Ramón Lobo

Serbia, catarsis, homosexuales y el Tea Party en Nueva York

Por: | 11 de octubre de 2010

 

Actualizado a las 17.40 / El domingo se produjeron graves incidentes en el centro de Belgrado: 140 heridos y decenas de detenidos. Hooligans de todo tipo -pero sobre todo del Estrella Roja, el equipo favorito de Ratko Mladic y de otros criminales de guerra- trataron de reventar una marcha del Orgullo Gay en la que participaban un millar de personas protegidos por 5.000 policías antidisturbios. Quizá era solo una minoría, como los de aquí, que gritaba "muerte a los homosexuales" y que después trató de asaltar la sede del Partido Democrático del presidente Borís Tadic.

Hay lugares en los que los exaltados son muchos más de los que salen a la calle a buscar pelea, en los que permanece un aire contaminado de exaltamiento nacional. La catarsis serbia no termina de llegar 15 años después del final de la guerra en Bosnia-Herzegovina y 11 de la de Kosovo. Una parte de Serbia mira al futuro, a la UE, y tiene esperanza; otra, permanece atrancada en los mitos, en el victimismo, en una insoportable película en blanco y negro. Para las organizaciones de derechos humanos la marcha del domingo era un test de tolerancia.

 

No es la primera vez que se producen incidentes. Los hubo, y graves, en 2001, que obligaron a renunciar a la idea durante un tiempo; también en 2006, como demuestra el vídeo colgado a continuación, y dos años después, en 2008, con la celebración del Festival de Eurovisión que suele ir acompañado de demostraciones de libertad sexual, mal toleradas en sociedades cerradas.

 

La UE simula que todo está bien en los Balcanes en espera de que las causas que produjeron las cuatro guerras desaparezcan por ensalmo. La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, llega hoy a la zona en una gira de tres días. Visitará tres ciudades clave: Sarajevo, Belgrado y Pristina. Hillary, esposa de Bill Clinton, tiene en alta estima los Acuerdos de Dayton que impulsó su marido y que maniataron a Bosnia-Herzegovina (BiH) encerrándola en una camisa de fuerza. Para retirársela será necesario el permiso de bosniacos (término que incluye a los musulmanes, agnósticos y ateos), croatas y serbios.

La OTAN y la UE como caramelos de futuro no funcionan frente a un pasado cargado de sangre y épica y un presente hundido por la crisis económica mundial. La UE parece convencida de que atravesar el arco de seguridad del aeropuerto de Bruselas es suficiente para desprenderse de la capa de nacionalismo, xenofobia y radicalidad que destrozó Yugoslavia. BiH, Serbia y Kosovo necesitan más que palabras. La minoría de energúmenos que el domingo atacó la marcha del Orgullo Gay en Belgrado surge de una sociedad que necesita abrir la ventana, ventilarse y respirar.

La misma minoría que actuó el domingo es la que se lanzó en febrero de 2008 a la quema y saqueo de establecimientos y embajadas occidentales en el centro de la capital serbia tras la proclamación de la independencia de Kosovo. Es la misma minoría que fue silenciosamente mayoritaria en las cuatro guerras balcánicas de los noventa. Los que miran a otro lado no son inocentes de los crímenes que se comenten en su nombre.

 

En Nueva York, Carl Paladino, representante del Tea Party que aspira a ser gobernador del Estado en noviembre, se despachó contra "la agenda homosexual" de los demócratas. El año proximo, si pierde la elección quizá encuentre su sitio entre los hooligans del Estrella Roja de Belgrado.

 

Hay 21 Comentarios

Pues si Serbia suspende el "test de tolerancia" porque aunque hubo desfile gay en Belgrado, se produjeron incidentes, Bosnia, Albania y el autoproclamado independiente Kosovo donde nunca jamás hubo ningún Gay Pride y donde a nadie se le ocurre que las autoridades lo permitieran, suspenderán más todavía. Habría que concluir que esos si que son intolerantes y no deberían entrar nunca en la UE. (Hay que decir TODA la verdad, porque a menudo empiezan los periodistas diciendo solo la mitad de la verdad que les interesa, y al final termina bombardeando la OTAN. Ya se ha visto antes).

Ese comentario es prueba de la falta total de conocimientos sobre los Balkanes que caracteriza a los occidentales, y sobre todo a los intelectuales occidentales de izquierda que todo lo interpretan mediante sus gafas color rosa. Estimado senor Lobo, la "homofobia" balkanica no es solo serbia y no se debe - tranquilicese Usted- a la influencia de alguna iglesia, porque gracias a unas decenas de anos de dictadura atea de sus "primos hermanos" ideologicos, los comunistas, el papel de la iglesia cualquiera esta bastante reducido /seguramente Usted saluda este hecho/. Es algo mucho mas complicado y es parte de la cultura de esas naciones. Tal vez no esta Usted enterado- pero puede enterarse en Google, sabe- que las naciones balkanicas durante 5 siglos fueron dominadas por el Imperio otoman /turco/. Pues desde el s.14-19 las practicas homosxuales fueron toleradas en la sociedad otomana, y a menudo practicadas forzozamente con los esclavos cristianos, y, junto con las violaciones masivas, un metodo de castigar a los rebeldes. Asi que aun en la literatura clasica de los pueblos balkanicos Usted descubrira el rechazo de esas practicas que se asociaban con una cultura ajena, impuesta por fuerza. Ok? Claro, es tan solo una de las posibles explicaciones de la homofobia balkanica, que es un fenomeno complicadisimo y de ningun modo se puede simplificar al lema "progre-facha" - como lo hace Usted- un lema que envenena la sociedad espanola desde el pobre Jose Bonaparte. Y que sepa Usted que de ningun modo justifico las violencias en Belgrado, es una reaccion salvaje y bestial, pero me produce urticaria cuando los occidentales usan como prueba para la civilizacion de una sociedad o un pais su "homofobia" o "homofilia".

Los altercados futbolisticos y homofobos de estos dias son totalmente condenables. Ahora bien, Sr. Lobo: ¿Podría Vd. decirme cuantos desfiles del orgullo gay se han desarrollado en Sarajevo, en la que Vd. llama "agnóstica" y "atea," sociedad bosniaca, pero que en realidad es cada dia más islamista? Ninguno. ¿Cuantos desfiles del orgullo gay se han llevado a cabo en Tirana o en Pristina? Ninguno. ¿Se han planteado las autoridades bosniacas (las que Vd. considera agnósticas y ateas), o las albanesas un gesto de tolerancia y apertura como el que ha intentado el gobierno serbio autorizando y protegiendo el desfile gay en Belgrado?Por supuesto que no. ¿Alguna condena para ellos, Sr. Lobo, o acaso nos las guardamos todas para los serbios?. Tengo la sensación, Sr. Lobo de que no es Vd. del todo imparcial en lo que respecta a los Balcanes.

Vicente Ramos: Lo tuyo es estupidez absoluta. Cuando criticas lo que desconoces, eres ignorante y estúpido. El reculado en desarrollo eres tú, que por más que el estado gastó en educarte quedaste más bruto que tu zapato izquierdo.

Podría usted aplicarse el cuento, Sr. Lobo. Según su teoría, si los serbios son culpables por guardar silencio en las guerras de desintegración de Yugoslavia ¿Qué es Usted que calla ante los crímenes del UCK o las 1.000 personas inocentes que asesinó Solana bombardeando impunemente Yugoslavia?

También sería preciso que reflexionase sobre la regla de tres que aplica Usted a Serbia a partir de unos exaltados que tratan de reventar una manifestación pro gay. Le recuerdo que en España no fueron unos exaltados, sino cientos de miles de personas y un partido con diez millones de votantes detrás el que se opuso en la calle y en el Congreso a los derechos de los homosexuales. África meridional será España siguiendo sus razonamientos.

Los radicales serbios son una minoría, Ramón. Lo que pasa es que hacen ruido, como siempre. He vivido en Belgrado y estuve allí cuando el bombardeo de la OTAN. La actitud internacional, castigándolos desde el principio, no ha hecho sino encabronar y radicalizar a la población. Aún así, la mayoría quieren pasar página. Radicales hay en todos los sitios. En Madrid la Marcha por la Familia congregó a millones y el día de la huelga general en Barcelona hubo batalla campal...

No creo que el autor de este articulo manipule ni exagere los hechos, la realidad en algunos países europeos es preocupante no solo para los gays, en Servia como en los lugares que han sufrido la gerra y la derrota no es de extrañar que los frustrados por esto y por lo otro se encuentren con quien descargar su rabia, como instinto primario, el odio hacia el homosexual, es un hecho mucho mas presente de lo que muchos pensaban, aunque son pocos.

Pues no veo la relación entre ambos. Unos están en contra de la agenda política de los lobbys homosexuales y lo expresa abierta y pacíficamente y otros son unos delincuentes. Pretenden equipararlos es una excusa para evadir el debate que plantea el Tea Party contra la partitocracia y la burocracia que reina en los países europeos.

Primero, porque nosotros estemos "invadidos" por una organización oscura y rosa no debemos dar por sentado que otras naciones tengan que sentirse felices de parecerse a nosotro en ese aspecto.

Dejando claro que, la repulsa no equivale a la agresión o supuesta agresión.

Aunque es parádojico, muy tristemente paradójico, que desde esta vieja nación les hablemos a los serbios de agresiones. ¿Cuánto vamos a tardar en pedir perdón por la matanza de europeos serbios que hemos hecho a través de la OTAN dirigida por nuestro socialista Solana?
No ha sido hace siglos, sino un puñado de años.

Tiene toda la razón en lo del victimismo, con leer los comentarios se ve.

Cuando se esta hablando de una minoría violenta, es porque existe esa minoría violenta que no existe en otros países donde se pueden celebrar manifestaciones pacíficas sin que haya derramamiento de sangre. No estoy de acuerdo con quien afirma que la violencia representa al pueblo valiente y cristiano serbio. Bueno, quizás los cristianos siempre hayan sido un poco asesinos, pero en otros tiempos.

Me alegra ver estos comentarios. Mirad, soy serbio y creo que lo que excito a los hooligans (tanto de Estrella Roja como de Partizan, y yo soy de Partizan que quede claro) a hacer lo que hicieron es muy simple: tienen miedo de los gays (las lesbianas entran dentro de sus sueños eróticos). Tienen miedo que les violen (tened en cuenta que mayoria eran los adolescentes y gente joven). Las veces que he oido yo eso. Aparte de la absurdez esta quedan los que lo organizaron que según mi opinión no son tan xenófobos como demagogos y maquiavelistas (y hijos de puta igual que Mladic) que tienen unas ideas politicas y a los que interesa que Serbia quede al margen de Europa. Otra cosa de la que se habla mucho en los medios. La iglesia ortodoxa serbia por muy en contra que este del gay pride jamas jamas va a llamar el pueblo a la violencia. Incluso durante la guerra de los Balcanes el patriarca serbio por entonces, Pavle jamas ha rezado públicamente por el pueblo serbio sin que lo haga por los musulmanes y católicos. Y no era fácil teniendo a lado todos esos ultranacionalistas. Estoy seguro que el pueblo serbio, acostumbrado tanto a los cambios de la sociedad (desde Tito que cantaba ¨Let it sunshine in¨ pasando por Milosevic (otro hijo puta), Djindjic, Kostunica, Tadic..) va a evolucionar bastante rápido gracias a la liberación de los malditos visados. Lo que me preocupa un poco es la evolución de la iglesia porque somos muchos que tenemos en casa el ikono de Jesus Cristo, la Biblia y en la agenda del movil (dentro del grupo amigos) gente de cualquier orientación sexual. ¨Ama a tu prójimo como a ti mismo¨, es que es muy simple.

Sr Lobo,

Para ser justos, debería también destacar el papel de las fuerzas de seguridad serbias al proteger a los manifestantes del Orgullo Gay frente a los violentos. Esto es un gran paso por el que habría que felicitar a las autoridades de Belgrado. Mil fascistas los hya en cualquier país.

Lo que usted tiene se llama "Serbiofobia", y es una enfermedad tan mala como la homofobia, sólo que más extendida hoy en día. Los serbiófobos odian al pueblo serbio porque representa todo lo contrario que ellos: un pueblo cristiano, valiente, aguerrido... que no ha sido conquistado por la globalización de los macdónalds los ikea.

Pero la cosa no queda ahí, la palma se la lleva asociar el Estrella Roja a Ratko Mladic (el hijo de puta –no tiene otro nombre- de Srebrenica) simplemente porque este fuera de ese equipo, ¿les recuerda algo? Claro que si, el eterno cliché de asociar el Real Madrid a Franco. Por cierto, en este alarde de análisis periodístico podría haber dicho que en aquel malogrado partido entre el Estrella Roja y el Dinamo de Zagreb fueron los hinchas del Dinamo de Zagreb –croatas- los que saltaron al campo con banderas de Croacia ¿

Respecto a incluir el video del ataque a la embajada estadounidense, no tengo palabras. No puede estar más descontextualizado, haciendo ver a el pueblo serbio como una ‘panda de energúmenos’, cuando solo hicieron lo que deberían haber hecho hace mucho tiempo.

Pero la cosa no queda ahí, la palma se la lleva asociar el Estrella Roja a Ratko Mladic (el hijo de puta –no tiene otro nombre- de Srebrenica) simplemente porque este fuera de ese equipo, ¿les recuerda algo? Claro que si, el eterno cliché de asociar el Real Madrid a Franco. Por cierto, en este alarde de análisis periodístico podría haber dicho que en aquel malogrado partido entre el Estrella Roja y el Dinamo de Zagreb fueron los hinchas del Dinamo de Zagreb –croatas- los que saltaron al campo con banderas de Croacia ¿

Respecto a incluir el video del ataque a la embajada estadounidense, no tengo palabras. No puede estar más descontextualizado, haciendo ver a el pueblo serbio como una ‘panda de energúmenos’, cuando solo hicieron lo que deberían haber hecho hace mucho tiempo.

Bochornoso, infumable y la verdad, es triste pensar que uno estudia una carrera de cinco años para acabar manipulando la realidad de esta manera.

En primer lugar, resulta curioso como un periodista pueda reducir la realidad social de un país de poco más de 9 millones de habitantes a una contramanifestación como la que tuvo lugar un día puntual, más exactamente durante el desfile del orgullo gay en Belgrado el otro día. Desconozco por completo cual es la realidad social de Serbia en su conjunto en lo referente a la homosexualidad y no estoy negando que pueda ser cruda, pero si cortamos con el mismo patrón en nuestro país, resultará que el valiente sociólogo que ha escrito el artículo creerá que el 20-N es un anuncio a un nuevo 18 de julio. ¿Qué hace España en la UE si está llena de fascistas que aun recuerdan a su ilustre Caudillo?

Sr.Lobo,
Ya que usted señala a los serbios como aquellos que necesitan la catarsis, como aquellos en los Balcanes que no aceptan los valores europeos, quizas seria interesante que se preguntase por qué en Sarajevo a nadie se ocurre organizar una Gay Pride? Cabe decir que Sarajevo es una ciudad en la que casi no quedan los serbios con lo cual no podrán ser los culpables...

Señor Lobo,
Es usted un anti-serbio sin remedio.
Un saludo,
Álex.

..y nos hacemos llamar sociedades evolucionadas

Mal camino para las libertades con estos del "tea party".
Lo de Belgrado tiene más fácil remedio, es cuestión de evolución y de conocimiento de la realidad europea, creo que la sociedad servia va encaminándose cada vez más a dejar los extremismos.
EL problema en EEUU no es de falta de evolución sino de involución, que aun es peor.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal