Ramón Lobo

La foto, san Arafat

Por: | 13 de noviembre de 2010

Arafat
Palestinos de Rafah, en Gaza, recuerdan a Arafat. / IBRAHIM ABU MUSTAFA (REUTERS).

Seis años sin Yasir Arafat, el hombre que puso la causa palestina en el mapa. Supo transitar de los instrumentos de la lucha, poco defendibles, a unos acuerdos de paz. Firmó Oslo junto a otro guerrero, Isaac Rabin, un hombre honesto, duro pero con visión. Su país, Israel, casi nunca ha actuado, y menos ahora, dentro de la ley para defenderse y atacar. Ambos, palestinos e israelíes, enarbolan fines mayúsculos con los que justifican los medios. De los fines sagrados llega la impunidad y de ella la barbarie, la deshumanización del otro y la del que deshumaniza.

Dos causas, demasiados muertos, pocas esperanzas con tanto líder sin poder (Mahmud Abbas), timoratos y cortoplacistas (Netanyahu).

Arafat fue un caudillo para los palestinos, sin él, estarían como los saharauis. Pero fue un pésimo administrador del espacio creado en Oslo. No supo construir la Autoridad Nacional Palestina y permitió la corrupción, participando en ella como beneficiario. Su fracaso político dio alas a Hamás y excusas a Israel.

Seis años después de su muerte un 11 de noviembre muchos palestinos recuerdan al primer Arafat, investido de héroe, y olvidaron al segundo. Sin apenas tierra deben defender sus símbolos, lo único que les queda. La foto está tomada en Rafah, al sur de la franja de Gaza, el campo de concentración más grande del mundo con 1,3 millones de palestinos encerrados. De los seis que aparecen en el encuadre cinco tienen las manos extendidas en señal de rezo. La imagen de Arafat está rodeada de velas, como un santo. Dioses y demonios barajados en una tierra en la que no cabe más odio. Quizá sea una buena razón para recuperar la cordura. Si los Dioses múltiples no ayudan, que lo intenten los hombres. Es su responsabilidad.

Hay 2 Comentarios

Estas confundiendo responsabilidad con repugnancia. Los colonizadores son responsables de sus aciertos, los errores y horrores de ambos, colonizador y colonizado igualmente repugnantes.
La explicación de los gobernantes es su responsabilidad por el futuro de sus gobernados
No de una gesta gloriosa, sino la de futuro para todos. Colonizadores en cuanto se asuman como excolonizadores.
Y colonizados que empiecen a hacer cosas que sirvan para la vida de todos y no para el entierro glorioso de unos pocos.

"Pero fue un pésimo administrador del espacio creado en Oslo."
.
¿Pero que espacio? ¿Que podia administrar ademas de unos jirones de su sueño y la miseria de sus conciudadanos?
.
El error, como explica muy bien Fisk en su libro, fue aceptar el retorno en esas condiciones. Una decision sin sentido, sin explicación.
.
Las referencias a la corrupcion me parecen siempre ofensivas. ¿Por que se le exige a unos y no a otros? ¿Es mas corrupto Arafat que Netanhayu o Sharon? Por lo que sabemos mucho menos.
Casi tan ofensivas como la equidistancia entre verdugos y victimas. Rabin no fue un guerrero, fue un terrorista racista, supremacista judio dsipuesto a asesinar en nombre de la caus a inocentes como el conde Bernadotte.
.
Los colonos siempre seran mas repugnantes que los colonizados. Sus crimenes nuca seran comparables.


Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal