Ramón Lobo

La revuelta de las manos

Por: | 12 de febrero de 2011

BLOGUEROSbp11
PATRICK BAZ (AFP).

Túnez (enero 2011), Egipto (2011)... ¿Y marzo? En Argelia ya hay tumulto y plaza, la del Primero de Mayo, y estado de emergencia desde 1992: personas en la calle con la cabeza alta que quieren ser libres, respirar. Aun son cientos frente a miles de policías antidisturbios, pero la mecha está prendida. Entre tanto escudo y casco y porra, entre tanto disfraz del abuso, surgen las primeras voces: "Vete Buteflika, vete". Pero Buteklika no oye como no oyeron antes Ben Ali ni Hosni Mubarak.

Es un alud de dignidad lo que ha empezado a rodar por desiertos, calles y plazas, por palmeras y zocos. Y por las mezquitas. El rezo da fuerza a los que creen. Corre el miedo entre los sin miedo, entre los prepotentes, entre los que se creen a salvo de su propio pueblo, blindados en sangre ajena. Siria, Yemen, Libia... Hay un calendario para el enfado televisado: Bahrein el 14 de febrero, Marruecos, el 20...

Los invisibles se hacen visibles a miles en todo el mundo árabe y desde este lado del Mar Nuestro nadie sabe qué decir, qué callar, qué hacer. La ceguera prendió en Occidente como en la novela de José Saramago. Esgrimen miedos a radicales cuando el miedo es a los diferentes. Trinidad Jiménez dice que Marruecos está a salvo porque ya hizo las reformas. Ciegos, sordos, mudos...

La revolución no está solo en la revolución, está en sus medios nuevos, en la Red. Las ordenadores dejaron de ser pantallas, ahora son ventanas por las que se ven pasar personas. Los ordenadores son llaves que abren las ansias de vivir, de pelear por el derecho a vivir con la cabeza alta.

Es la revolución de las llaves que abren frente a la dictadura de las llaves que cierran.

En la foto de Patrick Baz se ve a un grupo de blogueros en la plaza de Tahrir, conectados con el mundo mientras que desconectaban al régimen que les asfixiaba. Uno tiene una herida en la cabeza, que no todo es teclear, a veces hay que asomar la cabeza y gritar: "Vete, impostor, vete", sea cual sea su nombre. Están en el suelo, abrigados, llenos de cables que se conectan más allá de la foto.

Esta foto tiene esperanza, de que esas manos que teclean en la plaza de Tahrir sean las mismas que comienzan a teclear en Argel o Rabat. Manos que se alzan, se tocan y dan fuerza. Es la Revolución de las llaves. Y de las manos que que se dan la mano, que se extienden por la Red. Ya no hay fronteras, solo manos, llaves y televisiones como Al Yazeera y Al Arabiya.

Túnez (enero 2011), Egipto (2011)...

Hay 8 Comentarios

claro ramón, las revoluciones no nacen de twiter, evidentemente, twitter y facebook son el medio de propagación. evidentemente que cuando estalla una revolución es producto de la hartura del pueblo. Una revolucón no nace de la nada en Twitter, tiene que haber un caldo de cultivo, un descontento, un hartazgo, eso es evidente. Cuando decías....te cito otra vez: "Las redes sociales están teniendo una gran importancia para transmitir noticias al exterior, como sucedió en Irán (país que sigue debiéndonos una revolución), pero no tanto en expandir el enfado en Túnez y Egipto (y lo venga, que vendrá)."...no sé, la verdad no estoy allí, no se la realidad
de las redes sociales en Egipto, pero creo que las redes sociales han sido un combustible perfecto que ha alimentado esta revolución. Cuando dices..."El problema es nuestra visión primer mundista y egocéntrica del mundo: creemos que todos viven como nosotros."...referido a esto mismo de las redes sociales...¿no caes en lo mismo que denuncias? ¿no lo ves desde una visión primer-mundista, en la que creemos que esos paises son atrasados, analfabetos y solo pueden entender lo que se les da por la televisión?. Yo creo que la realidad ha demostrado lo contrario. Imagina lo que hubiese sido la Revolución francesa con internet, la de cabezas reales que hubiesen rodado. Me quedo con tu frase: "Es la revolución de las llaves, y de las manos que se dan las manos y se extienden por la Red". saludos, gracias

No he cambiado, sigo pensando que esta no es una revolución Twitter como la guerra civil española no fue la guerra Leica. Los apellidos son una simplificación. El papel de Al Yazeera ha sido esencial. Las redes sociales pone a jovenes en contacto con ottos jovenes. Ya no hay muros. Pero la revolución nace de la hartura. Esta no cabe en 140 caracteres. Abrazos

Es una pena que ese alud de dignidad del que hablas no siga rodando a través del Estrecho y recorra este delicioso continente europeo. Rico, con 3 comidas, ducha caliente y todo eso a lo que tú te refieres con tantísima razón, pero donde la dignidad no se lleva, no es un "trending topic" (¿se dice así?). Yo creo que infinitamente más dignidad en la cabeza agachada y los ojos llorosos de un egipcio o tunecino machacado que en la cabeza alta, exquisitamente lavada y peinada y con la mirada prepotente y cínica de cualquier ciudadano medio europeo, a eso yo le llamo "asquerosa chulería". Va a ser que para tener dignidad hay que empezar por merecerla no siendo una persona indigna; tengo la sensación de que el poder y la riqueza (aunque sean chiquititos) no se llevan bien con la dignidad humana, ¡qué lástima!

"La ceguera prendió en Occidente como en la novela de José Saramago. Esgrimen miedos a radicales cuando el miedo es a los diferentes. Trinidad Jiménez dice que Marruecos está a salvo porque ya hizo las reformas. Ciegos, sordos, mudos..."


Entre los diferentes hay muchos radicales. Hay que ser ciego para no verlo. Al menos 15% de la población no estaría en contra de un gobierno islámico. 15% es más que suficiente para que se hagan con el poder. No digo que vaya a pasar mañana. Más probablemente pasará en unos cinco años, cuando se decepcionen de la "democracia", porque la democracia no es milagrosa, todos sus males no van a desaparecer de la noche a la mañana. Con la corrupción que sufren allí predigo un resultado parecido al de la revolución naranja de Ucrania. Después de 5 años los ucranianos decidieron por su propia voluntad tomar otra dirección muy contraria a la inicial. ¿Hacia dónde girarán los egipcios cuando se impacienten por la falta de milagros? Es difícil que vayan a querer otra dictadura de 30 años, aunque quién sabe, la memoria es corta. Pero tendrán otra opción, muy utópica pero atrayente para los frustrados...

vaya, ramon me alegro que hayas cambiado de opinión sobre la importancia de las redes sociales en estas revoluciones:
esto escribiste no hace mucho en la boca del lobo:
Más importancia está teniendo Al Yazeera, que crea una narración popular donde solo había medios oficiales. La pueden seguir los analfabatos, los sin nada y los nadie. Hablar de Twitter es presuponer que los Otros son como Nosotros: todo el día enganchados a los gadgets de última generación, con ducha caliente por la mañana y tres comidas colmadas. Los sin nada no usan Twitter ni Facebook ni juegan a la PSP. Pero los sin nada ven, escuchan y cuando pierden el miedo, hablan y gritan, y exigen. Es el boca-oreja lo que expande las noticias. O el SMS, que sería la clase media de las nuevas tecnologías.

pues parece que sí, que están enganchados a gadgets de ultima generación. todo esto sin las redes sociales y sin internet, presumo (y es mucho presumir) hubiese acabado en casi nada.
No me gusta que os refirais a los dictadores en relacion al pueblo al que dominan como "su pueblo", los pueblos no son de nadie, y desde luego mucho menos de estos sátrapas. He echado mucho de menos algún artículo tuyo hoy en El País. Muy bueno éste, desde luego.

vaya, ramon me alegro que hayas cambiado de opinión sobre la importancia de las redes sociales en estas revoluciones:
esto escribiste no hace mucho en la boca del lobo:
Más importancia está teniendo Al Yazeera, que crea una narración popular donde solo había medios oficiales. La pueden seguir los analfabatos, los sin nada y los nadie. Hablar de Twitter es presuponer que los Otros son como Nosotros: todo el día enganchados a los gadgets de última generación, con ducha caliente por la mañana y tres comidas colmadas. Los sin nada no usan Twitter ni Facebook ni juegan a la PSP. Pero los sin nada ven, escuchan y cuando pierden el miedo, hablan y gritan, y exigen. Es el boca-oreja lo que expande las noticias. O el SMS, que sería la clase media de las nuevas tecnologías.

pues parece que sí, que están enganchados a gadgets de ultima generación. todo esto sin las redes sociales y sin internet, presumo (y es mucho presumir) hubiese acabado en casi nada.
No me gusta que os refirais a los dictadores en relacion al pueblo al que dominan como "su pueblo", los pueblos no son de nadie, y desde luego mucho menos de estos sátrapas. He echado mucho de menos algún artículo tuyo hoy en El País. Muy bueno éste, desde luego.

Y nuestros diputados, de juerga y negocios con el tirano Obiang. Qué asco!

Y lo mejor de todo es que este tipo de personas tampoco pueden ser refrenadas por fanatismos religiosos. Dudo que acepten un imán iluminado que pretenda cerrarles la ventana de su ordenador. Eso me da la esperanza de que no salten de una dictadura secular a otra de tipo religioso.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal