Ramón Lobo

Imagine, los contratos basura, Wikileaks y Vargas Llosa

Por: | 08 de diciembre de 2010

 

Treinta años del asesinato de John Lennon. Treinta años son casi vejez en la mayoría de los países del Tercer Mundo donde sobrevivir cuesta un esfuerzo titánico de esperanza. Hace 30 años era 1980 y había sueños, también miedo, pero sin contrato basura, y el mundo se dividía entre capitalistas y comunistas. El temor al contagio rojo empujaba en este lado del Muro a buscar los grises. Fue la época dorada de la socialdemocracia. Treinta años después no es necesario el disimulo ni las medias tintas. Es la hora de la modernización: el desmantelamiento del Estado bienestar.

Capitalismo220101103elpepivin_3

Después de unas cuantas crisis y un abismo económico al que estamos asomados desde 2008 parece que nada se mueve, que no corre sangre por las venas de la sociedad civil, si es que queda sociedad civil. Pero hay movimiento, poco, solo unas palpitaciones, pero lo hay. A veces es Francia la que simula que despierta. Otras, Grecia. Ahora le toca a Italia donde miles de manifestantes se concentraron delante de La Scala de Milán. Se protesta contra los recortes en la cultura, que es una forma de soñar y modificar la realidad. Fuera, llueven los botes de humo; dentro Daniel Barenboim no se muerde la lengua. Imagine.

Italia

LUCA BRUNO (ASSOCIATED PRESS)

Hay noticias que ocupan mucho espacio, solo por su nacionalidad o personaje: EEUU, Obama, Sarkozy; otras, que se atrancan y desaparecen.

La Gran Batalla on line. El bloqueo de la página de Mastercard alerta de una posible guerra de hackers. También se produjeron ataques a una cuenta suiza. Los castigadores son ahora los castigados. El próximo podría ser PayPal que admitió presiones de EEUU para cerrar la cuenta de Wikileaks. Son interesantes el recordatorio de la BBC sobre el caso de Estonia y el reportaje del The New Yorker: On line threat. La posibilidad de una guerra sin ejércitos, sin fronteras que mover ni territorios que conquistar empieza a ser real. Un día sin móviles y sin Internet sería más dañino económicamente que la explosión de una bomba.

La otra gran batalla. El periódico Miami Herald, que de estas cosas sabe mucho, recoge el runrún que vincula a la sueca Anna Ardin, una de las denunciantes de Julian Assange por delito sexual, con la disidencia cubana. La disidencia cubana está muy bien relacionada con la CIA. La única pista visible es un link en su blog con el de Yoani Sánchez.

Premio Confucio de la Paz. China anunciará el jueves el ganador del I premio Confucio de la Paz, con el que pretende rivalizar con el Nobel. La diplomacia china ha conseguido que 18 países boicoteen la ceremonia de la entrega del galardón a Liu Xiaobo, prevista el viernes en Oslo. Esta es la lista de los sospechosos habituales, muchos de ellos de gran tradición en la defensa de los derechos humanos: Pakistán, Irán, Sudán, Rusia, Kazakistán, Colombia, Túnez, Arabia Saudí, Serbia, Irak, Vietnam, Afganistán, Venezuela, Filipinas, Egipto, Ucrania, Cuba y Marruecos.

Noticias de los invisibles. Miles de haitianos se lanzaron a las calles de Puerto Príncipe para protestar por los resultados de las elecciones presidenciales. Su candidato, el cantante Michel Martelly no alcanzará la segunda vuelta por 6.500 votos. Los manifestantes quemaron la sede del partido del Gobierno. Denuncian fraude. Pero el mayor fraude no es la forma de contar o descontar los votos, sino la pobreza crónica y un terremoto que devastó hace 11 meses la capital y del que aún no se ha recuperado.

Un desaparecido. Pronto escribiré una entrada sobre Costa de Marfil, un país al borde de la guerra. Cualquier guerra allí afectaría a Liberia y a Sierra Leona y a la inestable Guinea Conakry. La ONU en lugar de intervenir se marcha. La ONU no es la gente que trabaja en ella, la ONU son los cinco países con escaño permanente en el Consejo de Seguridad y derecho de veto. Cuatro de ellos son los principales vendedores de armas. La paz con una mano, el negocio de la muerte, con la otra. Se llama equilibro democrático.

El personaje. Elizabeth Edwards, 61 años, esposa de John Edwards, ex candidato presidencial en EEUU. Mujer-madre-coraje. Seis años de lucha pública contra un cáncer de pecho le han convertido en un símbolo moral pese a perder la guerra. Johnathan Alter, superviviente de otro cáncer, escribe en The Daily Beast: "El cáncer es un país extranjero, un mero lugar en el mapa para aquellos que no han vivido allí. Yo tuve suerte de regresar a casa. Elisabeth, no".

Las fotos. Slate recoge algunas de las mejores de John Lennon tomadas por Magnum.

La frase. La pronunciada por Mario Vargas Llosa en su discurso de aceptación del premio Nobel de Literatura: "Aprender a leer es la cosa más importante que me ha pasado en la vida".

Leer, aprender a pensar, pensar y cambiar. Ese es el sueño colectivo.

Hay 13 Comentarios

Ganas de llorar da nuestra prosperidad.
Somos más sofisticados a la hora de hacer y decir las cosas, solo eso. Detrás de nuestras elaboradas mascaras de modernos seres humanos está la siempre viva barbarie del más estúpido de los seres vivos, que siendo el único capaz de pensar (según los entendidos) , dedica todo su intelecto y capacidad en mejorar sus condiciones de vidas, entiéndase: contaminar, exterminar, torturar, etc. a su propia especie y hasta los extraterrestres si es que existen y llegan para antes de la autodestrucción.
Sería bueno que se hicieran valer esas palabras de los cuentos infantiles de que el bien triunfa sobre el mal por poderoso y grande que este parezca.

¿Existe la “civilización”?

Will Durant solía decir que “la civilización existe con permiso de la geología y está sujeta a cambios sin previo aviso”, lo cual ciertamente tiene sentido, si partimos de la base de que algún tipo de civilización es posible en primera instancia.

Este, como cualquier otro, no es un tema de reflexión nuevo, a nivel individual. Desde Platón a Nietzsche, desde Gandhi a Ortega y Gasset, muchos pensadores han reflexionado acerca de los orígenes, el futuro, las ventajas, los inconvenientes, lo que es, lo que no es y lo que debería o no debería ser. No obstante todos ellos parten de un mismo paradigma: La civilización existe.

Yo, presuntuosamente, difiero.

Civilización, en su más arcaica interpretación, como la definición del comportamiento de la gente en contraste con la barbarie, no pasa de ser otro de esos grandilocuentes vocablos, vacíos de cualquier contenido empírico -como democracia, justicia, etc.-, que por repetido hasta la saciedad, no deja de ser mas que una palabra hueca, producto de un lenguaje que se creó y se ha perfeccionado, únicamente para que nos podamos seguir engañando los unos a los otros y, así, sobrevivir en esta jungla salvaje en la que cada día que pasa estamos más inmersos.

Si por civilización hemos de entender que la gente ya no se pega con un garrote, sino que las injustas imposiciones se aplican de una forma más sofisticada, efectiva y soslayada, entonces si hemos avanzado en ese sentido. Pero no es la civilización lo que ha evolucionado, sino la barbarie, que se ha vuelto más subliminal y menos evidente, auque no por eso menos brutal con la mayor parte de los individuos de la especie humana y -por extensión- de otras muchas especies. Además, esto no puede ser considerado como civilización, sino, como mucho, como civismo. Un civismo, eso sí, impuesto a base de una educación sesgada y deficiente, acompañada de porras y barrotes -características que, curiosamente, definen la barbarie- y que solo beneficia a unos pocos, siempre los mismos: las clases dirigentes. Un civismo que cuando la porra y los barrotes no son suficientes, recurre a la más pura expresión de la barbarie: la guerra. Un civismo impuesto -palabras estas ya de por sí antagónicas- que, al igual que la religión, nunca tuvo demasiados reparos con el quinto mandamiento.

Ciertamente el concepto de civilización ha sido ensalzado desde el poder, de arriba hacia abajo, al ser ese mismo poder una –autoproclamada- característica fundamental de lo que nos han ensañado debe ser una sociedad civilizada. En otras palabras, la ficticia civilización debe ser buena y necesaria, porque sin civilización las estructuras políticas más complejas -el estado y la iglesia, entre ellas-, no podrían existir.

De hecho, estas instituciones aberrantes y arbitrarias se han fortalecido a costa del resto de la sociedad, de modo que pretenden ser capaces de sobrevivir, incluso cuando la barbarie campe de nuevo por sus fueros, a lo largo y ancho de esta bolita verde-azul que flota graciosamente indiferente alrededor del sol.

Así que la cuestión hoy día ya no es si la civilización existe o ha existido nunca. La cuestión es una cuestión de tiempo: ¿Cuánto va a tardar esta falsa ilusión de civilización en volver a llamarse por su nombre de siempre, barbarie pura y dura?

Hay dos factores que están acelerando exponencialmente la transición de la cruda falacia a la cruda realidad, de la barbarie sofisticada a la barbarie del palo: el abuso y las matemáticas.

El virus de la deficiente educación -creado en un principio por la clase dirigente como medio de embrutecimiento de la clase media y como posible recambio de la mayor mentira jamás creada para sojuzgar a la gente: la religión-, como todos los virus ha mutado, para terminar infectando a sus propios creadores, convirtiendo a la clase financiera y sus subalternos, los políticos, en seres tan ignorantes como el resto de la sociedad. De ahí, que el ser una persona brillante, en términos actuales, sea sinónimo de egocentrismo o de acaparar riqueza hasta límites insospechados.

Siempre me he preguntado ¿Qué clase de inteligencia es esa, que hace que un individuo dedique su existencia a amasar, digamos, mil millones de dólares? ¿Piensa que se los va a llevar a alguna parte? ¿Piensa que va a ser más feliz con su familia? ¿Piensa que va a pasar a la posteridad como benefactor de su especie? ¿Piensa que es más feliz que una persona que tiene justo lo que necesita para realizarse y, al mismo tiempo, goza de tiempo para su familia, sus amigos y todas esas cosas pequeñas que nos hacen sentirnos a gusto? ¿Piensa, en definitiva, que es un ser inteligente? No. No lo es. No pasa del nivel de zafio listillo y es el mero producto de la sociedad de ignorantes que su propia ralea decadente ha contribuido a crear. Y además, ADEMÄS el muy cabrón se va a morir como todos los demás; pero sin haber vivido la vida que realmente cuenta. Pobre bastardo, que desperdicio.

Y el político que jamás a satisfecho los deseos de sus electores, ni los más mínimos, ¿puede considerase a si mismo inteligente? ¿Se considera realizado con el plato de lentejas que el sistema financiero le facilita a cambio de esquilmar a sus semejantes para beneficio de ellos, que ni siquiera de él? Pobre ignorante inculto; que desviado de la realidad se encuentra.

Y entre ambos grupos de incompetentes dirigentes se establece como norma el abuso. Y como la ignorancia es el único inquilino en sus azoteas, el abuso se convierte en desproporcionado y sin límite, con lo que no se consigue otra cosa que matar a la gallina de los huevos de oro.

Y la prueba está ya ahí, en la calle.

Los unos, primero crean una sociedad basada en un ochenta por ciento en el consumo, para, a continuación, cargarse a los consumidores. Los unos y los otros, crean una política de crecimiento infinito basada en la emisión de deuda, que se basa, a sí mismo, en el propio crecimiento infinito; en vez de lo que se ha de basar toda deuda -privada o pública-, que es en la capacidad de devolución de la misma. Para ver lo ridículo que es este último planteamiento, imaginemos que tú vives en un barrio y que planeas pedir una hipoteca de 100.000 euros. Lo normal es que te sientes en la mesa de la cocina, con tu señora, hagas números y veas si el sueldo de tu mujer y el tuyo van a ser suficientes para repagar dicho crédito. Lo que no sería normal es que basases tu petición en el esperado crecimiento económico de tus vecinos del barrio, algo que solo te afectaría tangencialmente, si fueras el fontanero de la zona; y que en ningún caso sería el baremo que definiría tu capacidad para devolver lo prestado.

Y entre ambos grupos de dirigentes brillantemente estúpidos, espejo de la sociedad que ambos han creado -decía-, se esta llegando al punto de que, una vez que se ha exprimido completamente a los consumidores y la emisión de deuda ya no es más una solución (el papel no es otra cosa que papel), poco queda que rascar para las clases dirigentes. Los unos, ya lo poseen todo. Y los otros… bueno, los otros nunca han contado realmente y son irrelevantes.

Pero la gente hambrienta no se va a quedar con los brazos cruzados. O ¿es que son tan inconscientes que piensan que un padre va a dejar morir a sus hijos de hambre o de frío sin mover un dedo? Mientras haya para un cortadito en el bar de la esquina… vale. Pero ¿frío y hambre? No creo que esa rueda de molino vaya a colar.

Y sí, ya conocemos su respuesta. Llegado el caso piensan que pueden contar con las fuerzas armadas y la policía. Ese es un tema que han estado cuidando desde hace bastante tiempo. Pero es que esas fuerzas armadas y esa policía no son de su clase, sino parte de la clase media a la que han estado esquilmado -incluso denigrando- y, a medida que estas organizaciones se conviertan en más y más imprescindibles, no tardaran en darse cuenta de que a los que no se necesita, es a ese uno por ciento que lo acapara todo. Esas organizaciones en solitario podrán dominar lo que quede del mundo, sin necesidad de engreídas élites político-financieras. Ellos, después de más de cien mil años de evolución, tienen el único poder real: la fuerza bruta. Y, encima, la mayoría de los pobres ignorantes de la clase media -los únicos que producen todo y pagan todos los impuestos- apoyarán esta involución. Al menos al principio.

Y entonces habremos regresado a la barbarie del palo -de la que nunca, en realidad, nos hemos alejado demasiado.

Por otro lado están las matemáticas. La más elemental aritmética, para ser más exactos. Todo este sistema está basado en el crecimiento infinito. ¿Cómo se puede ser tan inconsciente como para basar el futuro de una especie en el crecimiento infinito, cuando esta habita en un sistema finito y limitado como es el nuestro? ¿Hasta donde se piensa que podemos seguir creciendo?

Si un hogar compuesto por dos personas, puede vivir razonablemente bien. ¿Como vivirá el mismo hogar con 5 personas y el mismo sueldo? ¿Y con diez personas? Esa es, proporcionalmente, la evolución de la humanidad en los últimos 80 años, y la respuesta es tan evidente que no hace falta formularla. Y en vista de esta panorámica, cuando la solución debería ir por el lado de la cautela, la solidaridad y el ahorro; nuestra sociedad es exclusivamente educada en el derroche, la competición y el gasto.

Y, por otra parte, el crecimiento se ha ido tanto de las manos, que aunque quisiéramos empezar a rectificar el problema ahora mismo, nos encontraríamos, en un breve espacio de tiempo, con un mundo superpoblado de ancianos, que se destruiría a si mismo por haberse convertido en un callejón evolutivo sin salida, lo que ya está ocurriendo en el “primer” mundo.

La aritmética nos conduce al mismo destino, pero por un camino diferente y, como toda aritmética, inexorable. En realidad se solapa con el abuso, acelerando el proceso.

Es una perversa combinación: crecimiento infinito… de la estupidez.

¿Civilización?

¡MI CULO!

Amigos, lo van a respetar en sus derechos porque ellos saben que deben hacerlo, no lo van a tocar porque su nombre es detonador esferico simultaneo, si no se ocupan de los verdaderos criminales, los unicos responsables son ellos;no deben preocuparse, solo ocuparse, salir en panfleto fuera de internet para llegar mas. saludos a todos ustedes nickolas

El mensaje los chinos le mandaron al tio sam:
http://www.newyorker.com/reporting/2010/11/01/101101fa_fact_hersh
Para mi significaba: no somos tan tontos, no lo sabemos todo ni creemos que ustedes lo saben, y tampoco nos creemos que la internet, la guerra cibernética es tan poderosa como los vendedores de software nos quieren hacer creer.
Pero para nosotros, los humanos y nada mas, la libertad de bloggear nos iguala y nos representa tanto como las grandes cadenas mediaticas representan a las grandes potencias.
Potencia virtual, potencia del deseo, potencia al fin.

Todo se tambalea ... ¡Bien! Vamos avanzando.

Cuanta mas informacion hay, mas facil es ser de derechas.

Expresar una opinion en libertad solo beneficia a al que es libre.

No entiendo nada

Lo del premio Confuncio de la Paz de China me recuerda que la URSS también entregaba en su época el Premio Stalin de la Concordia. Neruda ganó uno.

Hay que decir, que un escenario muy preocupante es que los expertos de "interrogacion" norteamericanos lo esten ya "visitando" o esten en camino. Aqui hay mas que la seguridad y la libertad de expresion. Ahora mismo, un gran hombre, editor en jefe de Wikileaks, humanitario, valiente hasta la medula, que le ha hecho un inmenso servicio a la humanidad esta solo en una terrible prision, Wandsworth, SIN ACCESO DIARIO A SU PROPIO ABOGADO DEFENSOR. Pero sobre el cual todos los mas despiadados expertos de "interrogacion" que se digne traer el gobierno britanico (lease de E.E.U.U.) tienen acceso sin control que los pare. Es absolutamente inprecindible tener acceso diario a Assange por que esto no solo permite preparar la defensa, si no que es un control fundamental contra abusos a la persona y seguridad personal de Julian Assange. La tortura si existe en paises como Inglaterra y E.E.U.U.
Also tambien preocupante es que el diario The Guardian este absolutamente callado sobre la negacion de acceso de el abogado de Assange, Stephens, a su cliente. Esto es sin precedente y siniestro. Por favor, averiguenze!

Excelente recopilacion, Ramon. Gracias por lo del Miami Herald y la Anna Ardin, gran sinverguenza con nexos a la CIA.

Que sabes, Ramon, de por que le estan negando al abogado defensor de Julian Assange, Stephens, VER A SU PROPIO CLIENTE hasta el mismo dia de la proxima audiencia, que es la proxima semana? ESTO ES MUY PREOCUPANTE. Assange esta solo, super vulnerable, sin poder ver a su abogado y no puede participar en su propia defensa. Esto es comun para un simple caso de "sexo por sorpresa"? Absolutamente, no. La justicia Inglesa esta quedando como asmerreir, y , peor aun, como siniestra. Es muy preocupante que este gran hombre este solo y aislado de su propia defensa legal. Por favor, investiguen. EL portal de The Australian tiene la informacion donde el abogado dice que no le permiten ver a Assange. Solidaridad con Assange! Dios quiera que no lo esten "interrogando". Aqui algo huele muy, muy mal.

Para no pecar de avaricioso, me quedaré únicamente con la frase: la de Vargas Llosa. Porque lo de los chinos y el premio Confucio no hay por dónde agarrarlo. Supongo que se han creído lo que dijo Miss Panamá (imprescindible ver el vídeo http://www.youtube.com/watch?v=kk8ETsjmjrc ) y ahora están confundidos --como Dinio-- e intentando confundirnos.

Como siempre muy interesante y amplia la vision suerte.

En 1980 John Lennon murio asesinado por un loco que lo espero despues que le habia firmado un autografo.
En 1980 en Argentina viviamos todavia la dictadura.
Yo, era 30 años mas joven, era tonta e ingenua, pero iba captando y acumulando vivencias que ahora son recuerdos lindos o traumaticos....

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal