Ramón Lobo

'No go zones' en EEUU

Por: | 11 de enero de 2011

Los 20 Estados de EEUU con más muertes por armas de fuego, según recoge The Daily Beast:

#1, Misisipí.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 18.3.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 4 de 50.

#2, Arizona.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 15.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 1 de 50.

#3, Alaska.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 17.6.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 11 de 50.

#4, Arkansas.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 15.1.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 7 de 50.

#5, Luisiana.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 19.9.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 23 de 50.

#6, Nuevo México.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 15.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 6 de 50.

#7, Alabama.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 17.6.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 27 de 50.

#8, Nevada.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 16.2.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 22 d 50.

#9, Montana.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 14.5.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 10 de 50.

#10, Wyoming.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 14.5.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 8 de 50

#11, Kentucky.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 14.4.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 5 de 50.

#12, Virginia Occidental.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 14.8.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 25 de 50.

#13, Tennessee.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 15.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 31 de 50.

#14, Oklahoma.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 13.4.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 17 de 50.

#15, Idaho.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 12.5.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 2 de 50.

#16, Georgia.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 13.1.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 13 de 50.

#17, Misuri.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 12.9.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 12 de 50.

#18, Carolina del Sur.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 13.4.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 20 de 50.

#19, Carolina del Norte.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 12.3.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 28 de 50.

#20, Florida.
Muertes por armas de fuego por cada 100.000 habitantes: 12.5.
Puesto en el ránking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego: 41 de 50.

Hay 35 Comentarios

Parece que lo que el autor pretende decir con estos datos es que no debemos visitar estos estados dado que su permisividad sobre la tenencia de armas de fuego hace que se produzcan más muertes por herida de arma de fuego y, por lo tanto, estos Estados son más peligrosos para el visitante.
No dice el autor que más de la mitad de estas muertes son suicidios y que la mitad de los suicidios e producen por otros métodos. Los suicidas no suponen peligro para nadie más que para ellos mismos.
El artículo citado por el autor y de donde saca su lista dice bien claro que es muy difícil encontrar una relación entre tenencia legal de armas y muertes violentas. Este punto ya ha sido refrendado por varios estudios con datos a nivel de estado o internacionales.
También deja bien claro el artículo citado que, de los veinte estados con leyes más restrictivas sobre control de armas, siete tienen tasas de muerte por herida de arma de fuego por encima de la media nacional.
Entre las 10 ciudades con tasas más altas de crimen violento, 6 están en los 10 estados con leyes más restrictivas sobre control de armas (usando la calificación del Legal Community Against Violence) y entre las 10 ciudades con tasas más altas asesinato, 4 están en los 10 estados con leyes más restrictivas sobre control de armas.
Al sr. Lobo se olvida mencionar estos datos.

Creo que esta información, sin un contexto, confunde. Estos estados no son "no-go zones", como dice el titular. Da la impresión de que matan a gente todos los días y que si no te dan un balazo, te atracarán con un machete.

No es lo mismo dar esta información en EE.UU., donde conocen y viven la realidad de las armas, que en España, donde la imagen que llega está muy distorsionada por la distancia y los extremos del debate de las armas.

Yo añadiría Iowa, aunque en tono de humor… Más que nada para quitar un poco de hierro al artículo.
....
Una noche en Iowa
.
Alvin estaba medio congelado, a pesar de que en su interior ardía un sordo cabreo que le hacia maldecir su suerte.
—Puto maricón. —gritó, para instintivamente echar un vistazo a su alrededor, por si alguien pudiera haber oído su políticamente incorrecto exabrupto.

Algo poco probable, dadas las circunstancias.

Eran alrededor de las tres de la mañana de una cerrada noche, encapotada y sin luna. La oscuridad era total, —Tan negra como los sueños de un viejo —pensó con desmayo. Y allí estaba él, de pie, con las manos profundamente enterradas en los bolsillos del anorak y en medio de la nada —a no ser que aquella sinuosa carretera de montaña, del interior de Iowa, pudiera ser optimistamente considerada como alguna parte del mundo civilizado.

La helada que estaba cayendo era de las que hacen historia y la temperatura debía rondar los ocho grados bajo cero, lo que obligaba a Alvin a moverse nerviosamente de un lado para otro, tratando de reponer el calor que su cuerpo perdía indefectiblemente a través de su atuendo invernal; el cual, aunque apropiado para ir a comprar el periódico al quiosco de la esquina, distaba mucho de ser el vestuario ideal para hacer una expedición al polo norte. O pasar una noche al raso en el norte de Iowa en el mes de noviembre, lo que no debe distar mucho de las proezas del buen Admunsen.

De vez en cuando el aullido melancólico de un lobo se escuchaba a lo lejos, para después ser educadamente contestado por algún otro líder de manada, incapaz de conciliar el sueño, en alguna otra parte de aquellas montañas. Aunque para hacer honor a la verdad, el término “melancólico” no era el primero que le venía a la cabeza a Alvin en su actual situación.

—Me cago en la leche puta. —murmuró, esta vez, entre dientes, tal vez para no llamar más la atención de los amenazadores depredadores. Aun así, volvió a girarse para estar seguro de que no gozaba de ninguna indeseada compañía, acechando en la impenetrable oscuridad de la montaña que se elevaba a su espalda. No detectó nada, paro eso no le hizo sentirse, de ninguna manera, mejor.

—Joder, que día de mierda —recapacitó, tiritando, entre cabreado y nervioso. Y ciertamente aquel día no había sido el mejor de su vida. Había comenzado con la rotura de una biela del motor de su viejo y diminuto Honda, unas cuantas horas antes y unas cien millas más atrás de donde ahora se encontraba. Y aunque sus conocimientos de mecánica no iban más allá del cambio de un neumático, si fueron suficientes para comprender que el coche había decidido terminar su penosa existencia en aquel preciso instante y, de paso, estropearle completamente el día. Después vino la espera hasta que una amable ancianita, con una destartalada camioneta, unos labios carmín exageradamente pintados y una pegajosa conversación, se apiadó de él, lo recogió y lo condujo hasta la gasolinera más cercana. Y fue allí donde aquel inmenso camionero que, grotescamente, se estaba dando un festín de hamburguesas, patas fritas y café, se ofreció a llevarle hasta Forest City, el destino final de Alvin, a unas 300 millas de distancia de aquella apestosa cantina de carretera secundaria.

—Maldito cerdo pervertido —recordó, al tiempo que una involuntaria arcada trató de abrirse paso a través de su garganta, para morir, ahogada, en un baño de ácidos que inundó su boca. Y no fue producto de haber comido algo en mal estado, sino, más bien, del recuerdo de haberse despertado, en la cabina de aquel inmenso camión, con una extraña erección. Y con una inmensa mano peluda acariciando sus genitales. Aquel bruto de 150 kilos era capaz de conducir con una mano, pasarse la lengua por los labios, lanzar besitos, y agarrarlo por la entrepierna al mismo tiempo. Toda una demostración de multifuncionalidad; en otra circunstancias… —Hijo de la gran puta. ¡Ojala te vayas por un precipicio con tu jodido camión-burdel! —Deseó Alvin con vehemencia, incapaz de recobrar la compostura.

Como era de esperar de alguien que no tiene planeado ampliar sus horizontes sexuales en un futuro cercano, Alvin exigió que parase aquel trasto inmediatamente y lo dejase allí mismo, petición que aquel cafre pareció meditar por unos minutos interminables. Y después de, aparentemente, decidir que no valdría la pena romperle el cuello a aquel blando blanquito de Forest City, el inmenso toro grasiento paró el camión y le permitió abandonar el vehiculo, no sin antes lanzarle un último besito, que casi hizo caer a Alvin desde al cabina.

Ahora, después de varias horas en las que no pasaba ni un solo vehiculo por aquella fantasmal carretera, Alvin no estaba tan seguro de que sería mejor: —Homosexual vivo o heterosexual, muerto por congelación. —Y esa extraña disyuntiva aún consiguió arrancarle una leve y pasajera sonrisa a su aterido rostro.

No le duró mucho. El intenso frío y una densa niebla que comenzaba a rodearlo, le hicieron volver a su cada vez más desesperada realidad

Hacía muco tiempo que Alvin había dejado de creer y aborrecía todo lo que —según él— atufaba a religión, pero, tal vez, por esas deformaciones educativas de la infancia que nos acompañan inexorablemente a lo largo del resto de nuestras vidas, se encontraba en este momento hablando con Dios. Lo penoso de su situación, sin duda, también contribuía a su actual confusión.

— ¡Dios mío, si pasara algún coche me colocaría en medio de la carretera y lo haría parar! —imploraba—. ¡Dios mío, si no me ayudas, no creo que llegue a mañana!
Y el coro de su plegaria parecía ser entonado por los cada vez menos melancólicos y más cercanos aullidos de los lobos, lo cual parecía inducir a Alvin a continuar con su letanía con más intensidad y devoción.

De repente, en medio de su espontánea oración, escuchó un sonido diferente, a varios metros de distancia, lo que puso todos sus sentidos —y la mayor parte de los pelos de su cogote— en estado de máxima alerta. Se quedó tan inmóvil como una roca y agudizo su oído, pero aun así no consiguió identificar la fuente del ruido, como un runrún, que se acercaba lentamente hacia él. No fue capaz de tomar una decisión y, por otra parte, aquel murmullo crujiente no parecía ni humano ni animal. Aunque esto no le resulto, en absoluto, tranquilizante. De este modo, el pánico y la indecisión lo mantuvieron petrificado y clavado en el mismo sitio, al pie de la carretera.

La oscuridad y la ya impenetrable niebla hacían imposible distinguir nada más allá del alcance de la mano y el murmullo, por otra parte, aumentaba y se aproximaba inexorable hacia él. Y de repente lo vio.

Justo a dos o tres metros, enfrente de él, un inmenso coche completamente negro comenzó a hacerse visible. El vehiculo discurría lentamente, sin luces y con el motor apagado; pero la extrema agitación de Alvin no le permitía evaluar estos pequeños detalles. Supo, con claridad meridiana, que o aprovechaba esta oportunidad caída del cielo, o mañana tendrían que recogerlo con la ayuda de un soplete.

Así que, cuanto el coche negro pasaba justamente por delante de él, Alvin abrió la puerta de atrás y saltó dentro del vehiculo.

— ¡Perdonen! ¡No se asusten! —Imploró, casi gritando— ¡No quiero hacer daño a nadie! ¡Solo deseo que me acerquen a la próxima gasol…! —y, de repente, se dio cuenta de que el gran coche negro estaba completamente vacío. De nuevo, su mente quedó en blanco, su cuerpo petrificado, sus pelos como alambres electrificados y sus manos agarradas con fuerza a los respaldos de los asientos delanteros. Eran sus ojos los únicos que bailaban a gran velocidad, tal vez, intentando encontrar una explicación a lo inexplicable. Y fueron sus ojos los que, a pesar de la deficiente visibilidad, fueron capaces de percibir que el vehiculo de dirigía directo hacia el precipicio, al final de la curva. Paralizado, sus uñas se clavaron aun más en el cuero de los asientos. Sabía que tenía que bajarse inmediatamente o moriría en el fondo del barranco junto con aquel ataúd negro de lata, pero no podía moverse. Y justo, en el último instante, cuando el vehiculo estaba a un par de metros del precipicio, un fantasmagórico brazo unido, en su extremo, a una huesuda y blanquecina —como suele ocurrir con casi todos los brazos— apareció de la nada y giro el volante, haciendo al vehiculo enfilar la carretera nuevamente.

Y no es que aquella mano huesuda le hubiese recordado aquella otra regordeta y peluda de hacía unas horas. No, no fue eso. De hecho su cerebro no estaba para rememoraciones ni razonamientos. Era ahora su medula espinal la que había tomado control de la situación con órdenes directas a los músculos. Así que Alvin abrió la puerta del gran coche negro, saltó fuera y empezó a correr y correr carretera abajo, como alma que lleva el diablo —nunca mejor empleado el término.

Nunca fue consciente del tiempo que estuvo corriendo. Tampoco prestó atención a sus pulmones a punto de estallar. Su única idea era poner tierra por medio de aquella terrible alucinación en forma de gran coche negro.

Finalmente distinguió una aureola brillante a la vuelta de una curva, que, al acercarse, se fue materializando en una gasolinera. Llegó allí gritando y haciendo aspavientos al único empleado que se encontraba detrás del cristal de la oficina. Este abrió la puerta y le invitó a entrar y calmarse.
Alvin no paraba de repetir la extraña historia del coche negro mientras que el empleado preparaba un café y lo miraba de reojo.

Finalmente, el café, la iluminación y la amabilidad del empleado empezaron a surtir efecto y Alvin comenzó a recuperar la compostura.

—No se preocupe —dijo finalmente el empleado—, al próximo coche que pare a echar gasolina, le pediré que le acerque hasta el pueblo, donde podrá pasar la noche. Ahora tómese el café y cálmese.

—Muchas gracias —consiguió balbucear Alvin. Y pasaron en silencio los siguientes minutos.

Al cabo de un rato una bocina indicó al empleado que un cliente necesitaba sus servicios. Este abandonó la oficina para regresar unos minutos más tarde.

—He hablado con los del coche de ahí afuera y está de acuerdo de acercarle al pueblo.

—Muchas gracias de nuevo —Dijo Alvin poniéndose en pie y dirigiéndose hacia la puerta. Y al abrirla pudo claramente distinguir el coche negro.

Su cerebro ya había tenido demasiado. Gritando como un poseído empezó a correr de nuevo carretera abajo hasta perderse en la oscuridad de la noche.

Oooo000oooO

Amos y Bertha, un apacible matrimonio de sexagenarios de Manson City, se encontraban cómodamente recostados en su amplio Cadillac negro del 66. Estaban realmente cansados, después de haber tenido que empujar el coche durante varias millas hasta la gasolinera, por haberse quedados sin combustible. Y desde su posición pudieron ver a aquel loco salir gritando como un poseído y correr carretera abajo.

— ¿No es ese el individuo que se subió en el coche cuando íbamos empujando? —preguntó Bertha a su marido.

—Creo que sí —dijo Amos—. El muy desconsiderado podría habernos ayudado.
.
Una Noche En Iowa – Dugutigui
http://damantigui.wordpress.com

Lo que parece claro es que la posición en el ranking de permisibilidad legal en la venta de armas de fuego es un indicador muy claro de lo que va a suceder.

Por otro lado, las políticas sociales tienen que ser efectivas. Y que nadie se engañe: España no está en quiebra por gastar dinero en política social, porque es precisamente uno de los países con menor gasto social en toda Europa. El despilfarro que lleva a la quiebra a un país no tiene nada que ver con la política social.

Escasísima capacidad de diálogo y una execesiva tendencia al recurso fácil del insulto y la descalificación. Caballeros, eleven el nivel de su discurso.

APENAS ISSO ?
SOLAMENTE TAN POCAS MUERTES EN EE.UU ? (por arma de fogo, em média de cem mil pessoas ? ).

AQUÍ, NO BRASIL, NOS ÚLTIMOS DEZ ANOS, OITO (08) DO GOVERNO LULA DA SILVA, morreram, por arma de fogo, 325.551 (números oficiais, a REALIDADE é muito maior).

Ou seja, aquí no Brasil, onde é dificilímo comprar uma arma de fogo, OFICIALMENTE, POR GENTE HONESTA, PARA SE DEFENDER, morrem POR ANO, a média de 32.555 pessoas. Em 10 anos, no Brasil, de LULA DA SILVA, segundo a Revista ÉPOCA.br, MORRERAM MAIS DE SEIS (06) VEZES mais brasileiros do que TODOS OS AMERICANOS NA GUERRA DO VIETNÃ. E da COREIA. E na WW II...

EU sou brasileiro. Mas SOU CONTRA A COPA DO MUNDO DE 2014 NO BRASIL.

EU SOU BRASILEIRO. MAS SOU CONTRA AS OLIMPÍADAS DE 2016 NO BRASIL.

HÁ COISAS MUITO MAIS IMPORTANTES a serem resolvidas no Brasil do que fazer "FESTA", com os póbres do lado de fora da..."FESTA".

SOU PATRIOTA. MAS NÃO SOU IDIOTA.

OS EUA/USA têm poucas, pouquíssimas, mortes por Armas de Fogo. LÁ, A COMPRA É LI-BE-RA-DA. Ou quase.

E, nos EUA/USA não há, felizmente, TOUROMAQUIA.

HÁ MENTIRAS. E HÁ MENTIRAS --COM ---ESTATÍSTICAS.

No hay correlación estadística entre el acceso a las armas y la cantidad de muertes por cada 100mil habitantes, hagan la prueba.
La mayor parte de los casos de fallecimientos que involucran armas de fuego están relacionados con la tenencia de armas ilegales y por tanto el acceso legal a ellas poca incidencia podría tener en el indicador.
Aunque interesante, la información está sesgada y no lleva a mayor conclusiones.

Yo creo que Ramón Lobo no recomienda nada en el titular, ni creo que sea su intención. Simplemente muestra una opinión telegráfica amparándose en unos datos que son los que son.
Y aunque recomendase no viajar a esos Estados o tener precaución, pues tampoco me parece nada irresponsable. El gobierno de USA ahora mismo mantiene una alerta de viaje a Europa por el tema del terrorismo yihadista para sus ciudadanos y da unas cuantas recomendaciones.

La legislación en USA sobre armas es de las más permisivas a nivel mundial, no porque existan poblaciones o viviendas aisladas, sino que es parte de su Historia y está reflejado en la segunda enmienda de su Constitución. No es una cuestion de viviendas aisladas, es una cuestión cultural y de atraso. Los Estados más avanzados son los más rectrictivos. Una investigación que salió en Washington Post hace poco tiempo mostrababa que la mayor parte de las armas del narcotráfico mexicano proceden de Texas y Arizona; solo en Houston hay 300 armerías y en la frontera con Mexico hay 7500.

Yo añadiría que los estados que aparecen en este listado corresponden casi en su totalidad a los estados menos desarrollados (en su mayoría del Sur), con una densidad de poblacíon menor a la promedia. No hay que descartar los factores económicos, que quizá tengan mucho que ver con este asunto. El que la gente recurra a las armas puede ser símptoma de la ineficacia de las vías legales, teníendose en cuenta que estos estados también son los que menos invierten en servicios sociales. Que tampoco es decir que no haya que limitar el acceso a las armas a lo loco, pero bueno.

Saludos desde Minnesota

hugo, eres un simplista. vivimos en la misma ciudad pero tu pareces no entender nada.
suerte tio listo.

Hugo:
Ya se nota que está usted encantado de conocerse, cosa que dudo que le suceda a nadie más. Si dejase usted de insultar y prestase algo de atención a lo que dicen los demás vería que la cita de Moore y su película que versa sobre muertes violentas en los EEUU era para señalar que incluso él pone en duda que haya una relación inmediata entre el número de armas y el número de muertes por disparos.
Yo no veo el mundo a través de películas propagandísticas. Alguien que como usted se autocalifica de inteligente me resulta un tanto patético.
Lo que ya resulta ciertamente revelador de su carencia de inteligencia es la sugerencia de que Soros (que huyó de la Hungría comunista cruzando un río a nado) financie alguna clase de propaganda comunista.
Es usted un tipo lamentable y si invita a todo el que no piense como usted a no ir a los EEUU ¿Qué hace usted en un blog español?
Y a Ander: tengo ninguna simpatía por el antiamericanismo incluso he visitado una base militar americana en Europa invitado por amigos soldados de la USAF. Simplemente trato de conocer diferentes opiniones ¿Acaso escuchar a todos antes de formarse una opinión es antiamericano? Me temo que la América que hemos conocido es diferente.

Hugo,


No se desespere, la hipocresía del españolito medio respecto a EEUU es gigantesca. Ya se sabe que en Manhattan abundan los turistas españoles que arrasan las tiendas de ropa y los outlets.


En cuanto a Michael Moore es un tipo listillo que ha sabido encontrar un nicho de mercado en el odio antiamericano. El odio vende más que el amor, mueve montañas, y en mundo aburrido como en el que generalmente vivimos, explotar el odio y los prejuicios, tal como hace Michael Moore, es un negocio bien remunerado. Ni caso, no aporta nada interesante.

Greetings from NYC

George,


yo estoy muy seguro de dónde vivo y de dónde he vivido, no tengo que demostrárselo a nadie y menos a ud, que parece bastante impertinente por poner en duda un dato de mi biografía personal.


Paco,


el título es clarísimo "" 'NO GONE ZONES' en EEUU"", es decir, "lugares a los que no hay que ir en EEUU". Efectivamente el Sr. Lobo se permite recomendar no ir a ciertos lugares, con lo cual incurre en una gran irresponsabilidad desde mi punto de vista. La información sobre las muertes por arma de fuego sí es de THE DAILY BEAST, pero el título es propio del Sr. Lobo.


Lalo,


estoy de acuerdo con lo que dice, creo que el número de armas en EEUU es excesivo y debería limitarse mucho más su uso. Lo cual no quiere decir que se deban prohibir. Un ejemplo es el de Jared Laughner, un demente que ya en 2007 (mucho antes de la existencia del Tea Party) ya intentó una masacre parecida. Evidentemente algo ha fallado cuando este individuo tenía acceso legal a un arma.


Maltés,


totalmente de acuerdo. España es sumisa al Estado, a los políticos, a los funcionarios. La mayor aspiración de cualquier joven universitario español sigue siendo aprobar unas oposicones "para toda la vida", cobrar al calor del Estado, vivir de las subvenciones, ... Todo lo contrario en EEUU, donde la juventud (y los no tan jóvenes) encontramos oportunidades laborales y económicas que serían inimaginables en España.

Sí, son "no go zones", es decir, libres de izquierdistas buenistas que quieren prohibirlo todo.

Ander, "Pero a los que vivimos en EEUU no nos va a engañar, sabemos perfectamente que este país es una sociedad abierta, donde nos mezclamos todo tipo de razas, lenguas, religiones, opiniones, y donde el sectarismo político es muchísimo menos abundante que en nuestra querida España."
Yo vivo en EEUU,... Estás seguro de que tú también? Sociedad abierta y abierta a la mescolanza? Sin terrorismo? SIn violencia?

A Maltés, me pregunto yo si para usted una nación con política moderna es EEUU, con ningún problema de ¿estatismo?, pues mire han llevado, desde que tienen influencia en el mundo mundial, la muerte a todo lugar donde han puesto el pie, pregúnteles a sus vecinos del sur, verá que le contestan. ¿estados "modernos"? no gracias, prefiero vivir sin miedo pero sin tantos recursos, que asustado y machacando al resto.

Ander Bilbao, que yo sepa el Sr. Lobo no ha aconsejado a nadie que deje de hacer nada. Sólo ha dado unos datos que no son suyos. Su opinión sería interesante, pero no la ha dado, así que no puede criticarla. Enric González dice que la gente de fuera fuera de Nueva York ve a esta ciudad como al reducto del pecado. También los nacionalsocialistas alemanes veían Berlín como Sodoma (Phillip Kerr), la única ciudad en la que no ganaron las elecciones. No voy a decir que los núcleos rurales sean la causa de los males del mundo, ni que los americanos sean como los nazis (los americanos nos han dado mil vueltas siempre en empezar a tener derechos). Simplemente creo que la mezcla y la ciudad son avances de la humanidad, y sobre todo que en EEUU la ley (y sobre todo el derecho de propiedad y de defensa) están por encima del sentido común. La Ley debería subordinarse al hombre, y no al revés. La Ley debe cambiar con el paso del tiempo, al ritmo de la sociedad (no puede ser que los americanos vivan con la misma constitución desde el siglo XVIII). Acabo de tirar un piedra muy gorda...

Jorl, no es que los españoles "confíen en el Gobierno", es que no tenéis elección ni la habéis vivido. La española es una sociedad viejo-europea, que necesita al Estado porque no sabe qué hacer consigo en los más mínimos detalles: "nada debería escapar al Estado, y mi libertad se la doy".
.
No se trata pues de "somos mejores porque tenemos un estado protector", sinó de "qué clase de sociedad es ésta que depende de fuerzas masivas y externas para que sea regulada".
.
España demuestra estar en la Edad de Piedra política con su estatismo, el que ha acarreado los más abominables problemas para Europa y para el resto del mundo, desde que existe.

@Ander

El que la población norteamericana vive en muchos casos a grandes distancias de núcleos urbanos es un hecho incuestionable. Pero lo que habrá que analizar antes de justificar con este argumento la ingente cantidad de armas que posee la sociedad civil estadounidense son los motivos que empujan a tanto temor en dicha sociedad civil. Leo en otro comentario que se le teme incluso al gobierno.

En el link de abajo se ven los datos mejor reflejados. Son las estadísticas del 2009

http://www.guardian.co.uk/news/datablog/2011/jan/10/gun-crime-us-state

Los que pone en el articulo están tomados de otra página (dailybeast) y no se corresponden mucho con los de Guardian.

Si lo abrís veréis que en estados como DC hay casi 20 asesinatos por arma de fuego por cada 100.000 habitantes en un año. lo que serían unos 640 muertos por arma de fuego en la ciudad de Madrid en un año, 9.000 en toda España... no comments...

Si alguien no se lo cree, que entre en la pagina del FBI :
http://www2.fbi.gov/ucr/cius2009/index.html
http://www2.fbi.gov/ucr/cius2009/data/table_20.html
quizás al FBI sí les crean.

Salud.

Sinceramente,esto no deja de ser un listado realizado por un medio norteamericano,el cual nos puede gustar mas o menos pero son datos objetivos.
No he leido yo en este listado que se nos aconseje ir o no ir a ningun lado,es solo un listado estadistico sin mas,puesto de tal manera para que cada uno lo interprete.Personalmente yo he estado en casi todos los 10 primeros estados de la lista y aqui estoy para escribirlo sin que nada me sucediese.
Y he de decir que aunque me gustan los EEUU y puedo entender una cierta necesidad de tenencia de armas (sobre todo en zonas rurales con poca presencia policial)
NO estoy a favor de poco menos que regalarlas como pasa en ese pais.Y aunque no soy antiamericano entiendo perfectamente estudios como este.

María, Slash, el problema no son las armas, el problema es que gente que no tiene ni medio dedo de frente y os pongo a vosotros como ejemplo por vuestras aportaciones, tienen el acceso demasiado fácil a estas, e ahí el problema, hay gente que no deberían tocar las armas si psicológicamente no están preparados.

La pequeña y agradable ciudad de Olot (Girona) ha llegado al 2010 a una taza de 44 asesinatos por 100.000 habitantes.

Sr. Lobo:


¿Me está usted diciendo, o recomendando, que no puedo o debo ir a Florida? ¿Pero es usted consciente de la falta de responsabilidad con la que está escribiendo?


Soy de Bilbao, y durante décadas mi región viene siendo azotada por la violencia terrorista de ETA. ¿Aconsejaría usted, Sr. Lobo, no visitar el País Vasco por la presencia de un grupo de terroristas organizados con un apoyo del 10% de la población vasca?


Ni que decir tiene que en ningún estado de EEUU existen problemas de terrorismo, ni tampoco son lugares violentos en absoluto.

Sr. Lobo, si su labor en este diario es extender el antiamericanismo puede que esté satisfecho con su trabajo, allá usted con su conciencia. Pero a los que vivimos en EEUU no nos va a engañar, sabemos perfectamente que este país es una sociedad abierta, donde nos mezclamos todo tipo de razas, lenguas, religiones, opiniones, y donde el sectarismo político es muchísimo menos abundante que en nuestra querida España.


La posesión de armas es perfectamente comprensible en un país donde muchísima gente vive en casa unifamiliares, a cierta distancia de núcleos urbanos, y donde la asistencia de la Policía se puede retrasar por motivos obvios.

Casualmente, a excepcion de Florida en el puesto #20, en esta lista no aparecen ninguno de los estados en los que se encuentran las principales ciudades del país (Nueva York, California, Illinois, Massachussets y Washington). Suponemos entonces que la población más rural -o menos urbanita- de EEUU es la más propensa a utilizar sus armas contra otrad personas? Curioso...

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal