Ramón Lobo

Teatro de Gadafi en la plaza Verde

Por: | 25 de febrero de 2011

Muamar el Gadafi se ha aparecido supuestamente a sus seguidores en la Plaza Verde de Trípoli y les ha dicho que es uno de ellos y les ha invitado a vivir la vida con dignidad y luchar contra el imperialismo italiano. También ha prometido armar a las tribus en una lucha por la independencia frente a las potencias extranjeras. La promesa de armas llega tarde: en el Este ya se las han apropiado. Sorprende su rápido olvido del amigo Silvio Berlusconi.

Durante la retransmisión de la televisión oficial, la cámara ha enfocado un reloj con la intención de demostrar que la alocución era en directo, aparentemente a las siete de la tarde hora local (seis en la península en España). Miles de personas le han vitoreado armados de fotografías de su héroe y banderas revolucionarias, las verdes. El realizador no ha ofrecido una perspectiva completa de la plaza. Ya sabe: las cámaras las carga el diablo. No sabemos quiénes son los que le han aclamado. ¿Seguidores? ¿Mercenarios? ¿Profesionales del entusiasmo? ¿Fieles traídos del sur? A un régimen que ha dado muestras de maestría en el arte de la manipulación no se le puede conceder el beneficio de la duda.

Esta es la versión de TeleSur, la antiCNN creada por Hugo Chávez:

 

Gadafi se mantiene desafiante, más que nunca. A diferencia de las últimas apariciones parecía seguro, firme, sin miedo, dispuesto a morir. La última, realizada ayer por teléfono, sembró dudas sobre el lugar desde donde hablaba. En la anterior parecía confuso, como en la rodada a bordo de un pequeño vehículo.

Con medio país en manos de los rebeldes, Gadafi solo cuenta con Trípoli, algunas ciudades del Oeste y las zonas tuareg. La batalla es también por ganarse la percepción de la gente. Asusta más pensar que podría dar la vuelta a la situación que sus bravocunadas de los primeros dí­as, cuando decia que perseguiria a los traidores.

Una dictadura es una forma extrema de teatro, lo sabemos bien: los súbditos reducidos a actores de la supervivencia, intérpretes del papel de la adhesión inquebrantable. En los fastos del 40 aniversario del ascenso al poder de Muamar el Gadadi, en septiembre de 2009, el régimen también quiso actuar y permitió que se recreara la ejecución de un tirano. ¿El rey Idris? Tal vez, pero también podría resultar premonitorio. Me llaman la atención los participantes, su entusiasmo, sus movimientos perfectos producto de un largo y duro entrenamiento. ¿Cuántos de aquellos actores forman hoy parte de la rebelión?

 

Cuando Europa habla de sus relaciones inconfesables con Gadafi señala con el dedo a Berlusconi, ese otro actor convertido ahora por Gadafi en imperialista italiano por exigencias del guión. Pero todos tenemos una foto, un vídeo que esconder. Gadafi llegó a España en diciembre de 2007. No lo hizo en patera sino en avión oficial y aquí le esperaba una alfombra roja, pleitesía y manos abiertas, de las que sirven para sellar los buenos negocios.

España no es una excepción. Es parte de una ecuación que siempre se despeja en la misma dirección: ¿intereses o valores? Siempre ganan los intereses. Como ganaron en el caso Couso, muerto en Bagdad por el disparo de un carro de combate estadounidense. Los dos principales fiscales españoles jugaron en el campo de los intereses, es decir a favor de los norteameamericanos. El Gobierno moral no es una excepción, tampoco en la venta de armas: sexto exportador mundial.

 

Hay 8 Comentarios

El grado de apoyo a Gadafi es mayor cuanto menor el nivel de inteligencia del que lo apoya.
Qué consuelo para los criminales el hecho de que siempre encuentren idiotas para apoyarlos.
Qué alegría para los pobres, saber que disponen de 3000 millones de libras en Londres para ellos.
Los mismos que sacó su benefactor de Libia días atrás.
Qué sabios sus seguidores.

Kaddafi no es un dictador, Kadadi es un verdadero luchador en favor de los pobres y oprimidos del mundo entero. Por eso es que los imperialistas lo quieren destruir, porq1ue el es la piedrecita en sus zapatos , es un simbolo de la lucha.

Menos mal que no hay balanzas para pesar la hipocresía.Porque de haberlas, seguro que los españoles íbamos al primer puesto !

Simplemente quisiera felicitar por la manera de dar la información.Hay que utilizar distintas informaciones.Y también me parece muy interesante la respuesta de un ciudadano que escribe con otra web.Yo creo que la democracia es ver todo el cuadro y después cada uno debe hacerse la configuración de todo el panorama tal cual lo interpretan el sumatorio de todas las informaciones.Me parece muy positivo darlo así, no hay que censurar absolutamente nada.De verdad, la línea se gana con el tiempo y la seriedad informativa también.Un saludo a todos que con diferentes pareceres hacen que la libertad de prensa e informativa sea lo más transparente posible, en este mundo de desinformación y censura planificada.Por cierto, el artículo, muy interesante.

Aquí está la verdadera Libia, contrastando con lo que TeleSur refiere:
http://tvolucion.esmas.com/noticieros/noticiero-con-joaquin-lopez-doriga/098804/el-genocidio-libia

Saludos!

Quien esta con fuerte depresion por la suerte de su amigo es el ex-presidente de Brasil ,Lula,en sus 4 encuentros,se hicieron amigos,Lula lo llamo de colega y lider,al mandala brasileiro siempre le gustaron los tiranos como Kadafi,Fidel Y los aprendices como Chavez y Evo

Ramon, tu analisis sobre la naturaleza teatral de las dictaduras ha tocado en el centro de la diana; solo hay que añadir el contexto historicio-tecnologico -- cuando tu y yo íbamos por el Magreb en la época pre-Internet, era mucho mas fácil para los dictadores, partidos únicos y demás autocracias manipular la percepción de la realidad. Cuando pedíamos a los cuadros del gobierno argelino que nos dejaran ir y ver los disturbios en una ciudad fuera de la capital, bastaba decirnos con cara de mala leche ¨debes estar equívocado porque ese pueblo no existe.¨ Con Twitter, Facebook y los moviles dando la vuelta a sus mentiras en cuestión de horas o minutos, la vieja técnica estalinista fracasa y hacen el ridículo. Esto en Libia da una dosis de muy amarga tragicomedia a los últimos días de Qadaffi, que parece un Calígula resucitado a lo Rip Van Winkle y no se da cuenta de que el mundo ahora puede oir y ver la realidad sin que nos dé acceso y permiso.

Que cerdos estos periodistas venezolanos. Ahora sucede que un tirano al que solo basta verle la cara para darse cuenta de la basura que es, no es un hombre, sino un Dios amado por su pueblo. Sera dentro de poco Chavez tambien un Dios ?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal