Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado

Chaïbia: la victoria sobre la apariencia en el arte magrebí

Por: | 21 de abril de 2015

Por Analía Iglesias

Solo hace falta imaginar a una señora de un pequeño pueblo marroquí, viuda, analfabeta y criando sola a un hijo, en los años 40, en Casablanca, para saber que esa señora solo habrá podido trabajar limpiando casas de la burguesía francófona sin apenas pronunciar palabra. De rodillas, un trapo y las manos mojadas, siempre sonriente, eso sí. A la biografía de Chaïbia habrá que agregarle que la habían casado a los 13 años y que, entonces, la familia sintió alivio porque aquella niña parecía incasable: desde pequeña había sido la "loca" del pueblo que cantaba sola y se extasiaba viendo a las tejedoras manos al arte.

Los cuadros de Chaïbia Talal (El Jadida, 1929-Casablanca, 2004) hoy cotizan más que los de ningún otro artista magrebí pero, sobre todo, son lo más legítimo y bello que un visitante extranjero puede disfrutar cuando admira la colección permanente del Museo Mohammed VI de Arte Moderno y Contemporáneo de Rabat, por ejemplo.

CAM00336

Fragmento de obra de Chaïbia, en el Museo Mohamemed VI de Arte Moderno y Contemporáneo de Rabat.

¿Soñó esta campesina con arte? Seguramente, y sin saber que eso que soñaba se llamaba arte. Mientras tanto, y ya viuda, solo tuvo anhelos para su hijo, y así siguió doblada sobre el trapo mojado, por años, para que el niño pudiera ir a la escuela.

El niño aprendió a leer y a escribir. Creció y pintó, y quiso convertirse en artista plástico. Y la madre pintó también, en secreto, hasta que a su casa llegaron los mecenas y galeristas a ver lo que hacía el hijo y toparon con la crudeza naif de Chaïbia: habían dado con la verdadera artista.

Su hijo, el que quiso ser elegido, es hoy el guardián de su legado y regenta una galería de arte en Casablanca. Sigue pintando, sí, pero siempre será el hijo de Chaïbia.

Dicen que ella, la chica de El Jadida, hacía las cinco plegarias diarias del Islam y que nunca quiso volver a casarse. Tras su descubrimiento, frustrado el hijo por ser apenas uno más, la artista comenzó a ser requerida en la escena casablanquesa y, pronto, también, en París, donde pasó algunas temporadas en comunidades de artistas. De aquellas experiencias se sabe bien poco y, lamentablemente, el biopic sobre su vida que se ha dado a conocer hace pocas semanas en su país abona esa tendencia de cierta ficción magrebí a pintar las historias de vida como comedias 'blancas', con personajes sin apenas claroscuros, ni sexualidad ni contradicciones.

 

Chaïbia

De la página de Facebook Artista Peintre Chaïbia Talal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un artista argentino, Dalmacio Rojas, me dijo una vez en una entrevista que él no necesitaba pinceles ni artilugio alguno para pintar. Él podía pintar "con las alpargatas" o con lo que hiciera falta. Eso es el arte cuando sale de las tripas. Eso es Chaïbia. Y eso sentimos cuando estamos cerca de un cuadro suyo y nos tira también, desde las tripas: hay una atracción primitiva en sus trazos de manotazos (y alpargatas).

 

Chaibia ella

De la página de Facebook Artista Peintre Chaïbia Talal.

Los intelectuales marroquíes que se han dedicado a ella hablan de "sinceridad". Por caso, la escritora Fatima Mernissi.

O de "simplicidad y profundidad al mismo tiempo", en palabras de Tahar Ben Jelloun. Simplicidad como victoria sobre la apariencia. De ahí lo naif, que nunca es despectivo.

Chaibia_film

Cartel publicitario del biopic de Youssef Britel.

Hay 0 Comentarios

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Beatriz Leal Riesco Beatriz Leal Riesco. Investigadora, docente, crítica y comisaria independiente. Nómada convencida de sus virtudes terapéuticas, desde 2011 es programadora del African Film Festival de NYC. Sissako, Mbembe, Baldwin y Simone la cautivaron, lanzándose a descubrir el arte africano y afroamericano. Su pasión aumenta con los años.

Otros autores

Facebook

MAPA

mapa de África

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal