Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado

La puerta que deja abierta el arte callejero en Marruecos

Por: | 21 de mayo de 2015

Por Analía Iglesias

Jidar nombra los muros, en árabe. Jidar. Toiles de Rue ("Paredes. Lienzos de calle") se llama el Festival de Street Art ("arte callejero"), que se desarrolla en estos días en Rabat y que dejará estela urbana, por lo menos, hasta fin de año. 

Pixel_Pancho

PixelPancho a punto de terminar la tarea (foto: ©Guada Díaz).

Animar a la gente a "reapropiarse" de su ciudad se proponen los coorganizadores, miembros del colectivo marroquí Eac-L'Boulvart, que en 2009 arrancó transformando los muros de los viejos mataderos de Casablanca en obras para los ojos viandantes. Esta vez, contando con la complicidad institucional, se han largado a lo grande, con la invitación de 26 artistas, algunos con firma internacional (vienen de España, Francia, Alemania, Italia, China, Chile, Argentina, Suiza y Estados Unidos).

CAM00412

Instalación de 'Rebel Spirit' (Marruecos), en la explanada de la Biblioteca Nacional, en Rabat.

Simo Mouhim, Dire132CiscoMaya HayukKalamourTILTZephaINTIARYZPanchoPíxel y Rebel Spirit imprimen, entre otros, su huella en aerosol. Sin mostrar mucho sus caras en la foto (tal el código graffitero), dejarán noticias de su paso por esta ciudad y, sobre todo, seguirán estimulando miradas, intrigas y charlas en los días y noches de los meses que llegan. Salah Malouli está a cargo de la curadoría 'outdoor'.

Cuando se pinta una pared en el espacio público, alguien franquea una puerta, otro espacio se abre a los demás y a los múltiples sentidos de la nueva página por escribir, dibujar, rayar. Si esa puerta se cruza en el espacio público de un país musulmán, frente a los curiosos ojos magrebíes y con la buena disposición de los marroquíes a dar la bienvenida al extranjero, el éxito de la convocatoria está asegurado. Habrá atención, preguntas, muchas fotos y ganas de más. Sí, porque en una cultura que promueve la discreción, el que alguien pueda expresarse a brochazos y en la alta voz de un mural a la vista de todos es, efectivamente, dejar una puerta abierta. ¿Poder ver dentro?

Allí están los chicos del colectivo Rebel Spirit de Marruecos, en la explanada de la pulcrísima Biblioteca Nacional de Marruecos, con la instalación 'No signal 2', de "12 antenas parabólicas, aerosol y marcadores", para decir que una antena puede ser el soporte de otros gritos (además de los televisivos). Porque si esos "champiñones pululan y ganan terreno cubriendo nuestras cabezas", también se puede eludir la "fatalidad urbana" convirtiéndo esas parabólicas en "elementos estéticos y de inspiración cotidiana".

Además de hacer declaraciones estéticas contra las omnipresentes parabólicas (y sus socias, las pantallas planas presidiendo salones), los artistas traen sus obras de estilo propio y las dejan impregnarse con el arte del lugar, la geometría morisca, los velos estampados, la grafía árabe. Y están durante una buena semana, todo el día en la calle, discutiendo, contestando, abrazando: ellos le dan vida a esta suerte de performance de hombre, grúa, tarro de pintura y muro. 

Así, PíxelPancho, un artista de Turín con acento andaluz, se las ve con un muro de 23 metros de altura en un edificio del céntrico barrio de Hassan, al que ha ribeteado con motivos magrebíes para dar cuenta de una de sus criaturas robóticas, esta vez, sosteniendo un cordero, animal místico y nutricio. Durante casi una semana, el muralista ha subido y ha bajado de la grúa, con tachos y pinceles, ha descripto e interpretado sus trazos para cada espectador interesado, ha asistido a discusiones sobre si su personaje tiene ojos de muerte, si tiene espíritu vital o robótico. Los debates continúan en el barrio, en el zoco y a los pies de la obra. 

_IGP0322

'In progress': PixelPancho se las ve con una pared de 23 metros de altura en el barrio de Hassan, Rabat (foto: ©Guada Díaz).

A pocos metros, la norteamericana de origen ucraniano Maya Hayuk crea su mural sin grúa, a pie de calle, y charla amablemente con cada persona que se le acerca. Ella desmiente que el arte callejero sea cosa de hombres y enfatiza: "hace 20 años, cuando yo vivía en San Francisco, las que más influyeron en mi trabajo fueron mujeres". Hoy llegada desde Brooklyn (Nueva York), la artista les da coraje a las mujeres de por aquí, incluso a las que en cada rueda de prensa preguntan por qué no hay más mujeres en los espacios culturales.

  Maya

Manos a la obra sobre un muro de Rabat. La norteamericana Maya Hayuk hace algunas pausas para explicar su trabajo al público (foto: ©Guada Díaz).

Detrás de los carteles de la gasolinera del concurrido cruce de Bab El Had, Simo Mouhin deja trazos para la libre interpretación, a partir de un hombre y un niño bellamente representados. Y el parisino Zepha marca con arte abstracto un muro negro, frente a la emblemática puerta de la medina Bab Chellah.

_IGP0426

La obra Simo Mouhim 'in progress' en Bab El Had, Rabat.

Puertas adentro del Museo de Arte Moderno y Contemporáneo Mohammed VI, con el patrocinio de la Fundación Nacional de museos marroquíes, otro grupo de artistas -entre los que destacan Ron English, C215, Miss Van, Christian Guemy y Daleast- exponen sus obras (hasta el 31 de diciembre), en todos los casos comprometidas con lo humano y lo ambiental, reflexivas, provocadoras. 

Si esto de pintar paredes en la calle muchas veces fue un delito, hoy puede ser motivo de celebración festivalera, integrado a la industria cultural y de la moda, auspiciado por autoridades de aquí y de allá. Queda, sin embargo, el espíritu rebelde, las capuchas y el aerosol que puede seguir escribiendo lugares prohibidos.

Guemy

 'African woman', de Christian Guemy.

Hay 0 Comentarios

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Beatriz Leal Riesco Beatriz Leal Riesco. Investigadora, docente, crítica y comisaria independiente. Nómada convencida de sus virtudes terapéuticas, desde 2011 es programadora del African Film Festival de NYC. Sissako, Mbembe, Baldwin y Simone la cautivaron, lanzándose a descubrir el arte africano y afroamericano. Su pasión aumenta con los años.

Otros autores

Facebook

MAPA

mapa de África

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal