accra. También lo intentó en su barrio, con los chicos de la calle, pero, al inicio, no obtuvo éxito alguno. Cada 10 días bajaba a Sogakope a visitar el proyecto y seguir trabajando con los chicos y chicas que ya formaban parte de él. En 6 meses había conseguido que 6 chavales se constituyeran en líderes y se encargaran de sacar adelante toda la actividad y fueran envolviendo a otros.

Sin embargo, Pedro qno cedió en su intención de formar un grupo también en Accra y tras mucho insistir consigo que unos 10 chicos se interesaran por la Capoeira allí. 

Image1

La Capoeira es un instrumento que ayuda a los chicos y chicas a tener confianza en sí mismos. Aquellos que se involucren en el proyecto tendrán la oportunidad de ser ayudados con becas de estudio e incluso con familias de acogida que les proporcionen un hogar para poder salir de la calle.

Pedro aprendió que no se puede trabajar solo por muy buena voluntad que se tenga y que es mejor hacerlo en red. A través de uno de los amigos que hizo en Ghana entró en contacto con una ONG local, Friends of African Farmers and Fishermen (FAFF) que son los que en la actualidad llevan la supervisión del proyecto sobre el terreno, tanto en Sogakope como en Accra, y siguen a los chicos y chicas que son parte de él. También ha decidido formar su propia ONG en España (ASCENDE) para conseguir fondos y ayudas. Ahora Pedro vive entre Madrid, donde trabaja en el gimnasio de su padre (Gimnasio Rayo Vallecano) y Ghana. Aunque de vez en cuando da un salto a Brasil para ponerse al día con la Capoeira.

Está contento de que su presencia no sea tan necesaria en Ghana ya que los propios chicos y chicas que son parte del proyecto se hacen cargo de él, entrenan a los nuevos, se organizan entre ellos…

Image1

Pero quizás, de lo que más orgulloso esté Pedro es de haber organizado el I Festival de Capoeira Gerais de Ghana. Algo que en toda África solo se había hecho en Angola o Mozambique. Fue del 3 al 8 de abril de 2011 y en él participaron, además de los chicos y chicas de Sogakope y Accra, gente llegada de Brasil, Suiza y España. En medio a aquel acontecimiento se entregó, por primera vez en Ghana, el Primer cinturón de Capoeira a 51 personas, 46 provenientes de Sogakope y 5 de Accra.

Ahora está organizando el segundo festival que viene acompañado de un viaje cultural para dar a conocer los proyectos y el país a todos los que quieran participar en él (o simplemente conocer). Tendrá lugar entre el 21 y el 31 de marzo de 2013 (información en viajesolidarioghana@gmail.com o FB Capoeira Gerais Ghana). Este video habla de eso, lo más interesante está en la segunda parte que es cuando se ve a los chicos y chicas practicar la Capoeira.

 

Pero primero, antes de que termine este año, sacará un documental para ilustrar todo el trabajo hecho hasta ahora. Se titula “Un color de misterio”.

Image1

En 2014 tiene  planeado organizar un intercambio Ghana-Brasil con los chicos y chicas más integrados en el proyecto para que puedan perfeccionar su arte. El objetivo es convertirlos en maestros de Capoeira y darles así un medio de vida que al mismo tiempo les permita ayudar a otros menores que puedan encontrarse en situaciones parecidas a las que ellos han vivido.

Me ha gustado esta iniciativa por lo que tiene de sencilla, de falta de estructuras impuestas, por el involucramiento de los propios chicos y chicas y por los logros que está consiguiendo.

Todas las fotos, Pedro Gil.

Hay 5 Comentarios

Tienes una voluntad de hierro

capoeira es en su origen una lucha q fue desarrollada por esclavos para su defensa contra los capitães do mato, q eran cazadores de esclavos fugitivos. Con el tiempo ganó reglas, musica, canto, danza y evolucion de los golpes para ser un deporte hoy mundial, es un actividad muy agregadora y divertida para jovenes llenos de energia pero aun asi no deja de ser una arte marcial brasileña y un experto pude matar una persona con uno solo golpe bien ejecutado. Magnifica iniciativa de eses compatriotas brasileños y en especial mineiros

Es un proyecto encantador!

Como comentario. La capoeira tiene mucho de africano. He visto en benguela y lobito gen practicando capoeira. Y ellos te diran que viene de alla. Es cierto?

Me encanta lo que estas haciendo con estos chavales

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Beatriz Leal Riesco Beatriz Leal Riesco. Investigadora, docente, crítica y comisaria independiente. Nómada convencida de sus virtudes terapéuticas, desde 2011 es programadora del African Film Festival de NYC. Sissako, Mbembe, Baldwin y Simone la cautivaron, lanzándose a descubrir el arte africano y afroamericano. Su pasión aumenta con los años.

Otros autores

Facebook

MAPA

mapa de África

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal