Ramón Lobo

¿Es Wikileaks un medio de comunicación?

Por: | 29 de noviembre de 2010

 

Actualizado a las 17.43 / Karl Rove, el estratega de la presidencia de George W. Bush, considerado su cerebro, el encargado de diseñar las campañas electorales y de vender a la opinión pública lo invendible (armas de destrucción masiva en Irak), está más preocupado por el mensajero que por el mensaje. Rove aseguró en julio, tras la publicación de los papeles de Afganistán, que EEUU debería detener a Julian Assange, fundador de Wikileaks, a quien considera "un criminal". Lo dijo en Fox News, el canal favorito de la extrema derecha norteamericana, del Tea Party y de los republicanos en general.

En esta intervención, Rove sitúa el debate: ¿es Wikileaks un medio de comunicación? Pregunta esencial porque si lo fuera estaría legalmente protegido por la sentencia del Tribunal Supremo de EEUU del 1 de julio de 1971, tras la crisis de los papeles del Pentágono. El fallo prima el interés público, exime de responsabilidad penal al medio que publica la filtración y hace caer la ley sobre el filtrador. Rove dice que si Wikileaks es un medio de comunicación, cualquiera que tenga un blog podría serlo también y colgar secretos en La Red (más Rove en Twitter).

Esta es la revolución periodística y política. Los medios de comunicación tradicionales ya no son los únicos desde la irrupción de Internet.

Cerca de tres millones de estadounidenses tienen acceso a documentos secretos. Es la consecuencia de la unificación de agencias y demás servicios de información tras los atentados del 11-S. Se buscaba eficacia, pero la eficacia también tiene daños colaterales. El soldado Bradley Manning se encuentra detenido desde mayo acusado de filtrar a Wikileaks el vídeo de la muerte de 12 civiles en Bagdad, incluidos Saeed Chmagh y Namir Noor-Eldeen, de la agencia Reuters. Las autoridades de EEUU sospechan que Manning podría ser el responsable de las otras dos filtraciones: los papeles de Irak (25 de julio) y los de Afganistán (22 de octubre) y no descartan que lo sea también del cablegate, como se ha bautizado en la Red la revelación de 250.000 cables y telegramas de la diplomacia de EEUU, 15.652 de ellos secretos.

Tras el 11-S, la Administración Bush abusó del secreto en aras de la seguridad, eregida como un valor superior en la pirámide de la democracia, por delante de la libertad (Patriot Act). Se jugó con los colores de las alertas, la información sesgada y el miedo. Se fabricaron pruebas y se mintió a la opinión pública para justificar la invasión de Irak. Los medios de comunicación norteamericanos compraron la mentira, se negaron a poner en duda la palabra de su presidente en tiempos de guerra. Se equivocaron. Muy pocos, el The New York Times entre ellos, han pedido perdón a sus lectores.

La estupidez y la mediocridad matan más que las filtraciones. Los medios escritos que han publicado y van a seguir publicando la parte relevante de los documentos filtrados a Wiikileaks, entre ellos El País, defienden el derecho a la libertad de información. Los que no tienen los papeles atacan la filtración y asumen como propias las críticas del Gobierno de EEUU, de que Wikileaks pone en peligro la vida de personas.

Lo que pone en riesgo la vida de las personas es cometer crímenes en nombre de la seguridad, mentir y rementir. Aún no hay investigaciones por lo revelado en Irak y Afganistán. Lo que mancha el nombre de EEUU en el mundo no es la opinión de sus embajadores sobre Vladímir Putin y Silvio Berlusconi, dos reputados machistas, lo que mancha son las torturas de Abu Gharib.

Otros medios, más ponderados, como The Economist, hablan del triunfo del cotilleo. Quizá se precipita en su juicio; habrá un goteo informativo en días venideros con noticias de enjundia.

Lo que se ha puesto en nuestras manos "es el sueño de los historiadores" y "una pesadilla para los diplomáticos", escribe Timothy Garton Ash en The Guardian. Él es historiador y, por lo tanto, un tipo feliz: tiene material para husmear en las tripas de la diplomacia de EEUU.

Para el canal ultraconservador Fox News, inspirador del movimiento del Tea Party y de la Obamafobia, se trata de una traición. El ex teniente coronel Ralph Peters, uno de los analistas de cabecera de la cadena, dio en julio la mejor receta contra las filtraciones: "Ejecutar a los filtradores".

El senador Joseph Lieberman descartó ayer que se pueda declarar Wikileaks "grupo terrorista", como ha pedido el representate por Nueva Jersey, Pete King.

 

Un segundo debate es si estos papeles importan a la opinión pública. O si se trata de un asunto que solo interesa a políticos y periodistas. Las visitas a la web del periódico demuestran que existe interés, aunque hay que admitir que el asunto dominante en España, hoy y los próximos días, es un partido de fútbol. Tampoco se habla de la resaca de las elecciones de Catalunya. Solo se habla del Nou Camp.

Más allá del debate entre lo relevante y lo llamativo siempre resulta apasionante mirar por el ojo de la cerradura y escuchar detrás de una puerta, y más cuando esta puerta es la de la diplomacia de EEUU.

Para medir la transcendencia de los papeles hay que esperar a conocer más. De las anteriores filtraciones que denunciaban graves crímenes en las guerras de Afganistán e Irak, nada ha quedado. Ni titulares ni debate ni investigaciones. Entraron por una ventana y salieron por otra. Es el precio de una rueda que se mueve demasiado deprisa. El exceso de información no nos hace mejores ni más libres. Es esencial el contexto y ese es nuestro trabajo, el de los periodistas. Lo dice Jon Lee Anderson, uno de los mejores reporteros.

Hay 14 Comentarios

Very impressive stuff. Thanks for sharing

Los Halcones Malteses olvidan que un crimen sigue siendo un crimen y no deja de serlo porque se divulgue.
De hecho, la única forma de que un crimen no quede impune es conociéndolo.


Excelente y corajudo artículo, señor Lobo.
Saludos desde los arrabales de Colonia

Los que toman decisiones son los mismos politicos a quienes elegimoa y quienes son el mediocampo del poder ,se dirá que directamente no la toman ellos, pero casi todos los funcionarios de gobiernos son puestos por intereses politicos y si ellos pueden hacer y deshacer, profanar, asesinar, engañar, mentir en aras de una supuesta inseguridad de los poderosos entonces que queda para nosotros los electores ?? Queda recoger todos esos elementos antieticos con un sonoro aplauso ??o queda quedar como los más ingenuos o estupidos de todo este gran paseo que han osado llamar democracia ?? No existe tal democracia, existen los politicos y el poder en santa alianza para hacer y deshacer ante la impotencia de la sociedad civil que solo queda como observedora. Hay que pensar que éste sistema ha caducado y las nuevas formas de ésta post-modernidad claman un sistema nuevo que aun NO sabemos ni como llamar pero es irremediable salir de éste atolladero actual.

...! Señor, Señor---- qué cruz !....

Más allá de si es o no un medio de comunicación, que yo creo que sí, aunque salga de los estándares clásicos de lo que se ha conocido como tal, Wikileaks es necesario. Aunque sus "revelaciones" caigan en saco roto, como ocurrió con Irak o Afghanistán, al menos suponen un toque de atención a los poderosos, un aviso: "no sois impunes, vuestras fechorías, tejemanejes, chantajes y presiones están expuestos a la vista de todos, que os ven como sois". Esto debería frenar, al menos en parte, tanta soberbia y prepotenciar en sus acciones.

No habéis leído más que una decena de "leaks" porque no han salido más, y ya estáis hablando de "crímenes de Estado".
.
Que se sepa, hasta ahora los leaks no conllevan nada de lo que destilar una responsabilidad criminal. Acaso algunas cualificaciones que pueden avergonzar a algún diplomático, que, legítimamente, describió a otros líderes políticos (su carácter) tal y como es su función. O dejar al descubierto los intereses de USA a partir de sus reuniones, algo que, para alguien informado, no le cuesta deducir leyendo el New York Times.
.
Pero no, ahora resulta que lo que se ha destapado son "Crímenes contra la Humanidad".
.
¿Hasta dónde van a llegar los prejuicios y la irracionalidad izquierdosa, que vive de su ceguera y de discursos pre-fabricados (en vez de empezar a deducir las cosas desde la incógnita honesta), y se considera a su vez la crème de la intelectualidad?
.
Cuasi religión es lo que se respira en este blog, señor Lobo, y sres comentaristas.
.
Las filtraciones no conllevan nada de lo que avergonzarse para los EEUU, y acaso tengan el efecto contrario: alguien "descubierto" y que encima no ha delinquido, sinó que sus servicios diplomáticos han hecho simplemente lo que se espera de ellos, va a generar más simpatías y confianza que rechazos.
.
Así que a Wikileaks, cuya intención se basaba en el prejuicio ("EEUU es malo, filtrarle cosas es destapar trapos sucios"), le puede salir el tiro por la culata.
.
De momento, los aliados de Washington ya han lanzado sus mensajes de apoyo (como es normal) a EEUU.
.
Otra cosa: están ustedes de acuerdo en paralizar la diplomacia de una nación soberana? Y si los EEUU lo hubieran hecho con España? Qué les parecería? Es siquiera útil?
.
Y más: atacar al mensajero? Assange ha comprometido la legítima actividad diplomática de una nación soberana. Eso sí podría ser criminal, y no las declaraciones de carácter interno que un embajador estadounidense pueda haber hecho. Atacar al mensajero? No, detener al criminal.
.
Cuando un atracador atraca un estanco, y te quejas de él, eso no es "ensañarse con el mensajero", es señálar a quién está delinquiendo.
.
Respecto de la teoría de la conspiración: ¿filtraciones interesadas? Venga hombre, y Hillary Clinton y el Departamento de Estado queriendo quedar en ridículo delante de todo el mundo con tal de "filtrar" cables diplomáticos?
.
Hay maneras más limpias de conseguir lo mismo.
.
Estos progres que desprecian la libertad y a América se os va la olla. Sois parecidos a Ahmadineyad o cualquier comunistoide de antaño. Una cultura vieja, estanca, y sin continuidad.
.
Nadie os quiere, y aún así habéis causado un daño enorme con vuestras intoxicaciones viejo-europeas y vuestras ideologías.
.
Es una pena que en España haya aún recalcitrantes iqzuierdosos anti-libertad como el señor Lobo y compañía.
.
Dáis verdadero asco.

El artículo de Jay Rosen en su blog, Pressthink.org:

http://archive.pressthink.org/2010/07/26/wikileaks_afghan.html

Un saludo.

Sobre las reacciones a las revelaciones sobre Afganistán, dijo Jay Rosen, profesor de periodismo en NYU:


“We tend to think: big revelations mean big reactions. But if the story is too big and crashes too many illusions, the exact opposite occurs.” My fear is that this will happen with the Afghanistan logs. Reaction will be unbearably lighter than we have a right to expect— not because the story isn’t sensational or troubling enough, but because it’s too troubling, a mess we cannot fix and therefore prefer to forget."


("Tendemos a pensar: grandes revelaciones implican grandes reacciones. Pero si la historia es demasiado grande y destruye demasiadas ilusiones, sucede justamente lo contrario." Temo que esto sea lo que suceda con los relatos de Afganistán. La reacción será insoportablemente más leve de lo que tenemos derecho a esperar— no porque la historia no sea lo suficientemente sensacionalista o preocupante, sino porque es demasiado preocupante, un follón que no podemos arreglar y que preferimos entonces olvidar.")


Sin embargo, no creo que suceda lo mismo esta vez.

Desde luego es la mejor información que se puede tener a disposición publica para de una vez abrir los ojos, descubrir las mentiras a las q hemos sido sometidos y con suerte ahora tenemos la llave para prepararnos para las futuras consecuencias de este valiente acto, q espero no desencadene una respuesta de los eeuu para coartar mas libertades.

I <3 Bradley Manning

Pues yo no se que tanto ruido con eso.
Si ya sabiamos que todo esto de la politica es sucia y cochina. Y es porque el ser humano hoy en dia es asi.
Reina la hipocresia la avarica. Y cada grupito de poder trata de tirar para su lado la colcha.

Quien sabe si esto de filtrar estos documentos es algun ajuste de cuentas entre "ELLOS".

Me cuesta creer que Washington no controle su propia información.

¿Acaso no son filtraciones interesadas, que emanan del propio Depto. de Estado?

Por favor, usted, que está bien informado, explíqueme cómo es posible que la potencia nº 1 en el mundo no sepa mantener sus secretos a buen recaudo.

No lo puedo creer.

Esto son filtraciones que emanan de Washington, para poder dar a conocer sus opiniones, sin tener que asumir su autoría.

Es la única explicación plausible.

Muchas gracias, Sr. Lobo, por su valiosa información.

Atentamente,

Sofía Moreno

La labor que realiza Wikileaks es perfectamente lícita y loable en tanto en cuanto se destapan informaciones sobre delitos o crímenes, ya sea en ésta o en las anteriores filtraciones, que son penados por el derecho internacional y que, por mucho que las cometa EEUU, no pueden/deben quedar impunes.

Ahora bien, mucho se lo tiene que hacer mirar Estados Unidos y sus socios. Si una organización como Wikileaks, que tendrá sus recursos, pero son limitados, ha accedido a esta clase de información, ¿qué puede hacer, tal y como se pregunta el director de este periódico, un país con mayores posibilidades (léase China)?

El Gobierno norteamericano debería preocuparse más por hacer las cosas como Dios manda y ocultar sus trapos sucios en caso de que los tenga (como todo el mundo, no nos engañemos). Denunciar al mensajero y no el mensaje es lo fácil... pero también lo cobarde.

Si no hay mejor forma de llamar la atencion que poner en peligro tu vida dando a conocer documentos confidenciales.

Lo de Wikileaks de lo que se trata es de un hombre en busca de reconocimiento. Se ha filtrado informacion que no es irreal en sus afirmaciones. Sigamos con las ingenuidades en Occidente y ya despertaremos en un holocausto nuclear. Hay que dejarse de tonterias.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal