Ramón Lobo

Kosovo Euskal Herria

Por: | 13 de diciembre de 2010

 

El Gobierno español se enredó de la mala manera en Kosovo. Y allí sigue. José Luis Rodríguez Zapatero y su entonces ministro de Exteriores Miguel Ángel Moratinos decidieron ser más serbios que los serbios. En el lado del reconocimiento de la independencia kosovar se situó casi toda la UE y EEUU; enfrente, Rusia, Rumania, Eslovaquia, Chipre... España eligió bando equivocado: donde no estaban sus aliados naturales, fueran políticos o económicos. El Partido Popular ahorró las criticas a la totalidad porque tenía el mismo problema del PSOE.

Los dos partidos han vivido la independencia de Kosovo (17 de febrero de 2008) como un peligroso virus capaz de contagiar el País Vasco y Catalunya. Casi dos años antes, el 3 de junio de 2006, Montenegro se separó de lo que quedaba de la ex Yugoslavia (Serbia) y lo hizo en las urnas, mediante un reféndum. La UE, a través de Javier Solana, impuso sus condiciones para validarlo: 60% de participación, 55% de apoyo. Se cumplieron. El método pacífico basado en la autodeterminación es un precedente más peligroso para España. No se dio cuenta nadie. Ni siquiera los nacionalistas vascos y catalanes.

 

Los serbios ven en Kosovo la esencia de sí mismos, la cuna de la nación. Cuando un serbio habla de Kosovo, no importa cuál es su visión política ni su preparación, su voz adquiere un tono grave. Es la voz colectiva que se manifiesta a través de bocas individuales. En ese coro nacional deja de expresarse la inteligencia, lo real, solo habla la propaganda, el mito. Los mitos sirven para deshumanizar y matar al otro. Slobodan Milosevic empezó cuatro guerras balcánicas (Eslovenia, Croacia, Bosnia y Kosovo) y las perdió todas. Pese a esos reveses fue un maestro de la manipulación, mezcló cantos de la Edad Media con técnicas de mercadotecnia modernas. Es como si en España se estuviera discutiendo todavía la figura de Don Pelayo, posiblemente una contrucción, no un hecho.

Muy recomendable el libro del antropólogo serbio Ivan Colovic, Politics of identity in Serbia.

De los dos millones personas que viven el Kosovo el 90% son albaneses y querían separarse de Serbia. ¿Cuántos son mayoría en democracia?

La Serbia de Milosevic suspendió la autonomía de Kosovo en 1989. El apartheid de los albanokosovares se agravó. Kosovo nunca fue un paraíso. Allí se enviaba a los funcionarios peor preparados. En 1998 y 1999 hubo una guerra entre la guerrilla albanokosovar del UÇK y Serbia y bombardeos de la OTAN. La mitad de la población kosovar expulsada de sus casas. Muchas de las viviendas fueron destruidas y el ganado tiroteado.

Hubo casos de violaciones de mujeres como arma de guerra, igual que en Bosnia-Herzegovina.

Tras los bombardeos de la OTAN y la derrota de Milosevic, que acabó en La Haya, la provincia serbia quedó bajo protección de la ONU. La base legal era la resolución 1244. La comunidad internacional no sabía qué hacer. La independencia no era la solución favorita para Francia y Alemania. El sucesor de Milosevic en Belgrado, el reformista Zoran Djndjic, fue asesinado el 12 de marzo de 2003 y Serbia vivió una involución. Los maltratadores seguían en el poder. Cuando Kosovo se independizó hace dos años, Serbia acababa de arrancar su segunda transición. Ya era tarde.

 

País Vasco y Catalunya tienen una amplia autonomía y libertad de enseñar y usar su idioma. No hubo limpieza étnica como en Kosovo.

Conocí en Serbia a un senador del Partido Popular que me explicó la situación a su manera: “Es como si Almería se llena de marroquíes y después quieren hacer un referéndum para independizarse”. Este alto cargo era observador electoral pagado por los presupuestos generales y ni siquiera había leído un libro.

La ministra Carme Chacón retiró las tropas delante de las cámaras de televisión. Una decisión de este calado debía contar con el apoyo de Zapatero. Los papeles revelados por Wikileaks demuestran que la retirada no sentó nada bien a la Admistración Obama. No era la primera vez que había espantá. La anterior fue en Irak en 2004. España se ha especializado en retirarse con prisa, de mala manera y sin sentido de Estado, como si las relaciones exteriores pudieran ser arma de pelea en un patio de vecinos.

Serbia se mueve, Kosovo se mantiene estancado. Los Balcanes miran a una UE cerrada y en crisis. En las elecciones legislativas de Kosovo celebradas el domingo ganó el partido de Hasim Thaçi, el ex jefe de la guerrilla UÇK. Pero lo importate es que Albin Kurti, un contrasistema, ha quedado tercero con el 16% de los votos. Es el grito de protesta que empieza a tomar cuerpo en Europa. El discurso de Kurti está más cerca de Mayo de 1968 que del compadreo de las autoridades que gestionan la escasez en medio de una altísima corrupción.

Hay 11 Comentarios

Esta entrada me ha llamado la atención por el titular.
Es cierto que no se ha producido una limpieza étnica en el país vasco, pero si se ha vivido una guerra. Yo estoy de parte de los afectados como casi siempre. Este tipo de guerra silenciosa y sólo bélica en forma de brotes terroristas (la población civil es objetivo y se encuentra desarmada y sin el apoyo de los cuerpos de defensa) no se ha vivido en Catalunya. Por eso no entiendo la alusión en el cuerpo del artículo.
Por último, me ha agradado mucho que el asunto del artículo fuera Kosovo y la omisión espeluznante al respecto, de todos los países vecinos y de la comunidad internacional a la hora de evacuar, proteger y defender a la población civil de los ataques bélicos.

Me adjunto a la petición de J.R. Me temo que lo esperaremos un buen rato El diario El Pais no se digna de publicar la noticia................... Que parcialidad amigos. Triste a mas no poder.

Por cierto, Sr. Lobo esperamos un proximo comentario suyo sobre el artículo publicado hoy por el prestigioso diario británico "The Guardian", en el que en base a un informe del Consejo de Europa se acusa al veterano lider, recien reelegido primer ministro de Kosovo y ex-guerrillero (¿o ex-terrorista?) Hashim Taci, nada menos, y entre otras cosas de lo siguiente: liderar el crimen organizado de la región, ejercer un "violento control" sobre el tráfico de "heroína y otros narcóticos"; tomar el control de "la mayoría de las empresas criminales ilícitas" y de organizar "una trama dedicada al asesinato de serbios y posterior tráfico de sus órganos". Vamos, que yo diría que ni el vilipendiado Milosevic se atrevió a tanto.
Le rogaría Sr. Lobo nos diese su opinión al respecto y, en su caso, nos volviese a insistir para que reconozcamos como país soberano, libre y democrático a semejante "entidad", a la que algunos gobiernos no del todo respetuosos con la legalidad internacional dan la consideración de estado independiente de Kosovo". Gracias.
La información aquí:
http://www.guardian.co.uk/world/2010/dec/14/kosovo-prime-minister-llike-mafia-boss

más allá de lo que diga la ONU, que no deja de ser una fiesta donde cinco bailan y los demás tocan las palmas, o el tribunal de la Haya, donde no sé cuando empieza el juicio contra Bush, Blair, Barroso y nuestro querido Ansar; más allá aún de las legalidades de cada estado, impuestas en la gran mayoría de los casos por las naciones dominantes a los pueblos minoritarios, yo creo que no se puede, ni se debe ni es bueno para nadie, retener a un pueblo en un estado en el que no se siente cómodo.

Para ser un "experto" el Sr. Lobo se olvida un importante detalle que marca la diferencia entre Kosovo y Montenegro. Los montenegrinos formaban una de las republicas federadas de Yugoslavia. Y como tal desde la constitución de 1974 tenían derecho a la autodeterminación. La independencia de Montenegro se limitó a seguir los cauces expresamente previstos para ello. Por su parte Kosovo no era una de las republicas que componían Yugoslavia. Formaba parte de la Republica Serbia y no había legislación que reconociera ningún derecho de autodeterminación. Exactamente igual que ocurre con Cataluña o Euskadi, u Osetia del Sur, por ejemplo. Por otra parte el Tribunal Internacional de la Haya NO ha declarado que la independencia de Kosovo sea legal. Ha dejado esta cuestión en manos de la ONU. Lo que ha dicho (y podemos imaginarnos las presiones que habrá recibido este organsimo durante este tiempo leyendo los cables filtrados por Wikileaks sobre la diplomacia estadounidense y Kosovo) es que declarar independencias no es en sí ilegal. Para entendernos, si yo declarara la independencia de mi calle, no estaría cometiendo una ilegalidad a ojos del tribunal penal internacional. Lo que no quita para que ni mi calle ni Kosovo sean estados legales. Es el consejo de seguridad de la ONU el único organismo facultado para legitimarlos. Y ni lo ha hecho ni se espera que lo haga a corto o medio plazo. Para terminar Sr. Lobo, sepa Vd. que, entre otros muchos, ni el pais más poblado del mundo (China) ni la democracia más grande del planeta (India) ni el pais más importante de Iberoamérica (Brasil) han reconocido la autoproclamada independencia de Kosovo. Solo para que no confundamos a Estados Unidos y sus aliados con la "comunidad internacional", la parte con el todo.

toda declaración unilateral de independencia es ilegal, porque si no dejaría de ser una declaración unilateral de independencia.
La independencia no te la regalan, se toma.

¿Qué hubiera pasado si Wikileads hubiera publicado las negociaciones mientras estaban en curso?

Según el Tribunal Internacional de Justicia, la declaración unilateral de independencia en general no es ilegal en sí. Eso es todo lo que dijo el dictámen.
Que esta es ilegal lo sabe todo el mundo, lo diga o no.

La independencia de Kosovo es legal según el presidente del Tribunal Internacional de Justicia de la ONU.
http://www.elpais.com/articulo/internacional/independencia/Kosovo/legal/elpepuint/20100723elpepiint_2/Tes

Dice el articulista: "El método pacífico basado en la autodeterminación es un precedente [Montenegro, 2006] más peligroso para España. No se dio cuenta nadie. Ni siquiera los nacionalistas vascos y catalanes".

Esto es totalmente falso. Como dice el comentario 1, los nacionalistas vascos y catalanes siempre han rechazado parecerse a Kosovo, e incluso han mostrado su sorpresa por la actitud de PSOE y PP. Varias veces lo dijo el PNV; lo argumentaron CiU y ERC, entre otros. Las hemerotecas están para eso. En cambio, cuando las elecciones de Montenegro, hubo varias 'excursiones' de universitarios y profesores catalanes, por ejemplo, y referencias positivas de la clase política catalana -y me imagino que vasca-, recordando que era un proceso pacífico y avalado por la UE.

Lo más sorprendente es que, en el fondo, Kosovo se ha independizado sin tener en cuenta el Derecho Internacional. De haberlo decidido hace una década, nadie hubiera dicho nada; ahora, mal que me sabe, tiene razón Rusia al recordar que los casos de Abjasia, Osetia del Sur, Naborno-Karabaj, Transdniéster... no son tan distintos. Pero más patético aún es que España no destaque esto, y hable de política interna (¿?) en lugar de derecho internacional. Patético.

Las comparaciones entre Kosovo y Euskadi son infundadas, sin duda. Pero se las toma más en serio el Gobierno que los nacionalistas.
Por otro lado, la composición étnica actual de Kosovo viene de la violencia intercomunitaria de los años 80 y 90. No es un ejemplo positivo de autodeterminación (a fin de cuentas, al final, los únicos desplazados son siempre los serbios, sea de Knin, de Vukovar, o de Prizren). Y es un precedente de flagrante violación del derecho internacional (sólo hay que leerse la Resolución 1244 y ver lo que ha pasado).

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal