Ramón Lobo

Vender motos en Afganistán

Por: | 06 de diciembre de 2010

Captura de pantalla 2010-12-06 a las 15.10.39
"Hay que conquistar las mentes y los corazones de la gente". Es una frase brillante pero tardía que aparece en el lenguaje de los políticos y militares (también son políticos) cuando es demasiado tarde y se ha perdido todo. El último ejemplo es Afganistán, donde se lucha más por mimar el escaso apoyo de nuestras opiniones públicas que en ganar una guerra imposible. No hay medios militares ni voluntad política para vencer. Si no se quiere ganar y pagar el precio por ello, la guerra siempre se pierde.

Una encuesta realizada en el país centroasiático entre el 29 de octubre y el 13 de noviembre de 2010 por el Afghan Centre for Socio-Economic and Opinion Research ofrece datos relevantes: el 27% de los preguntados asegura que los ataques contra las tropas de la OTAN están justificados, se trata de la cifra más alta desde 2005. El apoyo a la lucha contra los talibanes se mantiene en un 23% pero ha subido al 73% los que favorecen una solución negociada con ellos.

Es a lo que se tiende; ahora solo hay que vestirlo para poder afirmar en 2014 lo contrario que decíamos en 2001.

El sondeo, del que se hace eco la BBC, no ofrece sorpresas, pero aporta pistas. La principal es que se realizan sondeos occidentalizados en Afganistán. No parece que sea el país más adecuado por guerra, inseguridad, tradición y analfabetismo (84% de las mujeres y más del 50% de los varones no saben leer y escribir) para producir resultados demoscópicos precisos.

No se buscan instrumentos eficaces para mejorar o imponer una gobenanza, solo se quieren datos para vender motos, sin importar su verosimilitud. El objetivo es el optimismo, el "estamos avanzando" de Obama hace unos días en la base de Bagram, aunque no se avance.

El general David Peatreus, que dio la vuelta a la tendencia negativa de EEUU en Irak, no consigue ser tan creativo en Afganistán, más complejo y montañoso. En Irak selló a mediados de 2007 un pacto económico y político con la insurgencia suní y la colocó en la vanguardia de la lucha contra Al Qaeda en Irak. Tras decenas de miles de muertos, propios e iraquíes, EEUU logró una retirada honorable, lo suficiente para que sin ser una victoria no parezca una derrota.

Petraeus ya ha hecho su primer gran descubrimiento en Afganistán y así se lo ha revelado a la cadena estadounidense ABC: es imposible garantizar una victoria en 2014, fecha de la retirada tentativa.

Afganistán se encamina hacia el décimo año de presencia norteamericana. EEUU va a superar a la difunta URSS en permanencia en el país centroasiático. Una guerra no se puede ganar, pero tampoco perder por la diferencia de armamentos. Lo saben los estadounidenses, lo saben los talibanes. El empate técnico favorece la negociación. Y eso es lo que ahora se está moviendo entre bambalinas.

Los cables diplomáticos revelados a través de Wikileaks no contienen sorpresas. La única novedad es que EEUU sabe -y sus diplomáticos escriben de ello- que la Adminsitración Karzai es ineficaz y corrupta y que Walid, el hermano del presidente, es un narcotraficante. El soborno de funcionarios costó en 2009 más de mil millones de dólares, el doble de lo que se pagaba en 2006, según Integrity Watch Afghanistan.

EEUU y el resto de sus aliados libran una guerra junto a los afganos más equivocados. Hubiera sido más barato comprarse los talibanes.

 

Ahmed Rachid, gran conocedor de los talibanes, en una entrevista en Mayo de 2010.

Los talibanes en 1996, tras tomar el poder en Kandahar, donde ahora los estadounidenses tratan de asentar su control.

 

Tras la liberación, después de que una coalición liderada por EEUU y la OTAN expulsara del poder a los bárbaros del turbante, quedan los otros bárbaros, amigos de los libertadores. De unos asesinos a otros asesinos delante de una población civil que tras más de 30 años de guerra ha aprendido el valor del silencio y del teatro: la simulación, salva; la exposición, siempre mata.

 

Hay 13 Comentarios

motos en um teritorio tan acidentado, el ISLAM no esta ganando terreno, solo que las malas personas lo estan usando como escusa para matar

Realmente históricas estas imágenes

Si ya no puedes matarlos a todos arráncales el cerebro y el corazón, es otra forma de asesinar, más elegante y civilizada. De hecho es la que se practica en el Occidente desarrollado desde hace muchos años.

Ante todo, FELIZ ANO NUEVO 1432 Hiyiria a todos, tanto mosulmànès, cristianos, judios y todos los démàs hombrès y mujères de nuestra tierra. Por cierto, si poco gente està informada, ya que no hé visto ninguna informacion sobre el tèma en los medios de prensa españolès hoy, serà por el estado de alarma por la huelga de los controladorès, puès mañana es el primer dia del mès de MOHARRAM, primer mès del calendario musulmàn. Saludos

Totalmente de acuerdo con MUSULMAN.
A pesar de ser Agnostico.
Los genocidas tendran que salir como ratas.
Como estan muriendo.
Es otro Vietnam.
El imperio esta en picada libre.

Si se tratara de una guerra total contra el Islam, el Islam tendria todas las de perder.

Hay que tener en cuenta que hasta el año 2001, Afganistan era el ÚNICO pais ,del globo terrestre, que gobernava con la ley islámica o sharía (esto solo lo sabemos los musulmanes porque es nuestro objetivo).
El compañero dice que el motivo de la invasión fue por motivos ecnómicos, le digo que se equivoca señor, hay paises árabes y/o musulmanes que tienen mucho más recursos naturales, pero no fueron el objetivo de los EEUU, porque se han esclavizado para este.
Aparte de leer y escuchar solamente las noticias, es bueno saber un poco sobre la religión islámica (digo islámica porque es el único objetivo de occidente), seguro que cuando mas se sabe de algo mas se entiende lo relacionado con el.

Los Emiratos Árabes Unidos son uno de los países que más inversiones tiene en EEUU .

ni Islam, ni recursos naturales, ni Afganistán, ni EEUU, ni 11S, ni miseria, ni leches, aquí lo único importante es el pescaito en salsa que me voy a zampar ahora mismo. va por ustedes

¿El Islam? ¿De verdad creéis que es por el Islam? ¿En serio pensáis que a una superpotencia con problemas energéticos y económicos le preocupa quien sea el hijo de un carpintero o con quien hable Alá? Desde luego, es que no sois más tontos porque no os dais con más fuerza contra el pico de una mesa. Afganistan sólo interesa por los recursos naturales y su posicion geográfica respecto a los sistemas para transportar gas y petróleo. El resto importa un pimiento.
 
 
Si no fuese por esos motivos, el nombre de Afganistán no se pronunciaría en los informativos en años. A quién le puede importar el destino de un país desértico, con millones de paupérrimos analfabetos sumidos en guerras civiles y luchas intestinas entre los señores de la guerra. Sus creencias religiosas le importan a EE.UU. un bledo.

Los aliados, con Estados Unidos a la cabeza, están más pendientes de salir de ahí minimizando el coste económico, militar, moral e informativo que de arreglar realmente el desaguisado que ellos mismos han ayudado a crear.

Una guerra de las características de las de Afganistán no se puede ganar exclusivamente con una intervención militar a golpe de Tomahawk y M16. En este sentido, es más que recomendable el libro de Greg Mortenson titulado 'Tres tazas de té'.

La educación y la inversión social han sido el talón de aquiles de esta guerra. Ni se ha vendido bien (si ese es el término más adecuado) en Occidente ni en el mundo islámico.

Por qué cosa hay que dialogar con los Talibanes?
Aceptáis que vengan de Rabat a dialogar por el gobierno de Madrid????? Es que es ilogico, no hace falta ser muy listo para entender que la guerra es contra el Islam.

No tengamos miedo ni verguenza para decir en alto que el ISLAM está ganando terreno. Es fácil de ver, gracias a esta guerra muchísima gente descubrió el islam (propagación de estados unidos y europeos).
Es bueno reconocer la verdad!!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal