Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado

Solidaridad africana

Por: | 04 de noviembre de 2014

Image1
Frontera entre Mali y Guinea / Foto Joe Penney para Reuters

 

La alarma que provoca el ébola ha hecho que sean muchos los países que envíen ayuda a África occidental para terminar con la epidemia. Son las organizaciones humanitarias como Médicos sin Fronteras o Cruz Roja, entre otras, las que están cargando con el grueso de la intervención.

Pero también los estados quieren ayudar y algunos responden con dinero, otros con tropas militares y algunos con personal sanitario, que son muy necesarios dada la caótica red de salud con la que cuentan los países más afectados por el virus: Guinea, Sierra Leona y Liberia, y el alto porcentaje de muertes del personal sanitario de estos países tras infectarse al tratar a pacientes con la enfermedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que el 8 % de los fallecidos por ébola son personal sanitario.

De ahí que sea tan importante y urgente el envío de doctores y enfermeros para atender a los afectados y combatir la enfermedad.

IMG_0008

Sin embargo, algunos países, como Estados Unidos o Reino Unido, han optado por enviar tropas. Muchas de ellas pueden ser utilizadas para construir centros para tratar a los enfermos. Por su parte, la Unión Europea ha decidido destinar 24.4 millones de euros a la búsqueda de una vacuna contra la enfermedad.

Hasta el momento, Cuba es el país que lidera el envío de personal sanitario, con 250 cooperantes.

Desde el comienzo de la crisis la respuesta dada por los países africanos ha sido muy criticada. La OMS echó en cara a los países vecinos de Guinea, Sierra Leona y Liberia que cerrasen sus fronteras para impedir la llegada del ébola, diciendo que así lo único que hacían era empeorar la situación al impedir la llegada de material necesario para combatir la enfermedad.

También, el pasado 26 de agosto, el Ministro de Asuntos Exteriores de Liberia, Augustine Ngaguan, criticó a sus colegas africanos por no dar una rápida respuesta a la crisis del ébola con la que se enfrentaban.

Muchos analistas comentan que con su lentitud a la hora de responder al brote de ébola, la Unión Africana (UA) ha perdido una gran oportunidad para demostrar que los pilares sobre los que fue construida, la solidaridad y no el proteccionismo, siguen vigentes.

Ahora, seis meses después de que surgiera la crisis sanitaria actual, la Unión Africana parece querer cambiar  la situación y organizar la respuesta solidaria del continente a la lucha contra el ébola. El organismo ha prometido donar 1 millón de dólares al fondo creado por las Naciones Unidas para combatir la enfermedad, lo cual supone una aportación mínima al objetivo puesto de  conseguir mil millones de dólares.

A mediados del mes de octubre, la Secretaria General de la Unión Africana, la sudafricana Nkosazana Diamini Zuma, durante una visita a Freetown, la capital de Sierra Leona, en un esfuerzo para demostrar que los países del continente están reaccionando ya a la emergencia, anunció que algunos de ellos ya se han comprometido a sumare a la lucha contra la enfermedad y  pidió al resto de  los países africanos que se dieran más prisa en dar una respuesta positiva a la crisis.

El llamado de la Secretaria General de la UA ha provocado la movilización de muchos de los países del continente. Así Nigeria, en la actualidad la primera economía africana y que fue declarada un país libre de ébola por la OMS  el pasado 20 de octubre, se ha comprometido a enviar 600 voluntarios, entre doctores y enfermeros, para luchar contra la enfermedad.

La República Democrática del Congo, que ya ha sufrido seis epidemias de ébola desde que la primera fuera detectada en 1976, también se ha comprometido a enviar 1.000 voluntarios.

La última contribución ha llegado de la mano de Etiopía que se ha comprometido a donar a Guinea, Sierra Leona y Liberia 500.000 dólares y un grupo de 200 enfermeros y médicos. Además, el Ministro de Salud etíope se ha comprometido a apoyar a los hospitales de estos tres países para que pueda seguir atendiendo a personas afectadas por otras enfermedades que no sean el ébola.

Este efecto secundario de la crisis, el que en los centros de salud no se pueda atender otras enfermedades debido a la desaparición del personal sanitario o a la concentración de todos los esfuerzos en la detención de la epidemia de ébola, es un gran problema en los tres países de África occidental. Además, está surgiendo el miedo, entre las organizaciones internacionales, de que muchos de los logros alcanzados en la zona durante las últimas décadas en la lucha contra la polio, la malaria o la mortalidad infantil, entre otros, puedan sufrir un grave retroceso debido a esta crisis.

Con anterioridad al llamado realizado por la Secretaria General de la Unión Africana, los países del África del este ya se habían anunciado que van a enviar 619 voluntarios, incluyendo 41 doctores a África occidental. Kenia enviará 15 doctores y Uganda 14, Ruanda 7 y Tanzania 5. Burundi se ha comprometido con 250 trabajadores sanitarios y Kenia con 300.

Los medios de comunicación occidentales están ignorando esta realidad y centrándose en la gran ayuda que aportan los países del norte. Repiten, una y otra vez, que a pesar del crecimiento económico del continente, este no es capaz de dar una respuesta solidaria a una crisis como la del ébola, a pesar de que, como hemos visto, las cosas han cambiado en las últimas semanas.

Hay 1 Comentarios

Lo que deberían hacer los países occidentales, es ayudar urgentemente al continente Africano.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Beatriz Leal Riesco Beatriz Leal Riesco. Investigadora, docente, crítica y comisaria independiente. Nómada convencida de sus virtudes terapéuticas, desde 2011 es programadora del African Film Festival de NYC. Sissako, Mbembe, Baldwin y Simone la cautivaron, lanzándose a descubrir el arte africano y afroamericano. Su pasión aumenta con los años.

Otros autores

Facebook

MAPA

mapa de África

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal