Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado

#Civsocial camina sobre las aguas

Por: | 18 de julio de 2014

 

Como cada día durante esta temporada de lluvias torrenciales en Costa de Marfil, el ingeniero informático Florent Youzan solicita a los usuarios de facebook que viven en la capital económica marfileña, Abiyán, que señalen las zonas siniestradas sobre un mapa OpenStreet de la ciudad, anegada desde principios del pasado mes de junio. Otras figuras reconocidas de la web marfileña, como Edith Brou Olajumoke, Israël Guebo, Diaby Cheick Mohamed o Cyriac Gbogou, replican el mismo mensaje en sus muros de facebook y en twitter. La idea es señalar al abiyanés medio -estudiantes que intentan llegar a clase, trabajadores que pretenden cumplir con su horario laboral- los problemas y obstáculos que las adversidades meteorológicas pueden situar en su ruta. También y a una escala más amplia, organizar el auxilio a la población necesitada de comida y refugio, que lo ha perdido todo en las riadas o que se encuentra atrapada en un nudo de agua y desperdicios a causa de la combinación letal de, entre otros factores, un diluvio inclemente y una planificación urbanística inexistente.

  Inundaciones 1

En amarillo, rojo, azul y negro, bajo el hashtag #CivSocial, van apareciendo -documentadas y contrastadas- las advertencias y las noticias de última hora: carreteras cortadas, corrimientos de tierra, edificios que colapsan, brechas en el asfalto, cruces convertidos en piscina. La señal en negro se sitúa en Attécoubé, un barrio donde un deslizamiento de tierra se saldó con dos muertos y cinco heridos. La macabra contabilidad de pérdidas humanas y materiales en esta temporada de lluvias incluye, de momento y entre otras cifras, 23 muertos y un edificio literalmente caído a causa de la erosión de las aguas. Y estamos hablando sólo de Abiyán.

La comunidad web marfileña, como siempre, se ha puesto en marcha rápida y eficazmente. Cuelgan imágenes de los estragos de la lluvia en la frágil anatomía de Abiyán desde el pasado 19 de junio, recuperando un hashtag, #CivSocial, que nació en la última guerra, en 2010, para auxiliar a la población civil atrapada entre dos fuegos. Los testimonios gráficos se completan con información en tiempo real sobre la meteorología, el estado de las carreteras y otras circunstancias prácticas que facilitan la heroica tarea de moverse por la capital marfileña. También con llamamientos para colectas de alimentos y medicinas destinados a los más castigados por el diluvio y solicitudes de auxilio con respuesta casi inmediata. 

#CivSocial no es sólo un hashtag: aglutina a una red de voluntarios sin afiliación política, religiosa o étnica que pretenden ejercer la solidaridad sin condiciones y ofrecer información actualizada, verificada y de interés para todos los ciudadanos del país. La diferencia con otras redes solidarias es que lo hacen a través de las nuevas tecnologías y, especialmente, en contextos de crisis. No en vano, #CivSocial surgió en un momento de conflicto armado, aunque se ha seguido utilizando a lo largo de estos años y se ha  reinventado y adaptado a nuevas campañas y situaciones

Inundaciones 2
La velocidad y precisión de la reacción ciberciudadana en esta situación de emergencia, como en otros casos de alerta social que ha vivido el país, contrasta con la respuesta gubernamental. En plena crisis a causa de las inundaciones, el presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, decidió efectuar un viaje privado a París, de donde regresó diez días después. Por su parte y también en un momento crítico para muchos ciudadanos de su país, el presidente de la Asamblea Nacional, Guillaume Soro, se trasladaba a Brasil para apoyar a la selección marfileña de fútbol, los Elefantes, y anunciarles que el consejo de ministros había decidido duplicar sus primas si llegaban a octavos de final del Mundial. La decisión gubernamental provocó la ira del abiyanés de a pie y, de nuevo, una movilización en las redes sociales. Coincidiendo con el partido que envió a los elefantes de vuelta a casa, enfrentados a los griegos, los marfileños hundidos en el agua hasta el cuello en su país exigieron un cambio en las prioridades del gobierno ante la situación de emergencia social que vivían. Hubo incluso ciudadanos que sugirieron que las primas de Drogba y compañía se destinaran a una población que ha sido testigo de la desintegración de barrios de chabolas y formales, unas inmensas pérdidas materiales todavía sin cuantificar y la destrucción de infraestructuras públicas. Por no hablar de hambre, enfermedad, pobreza y muerte.

Existen excepciones a la apatía oficial: Yasmina Ouegnin, diputada por el barrio de Cocody y ferviente defensora de la red de información y solidaridad de #CivSocial, visitó a la población afectada por las inundaciones en su comuna, comprobó la situación sobre el terreno y repartió alimentos y material de primera necesidad entre los habitantes de Cocody. Sin embargo, la respuesta gubernamental a esta crisis ha llegado el 1 de julio, dos semanas después de que comenzara el diluvio, con una serie de medidas de urgencia que ratifican a la población, de nuevo, en la creencia de que sólo puede confiar en sí misma y en las redes de apoyo que tejen en el ciberespacio y las calles.

  Inundaciones 3
 Inundaciones 4

Inundaciones 5Fotos: #CivSocial

La lentitud oficial a la hora de hacer frente a las inundaciones y el desamparo de los marfileños se han convertido en tendencia informativa en las redes sociales africanas. Un ejemplo claro son las entradas que la bloguera Yehni Djidji ha utilizado para expresar la frustración compartida por los ciudadanos de a pie en su país. Refugiada en su hogar de clase media, con dos niños de pecho y su hermana, Yehni se ha servido de su muro en facebook durante días y noches para describir, implacable, su batalla contra la crecida del agua en su dormitorio, la falta de alimentos o los cortes de electricidad y agua potable. Un reflejo exacto de la situación del vecino medio de Abiyán, enfrentado al cataclismo de una lluvia pertinaz y aparentemente eterna.

#CivSocial no es un arma arrojadiza contra el gobierno. Sus representantes dejan claro el carácter apolítico y voluntario de su trabajo: intentan evitar su instrumentalización, auxiliar a sus compatriotas y mantener buenas relaciones con todos los actores de la vida política y social del país. Sin embargo, las responsabilidades políticas en la debacle de estas inundaciones quedan claras en los comentarios de muchos marfileños en las redes sociales, empezando por la propia Yehni Djidji. Hablamos de una situación desencadenada por la lluvia, pero que no es nueva y que hunde sus raíces en el sentido mismo de la ciudad de Abiyán, la corrupción urbanística, la falta de previsión gubernamental y otros factores no meteorológicos. También hablamos de que la temporada de lluvias acaba de empezar y los vecinos de Abiyán y el resto del país se encaran todavía con dos meses de sobresalto, auxiliados básicamente por sus familias, vecinos y la red solidaria de #CivSocial. Y, sobre todo y finalmente, hablamos de la posibilidad muy real de que, una vez pasada la alarma social y la movilización ciudadana, nada cambie para garantizar una previsión eficaz que facilite la protección del ciudadano frente a futuras temporadas de lluvia.  

Información:

OpenStreetMap de las inundaciones de Abiyán

Un mois entier d'inondations meurtrières en Côte d’Ivoire

Inundaciones 6

 

Hay 0 Comentarios

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Beatriz Leal Riesco Beatriz Leal Riesco. Investigadora, docente, crítica y comisaria independiente. Nómada convencida de sus virtudes terapéuticas, desde 2011 es programadora del African Film Festival de NYC. Sissako, Mbembe, Baldwin y Simone la cautivaron, lanzándose a descubrir el arte africano y afroamericano. Su pasión aumenta con los años.

Otros autores

Facebook

MAPA

mapa de África

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal