Ramón Lobo

Kosovo, maltrato humano e inat

Por: | 22 de julio de 2010



No sé cuanta gente se considera mayoría cualificada en democracia. En Kosovo se superan todas las medidas: mayoría absoluta, dos tercios... ¿Será suficiente cuando el 90% de los habitantes de un territorio desea separarse del país que los maltrató?

El problema de Serbia es de compás, de calendario. La nueva Serbia de Borís Tadic, un europeísta y demócrata sin mácula, ha llegado demasiado tarde para Kosovo. Cuando los bombardeos de la OTAN pusieron fin en 1999 a la limpieza étnica emprendida por Slobodan Milosevic y sus tropas, se abrió una ventana a la reconciliación. Poco después Slobo perdió el poder tras una minirevuelta de terciopelo en octubre de 2000 tras manipular la enésima votación.

Le sucedió el líder de la oposición, Zoran Djindjic. Con él, Serbia inició un camino de esperanza y una compleja transición que podría haber terminado en una recuperación parcial (autonomía) de Kosovo. Eran los años claves de la negociación sobre el estatus final del territorio. Los principales países europeos y EEUU no tenían en público una posición clara sobre la independencia kosovar y muchos en privado era contrarios a ella.

Djindjic fue asesinado por un francotirador en marzo de 2003, en Belgrado, poco antes de la guerra de Irak, y después de enviar a Milosevic al La Haya, al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia.

Lo mató la mafia político-económica que se lucró con las guerras balcánicas: Eslovenia (1991),Croacia (1991), Bosnia-Herzegovina (1992-1995) y Kosovo. Con su muerte acabó de forma abrupta la transición y llegó al poder Vojislav Kostunica, un nacionalista moderado que se empeoró echándose en brazos de la Serbia negra, de la que surgen Milosevic y su esposa Mirjana, el Partido Radical de Vojislav Seselj, los paramilitares y los asesinos.

La transición tardó en volver a arrancar. Lo consiguieron en 2008 Tadic y sus aliados, al hacerse en las elecciones de enero y mayo con el control del Parlamento y de la presidencia. Era la primera vez que sucedia y contaron con el apoyo del antiguo partido de Milosevic.

Después cayó Radovan Karadzic. El viaje a Europa y al futuro comenzaba nueve años tarde.

Pedir a Kosovo, maltratado por décadas de apartheid y la limpieza étnica de 1999, volver al hogar de la Serbia maltratadora era como pedir a una mujer golpeada que regrese junto al maltratador en aras de la unidad de la familia.



El plan Ahtissaari, tras el fracaso de años de las negociaciones entre dos sordos, fue la solución impuesta que ahora ha bendecido la Corte Internacional de Justicia en su sentencia. La mayor parte del plan está dedicado a proteger a la minoría serbia. Belgrado negó, durante ese periodo negociador, la posibilidad de una autonomía. Cuando todo empiezó a moverse hacia la independencia cambió de estrategia a finales de 2007. Ya era tarde. Otra vez el compás.

A Belgrado le queda jugar a la partición de la región de Mitrovica. Perjudicaría a la mayoría de los serbios que viven al sur de esa ciudad dividida, pero tomar decisiones que perjudican está en el alma serbia. Se llama Inat y es casi intraducible: que se fastidien ellos fastidiándome yo.

La sentencia es la oportunidad de la Serbia luminosa de iniciar una verdadera catarsis. De todos los territorios de la ex Yugoslavia es que tiene más energía.


(En el siguiente post recomendaré algunos libros que pueden ayudar a entender mejor).

Hay 6 Comentarios

Ramón, dan asco sus textos. Habla como alguien recién salido de la cocina propagandísitca de la OTAN durante los bombardeos del 99.

Para aquellos que siguen pensando que hubo "genocidio" sobre el pueblo albanés antes o durante los bombardeos de la OTAN, vean el documental "It Started with a Lie" de producción alemana. La versión original sin subtítulos:
http://www.mirrorfox.com/videos/35328/it-started-with-a-lie-nato-offensive-war.html
La versión con subtítulos en inglés en youtube (5 partes): http://www.youtube.com/watch?v=hI4kz8CSYmA
http://www.youtube.com/watch?v=oeRXLw4nUhI&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=3kuhfyd6bJs&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=kR_xlhnSJEw&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=hvS5sXlkMys&feature=related

Un verdadero periodista (no un hombre-de-propagabda como usted, Ramón), Riccardo Iacona, fue a Kosovo para ver lo que es la vida actual allí e hizo un documental para el RAI 3 sobre el tema. Lo pueden ver todos con subtítulos en inglés en:
http://www.kosovocompromise.com/cms/item/topic/en.html?view=story&id=2510&sectionId=2

La segunda parte del documental, en que se habla de los caminos del tráfico de heroina desde Afganistán hasta Europa con una estación obligatoria en Kosovo pueden verla en youtube en versión original. Les dejo el enlace de la primera parte:
http://www.youtube.com/watch?v=9Cs9WAHotk8

Tu nick dice de ti más de lo que pueda decir cualquiera...

VETVENDODJE!!

Imagine se ustedes la situacion cuando una nacion muy primitiva y con una natalidad enorme viene a ser mayoria en los ultimos 50 anos. Es esta razon para obtener la independencia? No niego que el milosevic no savia responder al terrorismo albanes pero los ultimos 10 anos este problema ya no existe. Sin dudas la otan mato mas albanenses que milosevic durante 1999. Esto va a ser la independencia obtenida gracias a actividades sexuales de manera primitiva. A todos ellos que creen que es merecido os deseo vivir el resto de sus vidas en Kosovo.

"A Belgrado le queda jugar a la partición de la región de Mitrovica. Perjudicaría a la mayoría de los serbios que viven al sur de esa ciudad dividida, pero tomar decisiones que perjudican está en el alma serbia"...
Sr. Lobo sus comentarios están a la altura de la canalla más baja...Si de verdad no entiende que Serbia tiene un deber de protección para con sus nacionales en Kosovo y por ello a su pesar es capaz de renunciar a gran parte del territorio (incluidos los monasterios de la parte albanesa) es que de verdad usted no ha entendido (o no ha querido entender) absolutamente nada...

Los asuntos de la ex-Yugoslavia han sido todos un cumulo tal de despropósitos que cuesta posicionarse sobre ellos sin entrar en contradiciones.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal