Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado

La piratería como modelo de democracia

Por: | 12 de diciembre de 2012

Autor: Chido Onumah

Viewimage.aspxOgoniland, Nigeria. Imagen del Programa de Medio Ambiente de la ONU.

Original text in english here

Aquellos que conocen el nivel que la corrupción alcanza no solo en la industria petrolera nigeriana, sino también en la Administración del Presidente Jonathan, no se han sorprendido por el Informe del Grupo Especial sobre los beneficios del petróleo liderado por Nahu Ribadu,  conocido como Ribadu Report. Lo que llama la atención es que el Comité tardase tanto tiempo en hacer “público” el documento. En todo caso, el estudio confirma lo que todos sabemos: que el tipo de democracia que tenemos no es otra cosa que pura y simple piratería.

Teniendo en cuenta las reticencias del Gobierno, no habríamos conocido el informe si Reuters no lo hubiese publicado. Ahora, el Gobierno, a través de sus lacayos, se está esforzando en controlar el daño que el estudio le ha causado y de convencernos de que no había ninguna intención de ocultarlo.

El portavoz del Ejecutivo, Ruben Abati, dijo que se trataba de un intento de avergonzar al Presidente, como si realmente algo pudiera hacerlo a estas alturas. Excepto, por supuesto, las fuertes críticas que el Gobierno recibe en el documento. No entiendo cómo el informe de un Comité establecido por el gobierno para revisar las actividades de un determinado sector puede convertirse en causa de bochorno.

Parece que el Gobierno esté más preocupado por la divulgación del documento de la Comisión que por sus conclusiones. Abati dijo que el informe no puede ser considerado oficial porque el Comité todavía no ha presentado el estudio a la autoridad pertinente. Estoy de acuerdo con él. Pero, el portavoz se delató al comentar que “para el Gobierno federal, el documento hecho público era sospechoso”. ¿Qué lo hace sospechoso? ¿Es porque fue revelado por los medios de comunicación?

 

Emisión wsobre el tema de Channel TV.

Según Abati, “es extraño que el Gobierno cree un Comité, que el informe no se haya presentado a las autoridades que lo establecieron y que el documento aparezca en las páginas de un periódico”. No hay nada extraño en esto. Abati es un periodista y debería saber cómo funcionan las cosas.

Cuando el asesor presidencial para Asunto Públicos, Doyin “ataque de león” Okupe, intervino dio la siguiente explicación: “El documento que se ha filtrado irregular y prematuramente a la prensa es un borrador que todavía necesita la aprobación de todos los miembros del comité y las consiguientes aclaraciones y elaboración por el Ministerio que lo requirió antes de ser entregado al Presidente”. Y para evitar cualquier duda, nos recordó que “la determinación del Presidente Jonathan de luchar contra la corrupción y terminar con todo lo que esté podrido en el sistema no debe ser malinterpretada o politizada por la oposición acusando a su Administración de corrupta, sino que el Presidente debería ser elogiado por haber tomado la valiente decisión que tendrá como resultado la limpieza profunda de la política y del sistema”.

Mucho antes, el controvertido ministro de Recursos Petroleros, y vicepresidente de facto, Diezani Alison-Madueke, respondiendo a la publicación del informe por Reuters, dijo que se trataba de un borrador y que el Ministerio de Recursos Petroleros había creado un Comité para “investigar las diferencias de perspectivas con el informe de la Comisión Ridabu” y hacer correcciones. Alison-Madueke, que reconoció haber recibido el mismo informe el mes pasado y no haber hecho nada al respecto, dijo que el nuevo comité “completará su labor y presentará un amplio informe en los próximos 10 días”.

Curiosamente, los 10 días de Alison-Madueke, coincidían con el viernes 2 de noviembre, el mismo día que el presidente ordenó que el informe de la Comisión Ridabu le fuera entregado. Y entonces esperamos con impaciencia para conocer qué versión del informe se le presentará: el verdadero informe o el “corregido” del ministro de Recursos petroleros!

El documento del Comité Ribadu, entre otras cosas, revela que 183 millones de dólares provenientes de los bonos de la firma de siete licencias petroleras concedidas discrecionalmente por distintos ministros del petróleo entre 2008 y 2011 han desaparecido. Tres de estos “acuerdos preferenciales” tuvieron lugar después de 2010, cuando Alison-Madueke fue nombrado ministro de Recursos Petroleros. El informe también señala que las compañías multinacionales petroleras, Shell, Total y Eni, consiguieron “enormes beneficios del gas a bajo precio” a expensas de los nigerianos “mientras los ministros nigerianos de petróleo concedían licencias a su antojo”.

Escribiendo sobre este asunto bajo el título de Saqueando Nigeria a muerte: la piratería como modelo de democracia, de donde tomé el titulo de este artículo, el activista social, Jaya Gaskia, señaló que “es importante poner de relieve que no hay forma de que la corrupción pudiera perpetrarse y perpetuarse en este grado y con este alcance sin la comnivencia y colaboración de los funcionarios de las instituciones del Estado, incluidos los ministerios, administraciones y organismos para estales”.

“Es inconcebible que el actual ministro de Recursos petroleros y presidente del Consejo de la Nigerian National Petroleum Corporation (NNPC) esté todavía en el cargo, y no haya sido destituido e imputado junto a otros miembros del Consejo de la NNPC después de estas revelaciones. Es inconcebible que todos los ministros de petróleo de los últimos diez años no hayan sido todavía arrestados e imputados junto con todos los anteriores directores generales del grupo y consejeros del NNPC ¿Cómo puede un gobierno o unos políticos sentirse cómodos con la pérdida de más de cien mil millones en diez años debido a las prácticas corruptas, si el régimen y los políticos no están implicados en ese fraude?”

La intervención de Gaskia, en cierto sentido, explica por qué no saldrá nada del informe de la Comisión Redabu. Este régimen y nuestros políticos son cómplices de la cruel piratería que ha dejado a Nigeria en estado de coma. Pedir al gobierno de Jonathan que tome acciones por lo que desvela el documento es, sencillamente, pedirle que se acuse a sí mismo. Y eso no va a suceder.

Ribadu-Report

Presidente Jonathan, el ministro del Petróleo, Deziani Allison-Maduake, y otros, durante la presentación del informe de la Petroleum Special Tasks Forces en Abuja, en noviembre pasado.


Por aventurar una hipótesis diré que el Presidente recibirá una versión del informe y con, su habitual cinismo, responderá a las reveladoras pruebas dando las gracias al Comité por el magnífico trabajo. Prometerá sin convicción, en línea con su confuso plan de transformación, que las recomendaciones del Comité serán escuchadas. Luego, pretendiendo estar comprometido con el proceso, establecerá un comité para elaborar un Libro Blanco sobre el informe. Un nuevo Comité se establecerá después para revisar las conclusiones del Libro Blanco.

El informe será entonces presentado a la Comisión del Senado sobre petróleo y gas para más investigaciones. La Presidenta de la Comisión del Senado, Nkechi Nwogu, ya ha declarado el interés que tiene su Comisión de estudiar el informe para “conocer el verdadero estado de la situación según figura en él”. El informe de su Comisión se presentará al Comité del Senado para medidas contra la corrupción cuyos miembros producirán una lista con nombres de implicados que avergonzará hasta al legendario bandido Lawrence Anini y a su compañero Monday Osunbor. El informe volverá al Presidente o se enviará a una de los muchos organismos anticorrupción que existen en Nigeria para que se guarde en un lugar seguro.

Maldita sea la Oposición por jugar a la política con un tema nacional tan grave. Ahora, nunca conoceremos a los responsables de este desastre y mucho menos conseguiremos que den cuentas de sus fechorías.

 conumah@hotmail.com

Hay 1 Comentarios

Interesante artículo, sigan publicando temas como este, saludos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Beatriz Leal Riesco Beatriz Leal Riesco. Investigadora, docente, crítica y comisaria independiente. Nómada convencida de sus virtudes terapéuticas, desde 2011 es programadora del African Film Festival de NYC. Sissako, Mbembe, Baldwin y Simone la cautivaron, lanzándose a descubrir el arte africano y afroamericano. Su pasión aumenta con los años.

Otros autores

Facebook

MAPA

mapa de África

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal