Ramón Lobo

Cuatro fotografías y un accidente nuclear

Por: | 16 de marzo de 2011

Japón se enfrenta a tres crisis simultáneas, cada unas de ellas catastrófica en sí misma. Ningún país está preparado para manejar una combinación tan letal: muertos, cadáveres por desescombrar, cientos de miles de personas sin casa, pueblos, ciudades e infraestructuras arrasados, evacuaciones masivas y miedo, sobre todo mucho miedo a un nombre: Fukushima. Las noticias se multiplican, se cortan, se atropellan, se mienten.

Demasiada información en circulación, tanta que apenas queda tiempo para procesar, para entender. Las fotografías son siempre una oportunidad para detenerse y mirar, para pensar. Abbas, fotógrafo de la agencia Magnum, me dijo en julio de 2003 en Bagdad: "Yo hago fotos dentro de la foto; ese es el trabajo". Estos son cuatro ejemplos de una extraordinaria cobertura gráfica.

Japon solo

HOW HWEE YOUNG (EFE).

Se llama Yoshido Toshiko. Vive desplazada en el pabellón deportivo de Hachinohe, en la prefectura de Aomori. Pese a que la acompañan mil de sus vecinos, que como ella perdieron sus casas, Yoshido está sola. Parece que todos se marcharon de repente y se olvidaron de avisar a la mujer que espera delante de un televisor. Está sentada sobre una manta doblada. A la derecha, una bolsa parece contener todas sus pertenencias, las únicas que quedan tras la catástrofe. Más allá, una estufa roja la protege del frío de la noche. No sabemos si tiene marido, hijos, tal vez nietos. La mujer-de-carne se ha convertido en una mujer-estatua. Delante hay colgados unos papeles. Parecen comunicados, sugerencias, ordenes de actuación. En la foto no son visibles las consecuencias aniquiladoras del terremoto y del tsunami. Pese a no mostrar lo impactante nos enseña las consecuencias del Japón zarandeado. Yoshido está anclada ante la pantalla de la televisión en espera del milagro, de que alguien anuncie: todo fue una pesadilla, puede regresar a la realidad.

Japonbolsa2

DIEGO AZUBEL (EFE).

La imagen reúne dos miedos: a la contaminación y a la economía quebrada. Ya hay expertos calculando los millones que Japón va a gastar en recuperarse de su 11-M. Las Bolsas bajan y suben según la alarma. La persona que aparece en la foto es solo una mancha. Se mueve en bicicleta y usa mascarilla. Son muchos los tokiotas que se protegen a diario de los humos de los automóviles y las calefacciones. Más que una muralla, es una denuncia, una desconfianza teatralizada. La persona difuminada no ha modificado sus hábitos ni sus miedos pese las noticias alarmantes que llegan de Fukushima. Lo suyo es una forma de valentía. La persona que pedalea tampoco se inmuta ante los sustos de la Bolsa de Tokio. Todo lo que baja termina por subir; todo lo que sube, baja. Ley de vida. El primer Rockefeller sostenía que el secreto para ganar mucho dinero en la Bolsa era sencillo: "Dejar el 5% para el que viene detrás". Quien no apura la curva, gana. Quien no se baja a tiempo, se despeña. El miedo es otra forma de negocio, pero siempre cotiza con otro nombre.

Japonniña
EFE / ASAHI SHIMBUN.

Una niña espera en una fila para recibir comida en un centro de evacuación de Fukushima. Está sentada sobre las zapatillas de quien podría ser su padre. En la fotografía aparece un bosque de piernas, piernas abiertas, de espera, de paciencia forzada. Solo uno de los hombres tiene las manos cruzadas delante, son manos que se agarran, que se transmiten tensión, que se obligan a la calma. Los demás las esconden en los bolsillos, manos que se ocultan, manos de miedo; o las cruzan como un muro defensivo. La niña que está sentada sobre las zapatillas de quien podría ser su padre mira lejos. No es una mirada de quien mira, de quien estudia el reparto de alimentos, es una mirada que se ha metido hacia dentro, de quien recuerda, de quien repasa la infancia quebrada.

Japonanti

DENNIS M SABANGAN (EFE).

El accidente múltiple de Fukushima ha desatado las protestas globales. El lobby nuclear, de los más poderosos, se defiende con sus expertos y ministros. Son como el lobby petrolero, que se moviliza rápido después de sus Exxon Valdez. Donde se mueve mucho dinero se mueve demasiada influencia política. Se suceden las medidas para calmar a una opinión pública inquieta, desconfiada. Muchas medidas son electoralistas, como la de Angela Merkel. La UE anuncia pruebas antiestrés -¿en qué consisten?-, voluntarias. Medidas que nacen sin voluntad de cumplirlas. Como sucede con las amenazas a Muamar el Gadafi. Se suceden las declaraciones de científicos y ecologistas. La mayoría defiende una bandera, una barricada. Entre ambos prefiero a los que no ganan dinero proclamando su verdad. En la calle también se protesta. En la manifestación del martes en Manila, los antinucleares eligieron la máscara de El Grito de Munch -ojos, nariz, boca, calavera asustada-, para proyectar su grito. En el medio de la fotografía aparece, como una broma, una mujer que fuma, una contaminción molesta, pero individual, y en apariencia más inofensiva, pero que de momento mata más que las centrales que explotan.

Hay 15 Comentarios

la aparición de WikiLeaks ha ayudado a desencadenar la revuelta árabe en curso, además, la liberación de los documentos oficiales diplomáticos de Estados Unidos han cambiado la dinámica en Tunez, transformando el régimen.
Raúl Navarro, ha hecho un corto estupendo sobre Assange y las que hicieron el amor con el ...merece la pena:
* http://avialio.blogspot.com/2011/03/assange-internet-es-la-maquina-de.html **

#Support Blogging by clicking publicity#

El próximo 26 de abril se cumplen 74 años del bombardeo de Gernika. Pablo R. Picasso plasmó este bombardeo en el mundialmente conocido cuadro “Guernica”, que a día de hoy se ha convertido en símbolo de la Paz y de losDerechos Humanos.


Pedimos tu adhesión a la que creemos legítima reclamación de trasladar definitivamente el cuadro, “Guernica-Gernikara”.


http://www.guernicagernikara.net/home/?page_id=80

Excelente entrada en el blog, bien apreciada.

Hay una realidad y es la siguiente, somos diminutas particulas en un basto universo,y pequeñas criaturas en nuestro planeta, a toda accion coresponde una reaccion verdad, el ser humano a maltratado y arruinado este unico y singular planeta con vida, La tierra. El egoismo humano ha violado por decadas las leyes naturales que no son las nuestras y aqui tenemos la furia de la naturaleza,la furia de un planeta vivo. Se matan por el petroleo cuando este deberia ser obsoleto y ahora un pais de avanzada como Japon que el mundo depende en cierta manera de su tecnologia es una bomba de tiempo, que no se puede controlar. Japon recibio el golpe mas duro de su historia, como afectara al mundo y a la industria? creo que pronto lo sabremos.

Y Scary Movie es tan original que no copia a Munch? La vaca no viene del Teatra Brik

Para variar tema propongo una casi desaparecida de memoria historica:"Rejas en la Memoria" Casi desaparecido documental de la historia de los Españoles republicanos despues de la guerra, las carceles y los fusilamientos
"Rejas en la Memoria" se estrenó en España el 5 de noviembre del año 2004. Bajo la dirección de Manuel Palacios, este largometraje documental de 80 minutos, contaba con la narración de Rosa María Mateo y tenía por guionistas a Pete Piñas y Manuel Palacios. La producción ejecutiva fue de Macarena Rey y la composición musical de Álvaro de Cárdenas. La fotografía estuvo a cargo de Eduardo Mangada y el montaje lo realizó Pete Piñas.
Se puede ver en :
http://avialio.blogspot.com/2011/03/rejas-en-la-memoria.html
#Support Blogging by clickinig publicity#

Según donde leas la fuente cambia bastante el panorama:

Para los que queráis ver el estado actualizado cada poco tiempo de los reactores de FUKUSHIMA:
http://www.vivirsencillamente.com/2011/03/estado-de-los-reactores-de-fukushima.html

es una vergüenza como se está tratando la información. Lo importante parece es dar un tsunami de datos sin contrastar lo antes posible, provocando una histeria colectiva estúpida y abriendo un debate oportunista para que los políticos hagan promesas electoralistas.
La fotografía es el último recurso que queda, el último reducto de la verdad.


No es la máscara de Scary Movie, bueno sí, pero la ORIGINAL es la de la trilogía de SCREAM, de Wes Craven. Se trata de GHOSTFACE.

Con la obra de Munch poco tiene que ver, por muy romántico que parezca.

Solidaridad con el pueblo Japones y sobredosis de información, la mayor parte desafortunada y carente de rigor.

www.avialio.blogspot.com
#Support Blogging by clickinig publicity#

El Grito de Munch? Esa máscara es de una película (Scary Movie?).

Los antinucleares cogieron la primera máscara que pillaron en una tienda de disfraces, y no eran máscaras de una obra de arte.

A veces de tan pretencioso...

Demasiada información, no. Demasiada MALA información. Si los periódicos (especialmente los patrios) hubieran dedicado un poco de tiempo previo a estudiar como funcionan las cosas de las que deben informar, no habría tanta incertidumbre sobre el alcance de los hechos. No veo más que conceptos mezclados: confunden vasija de los reactores con contención externa, o esta con edificio; confunden barras del reactor con el combustible gastado; de lo que pasa en las piscinas hay que enterarse de rebote; etc, etc, etc. Espectáculo penoso están dando. Muy poca profesionalidad.

No se si el tabaco mata más o menos, pero si se que mata distinto. Si alguien fuma, el humo, la ceniza y la colilla no permanecen miles de años en el área, convirtiendola en inhabitable durante todo ese tiempo. Y lo mismo pasa con los accidentes de tráfico, las roturas de embalses, tomar el sol y todo lo demás que he ido oyendo estos días. Argumentos falaces basados en razonamientos por analogías.
PD: mírense con atención sus pólizas de seguros y díganme si alguna cubre daños por accidentes en centrales nucleares o si están explícitamente excluidos.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal