Ramón Lobo

El hombre que sostiene Tahrir

Por: | 05 de febrero de 2011

Yannisbp11

YANNIS BEHRAKIS (REUTERS).

La foto. No son necesarias grandes multitudes para dibujar la dignidad. La plaza Tahrir es escenario y fortaleza simultánea, exhibe rabia y esperanza. Tras El día de la despedida, el despedido Mubarak resiste, trata de comprar tiempo. ¿Y ahora, qué?, se preguntan los manifestantes. Ahora, más paciencia, perseverancia.

En esta foto de Yannis Behrakis, un veterano de Bosnia-Herzegovina y superviviente milagroso a la emboscada que mató en mayo de 2000 a Kurt Schork y Miguel Gil en Sierra Leona, es hermosa. Podría ser un vigía en el palo mayor, el encargado de gritar "tierra", o "se va, se fue". Pero no lo es, se trata de un hombre cuya misión es hacer visible la plaza a Egipto, levantarla al cielo para que todos sepan donde está el destino. Levanta la plaza para que otros puedan buscar playas debajo de los adoquines.

El hombre agita una bandera egipcia y parece sostener un candil gigante para que la gente-barco pueda sortear los bajos de la costa y los controles militares. Junto a la luz, una botella de agua, que el trabajo de sostenedor de plazas debe de ser agotador.

Son tiempos de brega, de gritos, rezos y abrazos; de lágrimas, muertos y heridos. Las revoluciones son así, dolorosas. Tras su triunfo todo envejece súbitamente el día después, cuando llega el pragmatismo, la tentación de calzarse los mismos zapatos y el mismo boato. Y los hombres que se encaramaron a una farola para que la plaza fuese visible se convierten en piedra y quedan inmortalizados en lo que quisimos ser y no somos.

La velocidad de las noticias nos devora e impide contar cada estatua de piedra que dejamos atrás. ¿Qué sucede en Túnez? ¿Se convirtieron en piedra los hombres-farola? ¿Se marchitaron los jazmines en la normalidad recién conquistada?

Jazmines, farolas, banderas, ilusión y gente que puede, quiere y sabe contarlo.

Hay 13 Comentarios

La tiene enorme

Den una vuelta por aquí. Es gratis: http://elojoajeno.wordpress.com/

Den una vuelta por aquí. Es gratis: http://elojoajeno.wordpress.com/

Que esa luz, que parece señalarnos dónde esta el puerto de la dignidad humano nunca se apague..., la necesidad hizo posible todos los cambios y también la persistencia.
Gracias, Ramón Lobo y Yannni Behrakis a veces una imagen es el simbolo de los episodios humanos más significativos e importantes.

La fotografía no está manipulada, en nuestra redacción en RNE comentamos, con la señal en directo de al jazeera, que el tipo se estaba jugando la vida, pasó horas ahí subido.

A mi la fotografía me gusta y el comentario del Sr. Lobo también. El plantear si la foto es o no auténtica y verificable, creo que es no entender nada.. Un saludo y no se desanime

A mi la fotografía me gusta y el comentario del Sr. Lobo también. El plantear si la foto es o no auténtica y verificable, creo que es no entender nada.. Un saludo y no se desanime

Jose, no hay censura, pero esto tampoco es una zona de barra libre donde vale la primera ocurrencia. Me trabajo los textos; los lectores del blog se trabajan los comentarios, la mayoría muy buenos, y creo que hay un mínimo nivel y respeto exigibles. Tu primer comentario no lo pasaba. Lo siento. En en el segundo incides en tu visión, pero al menos te lo has currado un poco. Gracias por comentar.

José, espero que ese escepticismo hacia la fotografía de Yannis Behrakis lo aplique a todas las instantáneas del siglo XXI... a todas las fotografías, en realidad. Porque si no lo haces, no entiendo qué le induce a pensar que esta imagen pueda estar más falseada que otras, que son iconos de otros sucesos. Como el hombre parado delante de una hilera de tanques, en la plaza de Tiananmen. Vaya a saber si no lo sacaron en el cuartel del ejército, y ese hombre está puesto ahí en post edición. Por cuestionar...
Entiendo que la cantidad de imágenes falseadas que hemos tenido que digerir nos hagan un poco prudentes, ante la veracidad de estos documentos gráficos. Pero seamos prudentes, no paranoicos.
Y sobre la fantasía poetizada del señor Lobo... supongo que será algo personal, pero yo agradezco algo de poesía en medio de toda la prosa dura del conflicto. Que la hay: di lo que busca es una crónica exacta de los hechos, encontrará miles. También del sr. Lobo.
Yo creo que, muchas veces, el mejor retrato (escrito) se consigue utilizando estos recursos. No sé si ese hombre está en la plaza Tahrir o en una farola de un pueblo recóndito de Egipto, pero si que sé que en ese lugar llevan días cientos, miles de personas, acampando por su libertad. Y que unos se van, vuelven, llegan nuevos. Y, poniéndonos prosaicos, ya que le gusta, verá usted que en cualquier protesta de envergadura, hay personas que se suben a farolas, contenedores, cabinas... a todo tipo de mobiliario urbano. Como para dar mayor énfasis a su reclama. Si un fotógrafo capta este momento, y un cronista me dibuja un cuadro de situación gracias a esta instantánea (y sobre todo, en un artículo no puramente informativo, que no es de lo que se trata esta columna) agradeceré que me aporten más puntos de vista de lo que está sucediendo.
Por último, no sé si han borrado o no su comentario, pero internet no es infalible. Y acusar de censura es muy fácil, y se hace muy rápido. Pero de nuevo le digo, seamos prudentes, no paranoicos. Que todos somos libres de expresarnos... e internet es libre de fallar en cualquier momento :D

Pues a mí me ha encantado esta imagen, no por su belleza en sí (que la tiene), sino por lo que simboliza. No veo la botella de agua, pero ni falta que hace. Lo importante es que esté allí para que el "farero" no desfallezca. Que yo la vea o no es insustancial.

Eso sí, disculpe algunas faltas de ortografía que he cometido que no tienen perdón de Dios, pero es que he escrito sin preocuparme ni de cómo lo hacía, al soltarlo todo del tirón y sin dobleces por la rabia de no ver mi primer comentario publicado.

olé la censura que aplica sobre los comentarios señor Ramón Lobo. ¿Acaso se cree usted que nadie más a pensado lo mismo que yo acerca de que pareciera que llevara colgando un gran aparato entre sus piernas iluminado hasta el glande?
Por cierto, esa foto podría estar tomado en cualquier parte. Incluso podría ser en la Plaza Tahir, pero no necesariamente en estos momentos de revuelta. Así que no me vale esta imagen. Y menos tanta fantasía poetizada que le ha incrustado por escrito. Que sí, que muy bonito, pero si quiero no puedo creermelo porque es una fotografía de la cual una persona con dos dedos de frente sabe que le podrían estar manipulando con ella.
Y nada, muchas gracias una vez más por su considerable respeto a la libertad de expresión.
Buenas tardes.

ESte hombre es el abanderado. En algunos paises como ene el mio la bandera la sostiene aquel que tiene mejores notas en la escuela o el colegio, en el campo de batalla lo sostienen y lo portan los de mayor valor, porque la mayoria del enemigo dispara al que lleva la bandera, porque esa señala el camina hacia donde debe dirigirse el grueso del batallon en la confusion de tiros, y gritos en la batalla.
De igual modo este hombre, aqui ofrece un magnifico blanco para un tirador, pero el sabe que su pais vale la pena y esta dispuesto a sufrir por que este sea libre

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal