Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado


Cd-cover

Dos hechos ciertos: Obama eligió Senegal hace unas semanas para abrir su gira africana. Y al cantante y actual ministro de turismo senegalés, Youssou N'Dour, le han dado el Polar Music (creado a finales de los años ochenta por el representante del grupo Abba, ganado entre otros por Bob Dylan, Ray Charles, Elton John, Gilberto Gil, Bruce Springsteen...), una especie de Nobel de la música que entrega en persona el rey de Suecia y premia toda una carrera (también concedido este año a la finlandesa Kaija Saariaho).

La ceremonia tendrá lugar en Estocolmo el 27 de agosto y el cantante dará allí un concierto al día siguiente. Ganas de cantar en Europa tiene seguramente N'Dour, sobre todo después de la suspensión hace unos meses de un concierto en Alemania por culpa de las inundaciones. En Canarias también tenía cita prevista, pero finalmente no será. Los dos únicos conciertos en Senegal este año serán en Ziguinchor, uno grande por la paz, y en Lompoul, el dia 23 de noviembre en el marco del Festival del Sahel.

Cantante metido a político, en su trayectoria en este campo las cosas están siendo difíciles para N'Dour. Su partido ha decidido alinearse “a muerte” con Macky Sall en el marco de su coalición, de hecho ira junto al APR en las elecciones locales próximas. Su gestión como ministro de turismo está siendo muy contestada por el sector, sobre todo porque desde el 1 de julio está previsto que Senegal exija visado a los nacionales de la Unión Europea.

A principios de este año, N'Dour estuvo en la feria de turismo (FITUR). Publicamos una entrevista en la última de El País con su paso breve por Madrid. "Rezo por la mañana y bailo por la noche", se titulaba. Lo que sigue bajo estas líneas es la crónica completa, que bien vale para recordar lo qué es el país ahora que ha tenido visita de altos vuelos. Tan altos y con tantas imposiciones al tiempo, que el entusiasmo por la llegada del presidente norteamericano y la amenaza de sabotaje sobrevaron entre los encantados y los nada, nada, pero que nada contentos con el evento.

Rebbeca Blackwell

Seguir leyendo »

Héroe, villano y de nuevo héroe: el caso de Alexis Sinduhije

Por: | 10 de julio de 2013

 

Alexis Sinduhije (Bujumbura, Burundi, 1967) es periodista y líder de la oposición en su país al frente del Movimiento por la Solidaridad y la Democracia (MSD). Tras un breve exilio en Francia, ha regresado, en marzo de este año, a su país. Lo ha hecho como líder opositor convocado al diálogo y allí sigue. Apenas unos meses antes, su prestigio público sufrió una duro varapalo: fue acusado por expertos de Naciones Unidas de financiar el terrorismo armado contra el gobierno burundés. El gobierno de su país, encabezado por Pierre Nkurunziza, también le acusaba de asesinato. Ambas acusaciones resultaban especialmente llamativas en el caso de una figura pública que siempre había propugnado la vía del pacifismo y que convirtió la radio que fundó en el año 2000, la RPA (Radio Publique Africaine), en un nexo de unión entre todos los burundeses.

La trayectoria de Alexis Sinduhije era impecable hasta ese momento. Becado por la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, en la Universidad de Harvard, fue fundador y reportero de la publicación La Semaine y trabajó para Reuters, BBC y VOA. Fundador también de la RPA en el año 2000, recibió el Premio Internacional por la Libertad de la Prensa en 2004, un galardón que otorga el Comité para la Protección de Periodistas anualmente. Fue destacado como una de las cien personas más influyentes del mundo en 2008 por la revista Time. Pasó por la cárcel en su país, represaliado por el régimen de Pierre Nkurunziza, y devino el centro de una intensa campaña mediática internacional que pedía su liberación. Participó con un texto sobre las "democraduras" africanas en el volumen colectivo Si hablas de nosotros, editado por Casa África en 2011 con textos de once periodistas africanos.

En enero del año pasado y en un episodio legal y mediático bastante confuso, Alexis Sinduhije fue arrestado en Tanzania a instancias, en teoría, del gobierno de Burundi. Liberado poco después, sin cargos, desapareció hasta resurgir triunfalmente en el aeropuerto de Bujumbura este año. ¿Qué es lo que ha cambiado en apenas unos meses para caer en el lodo mediático acusado de financiar a insurgentes armados, dejar atrás el desprestigio y convertirse en actor del diálogo político en Burundi? 

"Lo que ha cambiado es la actitud de la comunidad internacional -explica el periodista por correo electrónico desde su país- Después de las últimas elecciones, los donantes de fondos a Burundi, a pesar del fraude que permitieron que se consumara, esperaban reformas en las direcciones política, económica y judicial, pero resultaron decepcionados. Así que decidieron meter presión al gobierno para un diálogo entre todos los actores políticos a fin de organizar unas elecciones creíbles en el año 2015".

 
 
Alexis Sinduhije se ha hecho su composición de lugar tras varias semanas en su país y asegura que la población burundesa vive aterrorizada por un "gobierno de métodos inquisitoriales". "La sociedad civil se debilita cada vez más gracias a un gobierno que no soporta que le contradigan. En cuanto al diálogo, el gobierno lo comprende en sus términos. Nada cambia. El gobierno impide a los partidos políticos de la oposición que funcionen, mata, encarcela a los opositores en las narices y en las barbas de los representantes de la comunidad internacional", precisa.

Alexis Sinduhije es bastante pesimista en lo que respecta a su país pero también en lo que se refiere al continente africano en general. "El continente no avanza, está parado. Es una suerte de modernidad anacrónica. El estado de derecho se desmorona. El sistema político sólo es democrático de nombre. La economía produce resultados pobres. Los jóvenes han dejado de soñar. La tasa de desempleo explota, pasa del 60 %. La miseria se desarrolla. En resumen, el continente está un completo desorden y nos reserva sorpresas peligrosas".   

En un contexto semejante, el periodista que ahora ejerce exclusivamente de hombre político reserva a las organizaciones regionales el papel de escenario económico. "Desearía que fueran mercados de producción, de trabajo y de consumo y que permitieran la libre circulación de personas y de bienes. No veo a esas organizaciones a la altura para solucionar los conflictos del continente. Ni tienen los medios ni la credibilidad para jugar ese papel. De momento, esas organizaciones son como clubes en manos de grandes mafiosos que no creen en ninguno de sus supuestos valores". 

Alexis Sinduhije suena lacónico y algo amargo desde Burundi, una especie de pequeña mancha de un intenso verde en el mapa de África de la que sabemos muy poco. Finaliza con una reflexión sobre su experiencia al ser señalado por expertos de la ONU como instigador de la violencia armada en su país. "Cuando trabajaba como periodista, utilizaba los informes de la Naciones Unidas. No dudaba de ellos. Los consideraba como una verdad sagrada. Sin embargo ahora mi opinión es diferente. Los expertos de Naciones Unidas, sin mentir, pueden ser manipulados para manipular a su vez al mundo entero. Lo comprendí cuando me pasó a mí".

Más información:

Burundi's Pierre Nkurunziza approves media law

Burundi newspaper forum shut down


 

 

Cómo luce un anciano o el anuncio de la retirada de Mandela

Por: | 08 de julio de 2013

NMF_LSC_119_880_590_92_s

El 1 de junio de 2004, poco antes de cumplir 86 años, en la Casa Mandela de Houghton, Nelson Mandela hizo un cariñoso anuncio de retirada, en una alocución no exenta de humor. Aquí os la dejamos.

Señoras y caballeros, amigos y colegas y, especialmente, fraternales compañeros de los medios de comu-nicación:

Gracias por tomar tiempo de vuestras ocupadas agendas para venir aquí y escucharme. Siempre he dicho que mucha gente viene a las reuniones como ésta en que nos encontramos por simple curiosidad, con la idea de indagar cómo luce el anciano. Después de haber sido testigo durante las últimas semanas de las especulaciones de los medios de comunicación sobre mi retirada y sobre mi fallecimiento en curso, estoy todavía más seguro de que es ése precisamente el verdadero motivo por el que os encontráis aquí. Pero eso no disminuye en absoluto mi estima por vuestra presencia. Al contrario, me hace feliz que mi longevidad inspire todavía una tan inmerecida atención.

Observo entre la audiencia algunas caras que reflejan tristeza, pero voy a tener que daros otro disgusto. No estoy aquí para anunciaros una feliz partida. Y, en cualquier caso, mis familiares y consejeros me han advertido que no me ponga a contaros mi historia favorita sobre el que llega a la puerta del cielo, toca, da mi nombre y, entonces, le dicen que debe acudir a otro lugar. Parece que no es un cuento que le guste a la gente. Lo que he venido a hacer aquí esta mañana es más una petición que un anuncio.

Voy a cumplir 86 años dentro de pocas semanas, ha sido una vida más larga que la que se le ofrece a la ma-yoría de los mortales. Además, afortunadamente, estoy bien de salud, al menos según mis médicos. Confío en que ninguno de los aquí presentes me acuse de egoísmo si pretendo, ahora que todavía tengo buena salud, usar el tiempo que me queda con mi familia, con mis amigos y conmigo mismo.

NMF_LSC_139_880_620_92_s
Una de las cosas que me hace tener nostalgia de la prisión es la poca oportunidad que he tenido de leer, pensar y reflexionar con sosiego desde el día de mi liberación. Además, estoy redactando unas memorias sobre mis años en la presidencia que requieren mi atención urgente. Cuando le dije hace unos meses a uno de mis consejeros que quería retirarme, él refunfuñó: "Tú ya estás retirado". Pues si es verdad que estoy retirado, entonces debo anunciar que ahora me voy a retirar del retiro.

No pretendo esconderme totalmente de la vida pública, sin embargo, de ahora en adelante me gustaría es-tar en situación de preguntar si sería bien recibido para asistir a tal evento, en lugar de ser llamado para ser personaje de esas actividades. Por favor, no me llaméis, yo os llamaré.

Y para que nuestra generosa comunidad de gente acaudalada no se sienta mal, os aseguro que no os olvidaré del todo. Cuando tenga noticia de alguna causa que necesite vuestra contribución económica, os llamaré.

Ahora, hablando en serio: mis actividades públicas cotidianas se reducirán drástica y significativamente. Creo que la gente entenderá mis motivos y me facilitarála oportunidad de hacer una vida más reposada. Os lo agradezco a todos anticipadamente.

NMF_LSak_Cartoons_012_880_595_92_s
Esto no quiere decir, sin embargo, que se den por finalizadas las actividades en que nos hemos comprometido, las actividades que hemos venido sosteniendo y promoviendo siempre. Hemos creado organizaciones para realizar determinado trabajo y hemos dejado que esas organizaciones asuman su propia labor. Los dirigentes de las tres organizaciones que componen lo que se suele llamar "legado de Mandela" están hoy aquí presentes como prueba de que nuestra labor va a continuar,incluso de una manera mucho más acertada ahora que el punto de referencia se transfiere de una persona a la organización.

Ahora nos podemos concentrar mucho mejor en el trabajo de esas tres organizaciones independientes pero interrelacionadas. Encargada cada una de dar ex-presión a un aspecto específico del desarrollo humano, me satisface deciros que están las tres completamente alineadas en el mismo sentido. La labor de cada una de esas tres fundaciones es distinta, pero complementaria entre sí. John Samuel, Bongi Mkhabela y Shaun Johnson –de la Nelson Mandela Foundation, la Nelson Mandela Children’s Fund y de laMandela Rhodes Foundation respectivamente– nos informarán sobre la labor y esfera de actividad de sus organizaciones. Supongo que os interesa tanto como a mí saber en qué trabajan y qué es lo que puedan conseguir esas tres altamente funcionales y conjuntadas organizaciones que se mueven con nuestro nombre. Espero que comprendáis la lucidez y el cuidado que es necesario aplicar para poner en marcha esas estructuras para que juegen un papel importante en el porvenir de Sudáfrica y de todo África.

Gracias por vuestra atención y gracias por ser amables con un anciano, dándole la oportunidad de que descanse un poco, a pesar de que quizás muchos de vosotros en el fondo pensáis que después de haber reposado en una isla y lugares similares durante casi 27 años ese anciano no se merece en realidad tanto descanso.

Muchas gracias.

______________________________________________________________________________________________


NMF_LSak_Cartoons_003_880_594_92_s
Tal es el discurso recogido en el capítulo titulado La idea de indagar cómo luce un anciano. (Anuncio de su retirada a los 86 años) recogido en el libro que editó Txalaparta titulado Un ideal por el cual vivoJon Txalaparta desde la editorial nos envió ayer mensaje anunciando la reedición de tal obra que recoge los mejores discursos y artículos de su carrera política. "Estos últimos días están siendo especialmente duros para el expresidente sudafricano Nelson Mandela, luchador por la libertad y la igualdad de los oprimidos y primer presidente negro de Sudáfrica. El estado crítico en el que se encuentra desde hace varias jornadas hace presagiar que su corazón, repleto de generosidad y solidaridad, dejará de latir en breve. No así su lucha, que sigue presente en cientos de corazones en todo el mundo", escribía.

Le pedimos que seleccionara su discurso preferido y Jon Txalaparta eligió el que incluímos aquí como una suerte de homenaje de homenajes a Madiba, al igual que lo fue la publicación hace años del citado libro.

Más información www.txalaparta.com, en el teléfono 948755476 o e-mail [email protected]

Todas las ilustraciones son de la serie Len Sak Cartoon, 1990-1994, un periodo histórico fundamental para el país, que culminó con la presidencia de Nelson Mandela y una Sudáfrica más democrática. Ver aquí la galería de Lensak

 

 

Salvemos Nigeria

Por: | 05 de julio de 2013

Por Chido Onumah

“La palabra unidad no tiene nada de particular. La palabra unidad contiene la mayor oportunidad de progreso para Nigeria solo cuando se tiene el propósito de conseguir esa unidad y, aunque se actúe en su beneficio, esa unidad tiene que abordarse de manera distinta a como se hace actualmente. Para que la unidad sea duradera, ha de ser creativa, no como la de Jonás y la ballena sino como la unidad del santo matrimonio. La primera solo nos conduce a la defección. La segunda a la reproducción”. Chukwuemeka Odumegwu Ojukwu.

2547_10151447665367703_985202837_n
Acabo de terminar de trabajar en un nuevo libro que se titula Nigeria is negotiable.
Su publicación estaba prevista el pasado 12 de junio, fecha que coincidía con el veinte aniversario de las elecciones presidenciales que ganó Moshood Abiola el 12 de junio de 1993. La mayoría de nosotros conocemos bien cómo terminó aquel experimento del general desdentado Ibrahim Babangida. Pero bueno, ese sería el tema de otro artículo.

Lo que me interesa ahora es el título del libro. Lo elegí deliberadamente, para provocar un debate. Pero además es una forma de reafirmarme en mis ideas sobre el rumbo que ha tomado nuestro querido país y sobre las cosas que se necesitan hacer. Nunca antes, desde que soy políticamente consciente, hace ya más de treinta años, me he sentido tan preocupado por Nigeria como lo estoy ahora.

Lo que me preocupa no son tanto las reivindicaciones de ciertos grupos que lo que buscan es dividir el país, sino la actitud hipócrita y carente de entusiasmo de aquellos que están en condiciones de evitar la catástrofe que se avecina. Resulta cuando menos sorprendente que un país que está inmerso en una profunda crisis aún se cuestione si somos una nación o no, casi cien años después de su creación como estado y cincuenta y tres años después de haber conseguido la independencia política.

Retiro lo dicho. En realidad no hay ningún debate sobre el futuro de nuestro país. Lo que sí tenemos son algunos tópicos, amenazas y presuposiciones que nos hacen creer que de una forma u otra al final las cosas saldrán bien. Pero si profundizáramos en un debate, llegaríamos a la inevitable conclusión de que en Nigeria hay muchas cosas que no funcionan y que si no conseguimos atajar el cáncer del separatismo, éste se hará metástasis y acabará consumiendo el país.

Seguir leyendo »

Cuando el matrimonio es un castigo... y el cine lo cuenta

Por: | 04 de julio de 2013

Autora invitada: Laura Casielles (*)

Artículo 475 imagen 1
En marzo de 2012, una noticia sacudió los titulares y las conversaciones en Marruecos: Amina Filali, una joven de 16 años de una aldea cercana a Larache –en el norte del país–, se suicidó después de que la obligaran a casarse con un hombre al que había acusado de violarla. Su caso sacó a la luz un hecho que hasta entonces no se había puesto en cuestión ni era apenas conocido: que el Código Penal marroquí daba a los hombres que enfrentasen procesos judiciales por agresión sexual la posibilidad de evitar las penas si contraían matrimonio con su víctima. 475, el número del artículo que recogía esta disposición, se convirtió durante meses en el símbolo de los debates sobre los derechos de las mujeres en el país magrebí. Y 475 es ahora, también, el título de un documental que recupera esta historia para ir hasta su fondo y un poco más allá, para mostrar que forma parte de dinámicas mucho más enraizadas y generalizadas de lo que pueden dejar ver los casos más mediáticos.

Más de un año después de la muerte de Amina, las familias, los jueces y la sociedad siguen sin ponerse de acuerdo sobre los detalles de lo que ocurrió en aquellos días de marzo. Pero algunos hechos parecen incontestables: Amina acusó a un hombre de haberla violado; por consejo judicial las familias de ambos concertaron su matrimonio; meses después, Amina se desplomó un día en la carretera que une la aldea de su familia con la de su marido; los médicos que confirmaron su muerte dictaminaron que la causa era haber ingerido enormes cantidades de matarratas. A partir de ahí, las versiones difieren: la familia Filali afirma que se trató de una violación y que la casaron para salvar su honor, la del acusado defiende que los dos jóvenes eran pareja y sus relaciones, consentidas. Sea cual sea la versión cierta, hay un lugar al que todas apuntan: la situación de discriminación y desamparo en la que se encontraba Amina, por ser mujer, frente al hombre con quien no quería casarse, y que a día de hoy no ha sido investigado por estos hechos.

Seguir leyendo »

Aventuras y desventuras de Elvis

Por: | 03 de julio de 2013

ChrisAbaniBytClausGretter
Elvis vive en Maroko, un suburbio de Lagos (Nigeria) que se extiende sobre un dédalo de pantalanes que plantan sus zancos de madera sobre aguas putrefactas y basura. Comparte chabola con su padre, Sunday, un amago de político venido a menos, al que teme y menosprecia a partes iguales y su nueva mujer, Comfort. Los hijos de ella y el vino de palma completan el paisaje cotidiano de Elvis, un chico que imita al Rey del Rock en la playa para sacar unas nairas a los turistas y que, por pura necesidad, se mete en negocios más o menos turbios de la mano de su único amigo, Redemption. A veces comparte mesa con mendigos y otros personajes del ghetto, como El Rey, líder espiritual de las revueltas del porvenir y carne de leyenda. También cruza su camino con El Coronel, sombrío rostro de una perpeptua dictadura militar corrupta y despiadada.

La vida de Elvis es insignificante. Se pierde en la enloquecida vorágine de una ciudad, Lagos, que cada día devora existencias, inocencias y sueños. Elvis sólo quiere bailar para ganarse la vida y leer con avidez. Jamás abandona el diario de su madre, Beatrice, muerta prematuramente en el pueblo a causa del cáncer. En sus páginas está todo lo que ella quiso transmitirle: recetas, lecciones de botánica, rituales con nueces de cola. En su exilio en un mísero barrio de chabolas que se prende de las orillas de la capital nigeriana, Elvis recuerda a su abuela, a su tentadora prima mayor, Efua, y el cine de Bollywood llenándole la cabeza de pasos e historias, ocultando apenas el trasfondo de violencia y secretos turbios de su cotidianidad bajo sus imágenes brillantes

Ésta es, a grandes rasgos, la historia que podemos degustar en GraceLand, una novela de Chris Abani traducida al español y publicada por la editorial canaria Baile del Sol.

Seguir leyendo »

Ojalá se pudiera rebobinar la historia

Por: | 02 de julio de 2013

04rewinddelizakeysudafrica
Desde otoño pasado que tuve el honor de participar en una de las actividades (*) del Observatorio del Programa de Cultura Contemporánea Próximo Futuro, en la Fundación Gulbenkian, en Lisboa, sigo muy de cerca sus actividades, organizadas de la mano de Antonio Pinto Ribeiro, Fatima Proenza y Lucia Marques, entre otros. Y siempre lamento no poder estar más cerca geográficamente para disfrutar y seguir un programa que incluye variedad de aspectos sobre África y los africanos, sobre las migraciones, la mezcla de culturas, lenguas y visiones mil de un mundo cada día más global y riquísimo... Siempre ofrecen debates, exposiciones, conciertos y ciclos de cine que merecen quedarse largo y tendido.

Estos días lo he sentido doblemente, porque en el auditorio al aire libre programaron dentro de su ciclo de cine la película Rewind, a cantanta for voice, tape and testimony, una obra (**) que tiene ya mucho recorrido pero que viene muy a cuento de la actualidad en Sudáfrica, el estado de salud de Mandela y lo que el líder sudafricano representa en la historia de su país, incluso la visita del presidente de EE UU, Barack Obama, y todo lo que se está escribiendo y diciendo en los últimos días. 

 

Seguir leyendo »

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Beatriz Leal Riesco Beatriz Leal Riesco. Investigadora, docente, crítica y comisaria independiente. Nómada convencida de sus virtudes terapéuticas, desde 2011 es programadora del African Film Festival de NYC. Sissako, Mbembe, Baldwin y Simone la cautivaron, lanzándose a descubrir el arte africano y afroamericano. Su pasión aumenta con los años.

Otros autores

Facebook

MAPA

mapa de África

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal