Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado

Reflexiones de una mujer africana corriente: ¿Un futuro 'made in Africa'?

Por: | 22 de agosto de 2013

Por Akua Djanie (Ghana)

El renacimiento de África. La nueva África. África amanece... Para algunos, esa es una auténtica verdad. Indudablemente, África es el mejor sitio para vivir. Es una tierra de oportunidades. ¡Todos quieren venir a África para encontrar un pedacito de El Dorado! Ya lo ven. A diferencia de Europa, América, Asia, Australia y una gran parte del mundo “desarrollado”, en África hay muchas cosas aún por hacer. En Europa o en Estados Unidos, por ejemplo, todas las carreteras y los grandes edificios que se puedan construir ya están construidos. África, sin embargo, es un continente por explorar donde se necesitan construir carreteras, levantar enormes rascacielos, modernos edificios de oficinas, aparcamientos subterráneos. Los europeos, los americanos y los asiáticos están acostumbrados a ir a parques. Es ahora cuando en África se van a construir parques ajardinados y parques de atracciones. De hecho, si nos comparamos con el mundo “desarrollado”, podemos deducir que en África no hay de nada. No hay grandes centros comerciales donde se puedan comprar los diseños de los grandes creadores de moda. No tenemos cadenas de supermercados y tampoco hamburgueserías o restaurantes de comida rápida. Ni siquiera hay fábricas que producen productos de consumo diario.

Photo1

Y sin embargo, hace cincuenta años, cuando ya habíamos conseguido la independencia, teníamos un gran potencial para hacer todo aquello. Teníamos líderes políticos como Kwame Nkrumah y Patrice Lumumba con los que el continente progresó considerablemente. Despacio pero seguros, nuestros nuevos presidentes se dedicaron a facilitar una educación de calidad a los niños que resultó beneficiosa en sus respectivos países y en la totalidad de África. Además, pusieron en marcha grandes proyectos para llevar el agua, la electricidad y construir vías de comunicación de calidad en sus países. Y lo más importante, crearon oportunidades en África para los propios africanos. En Ghana, por ejemplo, fue un ghanés quien se puso a fabricar televisiones y zapatos. Sí, es más que probable que no eran de muy buena calidad, pero es seguro que con el tiempo, la práctica y la experiencia Ghana estaría exportando hoy día televisiones funcionales.

Los últimos cincuenta años de la historia de África han sido muy tristes.


El continente bendecido con los recursos naturales más importantes del mundo ha sido incapaz de utilizarlos en beneficio de su pueblo. El continente bendecido con hombres y mujeres de gran inteligencia y fortaleza física ha sido incapaz de reeducar a su propio pueblo. Para muchos, es como si la historia de África hubiera comenzado con la esclavitud. Nos hemos olvidado de que antes de la esclavitud los africanos ya producían todo lo que necesitaban para sobrevivir. En todo el territorio africano no existía ningún sistema político que ayudara a los africanos a administrarse. Sin embargo, ya había artesanos y herreros. En África ya había arquitectos y comerciantes. Los africanos sabían cómo resolver problemas como los delitos y los asuntos familiares sin necesidad de asistir a una facultad de derecho. Los meteorólogos africanos eran capaces de predecir el tiempo simplemente gracias a sus conocimientos. En efecto, los africanos en África ya vivían por entonces en una sociedad que funcionaba perfectamente.

Pero después, llegaron años y años de colonización. Y mi corazón se entristece cada día al pensar en todo lo que aconteció después de la independencia. Los que en otro tiempo levantaron las pirámides se encontraron entonces siendo los constructores de sus antiguos amos. En lugar de avanzar, África retrocedió a pasos agigantados. Las carreteras bien construidas en la época de la independencia se han convertido ahora en vías en mal estado repletas de baches. Antes, los médicos cualificados sentían verdadera vocación por su trabajo. En la actualidad, cientos de jovencitas frustradas pierden su tiempo estudiando enfermería mientras rezan por conseguir un marido millonario. Efectivamente, la historia africana no aparenta ser tan positiva.

Bueno, eso es lo que ha ocurrido hasta ahora. Pero África renace. En la actualidad, todo parece indicar que África tiene ante sí un futuro muy brillante.

África es el nuevo lugar donde hacer dinero. En realidad, eso es básicamente lo que persigue todo el mundo. El Dorado. La tierra de la abundancia. El continente donde cualquier extranjero puede sentirse igual que un rey. Y eso me parece un problema sobre todo para quienes hablan del nuevo y brillante futuro de África. Sin duda, hay una nueva y promisoria África para quien no es africano. Existe una nueva y maravillosa África para los africanos que han emigrado. Y hay una nueva y muy próspera África para los africanos que han estudiado en África y tienen contactos con personas influyentes de la sociedad. Aunque la realidad de este asunto es que ningún africano que vive en el continente puede dirigir ninguno de los grandes sectores que están dando origen a la nueva África. ¿O sí pueden? No son los africanos que viven en África quienes consiguen un contrato para construir carreteras o trabajar en proyectos hidráulicos. No son los africanos si no los chinos quienes están invirtiendo en sectores como el gas y la energía. Y tampoco son las tribus africanas quienes están realizando prospecciones de gas y petróleo y otro tipo de negocios. La nueva África está siendo liderada por un grupo muy reducido de personas. No se puede negar que hay un gran potencial de crecimiento en cualquier ámbito de la vida africana. Desde la música a la moda. Las actividades bancarias o las ventas al por menor.

África es un territorio por explorar. Profesionales especializados en cada una de esas materias se apresuran a venir raudos y veloces. Pero, ¿cuántos de esos expertos proceden de alguna de las tribus africanas? ¿Cómo se explica el hecho de que el bullicio nocturno de muchas de las capitales del continente agrade a una mayoría y se considere un síntoma de vida próspera? Por otro lado, a menudo vemos a un conductor conduciendo un lujoso coche con aire acondicionado en la misma carretera donde un vendedor ambulante vende collares para perros. No cabe duda de que uno de ellos pensará que efectivamente África es un lugar maravilloso para vivir. Pero es más que probable que el otro maldiga el día que nació y esté pidiéndole a Dios una oportunidad para huir de África.

2012 14:22

En lo que respecta a la cultura y las tradiciones, mi impresión es que África tiene un futuro muy desalentador. Las cosas sucederán de ese modo si los que sentimos pasión por nuestras costumbres no nos preocupamos por preservarlas y transmitirlas a las próximas generaciones. Parece que la globalización (o la americanización, como me gusta decir) ha conseguido que los jóvenes africanos hayan olvidado su cultura y sus tradiciones. Cualquiera que hoy día visite cualquier país africano observará que los jóvenes prefieren hablar inglés (¡con acento americano!) en vez de su propia lengua. Y qué decir si a esos mismos jóvenes se les pide que acudan a escuela de baile a aprender a bailar una danza típica africana. Dirán que prefieren bailar Salsa. Son esos mismos jóvenes los que se pasean por toda África con pantalones vaqueros caídos mostrando sus calzoncillos. Estoy convencida de que ninguno de los jóvenes de Ghana tiene ni idea de cómo se visten tradicionalmente los hombres de aquí. Echen un vistazo a las mujeres africanas. A la mayoría de ellas les avergüenza llevar su pelo natural. Todas se peinan con los mismos peinados que están de moda en Londres o en Estados Unidos. ¡Y las últimas tendencias dicen que una mujer africana tiene que parecerse a Beyoncé o a Nicki Minaj! Si alguien me preguntara, contestaría que me parece algo completamente ridículo.

Actualmente, muchas de nuestras costumbres culturales han sido olvidadas debido a la modernización. Estoy de acuerdo en que hay que prohibir algunos aspectos de la cultura africana. Como por ejemplo la ablación femenina. Sin embargo, muchos de esos aspectos consiguen en su conjunto que nuestra sociedad permanezca unida. De hecho, los niños africanos tratan como “hermano” o “hermana” a cualquier persona que aparenta ser mayor que ellos Así pues, en mi caso, a mi me llamarían “hermana Akua”. Si se dirigen a alguno de sus progenitores, entonces les llaman “tía” o “tío”. Es algo que también se aplica a las personas desconocidas. Mientras la influencia extranjera continúe transformando nuestra sociedad del modo que lo está haciendo, nuestros niños pronto llamarán a las personas mayores solamente por su nombre. Lo mismo está sucediendo con nuestros ricos atuendos, con nuestra gastronomía, nuestra música o nuestros bailes típicos. Si no tenemos cuidado, nuestra diversidad cultural se vendrá abajo. Y en Ghana, los jóvenes comerán cada día arroz frito grasiento en lugar de nuestros exquisitos y saludables estofado de plátano y sopa kontomire.

2012 14:24

Me encuentro en Ghana mientras escribo estas reflexiones. Desde mi última estancia, he podido ver la red de carreteras que se ha construido y los numerosos edificios que se han levantado. Y a pesar de que me he sentido impresionada, también me he preocupado porque el ciudadano medio ghanés no forma parte de ese progreso. A decir verdad, la vida para un ciudadano medio ghanés es bastante dura. Además, esto es únicamente un indicio de cómo el progreso está desgraciadamente actuando. No solo en Ghana sino a lo largo y ancho de África. Lo cierto es que los ricos serán mucho más ricos y los pobres padecerán más si cabe la crueldad de la vida.

No cabe duda de que a África le espera un futuro floreciente. Pero en mi opinión, los próximos cincuenta años no serán tan prometedores para una gran mayoría de los africanos que habitan en el continente. Las grandes empresas y negocios que pueden crear riqueza están en manos de chinos, americanos y europeos. Las franquicias internacionales han sido introducidas por extranjeros. Los miembros de las tribus africanas no son los precursores del renacer de África. Y cuando en África abunden los grandes centros comerciales, ellos continuarán sentados delante de sus quioscos pero ninguno será propietario de ninguna de las tiendas que se instalen. Los propietarios serán extranjeros que tendrán socios africanos con los que probablemente compartirán algunas acciones.

Efectivamente, África parece el lugar donde unos pocos privilegiados encontrarán un pedacito del cielo. Aunque no tengan luz, podrán comprar grupos electrógenos. Aunque algunos de nosotros nos quejemos en exceso de la subida del precio de la gasolina, podrán llenar los depósitos de sus lujosos coches. Creo firmemente que la pobreza es un pecado que ofende a Dios. Y estoy convencida de que Dios no ha creado al ser humano para sufrir en la tierra. Sin embargo, la avaricia humana y la distribución desigual de la riqueza en el mundo han aumentado la brecha entre ricos y pobres. Pero lo que sinceramente pienso es que haría falta invertir en los africanos que viven en el continente si realmente queremos disfrutar del brillante futuro que le espera a África para que así ellos también puedan formar parte de la nueva África.

En fin, estas son solo algunas reflexiones de una mujer africana normal y corriente.

Traducción de Virginia Solans.

Ver texto en inglés pinchando aquí. Publicado previamente en New African Magazine

Todas las fotos de Lola Huete Machado. Kenia y Ghana.

 

Hay 18 Comentarios

habrá quien diga que áfrica esta como esta por la raza, que los "asquerosos congoides" son menos inteligentes y mas débiles que nada mas están en este mundo para joder al "humano moderno", de todas maneras, digamos que en este caso, los arios africanos, los bereberes y los primeros árabes pudieron haber hecho una magnifica civilización duradera, evitar a los negros, pero eso no paso, están embrutecidos por la religión, para que vean como no necesariamente hay que ser un humano "Moderno" para poder avanzar y vivir bien.

Bueno,
llama la atención el tono justificatorio de los comentarios. Parece que la señora lanzara una patata caliente que se empeñan en pasar devolverla.
Y no, si este discurso lo hiciera una europea, no sería tildada de racista, de hecho lo escuchamos a diario contra las burguer kings, las tiendas chinas y los empresarios alemanes. Lo que está haciendo es describir un progreso que se hace en nombre de su pueblo pero sin él.
Y respecto a comentarios que invitan a la castración, recuerdo que África no es precisamente el continente que ha expandido su semilla en prácticamente 3 continentes, eso de a jode menos... La solución está en trabajar más, y yo diría que, más que trabajar más, hacerlo mejor, adecuándolo a los propios intereses y al avance.

Algunos sienten la necesidad de negar las verdades simplemente porque les va mejor. Se creen poseedores de unos privilegios que han adquirido como el rey, por el simple hecho de nacer.
Y sí, también coincido en que la construcción de África pasa por los africanos, pero también pasa por cambios estructurales en el mundo y por el relevo generacional de unos líderes africanos que se han probado como desalmados títeres de potencias mundiales. Casos históricos abundan. Quien no quiera verlos, que se tape los ojos.

Ángela

"lo que pasa es que se tiene que reivindicar tambien la raza y los de mas culturas"
-
Efectivamente. ¿Cómo no estar de acuerdo con la reivindicación de la señora Djanie en el sentido de conservar las culturas étnicas africanas?
-
Una vez admitido esto, lo razonable y coherente es hacer la misma reivindicación para el resto de culturas étnicas del mundo, incluidas, naturalmente, las de Europa, amenazadas por la globalización, que, en función de sus exigencias económicas, está alterando sustancialmente su composición demográfica por inmigración masiva, así como sus manifestaciones culturales, por imposición de la cultura-basura del cosmopolitismo y del "american way of life".

Son muchas las opniniones de este este tema pero lo que pasa es que se tiene que reivindicar tambien la raza y los de mas culturas !!

Incendiario dijo:
"O acaso el trabajador europeo, por más explotado que esté hoy y por más derechos que se le quiten (véase España), no se beneficia del robo en África y a África y los africanos???"
-
Eso, ¿lo puedes demostrar? ¿O tenemos que creérnoslo sin más?

Y algo más. Podemos estar de acuerdo con él o estar totalmente en contra, pero no debemos olvidar que Carlos Marx, sí, el malo de la película, dijo que: 'El proletariado inglés se beneficia de la explotación de los obreros de la India'(SIC) en el 1er. tercio del siglo XIX. Pero, por supuesto, India no está en África. O acaso el trabajador europeo, por más explotado que esté hoy y por más derechos que se le quiten (véase España), no se beneficia del robo en África y a África y los africanos???

Que triste panorama y quer bajo perfil en los(casi todos) comentarios que han aparecido. 'rasta' es abreviatura de racista? Porque no otra cosa se huele en tu discurso:"discurso típico de los inútiles...lacra del africano, el victimismo y la hipocresía." 'horacio' es casi imposible elegir partes de tu discurso. Realmente apesta. Y, además es castrador: "joder menos y mejor" Y cómo es mejor? Y qué es mejor? "La civilización occidental no se ha realizado en poco tiempo, sino que ha necesitado cientos de años de lucha y de trabajos." Gracias al colonialismo y al neocolonialismo. Y al robo de continentes y países como África. "...algunas comunidades a lo largo de la historia han avanzado más que otras." Y, a otras no se lo han permitido. O se lo han robado. Y, a Pilar, gracias por poner un poco de sensatez y respeto por el otro en tu discurso.

Yo sí veo positivo el discurso conservador de esta señora en lo que refiere a raza y cultura, que abarca aspectos tan variados como el idioma, la vestimenta, la gastronomía, la forma de relacionarse unas generaciones con otras. Todo eso no debería perderse, pues es riqueza.
-
Los que critican eso, ¿qué proponen? ¿La cultura multinacional, es decir, la cultura basura, el cosmopolitismo? Las culturas etnicas son un tesoro a mantener, pero no en museos o como curiosidades, sino en las poblaciones nativas.
-
Por otro lado, lo que se habla sobre las multinacionales es bastante justo en cuanto denuncia del abuso de éstas. Pero las multinacionales, lo mismo que la alta finanza, no tienen patria, no hay que olvidar eso. "Multinacional española", "multinacional estadounidense", "multinacional japonesa" son expresiones sin sentido alguno. De hecho las multinacionales también tratan de extender todo lo que pueden sus abusivas condiciones laborales y en general al territorio del que en teoría proceden. La multinacional es una lacra para todos.
_
Flamenquito, si lo eres de verdad deberías saber que el flamenco no es norteamericano, verdad, pero tampoco es español. El flamenco es música étnica romaní, por eso lo cantan también en Francia, en Italia y en otros lugares donde hay romaníes o gitanos. Lo nuestro, lo español, es la jota, la sardana, los verdiales, la muñeira...

Hay que entender la visión cultural de la otra persona tratando de desnudarnos de la nuestra. Desde una visión horizontal y no vertical. Articulen un pensamiento intercultural. Ella habla desde su propia cosmovisión. No somos ni mejores ni peores, somos diferentes. ¿Esas diferencias nos deben alejar? ¿Por qué no un aprendizaje mutuo en vez de mirarlos con desdén?

La cultura viene de tus tradiziones, ya lo dizen en muchas partes del mundo sino konozes tu pasado estas kondenado a kometer los mismos errores. Este artikula habla de un topiko muy importante enel Kontinente Afrikano u en otro Kontinente, las tradiziones y la historia es lo ke muestra de donde vienes y kienes somos

Los comentaristas ignoran que esta africana critica la globalización como subordinación al poder económico y cultural europeos, chino y americano. Éstos han ido y siguen yendo a África como beneficiarios de su riqueza, en alianza con las élites africanas. Los africanos pobres no vienen a Europa o América a expoliar las riquezas de Occidente. No es comparable pues migración de unos y otros a otros continentes ni en su motivación ni en su impacto económico y cultural.

La civilización occidental no se ha realizado en poco tiempo, sino que ha necesitado cientos de años de lucha y de trabajos.
De encontrar formas y maneras de desarrollo, de defensa de los valores humanos, del respeto a formas comunes de convivencia en igualdad.
Eso antes y ahora, solo se consigue desde la decisión y la mentalización de las gentes involucradas.
Porque nada se gana gratuitamente.
Hay que lucharlo a base de tesón, esfuerzo y sacrificio.
Por eso algunas comunidades a lo largo de la historia han avanzado más que otras.
Desde los primeros pobladores hasta hoy.
El empuje de quienes se proponen mejorar lo suyo, desde la inteligencia y la conciencia de querer progresar.
Generación tras generación.

A mí tampoco me ha gustado! Demasiadas contradicciones y mucho conservadurismo. El continente africano no puede vivir aislado y de espaldas a la realidad mundial! La historia universal está repleta de globalización y así es como hemos evolucionado ¿viviaríamos como antiguos íberos mejor?

Sí, todos a seguir las tradiciones ancestrales. De haber seguido estos consejos la humanidad no habría salido de Africa y posiblemente ni estaríamos contándolo.

LEON RIENTE
Coincido plenamente contigo en la reflexión que haces. Dudo mucho que este articulo, cambiando los papeles, se hubiera publicado.
Esta Sra ignora que Europa es el territorio que más, mayores y más crueles guerras ha padecido, la ultima hace muy poquito.
En lugar de lamentarse deberían tomar el toro de su destino, como hemos hecho todos, y capearlo como puedan o mejor le vaya, empezando por trabajar duro. Vamos, como un yanki, aleman, japones o chino. No le recomiendo que lo hagan como negros que ya sabemos el resultado que se obtiene. Además deberían empezar por algo que cuesta poco (poco dinero, digo) y es Jod...menos o mejor. Hijos los que se puedan criar dignamente, como la mayoría de nosotros. Pues nada, a lo dicho y menos quejarse

" en lugar de la jota o los verdiales proliferan la salsa, el flamenco y el rap"

¡Oh, el flamenco! Ese malévolo invento norteamericano y antiespañol. ¡Qué será lo siguiente? ¡Paella?

Es el típico discurso de los inútiles. Siempre tiene la culpa el otro. Durante la colonización, no durante la independencia, fue cuando Africa evolucinó algo. Después, todo ha sido un desastre: dictaduras sangrientas, guerras atroces, una regresión generalizada en la salud y la educación, etc. Ahora que no hay colonizadores, la culpa es de las multinacionales chinas, europeas y yankis... lo de siempre. No sean tan inútiles y organicense, trabajen y verán como les va mejor. Basta de tonterías y de echarle la culpa al otro. Esta es la verdadera lacra del africano, el victimismo y la hipocresía.

Muy bueno esto por parte de esta señora:
"Mientras la influencia extranjera continúe transformando nuestra sociedad del modo que lo está haciendo, nuestros niños pronto llamarán a las personas mayores solamente por su nombre. Lo mismo está sucediendo con nuestros ricos atuendos, con nuestra gastronomía, nuestra música o nuestros bailes típicos. Si no tenemos cuidado, nuestra diversidad cultural se vendrá abajo. Y en Ghana, los jóvenes comerán cada día arroz frito grasiento en lugar de nuestros exquisitos y saludables estofado de plátano y sopa kontomire."
-
Eso mismo también nos pasa en Europa: con la globalización, con el imperialismo cultural estadounidense y con la inmigración masiva (que no es sino globalización demográfica), estamos perdiendo/hemos perdido nuestra cultura y tradiciones. En lugar de un buen plato de lentejas proliferan el döner kebab y la hamburguesa del McDonald´s; en lugar de la jota o los verdiales proliferan la salsa, el flamenco y el rap. Pero si una africana dice lo que dice esta señora defiende su cultura. Si lo hace un europeo es que es racista.
-
¿Alguien lo puede explicar?

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Beatriz Leal Riesco Beatriz Leal Riesco. Investigadora, docente, crítica y comisaria independiente. Nómada convencida de sus virtudes terapéuticas, desde 2011 es programadora del African Film Festival de NYC. Sissako, Mbembe, Baldwin y Simone la cautivaron, lanzándose a descubrir el arte africano y afroamericano. Su pasión aumenta con los años.

Otros autores

Facebook

MAPA

mapa de África

Nube de tags