Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado

Consulta médica bajo el árbol

Por: | 30 de octubre de 2013

Por: Diana Valcárcel Silvela (Coordinadora de Proyectos de Comunicación de UNICEF Comité Español)

“Vacunas, vacunas” decía por el megáfono Simão Obadias, jefe de una de las brigadas móviles de salud de la provincia de Gaza, en Mozambique. El mensaje de Simão era como voz que clamaba en el desierto. En aquella aldea remota de Mozambique solo había árboles, un par de palhotas (construcción típica de la zona rural de Mozambique) y un campesino que se divisaba a lo lejos por el camino. Pocas señales más de vida.

Las brigadas móviles están organizadas por el Ministerio de Salud para atender las necesidades básicas de la población que vive lejos de los hospitales y puestos de salud. Visitan las comunidades una vez al mes y los vecinos están avisados para ir ese día. No debía ser el caso hoy. Me acerco al grupo a preguntar pues después de varias llamadas de Simão no llega nadie. “Ha habido un poco de confusão”, comentan. Después de un par de llamadas de teléfono parece que las cosas se van arreglando.

Anastasia
Anastasia agarró el megáfono del jefe de la brigada sanitaria Sim<strong>ã</strong>o Obadías y se puso a llamar a sus vecinos para que acudieran a aprovechar los servicios de la brigada médica. Fotografía de L.H.M.

Hemos llegado hasta aquí desde Xai-Xai, la capital de la provincia de Gaza en una ambulancia del Ministerio de Salud y un coche de UNICEF. Además de Simão, que coordina y es agente de medicina preventiva, el equipo de la brigada está compuesto por una enfermera de salud materno-infantil, un practicante y un técnico de medicina. En la ambulancia han metido el material necesario en un par de cajas de cartón y las vacunas en una pequeña nevera azul.

Parece que todo se empieza a poner en marcha. El equipo de la brigada saca las cajas de la ambulancia. Una de las enfermeras cuelga el peso en la rama de un árbol. Y como si se tratase de una película en fast forward empezaron a aparecer mujeres y niños, más mujeres y más niños. Dos vecinas trajeron una mesa y dos sillas de plástico y las colocaron bajo la sombra de una mangueira, el árbol del mango. Ya tenemos consulta médica. Anastasia agarró el megáfono y continúo llamando a sus vecinos para que acudieran a aprovechar los servicios de la brigada.

P1090052
Las brigadas móviles de salud visitan mensualmente las poblaciones más remotas de Mozambique. En la imagen, Simão Obadias coordina la consulta en la aldea de Chivandlene, provincia de Gaza. Fotografía de Diana Valcárcel.

Observo la pequeña nevera porque en este viaje hemos conocido el recorrido que hacen hasta el muslo o la boca de los bebés. Desde Zimpeto, el almacén central del país se distribuyen a los almacenes de las capitales de las once provincias. De ahí al hospital central de la ciudad que provee a los centros de salud. En este caso, para llegar hasta Chivandlene, hemos parado en el centro de salud más cercano, el de Olombe, a recoger la nevera azul con las dosis necesarias para aquel día. “Esta cadena de frío”, nos explican los compañeros de UNICEF, “necesita que en cada paso se cumplan los requisitos, si no las vacunas se echan a perder”. En el país hay retos en este sentido; no todas las provincias tienen suficiente capacidad de almacenaje, el transporte se hace en avión porque hay pocas carreteras y se necesita a más personal cualificado para la gestión y administración de vacunas.

La consulta ya está en pleno funcionamiento. Un gran grupo se agolpa en torno a la mesa esperando su turno. Olivia Alfredo Moiane ha venido hoy con su hija Graça, de un año y cuatro meses. Olivia está vacunada, y tanto Graça como sus otros dos hijos también. “Las vacunas evitan dolencias para mis hijos. Me informé en el hospital”. Oír esto en un lugar remoto de Mozambique me hace comprobar que nuestro mandato, nuestra misión, se hace realidad en esta esquina del mundo: llegar a todos los niños, en todo el mundo, no importa si están en lugares remotos, no importa cuántas barreras haya en el camino. Hoy hemos tenido unas cuantas: un camino de baches de dos horas, la confusión sobre la fecha, el aparente desierto, asegurarnos que las vacunas llegan en buen estado, superar la confusão. Pero hay una certeza: los niños de Chivandlene que han acudido hoy a la consulta bajo el árbol del mango están inmunizados y protegidos de enfermedades que les podrían llevar a la muerte. ¿Es o no una victoria?

 

P1090051
Olivia Alfredo Moiane, 26 años, con su hija Graça en brazos. “Todos mis hijos están vacunados”, nos dijo. Fotografía de D.V.

En el caso de Mozambique, esta pequeña victoria no sería posible alcanzarla hoy por hoy sin la ayuda de los países donantes. Más del 40% del gasto en salud procede de la ayuda externa.

Hay 1 Comentarios

Muy buen ejemplo de cómo la ayuda externa puede reducir la mortalidad infantil en comunidades desfavorecidas y la importancia que tiene la prevención y las campañas de vacunación para evitar enfermedades. Invertir en formación y prevención, es invertir en la salud de los pueblos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Beatriz Leal Riesco Beatriz Leal Riesco. Investigadora, docente, crítica y comisaria independiente. Nómada convencida de sus virtudes terapéuticas, desde 2011 es programadora del African Film Festival de NYC. Sissako, Mbembe, Baldwin y Simone la cautivaron, lanzándose a descubrir el arte africano y afroamericano. Su pasión aumenta con los años.

Otros autores

Facebook

MAPA

mapa de África

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal