Ramón Lobo

Vuelve Morenatti, el verdadero riesgo es dejar de fotografiar

Por: | 17 de noviembre de 2010

 

Emilio Morenatti ha vuelto a su terreno, donde se sufre, donde son necesarios los ojos que saben ver. Se trata de una gran noticia. No sobra el talento en este oficio cercado por la crisis y la impaciencia. Y ha vuelto a Haití, donde murió Ricardo Ortega, y donde reina un silencio espeso y pesado que no cede ante las enfermedades ni ante los terremotos ni ante la presencia masiva en enero de medios de comunicación internacionales. Más periodistas no significa más y mejor información.

Emilio1
Una mujer con síntomas de cólera en el hospital de campaña de MSF. / EMILIO MORENATTI (AP).

Morenatti tuvo un accidente en agosto de 2009 en Kandahar, al sur de Afganistán. El blindado de la 5ª Brigada Striker del Ejército de EEUU en el que viajaba pisó una mina anticarro. Dos soldados, el camarógrafo indonesio Andi Jatmiko y él mismo sufrieron graves heridas.

Morenatti perdió el pie izquierdo. Han sido 15 meses de lucha y coraje, de rehabilitación, primero en un hospital especializado en Baltimore; después en el hospital militar Walter Reed de Washington, donde el fotoperiodista quería estar, cerca de soldados que habían corrido su misma suerte, u otra peor. Hermanos de sangre. Siempre se dice entre los periodistas que van a guerras que el dolor hermana, une eternamente.

Emilio2
Un niño en el hospital de campaña de MSF. / EMILIO MORENATTI (AP).

Esta serie de fotografías de Emilio Morenatti en Haití son también una gran noticia para los sin voz, para los que nunca se asoman a los periódicos ni a los informativos de televisión, para los que ni siquiera tienen derecho de protagonizar su propia desgracia. Morenatti acaba de ganar el premio de fotógrafo del año en EEUU. Su jefe en Associated Press y también fotoperiodista, Santiago Lyon, dice de él: "Hay fotógrafos con un gran talento natural y otros que trabajan y desarrollan una gran técnica. Emilio pertenece al grupo más selecto, a los que reúnen ambas virtudes".

Emilio3
Un hombre espera la llegada del camión del agua en Puerto Príncipe. / EMILIO MORENATTI (AP).

La fotografía es más que una imagen, debe transmitir información, vida, emociones, igual que un texto. Una foto debe conmover, ser un puñetazo en la mesa, como sostiene Gervasio Sánchez. El iraní Abbas, uno de los más grandes que trabaja para Magnum, dice: "Hago la foto que hay dentro de la foto, la que nadie ve". Juan Manuel Castro Prieto añade: "Fotos sin pie de foto". Fotos que hablan.

Emilio4
EMILIO MORENATTI (AP).

Con Morenatti de regreso al trabajo más duro pienso en João Silva, el fotógrafo del The New York Times que hace unas semanas perdió sus dos piernas, también en Kandahar, y pienso en Alberto Cairo, el fisioterapeuta italiano que lleva casi 20 años en Kabul al frente del centro de amputados de Comité Internacional de la Cruz Roja. Gente como él es la que debería recibir el premio Nobel. Recuerdo una frase suya. "Este hospital no es solo para víctimas de la guerra, es para las víctimas de la ausencia de paz". Ese es el trabajo de todo periodista. Enhorabuena, Emilio. Gracias por estar.

 

 

Hay 8 Comentarios

Muy buena la selección de fotos, cada una es un bofetón y no necesita pie de foto. Me alegro mucho por él.

¡Óptima noticia! Estamos con vos.

Lobo, Lobo, cómo hablas cuando no sabes y callas cuando no debes...Vaya plumerazo...
Pista:
http://www.elpais.com/articulo/internacional/rinon/cambio/nada/clinica/Medicus/elpepuint/20101116elpepuint_10/Tes

Saludos a la familia de clás que te apoya tan fervientemente

Mi enhorabuena a un hombre integro, profesional, luchador y justo.

"Esta serie de fotografías de Emilio Morenatti en Haití son también una gran noticia para los sin voz, para los que nunca se asoman a los periódicos ni a los informativos de televisión". Cuánta razón tienes, Ramón.

Me alegré mucho al saber que podría ver a Emilio dando una conferencia en la Caja Azul de Barcelona sobre Periodismo y conflictos, pero más me alegra saber que ha viajado a Haití a hacer lo que mejor se le da, aunque eso signifique que nos lo perdemos, de momento.

Me sobrecoge la fuerza de este hombre; sólo ha pasado un año y pocos meses desde lo de su accidente y ya anda por ahí, cámara en ristre. Un ejemplo a seguir!

excelente y positivoa articulo y me alegro que morenatti nos enseñe el mundo con esa magia que hace en fotografia

Pues enhorabuena y adelante.

Buen artículo.
Saludos,

Yo también ma alegro de que haya vuelto Emilio Morenatti. Y de que tú, Lobo, sigas dando en el clavo con tu blog.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal